Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
26Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Guía de lectura: El retrato de Dorian Gray

Guía de lectura: El retrato de Dorian Gray

Ratings: (0)|Views: 3,851 |Likes:

More info:

Published by: Luis Miguel Coballes Portela on Jun 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/25/2013

pdf

text

original

 
Oscar Wilde
Ilustraciones de Enrique Flores
ELRETRATODE DORIAN GRAY
  T  U S   L  I  B  R O S S  E  L  E C C  I Ó  N
© Grupo Anaya, S. A., Madrid, 2003Tus Libros SelecciónTrabajo realizado por: Ana PinarCoordinadora del proyecto: Isabel MoruecoDirector editorial: Antonio Venturawww.anayainfantilyjuvenil.com
 
  T  U S   L  I  B  R O S S  E  L  E C C  I
 Ó
  N
EL RETRATO DE DORIAN GRAY
2
Dorian Gray es joven, hermoso y parecela imagen de la inocencia; quizás ni élmismo lo sabe... hasta que se ve reflejadoen el hermoso retrato que le hace BasilHallward, que ha quedado fascinado porsu figura.Uno de los amigos del pintor, Henry Wot-ton, un ingenioso frecuentador de salonesque escandaliza a la sociedad con sus epi-gramas y su desprecio por la moral con-vencional, le invita a que se aproveche almáximo de su juventud y belleza.Dorian, consciente por primera vez de sí mismo, teme el paso del tiempo, que aca-bará con todo su encanto. ¿Qué ocurriríasi todos los estragos de la edad quedaranreflejados en el cuadro?Henry Watton tiene cada vez más in-fluencia sobre él. Como un nuevo Mefis-tófeles, desea hacerse dueño de su alma—¿o representa la irresistible fuerza deuna sociedad decadente?—, y cuandoGray se enamora de una actriz, se burla,y el joven la abandona cruelmente.Sybil Vane, que así se llama la chica, sesuicida. En un primer momento, Dorianse arrepiente, pero ¿fue acaso él respon-sable?, se interroga. Nada ha cambiado,nada más que el rostro del retrato, quemuestra la crueldad de su modelo...El horror sacude a Gray, pero solo unmomento: su deseo se ha cumplido, será joven por siempre.A partir de aquí acumula un pecado so-bre otro, sin que su cara pierda su pure-za, pero paga un alto precio. Sus nochesse llenan de pesadillas, pero nada consi-gue llenar su vida. Basil, el único que in-tenta ponerle freno, muere por su mano,y las manos del personaje del retrato sellenan de sangre.Dorian oculta su alma corrupta, conteni-da en un cuadro, como la sociedad victo-riana —y la de ahora— oculta sus lacras,pero no hay modo de negar la verdad, niel tiempo, ni la muerte, como acaba des-cubriendo pagando con su vida.A diferencia de otros escritores que tratande parecer profundos, Wilde, como Hei-ne, esencialmente lo era aunque tratabade parecer frívolo (Borges,
Prólogos a labiblioteca de Babel
, Alianza Editorial).Wilde carga su novela con frases inge-niosas con las que sin duda escandalizó ala sociedad de la época, que lo calificó deinmoral. Nada más lejos de la verdad; elautor que comienza burlándose de todoy haciendo del placer una virtud, en rea-lidad pone el dedo en la llaga de su tiem-po..., y por eso molestaba tanto su obray su vida.En nuestros días, sus observaciones tie-nen el mismo vigor: podemos reconocer-nos en las ridículas poses de sus irres-ponsables personajes.
1
A
RGUMENTO
2
C
OMENTARIO
 
El hedonismo del escritor, como escribióArnold Hauser, estaba cargado de re-mordimientos de conciencia. El dandique afirmó que él había puesto el genioen su vida y solo el talento en su obra,deja ver, en la lectura atenta de sus li-bros, que lo que le repele es la moralinay que busca con sinceridad el sentido dela vida y la transformación social.Su diagnóstico, lleno de humor, de losmales de su siglo, nos recuerda a las re-flexiones del doctor Freud, que segurocompartiría estas palabras de la novela:
Todos los impulsos que pretendemos es-trangular permanecen en nuestra mente y nos envenenan
(pág. 34). En definitiva,como en otros autores del
XIX
, la rebe-lión era contra la hipocresía, contra ladoble moral y la falta de principios sóli-dos (¿y qué época se ha librado de esosmales?).Más allá de lo social, Wilde nos sitúatambién ante el problema capital de laexistencia: la muerte y el paso del tiem-po, y, por tanto, ante las preguntas capi-tales.Wilde, feminista, homosexual, provoca-dor, dandi, hizo de sí mismo un persona- je y lo pagó con la cárcel y el «destie-rro», porque la clase dominante, encuanto se sintió molesta con sus bromas,lo «liquidó».En cualquier caso, como dice AlfonsoSastre,
Wilde nunca nos hubiera perdo-nado que consideráramos su caso almargen de la pura literatura
(«Retratobiográfico». Incluido en
 La importanciade llamarse Ernesto)
. Y sin salir de la li-teratura no sería justo olvidar su influen-cia en autores como Waugh, Coward uOrton, quienes, como él, rechazan cual-quier ortodoxia y se pavonean con des-parpajo al borde del abismo.Y para terminar, qué mejor que cederlela palabra:
Soy Oscar Fingal O`FlahertyWills Wilde. Acomo el aeronauta, paraascender, va arrojando lastre, he llegadoa ser Oscar Wilde.
La lectura de este libro invita a
cues-tionarse las instituciones y normas socia-les,
las victorianas, y las actuales:
 Aunque lo cierto es que los miembros dela Iglesia no piensan. A los ochenta años,un obispo sigue diciendo lo mismo que lemandaron decir cuando tenía dieciocho
(pág. 15).
 La discreción es una de las cosas que hellegado a valorar. Me parece lo único queconvierte la vida moderna en misteriosao maravillosa
(pág. 16).
 Los ricos habrían hablado del valor delahorro, y los desocupados se habríanvuelto elocuentes al hablar de la digni-dad del trabajo
(pág. 27).
 El pánico a la sociedad, que es la base dela moral, el pánico a Dios, que es el se-creto de la religión..., estos son los doselementos que nos gobiernan
(pág. 33).
3
  T  U S   L  I  B  R O S S  E  L  E C C  I
 Ó
  N
EL RETRATO DE DORIAN GRAY
3
V
ALORES

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->