Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
50Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Anarquía y orden - Herbert Read

Anarquía y orden - Herbert Read

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 309|Likes:
Published by santiago1256
Libros digitales del Kolectivo Conciencia Libertaria, esta vez de Read, Anarquía y Orden,
Libros digitales del Kolectivo Conciencia Libertaria, esta vez de Read, Anarquía y Orden,

More info:

Published by: santiago1256 on Jul 31, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/09/2014

pdf

text

original

 
“Anarquía y orden” de Herbert Read
ANARQUÍA Y ORDEN
*
*
Título original en inglés
 Anarchy and order 
. Traducción: A. Sage. Edición digital: KCL.
5
 
“Anarquía y orden” de Herbert Read
ENSAYOS SOBRE POLÍTICA
Herbert Read
PREFACIO
Este volumen reúne los ensayos en que he tratado específicamente el tema del anarquismo. Noexiste, sin embargo, una separación tajante entre lo que he escrito sobre problemas sociales engeneral (
The Politics of the Unpolitical 
), o sobre los aspectos sociales del arte (
 Art and Society 
y
The Grass Roots of Art 
), o sobre los de la educación (
Education Through Art 
y
Education for Peace
). La misma filosofía reaparece en mis trabajos de crítica literaria y en mis poesías.El primer ensayo se publica por primera vez. El resto ha sido sometido a una expurgación, enocasiones drástica; pero aunque he eliminado aquí y allá una frase temeraria o ambigua, no heintentado dar un aire de cautela a la impetuosa voz juvenil. En verdad, echo de menos ahoraaquellos arrebatos juveniles.
Poesía y anarquismo
fue publicado en 1938 por los señores Faber an Faber, en un volumen,pero ya contenía escritos de épocas anteriores.
La filosofía del anarquismo
se publicó por primera vez por la Freedom Press en 1940;
Existencialismo, marxismo y anarquismo
por lamisma impresora en 1949.
La paradoja del anarquismo
apareció en
 A Coat of Many Colours
(Routledge, 1945), y
Cadenas de libertad 
contiene aforismos y párrafos de escritos ocasionalespublicados en gran número de periódicos, cuya enumeración sería tediosa.
H. R.
INTRODUCCIÓN 
REVOLUCIÓN Y RAZÓN
“La gran misión de la Utopía es hacer lugar a lo posible en cuanto seopone a una aquiescencia pasiva de la presente situación real de lascosas. Es pensamiento simbólico que supera la natural inercia delhombre y lo dota de una nueva facultad, la facultad de adaptaconstantemente su universo humano”. Ernst Cassirer,
 An Essay on Man
.
Hace muchos años asistí a cierta comida de etiqueta en la que me encontré sentado junto auna dama conocida en el ambiente político y miembro del partido Conservador. Era una señoraresuelta, que me preguntó al punto cuál era mi filiación política, y al responderle yo: “Soyanarquista”, exclamó: “¡Qué absurdo!” y no volvió a dirigirme la palabra durante toda la velada.No me sentí ultrajado por esta actitud y reflexioné que después de todo la expresión “política delo absurdo” era una definición cabal de mis creencias.
6
 
“Anarquía y orden” de Herbert Read
Años después rememoré aquella frase al leer 
Le Mythe de Sisyphe
de Albert Camus, pues éste-que comienza con una reflexión acerca del suicidio y razona por qué, no hallando justificaciónfilosófica para vivir en este mundo, puede sin embargo reprimir el impulso de quitarse la vida-llega a la conclusión de que por absurda que sea la existencia, él abriga sin embargo una feanimal en su continuidad. Camus sugiere una filosofía de lo absurdo, y su obra siguiente, queleí con firme simpatía y creciente admiración, ha constituido una afirmación del “absurdismo”tanto en política y ética como en metafísica.
1
El absurdismo en religión se remonta a Tertuliano; en rigor podría deducirse que todas lasreligiones, en cuanto se fundan en el sentido de lo numinoso, son absurdas, carentes de raícesen la experiencia normal, cerradas a las vías normales de percepción y resistentes a los modosnormales de expresión. La mentalidad científica descarta la religión porque es absurda; con locual no puede deshacerse de los fenómenos siempre presentes de la experiencia religiosa.Pero en general podemos decir que el hombre de ciencia acomoda ahora la religión dentro deuna visión amplia del mundo, lo cual no significa que la ciencia le haya encontrado justificación,y por cierto que la religión no se muestra agradecida a ningún apoyo que reciba del hombre deciencia: la aceptación científica de la religión como un estado mental válido es más bien, comolo ha demostrado Martín Buber,
2
 una forma moderna del gnosticismo.Del mismo modo, la ciencia moderna ha llegado a un acuerdo con el anarquismo, lo ha situadocomo un tipo de pensamiento político, que debe ser catalogado y concretado como los demás.Uno de los más grandes sociólogos modernos, Karl Mannheim, lo definió como “la forma máspura y genuina” de la posición de los quiliastas,
3
 que consiste en la espera, evidentementeabsurda, del advenimiento de un reinado milenario sobre la tierra. Es tarea del filósofoanarquista, no probar la inminencia de una edad dorada, sino justificar el valor de la creencia ensu posibilidad.Podría tal filósofo comenzar por una demostración de la absurdidad equivalente de lo que por logeneral se opone al anarquismo: el planteamiento fragmentario, la política
realista
. Ésta (queraramente se eleva del nivel del oportunismo a la condición de
creencias
) es el procedimientorecomendado cotidianamente por los políticos profesionales, los funcionarios civiles, losdiplomáticos, los estadistas, los periodistas, y complacientemente aceptado por el común de losciudadanos. Abarca el mantenimiento por la fuerza armada de un “equilibrio de fuerzas” (en elmundo y dentro del Estado); la tolerancia o sostenimiento de un sistema monetario deconcepción medieval en su origen y hoy de bárbara ineficacia, que divide al mundo en cánonesde valor mutuamente antagónicos; que considera al dinero como cosa en sí misma más quecomo medio de cambio carente de valor; que crea mediante la usura y la renta deudas devolumen incalculable, que directa o indirectamente esclavizan a toda la humanidad, y queperpetúa en general sistemas de educación, convenciones sociales e instituciones del trabajo
1
Es posible que en el “quijotismo” de Unamuno se halle expresa la misma actitud hacia todos esos temas; pero noestoy tan familiarizado con sus ideas para arriesgarme a establecer la comparación.
2
En
The Eclipse of God 
(Gollancz, London, 1953).
3
 
 Ideology and Utopie
(Routledge, London, 1936), p. 202. Me escribía Karl Mannheim acerca de la primera apariciónde la “Filosofía del anarquismo”, y me decía: “Siempre creí que el punto decisivo en historia lo constituye la rupturaentre bakuninismo y marxismo, y usted no sólo ha refirmado la causa supratemporánea del primero, sino que ademáslo ha revitalizado, dándole una nueva significación. Aunque no creo que los principios del anarquismo en su formaahistórica tengan eficacia en una sociedad de técnicas sociales nuevas, porque me parece imposible el planteamientosin un monto de centralización relativamente grande, es todavía misión de esa filosofía enseñar constantemente a lahumanidad que los esquemas de organización son múltiples, y que los que son orgánicos no deben ni necesitan ser supeditados a una organización rígida. Las fuerzas naturales de autorregulación en pequeños grupos producen mássabiduría que cualquier pensamiento abstracto, y así la perspectiva para ellas dentro del plan es aún más importantede lo que podemos conjeturar”.
7

Activity (50)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Mario P C liked this
uhbtgb liked this
Ruben Trindades liked this
sakibd liked this
robedo1 liked this
Gabrelius liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->