Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
8Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LA ÉPOCA COLONIAL

LA ÉPOCA COLONIAL

Ratings: (0)|Views: 5,299|Likes:
Published by jordan_santiago

More info:

Published by: jordan_santiago on Jun 28, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

01/27/2013

pdf

text

original

 
LA ÉPOCA COLONIAL
La invasión española al territorio del Tawantinsuyo en 1532, constituyó un enfrentamiento secular y sorpresivoentre dos culturas que hasta entonces se habÍan desarrollado sin contacto alguno, ignorándose: una de ellas,la occidental-europea, implementada con los avances tÉcnicos-cientÍficos modernos como la avanzadametalurgia del hierro, además motorizada por el espÍritu de la acumulación del gran capital en la fasemercantilista; la otra, la cultura andina surgida sobre bases materiales de una economÍa agropecuariacolectivista similar a la fase del modo de producción asiático, del estadio medio de la Barbarie, la misma queen su desarrollo, n no culminaba con la generalizacn de la metalurgia del bronce.Entre 1532 y 1572 se consumó la conquista y se sentó las bases del rÉgimen de dominación colonial. Pizarro,Almagro y los demás españoles que lo siguierón y sustituyeron, combatieron fuertemente al colectivismoandino en nombre de la gran propiedad privada. La milenaria propiedad comunal andina se redujo con losrepartimientos y las encomiendas que originaron el latifundio; las formas de trabajo cooperativo fueronsustituidas por el Yanaconazgo en la agricultura, la mita en las minas y los obrajes en la industria textil. Estomismo ocurrió en los valles de Ilabaya y de la región.
LOS PRIMEROS ENCOMENDEROS
Con la creación de los repartimientos (de tierras) y las encomiendas (de pueblos nativos), los españolesinvasores arrebatarón las tierras a las comunidades e implantaron un rÉgimen de atroz explotación. El 22 deenero de 1540 el gobernador del PerÚ, Francisco Pizarro, creó las encomiendas del valle de Tacna para susobrino Pedro Pizarro, y para Hernando de Torres; igualmente creó la gran encomienda del sur quecomprendterritorios entre Moquegua y Tarapacá a favor de Lucas Marnez Vegazo.En dicha encomienda se incluyó a Ite en la desembocadura del o Locumba (Ilabaya).Otras encomiendas otorgadas con el gobernador Pizarro fueron: la encomienda de Omate para MartÍn Lópezde Carvajal y la de Quinoaestaca para Schuller Cantalapiedra. Por su parte el comisionado Vaca de Castroentregó un sector de Carumas en encomienda a Hernán Bueno, y Cochuna a Hernando de Silva.Por otra parte corresponde al Licenciado Pedro de la Gasca, Gobernador del PerÚ que triunfó sobre lainsurrección de Gonzalo Pizarro, la creación de la encomienda de Ilabaya con fecha 28 de agosto de 1541 afavor del andaluz Hernán RodrÍguez de San Juan. Al año siguiente, el citado gobernador, con fecha de 24 deseptiembre, precisó mediante una provisión las tazas de contribución de los indÍgenas. La encomienda deIlabaya debió comprender la parte media y baja del valle de Sama, el valle de Locumba, incluyendo Cinto, y laquebrada de Curibaya y los altos de Candarave.
DE LA ENCOMIENDA AL CORREGIMIENTO Y LA INTENDENCIA.
Conviene destacar que la encomienda fue un beneficio temporal y personal. El encomendero recibÍa delrÉgimen colonial un conjunto de ayllus por un determinado tiempo, siendo sólo un usufructuario de la mano deobra indÍgena y no un propietario de la tierra. Pero los encomenderos, de triste recuerdo, obrarón como sifueran los dueños absolutos. En el caso de Ilabaya, a la muerte de RodrÍguez de San Juan (1577) le sucedióen la encomienda su hijo el Capitán GarcÍa de Castro y Mazuelos. Este contrajo Matrimonio con Doña LuisaCoronado Cabeza de Vaca, con quien tendrÍa una hija Antonia de Castro y Coronado Cabeza de Vaca. Alfallecer el encomendero le sucede su esposa Luisa y despuÉs su hija Antonia, con cuya muerte la monarquÍapone tÉrmino a la concesión de la encomienda.Para el reajuste s conveniente del gimen colonial, la monarqa ordela creacn de loscorregimientos, una especie de gobiernos provinciales. El año 1565 fue creado el corregimiento de Arica con juridicción en Tacna, Sama, Ilabaya y Tarapacá. El primer corregidor fue Francisco RodrÍguez de Almeida. Entotal se sucedieron 54 corregidores tanto y más odiados que los encomenderos por sus imposicionestributarias y trabajos forzados a que sometieron a la población indÍgena, hasta que en 1784, comoconsecuencia de la resolución Tupacamarista, se crearón las Intendencias, en nuestro caso la de Arequipaque abarcó todo el extremo sur occidental hasta Tarapacá. Las intendencias fueron una especie dedepartamentos y los corregimientos se transformaron en partidos de la misma. La intendencia de Arequipa seconstituyo con 7 grandes partidos; los pueblos de Moquegua, Tacna, Tarata y Arica pasaron a conformar el
 
Partido de Arica.
LAS ACTIVIDADES ECONÓMICAS EN LA REGIÓN
Tres fueron las entidades económicas de importancia: Agricultura, Minea y Comercio.Por las condiciones climáticas templado-calidas y la calidad de agua y suelos en la parte media del valle deIlabaya, no obstante la estrechez del mismo, la agricultura alcanzó gran importancia desde los tiempos en queel intercambio valle-región alto andina se intensificó con el debido sustento tÉcnico de mejora continÚa y lacomplementariedad económica. AquÍ los europeos encontraron los cultivos del maÍz y ajÍ, a los que seadicionaba, pepinos, guayabas, pacaes y lÚcumas. Por su parte introdujeron la caña de azÚcar, la vid, lasplantaciones de higueras y la alfalfa como el forraje para el tambiÉn introducido ganado vacuno y equino. Alrespecto LuÍs Cavagnaro Orellana en el volumen II de sus valiosos Materiales para la historia de Tacna,puntualiza: “En los valles de Locumba Ilabaya, de tanta tradición vitivinÍcola, las condiciones climáticasfavorables, muy parecidas a las de Moquegua, determinaron una temprana e intensiva actividad viñatera.Mucho antes de 1567, Don Juan de San Juan legó a los Indios de Sama, que habÍan sido sus encomenderos,un viñedo situado en Ilabaya, para que lo usufructuaran como bien co. (1988:116).
En minerÍa se destacó la explotación de plata de Mecalaco, yacimiento ubicado en la parte alta de laquebrada de Calumbraya y rÍo Cinto, distante a ocho leguas del pueblo de Ilabaya. Durante la visita delintendente álvarez en 1793 al pueblo de Locumba se pudo constatar, mediante un Comisionado, laoperatividad de la mina bajo la conducción de Don JosÉ Murrieta en condiciones de arrendatario. En realidadtoda el área de la cuenca media y alta del rÍo Ilabaya guarda en las entrañas de su formación geológicaimportantes reservas de yacimientos polimetálicos. Pero veamos que tambiÉn fue importante Mecalacodurante los años previos a la visita del Intendente, años 1783-1787, cuando en el Registro Parroquial deIlabaya se anoto 60 residentes entre hombres y mujeres, además el libro de bautismo del mismo periodo dejapara la posteridad la constancia de 22 nacidos siendo 13 los varones y 9 las mujeres, lo que nos da la idea deque lo que significó, la explotación minera, pero con el agregado que el trato a los trabajadores debió ser denigrante como que asÍ se procedió con la raza vencida, como que esto se puede inferir de la Memoria delIntendente álvarez que refiere la rebaja de los precios de maÍz, coca, chuño, bayetas y pañete a favor de lostrabajadores indÍgenas, con el reconocimiento del citado Murrieta. Igualmente indicó "Y por que se advirtió elque se tenia por costumbre hacerlos trabajar los domingos y demás dÍas de fiesta, algunas horas, opuestotodo a nuestra religión, queda advertido el minero que sólo podejecutarlo en urgente necesidad".El comercio de inicios de la colonia entre las comunidades del valle, se expandió con la explotación minera enel Alto PerÚ. Arica se constituyó en el punto de salida natural de los productos mineros y laneros del AltoPerÚ, y el puesto de entrada de las manufacturas europeas.Los valles occidentales como Locumba, Ilabaya y Moquegua se vieron obligados a producir más uvas, vinos,m trigo, aceitunas, caña de azÚcar, higos, para satisfacer una demanda cada vez más exigente por laprosperidad minera de PotosÍ. El transporte de los productos mineros y agropecuarios se realizó por elsistema de arrieraje. piaras de llamas y recuas de mulas cargaron la mercaderÍa en agotadoras jornadas, perotambn apuraron su paso hacia degustar nuevos alfalfares que fueron desplazando al maÍz.
LOS CURACAS DE ILABAYA CO-PARTICIPES DEL REGIMEN COLONIAL
Cuando los invasores ibÉricos arribaron a la isla Santo Domingo (denominada La Española) pudieron advertir que los indÍgenas llamaban “Cacique†a sus rÉgulos por lo que en adelante emplearon ese vocablo
 para designar a cuanto jefe nativo iban encontrando a su paso por las islas del mar caribe y por “tierrafirm, posteriormente cacique, voz antillana, encontsu equivalente curaca, voz quechua.
AsÍ, constatada la ascendencia social de los curacas o caciques, los ibÉricos invasores vieron por convenientereconocerlos en sus privilegios de linaje y asimilarlos al naciente rÉgimen colonial como miembrosintermediarios y de apoyo a los mecanismos de dominación. De este modo, de funcionario del Estado Inca elcuraca devino en funcionario del Estado colonizador, por tanto un explotador más de sus hermanos de raza,salvo contadÍsimas excepciones, claro esta, que terminaron por el camino de los que se inmolan por un ideal.En el tema que nos ocupa encontramos hacia el año 1540 al principal Alonso Caqui como curaca de Ilabaya.Luego con la creación de la encomienda, aparece Hernando Escoque registrado como curaca en la provisiónde la Gasca. Tales curacas y otros que los sucedieron en casi 3 siglos de rÉgimen colonial, optaron por unacolaboración estrecha con las instituciones que se fueron creando para garantizar la continuidad de dicho
 
rÉgimen.AsÍ se desempeñaron con el Curato o Doctrina de Ilabaya que tuvo por función los servicios para adoctrinar ysometer a los indÍgenas en atención a los requerimientos de encomenderos y regidores. Es decir ladenigrante alianza de la cruz con la espada.El Curato y/o Doctrina de Ilabaya se generó con la demarcación eclesiástica ordenada por el licenciado Vacade Castro, el 18 de febrero de 1543, lo que el Emperador Carlos V confirmarÍa por real cÉdula del 11 defebrero de 1555; en ambos casos como parte del Obispado del Cuzco. Posteriormente con el auto del virreyJuan Mendoza de fecha 17 de octubre de 1613, se creó el obispado de Arequipa separado del Cuzco, con laDoctrina de San Pedro de Ilabaya bajo su jurisdicción y en tanto que tambiÉn pasaba a formar parte delCorregimiento de Arica.Cabe tambiÉn mencionar que durante la visita del Virrey Toledo al sur del Virreinato entre 1570 y 1575, secreó las reducciones de pueblos indÍgenas (Ilabaya una de ellas) para el mejor control de la mano de obra y larecaudacn de tributos de la raza vencida. Y todo esto con la convivencia de los jefes indios.Presentamos a continuación la sucesión de curacas de Ilabaya en los siglos XVIII y XIX, caracterizados por sufidelidad al rey y a sus representantes en el PerÚ colonial.
Pedro Lupistaca (desde 1700)
Pedro Lupistaca Ccañi (desde 1731)
Feliciano Lupistaca
Catalina Chuquimia (Interina)
Feliciano II Lupistaca
Francisca Zevallos (Interina)
Remigio Lupistaca y Zevallos
JosÉ Gabriel Lupistaca.Conviene rememorar la fidelidad de los curacas puesta a prueba durante los años de la revoluciónTupacamarista. En Codpa (Arica) el curaca Felipe Cañipa prefirió el suplicio de los insurrectos y murióderrotando al lÍder cuzqueño y clamando su adhesión al distante monarca español. La curaca Chuquimia yotros indios principales de la región enmudecieron ante la grita libertaria y acompañaron a los coloniales ensus sentimientos encontrados. Conocido es el caso que uno de los parientes de los Lupistaca identificado por los rebeldes en la zona altiplánica del Desaguadero como fidelista del rey, fue objeto de un duro castigocomunero

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Julio Cesar liked this
pitagoricos liked this
Jesus Salamanca liked this
Marissa Corleto liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->