Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
221Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EVALUACION DE LA SOPA MARUCHAN

EVALUACION DE LA SOPA MARUCHAN

Ratings:

4.96

(24)
|Views: 81,836 |Likes:
Published by Manuel
En este documento, la Procuraduría del Consumidor (PROFECO), hace una evaluación objetiva de la Sopa Maruchan.

http://www.profeco.gob.mx/
En este documento, la Procuraduría del Consumidor (PROFECO), hace una evaluación objetiva de la Sopa Maruchan.

http://www.profeco.gob.mx/

More info:

Published by: Manuel on Sep 29, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/13/2013

pdf

text

original

 
42
Consumidor
 
Reporte especial
Sopas
   F  o   t  o 
   J  o  s   é   R  o   d  r   í  g  u  e  z
“de vasito”
 
Consumidor
43
H
ace ya algunas décadas el proble-ma no parecía tan grave: en 1977 seestimaba que uno de cada seis mexi-canos tenía una marcada tendencia ala obesidad. Hoy en día, la obesidaden México es considerada un serioproblema de salud pública, pues 52%de la población la padece, según loque dio a conocer la Secretaría deSalud hace algunos años. Es decir,casi sin darnos cuenta, hoy por hoyvivimos en un país de “gorditos”.
Adiós al frijol y al maíz
Pues sí, los mexicanos dejamos de serfrijoleros y, aún más, desdeñamos conmayor frecuencia el maíz, nuestro ali-mento ancestral. De acuerdo con da-tos proporcionados por el doctorFelipe Torres Torres, investigador delInstituto de Investigaciones Económi-cas de la UNAM, a lo largo de la últi-ma década el consumo personal anualde frijol disminuyó de 12 a 8 kilogra-mos, lo que representa cerca del 33%menos (sin embargo, cifras del Con-sejo Mexicano del Frijol estimaban enel 2004 un descenso del 50%), mien-tras que el de maíz pasó de 130 a me-nos de 90 kilos, algo así como el 30%.Fue precisamente hace poco más deun década que llegó a México la mar-ca Maruchan, esa nueva botana a laque sólo hay que agregarle agua y lis-to, ¡se convertía en sopa! Ese fue elinicio de una industria que nos vendea los mexicanos 514 millones de va-sos al año, según información publi-
Los cambios dehábitos alimenticiosde losmexicanosya metieron en severos aprietos alasinstituciones públicas de salud.Porsupuesto, el consumo desopas instantáneasno es el único culpable, pero sí forma parte(y quizá sea una de las más reveladoras) deestatransformación cultural alimentaria.
Por
José Armando Aguilar
 
44
Consumidor
cada por Grupo Reforma en 2003.¿Coincidencia? Por supuesto, el queconsumamos cada vez menos nues-tros alimentos tradicionales no se debesólo a que Maruchan o cualquier otrasopa instantánea esté en el mercado,pero sí es un reflejo de los nuevos pa-trones de conducta alimentaria de losmexicanos, de la colonización cultu-ral que al parecer es inevitable y estáligada a la globalización.¿Por qué nos hemos alejado de lasopita de fideo y los taquitos de frijo-les? Causas hay muchas, pero éstaspueden ser las más importantes:
Una nueva organización social.
Lasfamilias son más pequeñas y todos susmiembros tienen que cumplir con dis-tintas obligaciones, lo que altera suritmo de vida y, a fin de cuentas, sualimentación. Al respecto, la doctoraGabriela Noriega, nutrióloga certifica-da por el Colegio Mexicano de Nutrió-logos, comenta: “Es una realidad quecada vez son más las mujeres que de-ben conseguir un trabajo fuera de casapara aportar una entrada adicional algasto familiar. Este es un fenómenosocial que ha originado un cambio ra-dical en los hábitos de alimentaciónen miles de familias mexicanas, lo queimplica, desgraciadamente, el descui-do de las labores domésticas en cuantoa la preparación de las comidas, afec-tando tanto a las mismas amas decasa, como a los demás integrantes dela familia, especialmente a los niños”.Los hijos, por su parte, cuando es-tudian y trabajan, se transportan de unlugar a otro durante el día y únicamen-te se les puede ver para decirles “bue-nas noches”; ¿qué comieron?, sólo ellossaben. Las comidas diarias en familiason ya un lejano recuerdo.
La universalización de los patronesde consumo.
Los alimentos prefabri-cados y las cadenas de comida rápida(que llegaron con los procesos de aper-tura económica, y éstos como parte dela ya mencionada globalización) se ofre-
Losalimentosprefabricadosy lascadenas decomida rápidaseofrecen como lapanaceaalimenticiaparaaquellos que,como es común enlavida moderna,no tienentiempode sentarse adegustar unacomida completa.
   F  o   t  o 
   J  o  s   é   R  o   d  r   í  g  u  e  z
Foto
José Rodríguez
Un “humeante” negocio

Activity (221)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
1 hundred thousand reads
Ricardo Martinez liked this
Patrick Cat liked this
Pao Terron liked this
Michelle Abrigo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->