Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
15Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Biblia y Popol Vuh

Biblia y Popol Vuh

Ratings: (0)|Views: 5,970|Likes:
Published by Juan Rafael Merino
popol vuh
popol vuh

More info:

Published by: Juan Rafael Merino on Jun 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/10/2013

pdf

text

original

 
Intertextualidad y paralelismo entre el
 Popol Vuh
y
 La Biblia
Dra. Otilia Cortez
State University of New York, Oswegocortez@oswego.edu
 
Principio del formulario
Localice en este documento
 
Final del formulario
 
Resumen:
El
 Popol Vuh
, ha sido reconocido no sólo por su valor histórico,sino también por su contenido ético religioso y poético. La versión másantigua que conocemos de esta obra extraordinaria es realmente unatranscripción que debemos al Padre Francisco Ximénez (siglo XVIII). Eneste ensayo se exploran las similitudes entre el contenido del Popol Vuh yel de la Biblia judeocristiana. Las coincidencias más notables, cuyo origensigue siendo objeto de mucha especulación, se advierten entre la primera parte del Popol Vuh y el Génesis, probablemente porque es en estassecciones donde más espacio hay para mitos universales sobre la creacióndel universo y del hombre que lo habita. A partir de la innegableintertextualidad de los dos textos, se discuten las s probablesexplicaciones de la misma.
Palabras clave:
 
 Popol Vuh
, Biblia, intertextualidad, paralelismo, literaturaindígena, Latinoamérica, pensamiento mágico religioso
 
L
a complejidad filosófica-religiosa del pensamiento del pueblo Quiché, reflejadaen el
 Popol Vuh,
así como la forma artística en que aparece escrito este notabletestimonio del mundo precolombino le confiere un estimable valor documental ehistoriográfico que los arqueólogos, historiadores, lingüistas y estudiosos de lashumanidades han sabido reconocer.Las ideas cosmogónicas y el aliento épico-religioso de esta obra de los aborígenesde Guatemala resultan de un interés especial debido a la similitud de algunosepisodios de la obra quiché con determinados pasajes de la Biblia judeocristiana. Esacerca de esta similitud o intertextualidad sobre la que desarrollo este ensayo, con lafinalidad de explorar aspectos en que la cosmogonía maya-quiché refleja una posibleinfluencia del pensamiento cristiano impuesto a los indígenas por los conquistadoresy misioneros españoles, presumiblemente no solo como consecuencia indirecta del proceso de conquista y colonización, sino como resultado de cierto tipo de “camuflajeideológico” que puede haber tenido lugar en el transcurso de la primera transcripción,o durante el proceso de copia y primera traducción al español que debemos a FrayFrancisco Ximénez.
 
 
Generalidades sobre el
 Popol Vuh
El
 Popol Vuh,
más específicamente la versión a la que comúnmente se identificacomo “Manuscrito de Chichicastenango,” fue probablemente completada pocodespués de la conquista española, posiblemente por un indígena alfabetizado, quizásuno de los primeros discípulos de los frailes españoles. De hecho, algunoshistoriadores, entre ellos el guatemalteco J. Antonio Villacorta, han sugerido que elautor del “Manuscrito de Chichicastenango” fue un indio quiché llamado DiegoReinoso, instruido en la lengua española por el Obispo Francisco Marroquín, quien lollevó del pueblo de Utatlán a Guatemala. El filólogo Rudolf Schuller también opinaque hay base para atribuir la paternidad de la primera versión escrita del
 Popol Vuh
aReinoso. Ambos, Villacorta y Schuller, se apoyan principalmente en el hecho de queReinoso participó en la redacción de otros documentos indígenas, entre ellos el
Títulode los Señores de Totonicapán
. Sin embargo, dado que este indio quiché siempreavalaba sus escritos con su nombre, la hipótesis de que él fuese el que originalmentedio forma escrita al
 Popol Vuh
claramente pierde fuerza puesto que ningúndocumento antiguo hace tal referencia. Hasta hoy, a pesar de las opinionesmencionadas, debido a que no hay datos históricos convincentes sobre la autoría de laobra, ésta sigue siendo considerada más bien anónima.El original quiché no tiene título, pero la obra es generalmente identificada como“Popol Vuh,” “Pol Vuj,” “Libro del Consejo,” “Libro Sagrado,” “Biblia Quiché,”“Libro del Común,” “Libro del pueblo,” o “Libro Nacional de los Quichés.” Enla
 Historia de la Literatura de Guatemala
, de Francisco Arbizúrez y Catalina Barrio,se afirma que el abate Charles Ettienne Brasseur de Bourbourg, lo llama el “Libro delos príncipes,” por la elegancia con que fue escrito, posiblemente por príncipes de lafamilia real.Se cree que el
 Popol Vuh
fue un códice y que se formó a través del relato oral delos indios, conservado en la memoria colectiva de los quichés. Animados por losmisioneros españoles, entre otros por Fray Francisco Ximénez, algunos indiosescribieron los relatos comunales, los que seguramente escucharon en su niñez delabios de sus padres y abuelos. De esta manera tomaron forma escrita muchashistorias cuyo contenido sólo existía y se trasmitía en forma oral.Sin embargo, no fue este exactamente el caso del
 Popol Vuh,
 puesto que quien loreconstruyó por escrito en la lengua de los mayas quichés, aunque con el alfabetolatino, dice que lo escribe porque ya no se ve el
 Popol Vuh,
el Libro Común original, porque “su vista está oculta al investigador y al pensador” (
 Popol 
21). Por otro lado,Adrían Recinos en su Introducción a la obra, traducida por él mismo del quiché alespañol, expresa su duda respecto a que este libro haya sido un documento de formafija y de redacción literaria permanente. Según él, más bien debe suponerse que hayasido un libro de pinturas que los sacerdotes interpretaban ante el pueblo paramantener vivo el recuerdo de los orígenes. De este modo refuerza la opinión delPadre Ximénez y del Padre Sahagún, quienes sugieren que originalmente el
 Popol Vuh
estaba representado pictóricamente (
The Sacred Book 
17).
[1]
El mismo Recinos y otros estudiosos e historiadores como Francisco Albizúrez yCatalina Barrios han señalado que con toda probabilidad el texto “original” se perdió:Acaso esta obra cumbre de nuestra literatura indígena, cuyo contenidoes el origen de la América Central, desapareció en medio de la catástrofeque destruyó el señorío quiché. Es posible que haya sido consumido por las llamas durante el incendio de Gumarcaah, provocado por losespañoles... (Albizúrez y Barrios, 21)Otros en cambio piensan que el documento se extravió en el afán de ponerlo asalvo de los Españoles.
[2]
En todo caso, el contenido del
 Popol Vuh
que ahoraconocemos llegó a todos nosotros gracias a la transcripción y primera traducción alCastellano que hizo el Padre Francisco Ximénez del manuscrito que encontró en elconvento de los Dominicos en el siglo XVIII.
 
 
Valores de la obra
Aunque Albizúrez y Barrios consideran que el
 Popol Vuh
es una obra “preñada devalor estético,” ellos mismos señalan que no se la puede considerar por entero comouna pieza literaria debido a que no se conoce la versión original y a que el texto enreferencia ha sido recreado a base de la memoria, e influido probablemente por lacultura hispano-cristiana (36-37). Y en verdad, el hecho de contar únicamente conuna traducción limita en gran medida el reconocimiento de los valores literariosoriginales de la obra.Sin embargo, el revestimiento de atributos poéticos en muchos de los pasajes enque se advierte una visión de la realidad nutrida de intuición, de imaginación y desentimiento, nos permite valorar la trascendencia estética de la obra. Del mismomodo es posible apreciar las concepciones éticas que quedan manifiestas en losvalores, tradiciones y normas, en el realce de la solidaridad y la meditación, y en elrechazo al envanecimiento por causa de la riqueza y el poder; tal es el caso deCabracán, quien fue castigado por Hunahpú e Ixbalanqué debido a su soberbia.Parte del reconocimiento del valor de esta obra es el hecho de considerarla comoun claro antecedente de novelas hispanoamericanas de nuestro siglo. Ramón L.Acevedo opina que es prácticamente imposible una comprensión cabal de las novelascomo
 Hombres de Maíz, Mulata de Ta
y
Malandrón
de Miguel AngelAsturias,
 Llegaron del mar 
del guatemalteco Mario Monforte,
 El Árbol de los Pañuelos
del hondureño Julio Escoto, o
Mayapán
de la también hondureña ArgentinaDíaz Solano. De hecho es común hacer referencia al
 Popol Vuh
como monumentocentral de la literatura indígena y como base de la estética del realismo mágico deAsturias.Por otro lado, Rafael Girard hace énfasis en el valor historiográfico de esta obraquiché, el cual “resalta no sólo de su propio texto, descriptivo de la historia delhombre maya-quiché a través del tiempo, sino también en la mención expresa delescriba indígena que, a guisa de introducción, manifiesta: ‘Este es el origen, el principio de la antigua historia quiché; aquí escribiremos la historia antigua, el principio, el origen de la gente quiché y todo lo que hizo [toda la historia] el puebloquiché’” (
 Esoterismo,
12). De manera que es en el propio texto del
 Popol Vuh
endonde los mayas quichés dejan definida su propia concepción de historia y por lo cualel padre Ximénez, interpretando el sentir del pueblo quiché, intituló su versiónespañola “Historia del origen de los indios de esta provincia de Guatemala” Para elmismo Girard, en el Popol Vuh no hay que buscar una parte mítica y otra histórica, porque sus relatos míticos son al mismo tiempo históricos conformando así una mito-historia. (12)
 
Intertextualidad y paralelismo entre el
 Popol Vuh
y la Biblia
Las siguientes consideraciones sobre el concepto de “intertextualidad” son deinterés para la discusión que sigue. Marchese y Forradelas han sugerido definirlo,siguiendo a M. Arrivé, como “el conjunto de las relaciones que se ponen demanifiesto en el interior de un texto determinado,” las cuales lo acercan “tanto a otrosdel mismo autor como a modelos literarios explícitos o implícitos a los que se puedehacer referencia” (217). En este sentido es especialmente relevante el uso que le da altérmino Julia Kristeva, para quien “todo texto se construye como un mosaico de citas,todo texto es absorción y transformación de otro texto”. Y por su parte, Barthes ha propuesto que todo texto sea leído como un “intertexto” puesto que “otros textosestán presentes en él, en estratos variables, bajo formas más o menos reconocibles;los textos de la cultura anterior y los de la cultura que lo rodean; todo texto es untejido nuevo de citas anteriores” (citado en Marchese y Forradelas 217).Todo texto, entonces, puede verse como el resultado de las relaciones explícitas oimplícitas con otros textos. De señalar esas relaciones entre los textos del
 Popol Vuh
y

Activity (15)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Alex Mamani liked this
Byron Quelex liked this
alemaniia liked this
Erica Flores liked this
Jannett Hoo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->