Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Investigación-acción. Una propuesta para el desarrollo de prácticas inclusivas

Investigación-acción. Una propuesta para el desarrollo de prácticas inclusivas

Ratings: (0)|Views: 980 |Likes:
Published by Sento / Vicente
Este artículo refleja la labor llevada a cabo en el Reino Unido por un equipo de investigadores universitarios que trabaja con docentes de escuelas e institutos para fomentar la educación inclusiva. Se describen algunos métodos que estimulan el diálogo para repensar de forma conjunta las prácticas educativas y explorar nuevas posibilidades.
Este artículo refleja la labor llevada a cabo en el Reino Unido por un equipo de investigadores universitarios que trabaja con docentes de escuelas e institutos para fomentar la educación inclusiva. Se describen algunos métodos que estimulan el diálogo para repensar de forma conjunta las prácticas educativas y explorar nuevas posibilidades.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Sento / Vicente on Jun 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/28/2013

pdf

text

original

 
54|CUADERNOS DE PEDAGOGÍA
N.º 331 ENERO 2004N.º IDENTIFICADOR: 331.017
TEMA DEL MES
Investigación-acción
Una propuesta para el desarrollo de prácticas inclusivas
Nuestro trabajo se encuadra en el contexto deuna de las cuatro redes nacionales de investigaciónconstituidas como la primera fase del
Teaching and learning research programme,
del Economic andSocial Research Council (Programa de investiga-ción de la enseñanza y el aprendizaje, del Consejode Investigación Económica y Social), la mayor ini-ciativa de investigación sobre la educación puestaen práctica en el Reino Unido. La red, denominada
Understanding and developing inclusive practices in schools 
(Comprensión y desarrollo de prácticasinclusivas en las escuelas), está formada por equi-pos de investigadores de tres instituciones de edu-cación superior (las universidades de Manchester yNewcastle y un colegio universitario de Canterbury),en colaboración con 25 escuelas de tres administra-ciones educativas locales.
Una red de investigación colaborativa
Al ponerse en marcha la iniciativa, se celebró unaserie de seminarios dirigidos a grupos de maestros yprofesores de cada uno de los centros colaboradores.Se hizo hincapié en que las escuelas controlaran laselección de las distintas áreas de interés y en la ideade que la investigación es un medio capaz de abor-dar esas cuestiones. Cada escuela había incluido pre-viamente su participación en el proyecto en sus pla-
Este artículo refleja la labor llevada a cabo en el Reino Unido por unequipo de investigadores universitarios que trabaja con docentes deescuelas e institutos para fomentar la educación inclusiva. Se describenalgunos métodos que estimulan el diálogo para repensar de formaconjunta las prácticas educativas y explorar nuevas posibilidades.
Autoría compartida*
    C    h   r    i   s    t    i   a   n     I   n   a   r   a    j   a .
 
nes de desarrollo, y había designado a un equipobásico de docentes que asistiría luego a las reunio-nes periódicas celebradas en su respectiva adminis-tración educativa local. Estas reuniones sirven de jalones, de oportunidades para celebrar los progre-sos y como medio de mantener el entusiasmo anteotros muchos compromisos y planes rivales. Tam-bién se han convertido en un medio de coordinar laparticipación de la administración educativa localy del personal universitario en los proyectos de lasescuelas. Sin embargo, lo que no se previó al princi-pio del proceso fue hasta qué punto se convertiríantambién en oportunidades para el desarrollo de unimportante aprendizaje entre las distintas organiza-ciones educativas.Se pretende que la participación del personaluniversitario en las escuelas sirva para fortalecerestas actividades, apoyar la investigación y contri-buir a mejorar algunas de las limitaciones que seimputan directamente a los centros educativos, co-mo la imposibilidad de dar explicaciones adecua-das a los problemas relativos al carácter general desus resultados.A medida que se produce esta evolución, los equi-pos de investigación recogen datos adicionales deprofesores y estudiantes con el fin de “cartografiar elproceso de cambio en las escuelas”. Al mismo tiem-po, analizan lo que ocurre en los niveles de participa-ción y rendimiento en los centros educativos cuandoéstos tratan de desarrollar un tipo de prácticas másinclusivas. De este modo, la investigación se proponefacilitar unas perspectivas teóricas más profundasrelacionadas con el impacto de la investigación delmaestro o profesor como medio para aumentar laparticipación y el aprendizaje del estudiante.El equipo de Manchester, a medida que se recogenpruebas y se comentan durante las visitas, por correoelectrónico o por teléfono, hace especial hincapié enun tipo de orientación que implica un diálogo mutuosobre la marcha entre “los de fuera” y “los de dentro”,con el objetivo de evaluar los progresos conseguidosy las prioridades. Todo esto suscita un compromisocon el pensamiento y las acciones, tanto de los inves-tigadores como de los maestros y profesores.A este respecto, seguimos la idea de Kurt Lewin,que decía que “no puedes comprender una organiza-ción hasta que no tratas de cambiarla”. Esto significaque estamos comprometidos con el desarrollo delas escuelas, en vez de considerarnos ajenos al tema.En consecuencia, la mayoría de los datos que genera-mos surgen de nuestra participación directa en estosprocesos de desarrollo.Nuestra investigación se lleva a cabo en colabora-ción con nueve escuelas (siete primarias y dos secun-darias), en una administración educativa local. A dife-rencia de las muestras utilizadas en muchos otrosestudios llevados a cabo sobre las prácticas inclusivas,estas escuelas no se han seleccionado porque se hancomprometido de manera significativa y
a priori 
conlas ideas de inclusión o porque estemos convenci-dos de que constituyen un conjunto de modelos deuna práctica intachable. Representan, en cambio, unaserie de circunstancias y disposiciones que están ahí.Hasta hace muy poco tiempo, el organismo nacionalde inspección, la OFSTED, consideraba que cinco deestas escuelas tenían graves dificultades.
TEMA DEL MES
 
También nos parece significativo que, a diferenciade otras muchas iniciativas de investigación-acción,no estemos trabajando con docentes voluntarios quese hayan unido a la red por su evidente interés intrín-seco. Pretendemos colaborar con la escuela comoinstitución y, por tanto, con todas las personas quedesempeñan alguna función en los centros educati-vos, tanto las que se sienten comprometidas con loscambios propuestos, como las que no están segurasde ellos o se oponen a los mismos.Al establecer la red, colaboramos con las escuelasparticipantes en el proyecto, ayudando al profesora-do a descubrir que cuenta con una rica base de cono-cimiento a raíz de sus propias prácticas y experien-cias. La cuestión estriba, por tanto, en encontrarunas estrategias eficaces y viables para ayudar a losdocentes a interrogarse y a describir estas prácti-cas. En estos procesos, resulta fundamental esta-blecer unas relaciones de trabajo adecuadas con lasescuelas, implicando a “los de dentro” y a “los defuera” en unas formas de diálogo que promuevanla reflexión crítica y la acción para implantar unaserie de mejoras. Mediante este proceso, observa-mos que el profesorado de las escuelas se ha idomostrando cada vez más dispuesto a compren-der otros tipos de investigación relevantes para susplanes de desarrollo.
El reto de acortar la distancia entre investigacióny práctica
Creemos que esta orientación contribuye a superarla tradicional distancia que media entre la investiga-ción y la práctica. Por regla general, se asume que esadistancia se deriva de unas estrategias de divulgacióninadecuadas (Robinson, 1998). Nosotros nos inclina-mos por otro punto de vista, convencidos de que nose tendrán en cuenta los descubrimientos productode las investigaciones mientras no sintonicen conel modo que utilizan los docentes para formular losproblemas a los que se enfrentan y las limitacionescon las que tienen que trabajar.Al mismo tiempo, estamos al tanto del problemade la “falsa consciencia”, el grado en que la formu-lación de los problemas de los docentes está limita-da por su intuición profesional y, a veces, se mues-tra contraria a los intereses de su alumnado. Sinembargo, los beneficios potenciales de un procesode investigación colaborativa, mediante el que puedadesarrollarse un diálogo abierto, son enormes. El idealal que aspiramos aquí es un proyecto en el que laevaluación crítica aporte un conjunto de ideas queproduzcan un impacto inmediato y directo en eldesarrollo del pensamiento y la práctica en cada ám-bito objeto de estudio.Nuestro interés suscita, no obstante, algunas preo-cupaciones metodológicas, del tipo que Schön llama“circularidad viciosa”. Es decir, que quienes lean losinformes de nuestra investigación tienen que estarseguros de que no nos hemos limitado a seleccionary analizar pruebas con el fin de confirmar nuestraopinión previa. Sin duda, esta preocupación está jus-tificada, dado que cada uno de nosotros posee previa-mente un amplio bagaje de experiencia en el campode la investigación y en relación con nuestro plan glo-bal. Nos parece esencial tener muy en cuenta estaposibilidad, por lo que decidimos articular las queconsideramos que son las premisas clave que han in-fluido en nuestra participación y someterlas a revi-sión continuamente.Una de estas premisas viene dada por nuestradefinición de trabajo de “inclusión educativa”, queconsideramos relacionado con la presencia, la parti-cipación y el rendimiento de todos los alumnos enlas escuelas corrientes de cada población, en vez decentrarse simplemente en un grupo vulnerable. Estosignifica que creemos que el cometido de la inclu-sión es, en esencia, transformador, y requiere el me- jor uso de los recursos disponibles para mejorar lasnormas y las prácticas. También nos lleva a afirmarque las fórmulas vigentes en todos los niveles delsistema educativo crean barreras para el alumna-do. Por supuesto, algunas de estas barreras quedanfuera del alcance de las administraciones educativaslocales y de las escuelas. Pero, aun así, nuestros tra-bajos precedentes nos han convencido de que lacomprensión de esas barreras, así como de sus orí-genes y sus fuentes, es una condición
sine qua non 
para el desarrollo de unas prácticas inclusivas sos-tenibles. Es más, creemos que, entre docentes y aca-démicos, la mejor manera de alcanzar esa com-
56|CUADERNOS DE PEDAGOGÍA
N.º 331
TEMA DEL MES
Christian Inaraja.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->