Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LOS CHACKRAS Y CUARTA DIMENSION

LOS CHACKRAS Y CUARTA DIMENSION

Ratings: (0)|Views: 27|Likes:
Published by LupitaC

More info:

Published by: LupitaC on Jul 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/21/2013

pdf

text

original

 
16
 
debe ser profunda. Este ejercicio, practicado diez minutos diarios, nosdará la Clarividencia; a los 15 o 20 días, veremos el agua con colores , ysi un automóvil pasa por la calle, veremos una cinta de luz en el agua(esa es la calle), y al automóvil lo veremos deslizándose sobre esacinta. Quien tenga la paciencia de practicar el ejercicio del vaso conagua durante tres años, se hará Clarividente: pero es necesario tenercontinuidad de propósitos; sólo así podrá desarrollarse el centro de laClarividencia.Con el microscopio podemos nosotros ver a los microbios, a losátomos, pero la Clarividencia va más allá del microscopio; con ellapodemos ver la cuarta vertical, la quinta, la sexta y la séptima; con ellapodemos conocer, directamente, eso que las gentes llaman el "másallá"; con ella podemos ver a los Seres Inefables, llámense éstos"Ángeles" o "Devas", o como quiera denominárseles; tales seresexisten, y podemos verlos con la Clarividencia.Estoy hablando de poderes psíquicos, de psicología experimental,revolucionaria y trascendente; a eso he venido esta noche: a platicarcon ustedes, porque quiero que ustedes se eleven al estado del Súper-Hombre. Ha llegado la hora de luchar de verdad por una transforma-ción radical; dentro de nosotros existen, en estado latente, poderesformidables; pero es necesario despertarlos, salir de este estado dedebilidad en que nos encontramos. Hoy por hoy somos víctimas de lascircunstancias, no sabemos dirigir circunstancias; somos víctimas ynada más que eso: víctimas!Necesitamos transformarnos totalmente, apelar a nuestros pode-res psíquicos, los tenemos, seria lastima que continuáramos así comovamos.Esto seria tan absurdo como aquél que sabiendo que existe untesoro bajo tierra, estando seguro de si mismo, no lo sacara jamás.Dentro de todos nosotros existen tesoros inagotables...
15
 
amas y caballeros: me dirijo a ustedes esta noche con elpropósito de hablar sobre poderes psíquicos, es decir, sobre
D
psicología experimental llevada a la práctica. Empezaremospor hacer un análisis, somero, sobre lo que es ciertamente el mundofísico en el que vivimos...Einstein dijo: "Energía es igual a masa, multiplicada por la veloci-dades de la luz al cuadrado; la masa se transforma en energía, la ener-gía se transforma en masa"... Incuestionablemente, el mundo tridi-mensional de Euclides se encierra dentro de esa fórmula básica deEinstein; sin embargo, más allá de esa fórmula existe algo; quieroreferirme, en forma enfática, a la cuarta coordenada, a la cuarta verti-cal.. Veamos esta mesa, que es larga, ancha y alta (he allí las tresdimensiones); pero, ¿cuánto hace que fue construida esta mesa,cuánto tiempo? (He allí la cuarta vertical); así, pues, la cuarta verticales el tiempo. Más allá de esta cuarta vertical, existe la quinta coordena-da, y ésta en sí misma y por sí misma, es la eternidad; y muchísimo másallá de la quinta vertical tenemos la sexta (la sexta en sí misma, tras-ciende al tiempo y a la eternidad); por último existe la dimensión cerodesconocida, la séptima dimensión.Vivimos, pues en un mundo multidimensional; desafortunada-mente, las gentes sólo perciben el mundo de tres dimensiones; esnecesario desarrollar otras facultades que nos permitan conocer lacuarta vertical. Afortunadamente, en la anatomía oculta del ser huma-no se encuentran, en estado latente, los sentidos que convenientemen-te desarrollados en forma científica, pueden darnos acceso no sola-mente a la cuarta vertical, sino a las dimensiones quinta, sexta y sépti-ma.Obviamente, en la espina dorsal de los seres humanos, en estadoremedio que cerrarla otra vez.Así, pues, los fenómenos Jinas son extraordinarios, maravillosos.Con la Clarividencia, es decir, con los poderes de la "Iglesia deFiladelfia", podemos ver el Cuerpo Vital, ver las tierras de "Jinas", vertoda esta clase de fenómenos, ver qué es lo que se esconde dentro delorganismo humano; ver, por sí mismos, la realidad del Cuerpo Vital,que sirve de fundamento al cuerpo físico (ese Cuerpo Vital es la partetetra-dimensional del cuerpo de carne y hueso). De manera que esecuerpo que estudian en los laboratorios los científicos, no puedeexistir si se le extrae el Cuerpo Vital; actualmente ya hay aparatos paraver ese Cuerpo Vital, lentes poderosos, y día llegará en que esos lentesse perfeccionarán, para ver por medio de ellos, totalmente, la cuartadimensión.Así, pues, que cerrase en este momento a estas verdades, es algoreaccionario y conservador; porque la misma ciencia oficial destroza-rá los conceptos intelectuales de los conservadores, regresivos yretardatarios.Más allá del centro de la Clarividencia, tan indispensable paraconocer por sí mismos y en forma directa qué es lo que sucede cuandouno se muere, qué es lo que pasa cuando uno nace, qué son los miste-rios de la vida y de la muerte, etc., existe también otro centro extraordi-nario; me refiero ahora al centro de la glándula Pineal, al centro aquélque el Apocalipsis denomina Iglesia de Laodicea. El que logre desper-tar tan maravilloso centro, se volverá Intuitivo en alto grado; pero esosí hay que distinguir entre los procesos razonativos y los procesosintuitivos. La razón se fundamenta en el proceso de la opción; elintuitivo no necesita razonar: sabe todo "porque sí", porque lo sabe, sinel proceso deprimente de la opción (son facultades superiores queestán más allá de las "bribonadas" del intelecto); la Clarividencia y laIntuición, pueden transformarnos radicalmente.Hay ejercicios para el desarrollo de la Clarividencia. Aquí tengo,en mi presencia, un vaso de agua; si colocamos este vaso a ciertadistancia entre los ojos y el mismo, podemos hacer un ejercicio formi-dable: debe uno concentrar su mirada, exactamente en el centro delcírculo acuático; la vista debe atravesar el cristal, la concentración
14

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
j25k liked this
gorlich liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->