Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
21Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Atlas de las aves reproductoras en España

Atlas de las aves reproductoras en España

Ratings: (0)|Views: 4,046|Likes:
Published by HERODOTO1

More info:

Published by: HERODOTO1 on Jul 31, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/18/2013

pdf

text

original

 
DISTRIBUCIÓN
Mundial
. Holártica, bien representada a lo largo del Paleártico occi-dental, si bien se encuentra más dispersa en la franja sur de Europa y en el norte de África, con presencia marginal en Marruecos(Ferguson-Lees & Christie, 2001). La población europea se estimaen 130.000-180.000 pp. (BirdLife International/EBCC, 2000).
España
. Representada por la subespecie nominal, es eminente-mente forestal y ocupa la totalidad del territorio peninsular. Falta enambos archipiélagos, Ceuta y Melilla. Se aprecia una ocupación con-tinua en la mitad norte, salvo en la depresión del Ebro, y fragmen-tada en la mitad sur. En la primera no sólo se asienta en los paisajesmás boscosos de las montañas y de la franja eurosiberiana sino quese extiende por todas las comarcas agrícolas más o menos defores-tadas, como por ejemplo en Tierra de Campos donde nidifica en losbosques-isla y dehesas, en las riberas o, incluso, en plantaciones ais-ladas de chopos (obs. pers.). En el sur se acantona en las zonasserranas y forestales en los sectores de mayor pluviosidad talescomo Sierra Morena, Huelva, sierras Subbéticas, Montes de Toledo,interior de Levante, y las sierras extremeñas. Su ausencia de la
 Azor Común
 Accipiter gentilis
Catalán AstoGallego Azor  Vasco Aztorea
Cobertura
2.097
%
37,4
R. posible
790
%
37,7
R. probable
389
%
18,6
R. segura
918
Información 1985-1997
543
Información 1998-2002
1.554
%
43,8
R. posible (1998-2002)R. probable-segura (1998-2002)R. posible (1985-1997)R. probable-segura (1985-1997)
180
 
depresión del Guadalquivir, del extremo SE y de la meseta sur podría explicarse por la escasa cobertura forestal que ofrecen, aménde otros efectos derivados de la aridez del clima. Más difícil esentender su escasez en Extremadura, aunque el paisaje forestaldominante en esta región, la dehesa, presenta notables peculiarida-des que han de condicionar su idoneidad para esta rapaz. Se alcan-zan máximas densidades allí donde se combina una alta disponibili-dad de presas a lo largo de todo el año con un entorno de parchesforestales muy propicios para sus sistemas de caza. Buenos ejem-plos son la franja costera del NO y algunos sectores agroforestalesde Cataluña. Sin duda la cobertura conseguida está sesgada por ladificultad de su detección, por lo que su distribución puede estar incompleta en algunas regiones.
POBLACIÓN Y TENDENCIA EN ESPAÑA
Se estima la población peninsular en 3.500-6.500 pp., cifra superior a las calculadas a finales de la década de 1980 de 2.300-3.000 pp. por De Juana (1989). Ese aumento puede reflejar un mejor conoci-miento de la población en los últimos años, aunque también podríaindicar un incremento de sus efectivos, al menos en los mejores sec-tores del NO. Las mayores poblaciones parecen concentrarse enGalicia (800-1.400 pp.; X. Vázquez, com. pers.) y en Castilla y León(800-1.100 pp.; Sanz-Zuasti & Velasco, 1999). En Asturias y Cataluñase estiman, en ambos casos, poblaciones de 250-300 pp. (Purroy,1997; Noval, 2001) y en Cantabria 150-175 pp. (datos propios). Seindican mínimos de 151 pp. en Aragón (Sampietro
et al 
., 1998), 102pp. en la Comunidad Valenciana (Urios
et al 
., 1991), aunque en laactualidad se conocen 66-70 pp. sólo para Castellón (V. J.Hernández, com. pers.) y unas 100 pp. en Extremadura (Prieta,2003). Hay zonas con menores poblaciones en Madrid, con un míni-mo de 67 pp. (Díaz
et al 
., 1994); La Rioja, 45-55 pp. (I. Gámez, com.pers.); Granada, mínimo de 43 pp. (Gil-Sánchez
et al 
., 1999); Albacete, mínimo de 20 pp. (Garrigues e
t al 
., 1990; Campos
et al 
.,2001b); 8-12 pp. en 2.800 km
2
del SO de Cuenca (V. J. Hernández,com. pers.) y, en Doñana, 10 pp. (García
et al 
., 2000b). En el nortede Murcia se citan densidades de 1 pareja/143 km
2
en el periodo1989-1993 (Martínez
et al 
., 1996d) y de 1 pareja/238 km
2
en 1999(Sánchez-Zapata, 1999). Otras densidades comarcales superioresson 1 pareja/10 km
2
en Osona, Barcelona (Baucells
et al 
.,1998);7-10 nidos activos en 30.000 ha en las Rías Bajas en la actualidad (L.Ogando, com. pers.), ó 1 pareja/6,8 km
2
en la Segarra, Cataluña, afinales de la década de 1980 (Mañosa, 1994). Se señala una tenden-cia a la estabilidad en la mitad norte (Román
et al 
., 1996; Jubete,1997). En las Rías Bajas , donde se ha efectuado un seguimientodesde comienzos de la década de 1980, se constató hasta 1990 unaumento importante (hasta 22 nidos activos), achacado al fuerteincremento de plantaciones de eucaliptos y a la gran densidad dePaloma Doméstica, que fue seguido de un paulatino descenso en ladécada de 1990, hasta 7-10 pp. en la actualidad, y se señala comoposible causa la industrialización de las explotaciones forestales y ladisminución de palomas (L. Ogando, com. pers.). En sectores medi-terráneos, la disminución de las poblaciones de conejo a principiosde la década de 1990 afectó notablemente al Azor Común, comoocurrió en ciertas zonas agroforestales de Cataluña (obs. pers.). Enel centro y sur la situación es más variable. Se constatan regresioneslocales, como la de la sierra de Guadarrama (Sahagún, 1993), oincrementos, como en Doñana donde al parecer no existía hacedoce años (García
et al 
., 2000b).
 AMENAZAS Y CONSERVACIÓN
Parece muy sensible a la electrocución, y en sendos estudios enSierra Morena y la IBA “Secanos de Lleida”, resultó una de las rapa-ces más afectadas (Guzmán & Castaño, 1998; Mañosa, 2001).Recientemente, se ha constatado que la contaminación por orga-noclorados podría tener localmente efectos negativos sobre lareproducción (Mañosa
et al 
., en prensa). Poco se sabe de los fenó-menos de competencia pero parece no ser un aspecto relevante,aunque Sánchez-Zapata (1999) indica exclusión competitiva por parte del Búho Real en algunas zonas murcianas. Asimismo, puedeejercer una notable depredación sobre el Azor Común en determi-nadas circunstancias (Tella & Mañosa, 1993). Se ha constatado laincidencia de algunas enfermedades (Tricomoniasis) en lugares conalta densidad de Paloma Doméstica (L. Ogando, com. pers.) Trescolectivos pueden incidir especialmente en su situación: colombó-filos, cazadores y cetreros. En el primer caso, el problema nace por las llamativas bajas que produce entre las palomas mensajeras, por lo que es perseguido en ciertas zonas (NO de España; datos pro-pios). Respecto a la caza, se aprecia todavía una persecución allídonde los azores se hacen más conspicuos y hay densidades eleva-das de caza menor. En cambio, el desarrollo de la cría en cautividadde rapaces en Europa abastece las necesidades de los escasos prac-ticantes de la cetrería (Fox, 1995), lo que parece reducir el expolioa casos marginales. A comienzos de la década de 1990, Martínez
et  al 
. (1996d)documentan la pérdida del 50% de los pollos controla-dos en el norte de Murcia por expolio. En otras poblaciones, comoen Suecia, soporta pérdidas de natalidad importantes sin influenciaen la posterior densidad reproductiva (Kenward
et al 
., 1997), aun-que los efectos pueden ser localmente importantes en los núcleosmás precarios. El efecto de los grandes incendios, la disminución desus presas agrícolas y forestales, o la inadecuada explotación de losbosques maduros, no han sido evaluados adecuadamente, aunquequizás condicionen la evolución de sus poblaciones, especialmenteen los sectores mediterráneos, levantinos y meridionales de laPenínsula. Sería necesario el desarrollo de planes de gestión ade-cuados a las diferentes regiones y problemas de conservación.
 Ramón Balbás Gutiérrez, Miguel González-Vélez Iglesias y Santi Mañosa
 Azor Común
 Accipiter gentilis
181
1.64859000390
1-9 pp.10-99 pp.100-999pp.1.000-9.999 pp.>9.999pp.Sin cuantificar 
 
DISTRIBUCIÓN
Mundial
. Ampliamente distribuida por Eurasia, está presentetambién en África (principalmente centro-oriental) como inver-nante. El grueso de la población asiática es migradora, así comogran parte de la población de la península Escandinava. Cría encasi todos los países europeos, a excepción de Islandia. En nues-tro país pasan el invierno preferentemente aves centroeuropeas(Alemania) y, en menor medida, del norte de Europa (De Juana
et  al 
., 1988). Es una de las seis rapaces europeas más abundantes y ampliamente distribuidas (Ferguson-Lees & Christie, 2001). Lapoblación europea se estima en 280.000-380.000 pp. (BirdLifeInternational/EBCC, 2000).
España
. En la Península, la subespecie nominal está bien distri-buida por la mitad norte, y por Levante hasta Murcia, y está máslimitada su presencia en Castilla-La Mancha, Extremadura y  Andalucía. Falta en las Baleares, Ceuta y Melilla. En Canarias lasubespecie
 granti
sólo falta de Lanzarote y Fuerteventura(Martín & Lorenzo, 2001). Se ve favorecida por manchas bosco-sas dispersas de edad joven (15-40 años) que alternan con pue-
Gavilán Común
 Accipiter nisus
Catalán Esparver vulgaGallego Gabián Vasco Gabiraia
Cobertura
2.323
%
41,5
R. posible
1.204
%
51,8
R. probable
601
%
25,9
R. segura
518
Información 1985-1997
511
Información 1998-2002
1.812
%
22,3
R. posible (1998-2002)R. probable-segura (1998-2002)R. posible (1985-1997)R. probable-segura (1985-1997)
182

Activity (21)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
adayarteaga liked this
Bön Kat liked this
bresso_ liked this
XTRANCEY liked this
PATXITM liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->