Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los crímenes del amor - Marqués de Sade

Los crímenes del amor - Marqués de Sade

Ratings: (0)|Views: 24|Likes:

More info:

Published by: Eduardo González Pimentel on Jul 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/25/2012

pdf

text

original

 
 
Los crímenes del amor Marqués de Sade 
Digitalizado por http://www.librodot.com 
 
Librodot Los crímenes del amor Marqués de Sade
Librodot
2
LOS CRIMENES DEL AMOR,
1
 Idea sobre las novelas
Juliette y Raunai o la conspiración de Amboise.La doble prueba.Miss Henriette Stralson o los efectosde la desesperación.Faxelange o los errores de la ambición.Florville y Courval o el fatalismo.
 IDEA SOBRE LAS NOVELASSe llama novela
[roman
]
1
a la obra fabulosa compuesta a partir de las aventuras mássingulares de la vida de los hombres.Pero, ¿por qué lleva el nombre de novela este género de obra?¿En qué pueblo debemos buscar su fuente, cuáles son las más célebres?Y, ¿cuáles son, en fin, las reglas que hay que seguir para alcanzarla perfección delarte de escribirla? He ahí las tres cuestiones que nos proponemos tratar;
2
comencemos por laetimología de la palabra.
1
Para todo este fragmento téngase en cuenta que traduzco por novela el término roman. De ahí lasdisimilitudes que pueden apreciarse en el texto cuando Sade explica la etimología de roman. Esta vozderiva de romanice, término adverbial del latín popular que significa «al modo, a la manera de losromanos», adoptando esta última palabra de romanos la significación que tomó tras la invasión de losbárbaros. Con ella se designó al principio la lengua vulgar por oposición a la culta que era el latín; a partirdel siglo XII designó en francés todo relato en lengua vulgar y especialmente, en el siglo XIV, las novelasde aventuras en verso; en el siglo XV los relatos de caballería en prosa, en el XVII tomó el sentido actualde novela. La voz latina romanice dio en castellano resultados distintos: romance, hacia 1140, se aplicaba alhabla de los romanos; luego pasó a designar el lenguaje hablado por las naciones romanizadas o neolatinas;sustantivado, romance se aplicó a la lengua como nombre, y, posteriormente, a los escritos en esa lengua,en especial el verso narrativo. En el siglo XV, la voz romance se especializa en los poemas que conocemoscon ese nombre. Véase para este tema J. Corominas:
 Diccionario etimológico de la lengua castellana,
y O.Bloch y W. von Wartburg,
 Dictionnaire étymologique de la langue francaise.
 
2
El tema preocupaba a la época; en 1670, D. Huet, a quien luego citará concretamente Sade, la definíaen su
 Lettre a M. de Sagrais, sur l'origine des romans:
«Lo que propiamente se llaman novelas sonficciones de aventuras amorosas, escritas en prosa, con arte para el goce y la instrucción de los lectores.Digo ficciones para distinguirlas de las historias verdaderas. Digo luego aventuras amorosas, porque elamor debe ser el principal tema de la novela. Deben estar escritas en prosa para estar de acuerdo con la cos-
 
Librodot Los crímenes del amor Marqués de Sade
Librodot
3
 Dado que nada nos informa sobre cuál fue el nombre de esta composición entre los pueblos de la antigüedad, en mi
opinión,
sólo debemos aplicarnos a descubrir por qué motivo
llevó
entre nosotros el que aún le damos. La lengua romace
[romance]
era, como se sabe, una mezcla del idioma céltico y dellatín, en uso durante las dos primeras estirpes de nuestros reyes; es bastante razonable pensar que las obras del género de que hablamos, compuestas en esa lengua, debieronllevar su nombre, y que debió decirse
romane
 para designar la obra en que se trataba deaventuras amorosas, como se dijo
romance
 para hablar de las endechas del mismogénero. Vano sería buscar una etimología diferente a esta palabra; al no ofrecernos elsentido común ninguna otra, parece fácil adoptar ésta.Pasemos, pues, a la segunda cuestión.¿En qué pueblo debemos hallarla fuente de esta clase de obras, y cuáles son las máscélebres? La opinión más común cree descubrirla entre los griegos; de ahí pasó a los moros, dequienes la tomaron los españoles para transmitirla luego a nuestros trovadores, dequienes nuestros novelistas de caballerías la recibieron. Aunque yo respete esta filiación, y me someta a ella a veces, estoy, sin embargo, lejosde adoptarla rigurosamente; en efecto, ¿no resulta muy difícil en siglos en que los viajeseran tan poco conocidos y en que las comunicaciones se hallaban tan interrumpidas? Hay modas, costumbres, gustos que no se transmiten para nada; inherentes a todos loshombres, nacen, naturalmente, con ellos; donde quiera que existan éstos se encuentranhuellas inevitables de esos gustos, de esas costumbres y de esas modas. Ni dudarlo: fue en las regiones en que primero reconocieron a los dioses donde lasnovelas brotaron, y, por consiguiente, en Egipto, cuna cierta de todos los cultos; apenas
sospecharon los
hombres unos seres inmortales, les hicieron actuar y hablar, a partir deentonces, ya tenemos metamorfosis, fábulas, parábolas, novelas; en una palabra,tenemos obras de ficción cuando la ficción se apodera del espíritu de los hombres.Tenemos libros fabulosos cuando aparecen las quimeras: cuando los pueblos, guiados,al principio, por los sacerdotes, después de haberse degollado por sus fantásticasdivinidades, se arman, finalmente, por su rey o por su patria, el homenaje ofrecido alheroísmo compensa al de la superstición: entonces no sólo coloca muy acertadamente alos héroes en el lugar de los dioses, sino que cantan a los hijos de Marte como habíancelebrado a los del cielo; aumentan los grandes hechos de su vida; o cansados de hablar de ellos, crean personajes que se les parecen... que les sobrepasan: y muy pronto nuevasnovelas aparecen, más verosímiles, sin duda, y mucho más aptas para el hombre que lasque no celebraron, sino fantasmas. Hércules
3
 , gran capitán debió combatir valerosamente a sus enemigos: ahí tenemos al héroe y la historia; Hércules destruyendo
tumbre de este siglo. Deben estar escritas con arte, y según determinadas reglas. El objetivo principal de lasnovelas es la instrucción de los lectores, a quienes siempre hay que hacer ver la virtud premiada y el viciocastigado. »
3
Hércules es un nombre genérico, compuesto por dos palabras célticas,
 Her-Coule,
que quieren decirseñor capitán (Esa etimología es, por supuesto, fantástica). ;
 
Hércules era el nombre del general delejército, lo cual multiplicó infinitamente los Hércules; luego la fábula atribuyó a uno solo las accionesmaravillosas de varios. (Véase
 Histoire des Celtes,
por Pelloutier).

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->