Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
13Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Philip K. Dick - El hombre en el castillo

Philip K. Dick - El hombre en el castillo

Ratings: (0)|Views: 601|Likes:
El hombre en el castillo (The man in the high castle) es una novela ucrónica de Philip K. Dick publicada en 1962. La novela transcurre en los Estados Unidos, 15 años después de que las fuerzas del Eje hayan derrotado a los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. En este mundo alternativo, el antiguo territorio de los Estados Unidos ha sido dividido en tres partes, ocupando su costa este fuerzas alemanas y la costa oeste fuerzas japonesas, ubicándose en medio una franja de estados autónomos.
Si bien no es la primera obra que trata una versión alterna de la historia, esta novela prácticamente definió este género de literatura. Ganó un premio Hugo y ayudó a Dick a convertirse en uno de los más conocidos escritores de ciencia ficción de su tiempo. Dentro de sus novelas, es una de las más centradas en los personajes, y prácticamente no trata con temas clásicos de la ciencia ficción que inundan sus otras novelas.
El hombre en el castillo (The man in the high castle) es una novela ucrónica de Philip K. Dick publicada en 1962. La novela transcurre en los Estados Unidos, 15 años después de que las fuerzas del Eje hayan derrotado a los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. En este mundo alternativo, el antiguo territorio de los Estados Unidos ha sido dividido en tres partes, ocupando su costa este fuerzas alemanas y la costa oeste fuerzas japonesas, ubicándose en medio una franja de estados autónomos.
Si bien no es la primera obra que trata una versión alterna de la historia, esta novela prácticamente definió este género de literatura. Ganó un premio Hugo y ayudó a Dick a convertirse en uno de los más conocidos escritores de ciencia ficción de su tiempo. Dentro de sus novelas, es una de las más centradas en los personajes, y prácticamente no trata con temas clásicos de la ciencia ficción que inundan sus otras novelas.

More info:

Published by: Pablo Sabucedo Serrano on Jul 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/11/2013

pdf

text

original

 
EL HOMBRE EN ELEL HOMBRE EN EL CASTILLOCASTILLO
Philip K. Dick 
 A Anne, mi mujer, sin cuyo silencioEste libro nunca se hubiera escrito
2
 
I
Durante toda una semana el señor R. Childan haa examinadoansiosamente el correo, esperando encontrar el valioso envío de losEstados de las Montañas Rocosas. Cuando abrió la tienda el viernes a lamañana y vio que en el suelo sólo había cartas pensó que iba a tener dificultades con el cliente.Se sirvió una taza de té instantáneo del aparato automático de lapared, y enseguida se puso a barrer con una escoba. ArtesaníasAmericanas S.A. quedó pronto preparada para recibir a los clientes deldía, limpia y reluciente, con cambio abundante en la caja registradora, unflorero de caléndulas nuevas, y música de fondo en la radio. Afuera, en lacalle Montgomery, los hombres de negocios corrían a las oficinas. Lejos,pasaba un coche funicular. Childan se detuvo a mirarlo, complacido..Mujeres con largos vestidos de seda de color... Sonó el teléfono y Childanse volvió hacia el aparato.—Sí —dijo una voz familiar, y Childan sintió que se le encogía elcorazón—. Habla el señor Tagomi. ¿Mi cartel de reclutamiento para laguerra civil no llegó todavía, señor? Recuerde, por favor, que me hizousted una promesa la semana pasada. —La voz encocorada y rápida, eraapenas cortés, a punto de traspasar los límites del código—. ¿No dejé undepósito, señor Childan, con esa condición? Se trata de un regalo, comousted sabe. Ya se lo expliqué. Un cliente.—He hecho largas averiguaciones a mis expensas, señor Tagomi —dijo Childan—, acerca de esa mercadería, pero usted sabe que no sefabricó en esta región, y por lo tanto…—Entonces no ha llegado —interrumpió Tagomi.—No, señor Tagomi.Una pausa helada.—No puedo esperar más —dijo Tagomi.—No, señor.Childan contempló morosamente el día cálido y brillante y losrascacielos de San Francisco, del otro lado del escaparate.—Alguna otra cosa entonces. ¿Qme recomienda usted, señoChil
dán
?Tagomi haa pronunciado mal el nombre, deliberadamente. Uninsulto, dentro de los mites del digo. Robert Childan, realmentemortificado, sintque se le enrojean las orejas. Las aspiraciones,temores y tormentos que lo consumían diariamente salieron a la
3

Activity (13)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
Afs Gutenberg liked this
mapm99 liked this
mapm99 liked this
waldokow liked this
Lordtomat liked this
jpáez_43 liked this
Plinio Cabrera liked this
orodri45 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->