Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Perdonar es sanar

Perdonar es sanar

Ratings: (0)|Views: 344 |Likes:
Published by elblogdemarcelo
Breve resumen de enseñanza sobre el perdón como camino de sanación
Breve resumen de enseñanza sobre el perdón como camino de sanación

More info:

Published by: elblogdemarcelo on Jul 28, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/21/2011

pdf

text

original

 
 
Perdonar, una exigencia del Evangelio
 
Jesús en este punto es, sencillamente, contundente. Frente alas ofensas que recibo de los demás, el Señor me invita a daruna respuesta que, lo confieso, me sacude por dentro:
¡perdona a tu
 
hermano!
No se trata de un consejito moral,que puedo seguir para andar por esta vida de buen rollito. No,la verdad, no siempre puedo estar haciendo el papel del tío´guayµ de la partida. Frente a los problemas en mis relacionescon los ´otrosµ, el Señor no me dice que ´paseµ sin más, comosi nada hubiera ocurrido. Más bien se me pide que reconozcala ofensa recibida, en toda su dolorosa verdad, y que laperdone, imitando así a Jesús que continuamente me perdonay recibe.Ha sido tal la importancia que el Señor ha dado a esteprecepto del Evangelio, que lo ha equiparado nada más, ynada menos, que al perdón de mis pecados. Si yo no perdono,tampoco el Padre me perdonará a mí, y así lo enuncio cadavez que rezo la oración del Padrenuestro:
´Perdona nuestrasofensas, como también nosotros perdonamos a los que nosofendenµ
S
iempre necesitamos perdonar 
 
Pero, ¿qué dices?, me digo a mí mismo, ¡si yo no tengo nadaque perdonar!,« Bueno, lo cierto es que a lo largo de la vidahemos ido arrastrando cadenas de resentimientos, de culpas,de resquemores, que nos paralizan y frenan nuestro caminaren Cristo. Y nos amargan por dentro. Nadie ha recibido todo elamor, la aceptación y el cariño que ha necesitado en la vida,«Padres, hermanos, familiares, amigos, compañeros de estudioo de trabajo, etc., en algún u otro momento nos han herido u
 
ofendido, no nos han valorado suficientemente, ni apoyadosiempre que los hemos necesitado. Algunos incluso, movidospor la envidia u otro sentimiento negativo, nos han hechodaño a posta, aunque la mayoría de las veces las ofensas sonmás fruto de la tensión y el roce que puede producirse entrelas personas, que de una intención premeditada
.
 ¿Q 
ué significa perdonar?
 
Cuando hablamos del perdón a las ofensas, es convenienteclarificar que el acto de perdonar es, fundamentalmente, unadecisión de fe que tomo en respuesta a la invitación de Jesús,y por mi propia sanación interior. Y quiero recalcar que setrata de una
decisión
, no de un sentimiento o una emoción.Sobre emociones/sentimientos no siempre puedo ejercer elsuficiente control. Quizás cuando recuerde la ofensa que mehan hecho, siga experimentando esa herida interior: rabia,decepción, tristeza, etc. y, con frecuencia, no está en mímano evitar sentir eso. Pero decidir, en sí mismo, es un actolibre de la voluntad; independientemente de missentimientos, puedo optar, en el nombre de Jesús, porperdonar a esa persona que me ha herido y me ha tratado sinamor.Muchas personas tienen dificultades para seguir este preceptodel Evangelio. Cuando, por ejemplo, les hablo a los alumnosde este tema ² todos los años lo hago ² por lo general serebotan conmigo, porque creen, entre otras cosas, queperdonar es una especie de injusticia que genera una situaciónde impunidad frente al mal cometido. Creemos que es undeber cristiano, y de nuestra propia autoestima, exigir la justareparación del mal que se nos ha hecho. Sin embargo, nodebemos olvidar que lo propio del perdón es su gratuidad, yno podemos pasarnos la vida esperando que esa personareconozca, por fin, que nos ha hecho daño, para poderliberarnos nosotros mismos de la cadena del resentimiento.
 
 Además, no siempre es posible la reparación del mal cometidoporque ello depende de muchos factores, circunstancias detiempo, lugar, etc. Así, por ejemplo, no podemos obligar a laotra persona a que tome conciencia del mal que nos ha hecho,y que quiera, según el caso, dialogar. En una situación ideal,cuando alguien nos pide que le perdonemos una ofensa, es,para un cristiano, un verdadero festín de alegría, que nos dala oportunidad de amar a esa persona y de reconciliarnos conella directamente. Empero, repetimos, esta situación ideal nosiempre es posible, porque tienen que coincidir dos voluntadesy dos libertades, y debemos ser respetuosos de la voluntad yla libertad del otro como persona.
 ¿Có
mo podemos perdonar?
 
A lo largo de estos años he aprendido que la mejor forma deperdonar las ofensas, especialmente cuando no es posible eldiálogo, es en la oración personal. Una forma para hacerlo quea mí me ha ayudado es la siguiente:1. Tomar conciencia de la presencia viva del Señor dentro denosotros, en lo más profundo de nuestro corazón.2. Reconocer las ofensas que hemos recibido, las heridas quenos han causado, las injusticias que hemos podido padecer encualquier circunstancia de nuestra vida.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
tigre2008 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->