Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La I Reforma universitaria en España y el ministro Caballero

La I Reforma universitaria en España y el ministro Caballero

Ratings: (0)|Views: 359|Likes:
Published by tourismaldeadavila
José Antonio Caballero: la figura política de las Arribes más universal y controvertida. Su principal legado: LA 1ª Reforma de la Universidad española. SAPAIN
José Antonio Caballero: la figura política de las Arribes más universal y controvertida. Su principal legado: LA 1ª Reforma de la Universidad española. SAPAIN

More info:

Published by: tourismaldeadavila on Jun 22, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/16/2013

pdf

text

original

 
La reforma universitaria de José Antonio Caballero en1807 (reinado de Carlos IV), y su acción política.
En el primer gobierno de
Godoy 
, el
ministro Caballero 
unifica por fin lasUniversidades españolas. Al producirse la caída de
Jovellanos 
como Ministro deGracia y Justicia, fue sustituido en su puesto por
José Antonio Caballero, 2º Marqués del Caballero 
quien, a diferencia del asturiano iba a adquirir unaposición firmísima en el Gobierno de la Monarquía.Al principio, colaboestrechamente con
Urquijo,
encargado de la
Secretaría de Estado 
, en la
“política regalista” 
, incluso antirreligiosa ycismática que estaba desarrollando éste; pero
Caballero 
tuvo la habilidad deque la caída de
Urquijo 
no le arrastrara a él también, a pesar de ser generadapor la potica antipapal, sino que s bien al contrario, su posicn saliódecisivamente consolidada tras la crisis, consiguiendo incluso continuar hasta elfinal del reinado de
Carlos IV.
Su larga gestión fue beneficiosa para la
instrucción pública 
, pues dentrode los asuntos propios de su Ministerio, le dedicó una atención preferente.Lograría, sobre todo, llevar a buen puerto la elaboración de un
Plan general de Reforma de las Universidade
, consiguiendo aresolver lo que ni losgobernantes de
Carlos III 
pudieron, y que vió su luz en las postrimerías delreinado, en
1807
, circunstancia ésta que frustraría en parte, su aplicaciónpráctica.El ministro
Caballero 
remató toda su labor en pro de la
instrucción pública 
con un
Plan General 
para todas las universidades españolas, consiguiendo lafinalidad última de este viejo suo. Este
“arreglo” 
o reforma de lasuniversidades perseguía dos fines claros:
o
A) El primero de ellos era la
supresión 
 
de todas aquellasUniversidades, que por sus escasas rentas, no podían sostener dignamente susenseñanzas. Se consideraba inútil todo otro intento de reforma que no partierade esta medida radical, como lo había demostrado el fracaso de las reformasemprendidas durante el reinado anterior de
Carlos III 
, no existiendo en el país,además, ninguna necesidad de tantas Universidades, dado el escaso alumnadoque acudía, mal del que ellas mismas venían quejándose desde hacía tiempo. Eltítulo de la
Real Cédula 
que contiene el
Plan 
es suficientemente expreso:
o
B) Una vez lograda la reducción del número de universidades a otromás razonable, el
“arreglo” 
propiamente dicho de la enseñanza universitariaestaba dirigido a lograr la
uniformidad 
en una serie de aspectos importantes en
1
Referencia usual en aquellos años a los Proyectos de Ley.
1
 
los centros restantes, lo que tanto por las universidades, como por el Estado,era deseado vivamente como única manera de sacar a los estudios delestancamiento en que se encontraban, y proceder a una aunticamodernización del modelo.Para llevar a cabo la supresión radical de ciertas Universidades, elministro envió una circular a todas ellas, reclamando una información exacta delas rentas con que disponían, y de acuerdo con las informaciones que fuerecibiendo, con un criterio firme, decidió la supresión de todas aquellas que juzgaba con rentas insuficientes para poder mantener sus enseñanzas.Naturalmente, todas las suprimidas eran
“Universidades menores 
como las de
Toledo, Osma, Oñate, Orihuela, Ávila, Irache, Baeza, Osuna, Almagro, Gandía y Sigüenza.
Esta circular fue dirigida el 9 de setiembre de
1806
y decía:Así pues, todas las Universidades españolas fueron consultadaspreviamente, demostrándose la inexactitud de las afirmaciones del historiador
Vicente de la Fuente 
.Todas las Universidades suprimidas quedaban incorporadas a efectos derentas, y otros a las que permanecían y por razones de proximidad geográfica.Algunas no tuvieron energía suficiente ni para poder protestar. Sólo unas pocas,como las de
Sigüenza y Oñate,
se atrevieron a hacerlo, pero
Caballero 
semostró tajante e inflexible, y llevó a cabo las supresiones sin hacer caso de lasprotestas, y lo que es más significativo, sin que éstas encontraran valedoreseficaces, que hubieran sido capaces de torcer esta realidad.Para llevar a cabo la uniformidad de las universidades, se cogió comoprototipo, igual que en las reformas anteriores a la
Universidad de Salamanca.
Sobre la intervención de esta Universidad en la Reforma, los historiadores handado las versiones más opuestas, desde
Dánvila 
, que dice que los catedráticossalmantinos opusieron una tenaz resistencia al Plan, atribuyendo a ellos el quese retardara tanto su planteamiento, hasta la versión de
De la Fuente,
paraquien el Plan fue obra de los catdráticos más
“volterianos” 
e
“ilustrados” 
delClaustro salmantino, a quienes les unía una gran amistad con
Caballero 
, y a quiennuestro ministro se dirigió con el encargo de que prepararan la reforma con laadvertencia:
“de que lo hicieran lo mejor, pero tener cuidado de no comprometerse” 
frase ésta que a
De la Fuente 
se la refirió uno de los descendientes de los
colaboradores del Plan.
Es necesario tener en cuenta que en aquellos años seprodujeron denuncias contra diversas personalidades, acusadas de
“jansenismo” 
 y de
“volterianismo” 
ante una
Inquisición 
todavía viva, y entre ellas al mismísimo
Jovellanos 
y al
Obispo Tavira.
Esta afirmación nos define un rasgo más de lapersonalidad de
José Antonio Caballero: 
además de su tenacidad, el empleo dela prevención en unos años pre-bélicos.
2
 
Aunque el
Santo Tribunal 
no se atrevió a iniciar el proceso contra ningunode estas personalidades, sin embargo se coartó hasta cierto punto la libertadde expresión y de difusión de ciertas ideas. Y dentro de esta situación, sobre elClaustro salmantino pesaban ciertas sospechas por su ideología avanzada, deaquí que se tratara de fomentar su intervención discreta.El
Plan Caballero 
, por su contenido, pertenece sin duda a la
tendencia ilustrada 
, como ya lo confirmaba su primer punto, referente a la
“supresión de Universidades” 
, pero también el resto de la reforma, que responde claramentea esta ideología, aunque haya tambn en él ciertas concesiones al
“ultramontanismo”.
Por ello
Godoy,
cuando muchos años más tarde escribe sus
Memorias,
El Plan, por su contenido, pertenece indudablemente a la tendenciailustrada, como ya lo confirmaba el punto primero de él, referente a lasupresión de las universidades, así como el resto de la reforma, que respondeclaramente a esta ideología, aunque haya también en él
ciertas concesiones al 
ultramontanismo
. Por eso,
Godoy 
, cuando muchos años después escriba sus
Memorias 
, le presentará como una de las grandes obras de su gobierno:El rey comenzaba lamentándose y reconociendo la carencia de fondos conlos que poder atender a la digna sustentación de los Catedráticos, y la falta deunidad y de buen orden en los reglamentos de estudios, todo lo cual redundabaen grave perjuicio de la enseñanza pública. De esta manera, parecía que el Planvenía a resolver estos dos puntos de la enseñanza universitaria. Ambos tanrepetidamente planteados por las Universidades al Gobierno de la nación. Perodesgraciadamente,
el problema económico 
quedaba sin resolver: el Estado no seplanteaba aún en los debidos términos este grave problema, angustiado quizáspor una situación económica general muy mala. Pocas líneas más abajo delplanteamiento inicial anunciaba que el nuevo Plan realizaba la uniformizacióncientífica de todas las Universidades, pero:
“dejando la parte económica a las particulares circunstancias de cada una, no olvidando, empero, los salarios de los maestros, que han de ser decentes, no obstante de procurar todos los ahorros posibles”.
Frase con la que claramente se eludía el problema, y colocaba a la
nueva reforma 
en trance inmediato de fracasar, pues está claro que no se podíaacometer sin medios con que llevarla a cabo.Los reformadores
pusieron toda su confianza en la uniformizaciócientífica 
 
como solución única para todos los problemas. Para valorarexactamente el prestigio de esta idea, no ya en el Gobierno, sino en las propiasuniversidades, tenemos el testimonio de un profesor de
San Esteban 
, de
3

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Alazne González liked this
Andres Espiel liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->