Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Introducción al Antiguo Testamento

Introducción al Antiguo Testamento

Ratings:

4.8

(10)
|Views: 898|Likes:
Published by javra33
Apuntes del Curso Biblia I, del Postítulo en Religió n UCT

Autor: P. Santiago Andrade, ofm
Apuntes del Curso Biblia I, del Postítulo en Religió n UCT

Autor: P. Santiago Andrade, ofm

More info:

Published by: javra33 on Jun 12, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as RTF, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/07/2012

pdf

text

original

 
1
INTRODUCCION A LA TEOLOGIA DEL ANTIGUO TESTAMENTO 
INTRODUCCION
El Antiguo Testamento es primordialmente un libro de historia, en el que se han incorporado otrosg
é
neros literarios. La “historia” constituye el tema principal de la literatura del Antiguo Testamento. Y esque, efectivamente, contar historias es una vieja actividad, tan antigua como el hombre mismo. De ella senutre buena parte de la literatura universal. Todas las culturas tienen en su pasado hist
ó
rico mitos,leyendas y relatos sobre h
é
roes, dioses y haza
ñ
as, transmitidos oralmente y por escrito. Todas lasgeneraciones registran y transmiten sus realizaciones y los acontecimientos m
á
s o menos importantes dela vida. La narrativa ocupa amplio espacio en los actuales medios de comunicaci
ó
n (prensa, radio ytelevisi
ó
n). Y en su conversaci
ó
n diaria, lo que hacen fundamentalmente hombres y mujeres es contarcosas.Esto que decimos de la literatura universal, se realiza plenamente en la Biblia, que es en
ú
ltimainstancia historia, la historia de la salvaci
ó
n. La revelacci
ó
n b
í 
blica es esencialmente hist
ó
rica. Dios se daa conocer por medio de la palabra que comunica a sus siervos los profetas, pero se revela sobre todo atrav
é
s de sus intervenciones en favor de su pueblo. El credo israelita no es un cat
á
logo de dogmasdoctrinales abstractos, sino una secuencia de intervenciones salv
í 
ficas de Dios en la historia. El Dios de laBiblia no es el Zeus lejano del Olimpo ni la causa primera de la filosof 
í 
a, sino el Verbo encarnado enmedio de la masa y de a vida humana, que acompa
ñ
a al hombre en su andadura hist
ó
rica, compartiendocon
é
l gozos y penas.La Biblia gusta de enraizar el dogma, la ley y la
é
tica, no en razonamientos y principios filos
ó
ficosde car
á
cter especulativo, sino en el marco de la historia. El designio salvador de Dios se realizaprogresivamente en la historia del acontecer humano. La religi
ó
n de la Biblia est
á
encarnada en la vida.Yahveh no es un Dios c
ó
smico y metaf 
í 
sico, al que se llega por v
í 
a de especulaci
ó
n, sino que se hacepresente y salva al hombre desde dentro, desde el seno de la historia. En resumen, la historia est
á
en la ra
í 
zde la Biblia. 
1. Historia sagrada
El calificativo de “libros hist
ó
ricos”, que los cristianos damos a una parte de la Biblia, pudierainducir a creer que se trata de cr
ó
nicas o anales hist
ó
ricos en el sentido cient
í 
fico de la palabra. Pero no es
 
2
as
í 
. La historia b
í 
blica no es cr
ó
nica o narraci
ó
n as
é
ptica y neutral de los hechos. En realidad, ningunahistoria es neutral. Est
á
n ya superadas las tesis del historicismo liberal alem
á
n del siglo pasado, que ten
í 
ala pretensi
ó
n de poder reproducir la historia qu
í 
micamente pura, libre de toda interpretaci
ó
n. Se trata deuna utop
í 
a no s
ó
lo irrealizable, sino contraria incluso a las leyes del conocimiento humano. Los hechos,para que sean accesibles e inteligibles, deben ser verbalizados, y toda verbalizaci
ó
n es ya unainterpretaci
ó
n. No existe m
á
s historia que la narrada, o sea, la historia interpretada.Estos criterios metodol
ó
gicos son especialmente aplicables a la historia b
í 
blica, que desborda lascoordenadas de los acontecimientos intraterreno para abrirse a la trascendencia, dimensi
ó
n que s
ó
lo sepuede conocer y expresar por la fe y desde la fe. Este factor configura la historia b
í 
blica con unos perfilesdiferenciales, que podemos concretar en estos seis adjetivos: es una historia confesional, kerigm
á
tica,interpelante, prof 
é
tica, escatol
ó
gica y salv
í 
fica. 
a)
Confesional 
La historia b
í 
blica est
á
escrita desde la fe en Dios, que se dio a conocer al pueblo de la Biblia conel nombre de Yahveh. Por eso, la llamamos “confesional o sagrada”. Los autores b
í 
blicos descubren en losacontecimientos una cuarta dimensi
ó
n que hace referencia a la Divinidad. Todo viene de Dios y todocamina hacia Dios. Aquello que, para cuantos lo ve
í 
an desde fuera, no era m
á
s que una de tantas salidasde n
ó
madas que abandonaban Egipto, para los historiadores b
í 
blicos es el “
é
xodo”, la mayor experienciade la presencia y acci
ó
n liberadora de Yahveh, que constituye el acontecimiento fundamental y fundantede la historia de la salvaci
ó
n del Antiguo Testamento. Aquello que para los dem
á
s era s
ó
lo una de tantasoperaciones de castigo -por ejemplo, la destrucci
ó
n de Samar
í 
a o Jerusal
é
n-, para los autores sagrados eraexpresi
ó
n del justo juicio de Dios, que prueba y castiga a su pueblo con el fin de moverlo a conversi
ó
n. 
b)
 Kerigm
 á
 tica
Escrita desde la fe, la historia b
í 
blica quiere ser proclamaci
ó
n y anuncio de esa misma fe. Es lo quepodr
í 
amos llamar una “historia kerigm
á
tica”. El credo b
í 
blico est
á
integrado por dogmas de car
á
cterhist
ó
ricos. Los art
í 
culos de la fe israelita no son verdades abstractas, sino intervenciones concretas yacciones salv
í 
ficas de Dios en favor de su pueblo. El Dios de la biblia no se da a conocer a trav
é
s demensajes desencarnados llovidos del cielo, al estilo de los or
á
culos de Delfos, sino que se autorrevela pormedio de sus intervenciones en la historia de los hombres, le
í 
das e interpretadas por la palabra de losprofetas. Por ello, cuando los israelitas profesaban su fe, dec
í 
an: Creemos que Dios eligi
ó
a nuestrospadres, que nos libr
ó
de la esclavitud de Egipto, que nos condujo por el desierto con mano fuerte y brazoextendido, que nos dio esta tierra, que elegi
ó
a Jerusal
é
n como ciudad santa y a la casa de David como
 
3
dinast
í 
a perpetua (cfr. Dt 26,5-9; Sal 78,67-71). Notemos de paso que el credo del Nuevo Testamento esdel mismo tenor: Creemos que “Cristo muri
ó
por nuestros pecados, seg
ú
n las Escrituras; que fuesepultado y que resucit
ó
el tercer d
í 
a, seg
ú
n las Escrituras; que apareci
ó
a Cefas y luego a los Doce” (1Cor15,3-5). 
c)
 Interpelante
Al estar escrita desde la fe y ser una proclamaci
ó
n de fe, ya se entiende que la historia b
í 
blica no espura cr
ó
nica as
é
ptica y neutral, destinada simplemente a informar, sino que es anuncio de buena nueva desalvaci
ó
n, que pide y espera respuesta y asentimiento del oyente o el lector: Es palabra interpelante. Estadimensi
ó
n se descubre sobre todo en las llamadas “historias ejemplares” (Tob
í 
as, Judit, Ester, Rut), perotambi
é
n las dem
á
s historias han sido escritas con la misma finalidad. As
í 
, la historia deuteronomista -dela que hablaremos m
á
s tarde- quiere ser un llamamiento a la conversi
ó
n y a la esperanza. La forma dehablar y de actuar de los personajes, la presentaci
ó
n de los acontecimientos, los premios y castigos quereciben los buenos y los malos respectivamente..., todo apunta siempre en la misma direcci
ó
n:llamamiento a seguir los postulados de la ley y a optar por el Dios de la alianza. 
d)
 Prof 
é
 tica
Los libros que los cristianos llamamos “hist
ó
ricos”, en el canon jud
í 
o reciben el nombre de“profetas”. Es sin duda un t
í 
tulo m
á
s apropiado. En realidad, los libros hist
ó
ricos son lectura prof 
é
tica dela historia. Los profetas son te
ó
logos de la historia, capaces de leer los signos de los tiempos y dedescubrir en la historia de los diversos acontecimientos el designio salv
í 
fico de Dios. La historia es ellugar teol
ó
gico por antonomasia de los profetas. Dios se autorrevela, se da a conocer a trav
é
s de susintervenciones en la historia (cfr. DV 2). La presencia y la actuaci
ó
n de Dios en la historia, junto con lavoz de los profetas que las interpretan, forman la palabra completa de Dios y constituyen su revelaci
ó
n.Las intervenciones de Dios sin la voz de los profetas permanecen mudas. La voz sin las intervencionessuena a vac
í 
a: “No, no hace nada el Se
ñ
or Yahveh sin revelar su secreto a sus siervos los profetas” (Am3,7). 
e)
 Escatol 
 ó
 gica
Los pueblos vecinos, que profesaban creencias m
í 
ticas y naturistas, ten
í 
an una concepci
ó
n c
í 
clica ycerrada de la historia. Cre
í 
an que
é
sta giraba y se repet
í 
a siempre en torno al mismo centro de gravedad,como los ciclos de la naturaleza, sin jam
á
s avanzar. Es la creencia reencarnacionista del eterno retorno. Laconcepci
ó
n israelita de la historia es m
á
s bien lineal. La historia tiene en su punto de arranque un

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
re2cali liked this
bitty28 liked this
faustinp liked this
gerson20827872 liked this
JHAWEHRAFAH liked this
JHAWEHRAFAH liked this
JHAWEHRAFAH liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->