Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
46Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ENSAYO - INVITACIÓN A LA ÉTICA - FERNANDO SAVATER

ENSAYO - INVITACIÓN A LA ÉTICA - FERNANDO SAVATER

Ratings: (0)|Views: 5,521 |Likes:
ÉTICA
ÉTICA

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Patricia Nora Macip Zúñiga on Aug 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/04/2013

pdf

text

original

 
ASESOR: LIC. RUBEN ALTAMIRANO CONTRERASALUMNA: PROFRA. PATRICIA NORA MACIPDE ZÚÑIGAGRUPO 93922 DE AGOSTO 2009
La invitación a la ética de Fernando Savater 
El filósofo español parte del principio de que la naturaleza humana esacción transformadora, ya que cada hombre es lo que hace y éste, a su vez, secrea en la actividad
1
. La actividad es la respuesta del hombre ante una realidadque se le opone y le provoca la necesidad de transformarla, aunque el ser humanotambién se transforma como resultado de dicho proceso.Más aún, la identidad de los individuos no se centra en lo que poseen o loque pretenden ser sino en lo que hacen ya que (sostiene el autor), el producto dela actividad humana se presenta, además, como referente de identidad ideal,perfecta. Pero no basta pues –de acuerdo con Savater-, el ser humano “ama mássu posibilidad que sus productos”
2
, es decir, prefiere la posibilidad de seguir creando: el hombre activo es el que quiere, el que desea, pues su principalpropósito, antes que nada, es el querer ser 
3
, es decir, el deseo de definirse a símismo frente al mundo, y ante la inicial falta de identidad propia (y eldescubrimiento de su imperfección), el hombre emprende una búsqueda incesante
1
SAVATER, Fernando.
Invitación a la ética
, Barcelona: Ed. Anagrama, 2008, p 15.
2
 
Ídem.
, p 19.
3
 
Íd.
, p 23.
 
de su propia identidad en la creación, la transformación, proceso que se vuelveinfinito al descubrir la finitud e imperfección de sus productos y de sí mismo y seconvierte en necesidad de ser reconocido por otro individuo.En consecuencia, para el autor la pregunta central de la ética no es “¿quédebo hacer?”, ya que dicha cuestión se ubica más en el plano de lo religioso y laética no debe confundirse con la moral; la pregunta central de la ética tampoco esaquella de “¿qué puedo hacer?”, pues ésta implica suponer que las posibilidadesde acción del hombre a camino único. La ética pues, se centra en otra cuestión:“¿Qué quiero hacer?”, pues la voluntad de ser y hacer conduce al individuo adefinir, con base en dicha pregunta, sus deberes y posibilidades. El deber es elfundamento del querer que, a su vez, conduce al ser humano al descubrimiento desus potencialidades
4
. Para lograr ser reconocido, señala Savater, es necesarioestablecer “… una comunidad de sujetos de la que ningún sujeto quede excluido,en la que se pacten relaciones de auténtica y explícita reciprocidad y donde anadie le sea menoscabada ni vedada la realidad de lo posible”
5
, una sociedaddonde se practique la dialéctica y la integración socio-cultural y en la que elreconocimiento trascienda a la subjetividad de las relaciones (emocionales,parentales, políticas, económicas, etc.). Así, la relación ética -a decir de Savater-,tiende a la impersonalidad y al cosmopolitismo con intención de superar dichassubjetividades
6
.Cabe señalar que el reconocimiento puede encontrar su fundamento en trestipos de relación: a) la que se basa en la piedad, que minimiza la dignidadhumana, b) la que se basa en la jerarquización y la violencia y; c) aquella que sebasa en la fraternidad, la colaboración, y busca la eliminación de la violencia, puesse basa en el reconocimiento de uno mismo en el otro a partir de la mutuaidentificación entre ambos como seres humanos, lo cual constituye, desde laperspectiva de nuestro autor, la base de una auténtica relación ética mediante elotorgamiento de la palabra a los demás y la capacidad de poner en palabras “loque exigimos de ellos, lo que les ofrecemos o reprochamos”
 7
. Así, para el filósofo
4
Íd., p 29.
5
SAVATER, Fernando
. Op. Cit.,
p 30.
6
 
Ídem.
, pp 31-32.
7
 
Íd.
, pp 33-38.
 
español la ética surge y es aplicable sólo en las relaciones humanas, no en larelación entre dioses y hombres, objetos y hombres u plantas y hombres. La éticaes el resultado, no la base de las relaciones auténticamente humanas, pues nopresenta una descripción normativa de la conducta humana sino un ideal cuyocontenido práctico consiste en mantener siempre abierta la vocación humana de loposible. Es decir, la ética, tiende a dejar al ser humano la libertad de querer ser através de la transformación de la realidad y de su identificación en el tránsito: “Elideal ético consiste en articular y reconciliar todo aquello que el hombre quiere, esdecir, todo lo que para él vale”
8
, de lo que se concluye que la ética no posee nipresenta valores, es un esfuerzo creador mediante el cual se pretende armonizar (dar fundamento, posibilidad, coherencia y sentido) a todo lo que vale para elhombre
9
.A modo de conclusn, hace falta rescatar la propuesta de FernandoSavater acerca de que “… una educación moral autónoma y no autoritaria, másatenta al espíritu de la Ley que a su letra, se ocupará de asentar bien losprincipios, de tal modo que cada cual pueda elegir o inventar sus propias normas ysepa abandonarlas o superarlas cuando sea oportuno”
(que nos remite al dilemadel capitán del navío presentado por Aristóteles), y añade que los principios son laformulación del contenido más general de la voluntad de valor, expresados enforma de leyes que recogen el ideal de armonización y jerarquización de losvalores, de lo que el hombre quiere tomando en cuenta la objetivación racional dedicha jerarquía –que no por ello deja de ser subjetiva-, y dejando abierta laposibilidad subjetiva de dar mayor importancia a ciertos valores por encima deotros, pues a final de cuentas (señala Savater), todos los valores sonimprescindibles y todos pueden llevar al máximo refinamiento y elevación.Esta última propuesta nos lleva a concluir que el elemento principal de laenseñanza de la ética es la prudencia ya que, como señalaba el filósofo griego ensu ética a Nicómaco, sólo mediante el ejercicio de la prudencia – es decir, de lacapacidad de razonar, dialogar y decidir conforme a su voluntad-, el hombre puede
8
Íd., p 64.
9
SAVATER, Fernando
. Op. Cit.,
p 64.
10
 
Íd.
, p 68.

Activity (46)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jaime Soto liked this
Lupitaa Arias M liked this
Camilo Quevedo liked this
Angel_Terrible liked this
Chuy Meza liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->