Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
se_acabo_el_abuso

se_acabo_el_abuso

Ratings: (0)|Views: 43|Likes:
Published by anibalyariel1

More info:

Published by: anibalyariel1 on Aug 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/12/2010

pdf

text

original

 
¡SE ACABÓ EL ABUSO, CANDELARIA SE RESPETA!
5 de diciembre de 2006Sandy BorrásPortavoz ComunitariaPIP MayagüezDurante muchos años la comunidad del Residencial Candelaria de Mayagüez ha sido víctima silentedel abuso policíaco, que se escuda en el estigma que recae sobre las comunidades pobres de nuestro país. Los gobernantes de turno históriamente han utilizado estas comunidades para fines publicitariosde administraciones que nunca han trabajado eficientemente con los problemas sociales y que solo sehan dedicado a criminalizar y marginar estos sectores. Concientes de esta realidad, los jóvenes de La Nueva Escuela, quien es un colectivo de educación popular para la liberación nacional, apoyados por elPartido Independentista Puertorriqueño, se adentraron en esta comunidad para hacerles saber que no se puede seguir siendo víctimas del silencio y que es hora de tomar el futuro en sus manos.A través de dos meses de reuniones en el lugar, se comenzó a evaluar los problemas comunitarios y lasalternativas para trabajar con los mismos, siendo la represión policiáca la queja más común y
 
 preocupante de estos residentes. Casi una centena de casos en los cuales agentes de la policía y/o susdivisiones de crimen y drogas, intervienen indebidamente con la comunidad, haciendo registrosforzosos y humillantes, carentes justificación alguna, que incluyen desnudar públicamente a adultos yalgunos casos niños. Órdenes indiscriminadas de allanamientos; arrestos bajo el cargo de "obstruccióna la justicia" tan solo por cuestionar la legalidad de las intervenciones, y muchísimos casos más en loscuales el trabajo policial se convierte una cuestión personal, terminando en persecusión yhostigamiento a residentes. Testimonios de niños bajo sollozos, que narran como vieron a agentes de la policía fabricar evidencia ante sus inocentes ojos atónitos, preguntándose cómo es capaz un funcionarioque debe velar por su seguridad, golpear, humillar y separar su familia, quién sabe porqué propósito.Ancianos insultados, empujados y hasta roceados con gas pimienta, solo por coincidir con los agentesen el lugar de las intervenciones. Adictos despojados de su dinero, golpeados y secuestrados, que sondejados en pueblos aledaños en medio de la noche para que regresen caminando a la comunidad. Sontantos los testimonios desgarradores e indignates, que decimos: ¡Se acabó el abuso, Candelaria serespeta!Con el apoyo de abogados solidarios se coordinaron charlas de orientación legal y derechos civíles. Secomenzó a recopilar evidencia de todos los testimonios ofrecidos, con miras a incohar un pleito declase por la violación a los derechos civíles de esta comunidad, así como para proveer asistencia legalen los casos individuales. Cada semana se suman dos a tres casos nuevos, conforme la comunidad sedesprende del excepticismo y la desconfianza, producto del miedo, la intimidadación y de por supuesto,los demagogos políticos que solo se acuerdan de éstos en año eleccionario. No es de sorprenderse el
 
nacimiento de nuevos casos, pues con cada una de nuestras reuniones, eran más frecuentes y abusivaslas intervenciones, llegando a amenazar directamente a aquellos que asisten o se atreviesen a asistir alas mismas.Ya no había más miedo, al menos no el suficiente para evitar arriesgarse a evidenciar gráficamente lasituación de abuso y represión, que ha sido el yugo a cargar por demasiados años. Por lo que se procedió a hacer pública la denuncia, a través un mural pintado por jóvenes y niños, que expresaraclaramente la realidad de este residencial y con el lema: "Dale candela al abuso policiáco".Candelaria reconoce que existe la drogadicción y el narcotráfico en su comunidad y se preocupa por elfuturo de sus jóvenes, es por esto que se integró a la pintada del mural la restauración de la abandonadacancha de baloncesto, con miras a realizar actividades orientadas a la juventud, pintándose ylimpiandose la misma con los recursos humanos y económicos de la comunidad. Más de una decena deresidentes, entre los cuales se encontraban adictos a drogas, pintaron la cancha de baloncesto durantetoda la mañana y tarde del domingo 3 de diciembre, mientras de otro lado niños de 6 a 10 años plasmaban en un cartelón lo que es su infancia dentro del residencial y los más jóvenes hacian lo propioen el mural que serviría de marco a la conferencia de prensa citada para el día siguiente. Erasorprendente ver los residentes fuera de sus casas, como sintiéndose libres, limpiando; pintando;recogiendo la basura de los desbordados zafacones, que no se recogía en dos semanas y bailando con lamúsica del disco compacto que promociona La Nueva Escuela, precisamente para este trabajo

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->