Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Enéada 3

Enéada 3

Ratings: (0)|Views: 11|Likes:
Published by Jose Alonzo

More info:

Published by: Jose Alonzo on Jul 14, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/11/2013

pdf

text

original

 
1
III 1 (3)SOBRE EL DESTINO
1-
Todo lo que acontece y todos los seres se dan ciertamente por alguna causa osin ella. Podría ocurrir también que hubiese acontecimientos y seres sin causa y otrossujetos a ella, o bien que los acontecimientos todos contasen con una causa, en tantolos seres dispusiesen, unos de causa y otros no, o incluso que ninguno proviniese decausa alguna; en sentido inverso, los seres pudieran tener todos alguna causa,mientras entre los acontecimientos unos contarían con ella y otros no, o bien no latendría ninguno de ellos. Si nos referimos a las cosas eternas, es claro que no pareceposible reducir las primeras a causas, por ser precisamente las primeras cosas; mas,cuantas dependen de éstas, reciben su ser de ellas.Quien quiera dar razón del acto de un ser tendrá que referirlo a su esencia; porque suesencia es esto mismo: la producción de un determinado acto. En cuanto a losacontecimientos o a los seres que son siempre así, pero que no cumplen un mismo
 
2
acto, diremos que se deben a causas y no admitiremos que se produzca algo sincausa. No convendrá tomar en consideración declinaciones sin sentido, o unmovimiento de los cuerpos acontecido súbitamente, sin que nada le preceda, o unainclinación inconstante del alma sin que ninguna cosa mueva a ésta a hacer lo queantes no hacía. Pues es claro que experimentaría, por esto mismo, una necesidadmayor, ya que no dependería de sí y se encontraría como movida por movimientosinvoluntarios y sin causa. Porque una de dos, o es movida por el objeto de la voluntad—sea éste externo o interno—, o por el objeto del deseo; ahora bien, si no es movidapor el deseo, no tendrá en modo alguno movimiento. Si todo lo que acontece tiene sucausa, fácilmente deduciremos en cada caso las causas que son más próximas,elevándonos por éstas a (las más lejanas); y así, me dirijo a la plaza pública pensandoque me será posible ver a alguien, o bien que podré resarcirme de una deuda y, engeneral, escoger una u otra cosa, o cumplir uno u otro deseo, lo cual quiere decir queme ha parecido conveniente realizar tal acto.Algunos acontecimientos nos hacen pensar en las artes; por ejemplo, (la causa) delrestablecimiento de la salud es la medicina y el médico; y la causa delenriquecimiento puede ser el descubrimiento de un tesoro, o un legado, o lasganancias derivadas del trabajo o de una profesión. También la causa del hijo es el
 
3
padre, junto con las demás circunstancias externas concurrentes a la procreación: así,una determinada alimentación y, un poco después, el contar con la aptitud para lageneración y con una mujer adecuada para ella. Todas estas cosas se refieren engeneral a la naturaleza.
2-
El concederse descanso cuando se ha llegado a estas cosas y el no querer ir másallá, es tal vez muestra de negligencia y equivale a no escuchar a los que se acercan alas causas primeras, que van mas allá de todo esto. Pues, ¿por qué de dos seresnacidos en las mismas circunstancias, por ejemplo en ocasión de la salida de la luna,el uno se convierte en un ladrón y el otro no? ¿Por qué, en circunstancias semejantes,uno de estos seres contrae la enfermedad y el otro no? ¿Por qué, en fin, luego derealizados los mismos trabajos, el uno termina enriquecido y el otro pobre? Es claroque para las diferencias entre las costumbres, los caracteres y las suertes convendráascender a las causas más lejanas; y nunca se detendrán en los hechos aquellos quehablan de unos principios corpóreos, como por ejemplo los átomos. El movimientode los átomos, sus choques y las relaciones que mantienen entre sí explican para elloslas mismas relaciones entre las cosas, los estados que tienen lugar en éstas y sunacimiento, así como su privativa constitución, sus acciones y sus pasiones. Nuestrastendencias y disposiciones también encuentran ahí su raíz; de modo que se da una

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->