Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Entre la dimensión oculta y la aldea global

Entre la dimensión oculta y la aldea global

Ratings: (0)|Views: 1,557|Likes:
Published by Jean Wolf
A través del análisis comparativo entre la obra del comunicólogo Marshall McLuhan y el antropólogo Edward
T. Hall, se exploran algunos preceptos teóricos que implican la percepción y conocimiento
A través del análisis comparativo entre la obra del comunicólogo Marshall McLuhan y el antropólogo Edward
T. Hall, se exploran algunos preceptos teóricos que implican la percepción y conocimiento

More info:

Published by: Jean Wolf on Jul 14, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/01/2013

pdf

text

original

 
 
Año 02, No. 5, 2003
 
ARTÍCULOS
Entre la dimensión oculta y la aldea globalUn análisis comparativo de la obra de Edward T. Hall y la obra de Marshall McLuhan
 
Rossana Quiroz Ennis
Maestría en Antropología, FFyL/IIA
,
UNAM 
Resumen:
Introducción
Edward T. Hall y Marshall McLuhan tuvieronun interés particular en analizar las distintasformas en que el ser humano percibe,conoce y reproduce la realidad para generar cultura. La obra de ambos autores se ubicaen los años sesenta del siglo XX, época de lallamada antropología cultural estado-unidense. El auge del psicoanálisis, laneurología y los estudios sobre el funciona-miento de la mente humana, sumados alcontexto de la guerra fría y la influencia deesta última en la instrumentación de una"antropología aplicada" norteamericana,forman parte de las circunstancias históricasque dieron vida al pensamiento de Hall yMcLuhan.El antropólogo Edward T. Hall,considerado el fundador del estudio de lacomunicación intercultural, comenzó sucarrera entre los navajo y los hopi delsuroeste de Estados Unidos. Sin embargo,los fundamentos de su investigación sobrepercepción cultural surgieron del servicio querealizó para el ejercito estadounidense enEuropa y Filipinas durante la SegundaGuerra Mundial. De 1942 a 1945, Hall estuvoa cargo de un regimiento militar deafroamericanos y posteriormente trabajótambién como director del programa deentrenamiento para técnicos del Instituto deServicios Extranjeros. Fue a través de estasexperiencias que Hall expresa haber tenidola oportunidad de observar las múltiplesdificultades originadas a partir de una fallidacomunicación intercultural. Concluyó enton-ces que las dificultades básicas al respectoeran consecuencia de la forma en quemiembros de diversas culturas percibían larealidad también de diferente manera.Por su parte, Marshall McLuhan hasido llamado el oráculo de la era electrónicay es particularmente conocido en el medioacadémico y profesional de la comunicaciónsocial. Descrito en varias publicaciones como"un genio del aforismo", McLuhan fue elcreador de las frases: la aldea global y elmedio es el mensaje. En los círculosacadémicos este autor ha desempeñado unafunción controvertida, lo mismo por elcontenido de su obra que por la forma enque solía exponerla. Varios científicos nocompartían el desenfado y poca formalidadcon la que en muchas ocasiones McLuhanplanteaba sus ideas o se prestaba a símismo en apariciones televisivas, cuando
5
 A través del análisis comparativo entre la obra del comunicólogo Marshall McLuhan y el antropólogo EdwardT. Hall, se exploran algunos preceptos teóricos que implican la percepción, conocimiento y representacióndel mundo según la cultura en que estas acciones están inmersas. El eje fundamental de este ensayo secentra en dos interrogantes: ¿hasta qué punto la cultura -material e intelectual- moldea estas acciones? y¿en qué medida el resultado de las mismas vuelve a moldear la cultura?. Es a partir de este eje quepretenden entretejerse las propuestas teóricas de ambos autores sobre la base de una sola pregunta: ¿dequé forma interactúa una sociedad con su mundo, transformándose y transformándolo?
 
 
Año 02, No. 5, 2003
 
este aparato había sido ya bautizado por losintelectuales como "la caja idiota".1 Llevar elcampo de los estudios comunicacionales aestándares populares no era para estoscientíficos una posibilidad factible degeneración de conocimiento. Sin embargo,McLuhan sigue siendo una gran influenciaasí como un persistente punto de referenciapara todo el que incursione en la temática delos medios masivos de comunicación.Es posible que Hall y McLuhanhayan entrado en contacto a principios de ladécada de 1960, cuando la investigación deambos estaba radicalmente orientada alestudio de la innovación tecnológica y suinfluencia en la transformación sociocultural.Edward T. Hall -como profesor en el Institutode Tecnología de Illinois en Chicago- yMcLuhan -como director del Centro deCultura y Tecnología- inauguraron un campode estudio de la cultura igual de prolífico quede controvertido. Los procesos depercepción, cognición y comunicación por unlado, y los medios, artefactos y tecnologíaspor el otro, son el eje argumentativo quepermite exponer comparativamente la obrade estos dos autores cuyas ideas han sidotan persistentes como polémicas y pococomprendidas a través de cuatro décadas.Los conceptos e influencias teóricasde Hall y McLuhanHall se valió del término proxémica parareferirse a las observaciones y teoríasinterrelacionadas del empleo que hace elhombre del espacio, empleo que resulta enuna elaboración especializada de la cultura2(Hall, 1966: 6). Es éste el concepto que Hallutiliza en su libro La dimensión oculta paraexplorar las implicaciones culturales delespacio personal y el espacio social, asícomo la percepción que el ser humano tienede ambos. Su tesis se funda en los principiosexpuestos por el químico e ingeniero alemánBenjamín Lee Worf para quien la lengua esun elemento primordial en la formación delpensamiento. Para Worf la percepción estáprogramada por la lengua que se habla yninguna filosofía o creencia puedeconsiderarse disociada del lenguaje. SegúnHall, estos principios son aplicables al restodel comportamiento humano y, de hecho, atoda la cultura: diferentes culturas habitandiferentes mundos sensorios y es precisodescubrir cómo son utilizados los sentidos enuna u otra comunidad.La propuesta del comunicólogoestadounidense Marshall McLuhan guardacierta correspondencia con las ideas deHall.3 Uno de los aforismos más famosos deMcLuhan es el de la aldea global. Con esteprecepto, McLuhan hacía referencia a lainfluencia de los medios electrónicos en elcambio de la percepción cultural del espacio.Los usuarios de estas modernas tecnologíasestán atrapados por dos formas distintas depercibir al mundo: el espacio visual
-
lineal,cuantitativo y característico del mundooccidental-, en contraste con el espacioauditivo -holístico, cualitativo y característicode Oriente. La televisión, la computadora, elsatélite y la red global de medios decomunicación llevan a un espacio acústico,un espacio sin fronteras, una aldea global.En este sentido McLuhan se adelanta, y dehecho da nombre, al concepto de globa-lización, que hoy preocupa a numerososinvestigadores.Sin embargo, McLuhan y Hall nosólo comparten su interés por el espacio, por cómo se percibe y por cómo se transforma.Ambos entienden que toda tecnología es unaextensión del cuerpo o la mente del ser humano.4 En este sentido, la lengua, comoextensión del pensamiento, es para los dosautores la primera de todas las tecnologías.Otra idea que parecen compartir es la de laexistencia de una serie de servomecanismoscondicionados por la cultura y delicadamentecontrolados, que mantienen la vida niveladade un modo bastante parecido a la acción deun piloto automático (Hall, 1966: 11). Conesto se hace referencia a una especie deinconsciencia humana respecto a lainfluencia que ejerce sobre la forma de
6
 
 
Año 02, No. 5, 2003
 
percibir el mundo el hecho de transformar elespacio o crear tecnología. McLuhan llama"numbness"5 a esta inconciencia, el efectosedante que sufre cualquier usuario bajo lainfluencia de cualquier medio o tecnología.De alguna u otra forma, la tecnología creadatermina por atrapar a su creador. Másadelante retomaremos esta idea, consi-derada por algunos críticos como undeterminismo tecnológico. Finalmente, am-bos autores comparten las categorías decontraste entre el espacio acústico y elespacio visual.
La tecnología como extensión del cuerpohumano
Como antropólogo, Hall declara que adquirióla costumbre de buscar el principio yescudriñar las subestructuras biológicas delas que nace un aspecto dado del compor-tamiento humano. Ésta es una clara orien-tación en el libro de Hall, donde la analogíaentre hombre y animal está presente en todomomento, así como ciertas consideracionesevolucionistas en torno a la aparición de lossentidos de percepción humana. McLuhan,por su parte, tiende más hacia el análisis dela comunicación humana a través de losmedios tecnológicos entendidos comoambientes en sí mismos y, de hecho, comoambientes que tienden a transformar lapropia percepción humana y, en conse-cuencia, la cultura; todo ello en una complejadinámica de interacción. La tecnología tienela capacidad de crear nuevas relacionessociales y -como bien lo explica John B.Thompson-6 el despliegue de los mediostécnicos (electrónicos o masivos) separa lainteracción social del lugar físico y al separar la interacción social del lugar físcio, dichodespliegue de medios técnicos permite a losindividuos representar a otros que estándistantes (Thompson, 2002: XXIX). Hay queconsiderar que mientras el enfoque de Halltiende hacia un biologisismo, el de McLuhantiende en cambio hacia un análisis de losmedios y la cultura a partir de la literatura y elarte. Ésta es una distinción que vale la penaconsiderar en el contraste del pensamientoentre ambos autores.En este sentido fisiobiológico, alhablar de territorialidad, Hall explica que setrata de un concepto básico en el estudio delcomportamiento humano mediante el cual unser vivo declara característicamente suspretensiones a una extensión de espacio quedefiende contra los miembros de su propiaespecie (Hall, 1966: 14). Una de lasprincipales funciones de la territorialidad esque garantiza la propagación de la especieregulando la densidad de población. Estaprimera relación cuerpo-espacio nos acercaa la idea de una integración entre ambasdimensiones, donde la extensión corporal-mental está implícita en la movilidad y en lasmarcas territoriales que resultan de lamisma. Pero sobre todo, resalta unaanalogía importante en la relación cuerpo-espacio expuesta por Hall: que el sistema decomportamiento humano se produjoevolutivamente de forma muy parecida a laformación de los sistemas anatómicos.Según Hall, en este proceso de evolución, laterritorialidad debió desempeñar papel fun-damental. Al igual que la relación generalentre la edad evolutiva de los sistemas derecepción respecto a la cantidad y calidad deinformación que esos sistemas transmiten alsistema nervioso central del organismo.El sistema nervioso central, por suparte, es un punto importante en la obra deMcLuhan. Para él, si la lengua es laextensión de la mente, la rueda la extensióndel pie, la escritura una extensión de la vista,los medios electrónicos modernos corres-ponden a una extensión del sistema nerviosodel ser humano. La comunicación de ideas osentimientos ya no es ordenada concep-tualmente, sino que alude a una participacióndirecta en la experiencia. La tendenciageneral de la comunicación moderna eshacia la participación en un proceso, másque hacia la aprehensión de conceptos. Yesta gran revolución, íntimamente ligada a la
7

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jason Muñoz liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->