Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Informe a CIDH - Reclutamiento de niños, marzo 2010

Informe a CIDH - Reclutamiento de niños, marzo 2010

Ratings: (0)|Views: 527 |Likes:
Informe a CIDH marzo 2010 - Reclutamiento de niños
Informe a CIDH marzo 2010 - Reclutamiento de niños

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/25/2013

pdf

text

original

 
Informe a CIDH sobre Reclutamiento y Enlistamiento de Niños, Niñas y AdolescentesMarzo, 20101
Situación de vulneración de los derechos del niño en el Perú,desde el enfoque del Derecho Internacional de los DerechosHumanos y el incumplimiento de las obligacionesinternacionales del Estado peruano en esta materia
.
Marzo 2010
 
Informe a CIDH sobre Reclutamiento y Enlistamiento de Niños, Niñas y AdolescentesMarzo, 20102
Situación de vulneración de los derechos del niño en el Perú,desde el enfoque del Derecho Internacional de los DerechosHumanos y el incumplimiento de las obligacionesinternacionales del Estado peruano en esta materia
.La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos presenta el siguienteinforme con el propósito de poner en conocimiento de la Honorable ComisiónInteramericana de Derechos Humanos la situación de vulneración de losderechos del niño debido a su empleo por parte de la organización terroristaSendero Luminoso en ataques armados, así como el enlistamiento indebido demenores de edad al servicio militar voluntario por parte del Ejército Peruano.
I. INTRODUCCIÓN
1. Dicotomía equivalente entre el progreso normativo y una realidad dedeficienciasJunto al reconocimiento de la capacidad de niños, niñas y adolescentes comociudadanas y ciudadanos en formación, el principio del interés superior delniño permite fijar un criterio adecuado y progresivo de articulación de losderechos de la niñez en el conjunto de los derechos humanos.Efectivamente, la observación de estos dos principios tiene una relacióndirecta con el cumplimiento cabal del conjunto de derechos reconocidos aniñas, niños y adolescentes. Pues allí donde estos dos principios no estándebidamente internalizados, el cumplimiento de los derechos de la niñez corregrave peligro. La titularidad de derechos reconocida a niñas, niños yadolescentes asegura la premisa de que no son meros receptores de dádivasque varían según la mayor o menor largueza de la sociedad y el Estado. A suvez, el principio de interés superior del niño es la clave maestra que permiteestablecer la obligación fundamental de toda la sociedad, y en primer lugar delEstado, de asegurar y garantizar el cumplimiento de los derechos de lainfancia.La revaloración de la capacidad de niñas, niños y adolescentes, así como elreconocimiento de su nueva ciudadanía, va en relación directa con el nuevoparadigma que la Convención de los Derechos del Niño promueve desde unaperspectiva de protección integral. La Convención ha sido un instrumentoparticularmente eficaz en la erradicación de aquella visión arcaica, tutelar,imperante hasta hace muy poco, que considera a las niñas, niños yadolescentes como seres incapaces, privados de toda posibilidad de opinión, aquienes en la práctica se despoja de derechos esenciales que no deberían porningún motivo faltar a ninguna persona.La introducción de estos conceptos no sólo ha permitido establecer losderechos de la niñez con una entidad y peso específico propios. Además deello, estos conceptos han promovido un replanteamiento fundamental de la
 
Informe a CIDH sobre Reclutamiento y Enlistamiento de Niños, Niñas y AdolescentesMarzo, 20103
vida social, al punto que se justifica plenamente hablar de una reformulacióndel contrato social que rige la convivencia de los seres humanos, lasinstituciones y el estado. Pues el reconocimiento y la expansión de losderechos de la infancia, y sobre todo la lucha por su aplicación efectiva, obransobre la sociedad en el mismo sentido civilizador en que influye elreconocimiento de los derechos de la mujer y de los derechos de las minoríasmarginadas o estigmatizadas.Hay que decirlo con el mayor énfasis: la mayor participación y peso social delos niños, niñas y adolescentes, de las mujeres y de las minorías, civiliza a todala sociedad, contribuye a asegurar la paz y contrarresta la profunda violenciaque es consustancial al sistema de dominación tradicional basado en el lucro,la exclusión y el patriarcado.Así mismo, estos nuevos principios contenidos y consagrados por laConvención de los Derechos del Niño permitieron reformular el alcance delenfoque basado en la centralidad de los derechos humanos, extendiendo yenriqueciendo sus perspectivas y sus consecuencias. Se vio claramente,entonces, que había sectores amplísimos que no se visibilizaban lo suficienteen la lucha por los derechos, o que en la práctica quedaban preteridos y portanto despojados. Antes de la Convención sobre los Derechos del Niño, porejemplo, uno podía plantear de modo absoluto el derecho a la vida y al mismotiempo callar sobre el maltrato infantil en el hogar sin ser censurado por ellocomo inconsecuente.Hoy, gracias a la revolución conceptual y de conciencia promovida por laConvención, ya no es posible continuar ciegos ante el hecho de que el respetodel derecho a la vida o a la libertad está íntimamente vinculado al respeto alniño y a la garantía de que nunca, en ningún caso, será víctima de maltrato. Lainconsecuencia de antes de la Convención, queda ahora en absoluta yvergonzosa evidencia. ¿Se puede pretender en nuestros días, sin una variabledosis de cinismo, que la protección de toda persona contra la tortura no tieneque ver acaso con la preservación de todo niño, niña y adolescente frente a laposibilidad de sufrir maltrato, empezando por el seno familiar?La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos hace suyos estos criteriospropuestos por la Convención sobre los Derechos del Niño, y los incorporacomo línea transversal de trabajo, tanto en los aspectos relacionados con losderechos de la infancia como en el trabajo con los derechos humanos de formageneral.No obstante todo lo anterior, hay que señalar que los progresos normativos aúnesperan un progreso correspondiente en la situación real de los derechos de lainfancia, pues aún está muy extendida en el mundo una situación devulneración efectiva y a gran escala de los derechos de la niñez, lo que nosindica que hay por delante mucho camino por recorrer. Los datos demortalidad, desnutrición, falta de escolaridad, víctimas de diversas formas deabuso sexual, y uso y maltrato de niños, niñas y adolescentes en conflictosarmados es una realidad de espanto y de dimensiones difíciles de calcular conexactitud.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->