Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
12Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Estado Actual de la Desclasificación OVNI

Estado Actual de la Desclasificación OVNI

Ratings: (0)|Views: 2,077|Likes:
Published by mbarraza727
Análisis de la situación actual de la Desclasificación de archivos OVNI en el Mundo por el ufólogo espeañol Vicente-Juan Ballester Olmos. Mayo 2009.
Análisis de la situación actual de la Desclasificación de archivos OVNI en el Mundo por el ufólogo espeañol Vicente-Juan Ballester Olmos. Mayo 2009.

More info:

Published by: mbarraza727 on Jun 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/04/2014

pdf

text

original

 
ESTADO ACTUAL DE LA DESCLASIFICACIÓN DEINFORMACIÓN OVNI EN EL MUNDO
Vicente-Juan Ballester Olmos
La relación entre la sociedad y los gobiernos, en lo referido al fenómeno OVNI,es un tema muy complejo en la mayoría de los países más avanzados.Defensa, los servicios de inteligencia, la policía y los mismos gobernantes sehan enfrentado al problema OVNI y a los archivos acumulados sobre esteasunto en una gran variedad de formas, procedimientos y políticas, queademás no se han mantenido uniformes sino que han ido cambiando con elpaso de los años.A través de la plantilla adjunta, este trabajo trata de ofrecer una concisa visióncronológica de la historia de la desclasificación de los archivos oficiales sobreOVNIS a escala mundial. En este contexto, con el término “desclasificaciónOVNI” me refiero a la revelación, divulgación o liberación de informes oficialessobre OVNIS procedentes de archivos de la Administración del Estado y suentrega a los medios de comunicación, a investigadores, organizacionesufológicas o simplemente su puesta a disposición del público en general.Me refiero tanto a archivos clasificados como no clasificados, militares o civiles,en resumen, a todo tipo de archivos sobre avistamientos OVNI originados enmedios oficiales.Resumir la realidad implica distorsionarla en cierta manera. En este caso, latabulación de los variados y, en ocasiones ciertamente complicados, procesosadministrativos empleados en cada país implica por pura necesidad una ciertadistorsión. Desde mi punto de vista, la ventaja de realizar esta compilaciónsupera los inconvenientes de una expresión de los datos que se hacenecesariamente sumaria. He intentado consolidar todas las desclasificacionesmás importantes o significativas que han tenido lugar durante estos 60 años,seleccionando entre una gran variedad de actuaciones existentes, con lafinalidad de presentar un informe de situación actualizado de las distintasfórmulas nacionales utilizadas para satisfacer la aspiración de los ciudadanospara acceder a la información OVNI en poder de los gobiernos.Lo intrincado de ciertas burocracias internas, la forma en que los informes deavistamientos han sido tratados por las autoridades, la distintas relacionesexistentes entre las respectivas fuerzas aéreas y los medios de comunicación ylos ufólogos de cada país, las legislaciones nacionales y, muy especialmente,una ignorancia generalizada sobre si los OVNIS representan o no unaamenaza a la seguridad nacional, han marcado los diferentes comportamientoshistóricos que observamos en la plantilla siguiente.Parece evidente que en la mayoría de los países, la desclasificación dedocumentos OVNI esta relacionada con la presión ejercida por los medios decomunicación y las organizaciones ufológicas. En otras ocasiones, essimplemente una faceta más de la desclasificación rutinaria de los documentosoficiales.
 
 Con mucha diferencia, el panorama más complicado lo ofrecen los EstadosUnidos de América, principalmente por la multiplicidad de agencias oficialesimplicadas, el volumen inmenso de material generado y el gran número depersonas y sucesos involucrados. En lo que se refiere a la escenainternacional, fueron los Estados Unidos los primeros en ocuparse de losinformes OVNI y, de alguna forma, la mayoría de los países han gestionado lacuestión de los OVNIS copiando, con mejor o peor fortuna, los procedimientosestablecidos en los EE.UU.Tanto la Fuerza Aérea norteamericana (USAF) como otras agencias oficialeshan desclasificado y puesto a disposición del público una enorme cantidad dedocumentación. No obstante, también existen pruebas de que aparte de lapropia USAF y el NORAD, algunas agencias de inteligencia, como la CIA y laNSA todavía retienen información suplementaria. Si la información se hadestruido, se ha perdido o sencillamente se impide su liberación, honradamenteno lo sabemos. Muchos ufólogos norteamericanos sospechan uncomportamiento engañoso.La respuesta de estas agencias es que la divulgación de la información (esdecir, desvelar las fuertes y métodos de inteligencia) pondría en peligro lascapacidades de espionaje de los Estados Unidos, pues colocaría en situaciónde riesgo los puestos de escucha en el extranjero, los propios sistemas deescucha, las técnicas electrónicas secretas empleadas, etc. En el caso delNORAD, su reticencia a hacer públicos sus archivos evitaría poner demanifiesto el elevado número de detecciones no correlacionadas existentes enel sistema de Defensa. De cualquier manera, por lo que se refiere adocumentos sobre incidentes OVNI reales, se me hace difícil imaginar quepueda existir información más sensacional que la ya existente, bien poranteriores desclasificaciones o en los propios archivos de los ufólogos. Quizá laesperada ley de transparencia administrativa prometida por el presidenteBarack Obama produzca algún cambio significativo en lo tocante a esosinformes pendientes de desclasificar.Como inequívocamente demuestra este trabajo, hasta la fecha ya ha salido a laluz un importante volumen de información OVNI procedente de fuentes oficialesen muchos países. Pero a pesar de esta riqueza de documentación OVNI yadisponible a escala mundial, existen todavía procesos de desclasificacióninacabados y otros que ni siquiera se han iniciado.Lo único cierto es lo siguiente: el ocultamiento de información sirvesimplemente para alimentar rumores sobre conspiraciones y otras prácticasdiabólicas, es una fuente continua de críticas, perjudica la imagen de cualquiergobierno y es injusta para los contribuyentes. Todo ello puede evitarsemediante un proceso de desclasificación transparente.El calendario de desclasificaciones OVNI en el mundo no es aleatorio. Laescalada se inicia con la clausura por parte de la Fuerza Aérea norteamericanade su Proyecto
Blue Book 
(“Libro Azul”) en enero de 1970, la desclasificaciónde sus archivos a finales de ese mismo año y su traslado definitivo a los
 
Archivos Nacionales en 1976, haciendo Canadá lo propio en 1980. Entretanto,en las antípodas, Nueva Zelanda había comenzado a depositar documentosOVNI en los Archivos Nacionales. En Europa, varios grupos de estudiososlograron que diversos gobiernos liberasen o desclasificasen sus archivos OVNI(Suecia 1983, España 1992). En otros países, la mera aplicación de lalegislación vigente sobre secretos oficiales fue poniendo a disposición delpúblico los documentos OVNI oficiales (Gran Bretaña, 1987). Estos ejemplossirvieron de acicate para que diversos investigadores y organizacionesufológicas consiguieran con éxito algo semejante en sus propios países(Portugal 1990, Italia 1996, Brasil 1999) y tales precedentes internacionalesprodujeron una serie de efectos en cadena e influenciaron procesossemejantes en otros países (Suiza 1994, Filipinas 2000, Australia 2003, Francia2007, Irlanda 2007, Dinamarca 2009), al menos en lo referido adesclasificaciones “en masa”.Frente a las luces y sombras de la desclasificación OVNI en los EstadosUnidos, Europa y Australasia destacan por la profesionalidad y amplitud de susprocesos de desclasificación pública. Por el contrario, los países del centro ysur del continente americano todavía no han conseguido poner en marcha unprotocolo sistemático y a gran escala para liberalizar sus documentos OVNI.En algunos casos puntuales, la entrega inicial de algunos documentos oficialessobre OVNIS a periodistas crearon grandes fricciones con las fuentes oficialesdebido a la forma sensacionalista en que se utilizó la información. Todo elloretrasó durante varios años la posibilidad de un proceso público y total dedesclasificación (así ocurrió tanto en Italia como en España).Considerando los muchos precedentes hasta la fecha, la recomendación deeste compilador es que los estudiosos del fenómeno OVNI de cada país inicienun contacto formal con la Fuerza Aérea o los estados mayores de la Defensa,apelando a los siguientes argumentos:(1) El fenómeno OVNI no representa ningún peligro para la seguridad nacional;por consiguiente no debería ser una preocupación militar.(2) La investigación OVNI debe dejarse exclusivamente a los científicos,gracias a su método, enfoque e instrumental.(3) El secreto o la censura de información es difícilmente compatible con unapolítica democrática.(4) Muchos países, tanto grandes como pequeños, han hecho público ya susdocumentos OVNI.Existen especialistas en Europa que han promovido y monitorizado distintosprocesos de desclasificación y liberalización de documentación OVNI. Suexperiencia y consejo en cuanto a las mejores prácticas a seguir pueden ser deutilidad a aquellos gobiernos que quieran avanzar en esta dirección.La publicación de este trabajo pretende alcanzar varios objetivos. En primerlugar, he querido facilitar una compilación de datos históricos que ilumine untema por lo general disperso y oscuro. También espero generar unaretroalimentación que me permita ampliar esta plantilla de datos y mejorar su

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
MOIJOS liked this
acapulcohomes liked this
jaumeserna liked this
noctambulo82 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->