P. 1
LAS TOXINAS AMBIENTALES Y SUS EFECTOS GENÉTICOS

LAS TOXINAS AMBIENTALES Y SUS EFECTOS GENÉTICOS

Ratings: (0)|Views: 9,706|Likes:
Published by arcadia_hb

More info:

Published by: arcadia_hb on Aug 22, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/11/2014

pdf

text

original

 
LAS TOXINAS AMBIENTALES Y SUS EFECTOSGENÉTICOS
Autora:
PRÓLOGO
Desde temprana edad siempre me maravilló el mundo natural. Ennuestros continuos paseos de fin de semana por los alrededores delvalle de México, y en nuestras habituales salidas al interior de laRepública, a los sitios más recónditos y bellos de México, dada laafición de mi padre por la fotografía, pudimos conocer los diversos ymuy variados ecosistemas que en nuestro país existen. Mi amor por lanaturaleza, sin duda, quedó bien cimentado desde entonces. Durantemis frecuentes soliloquios de la adolescencia me preguntaba cómo sehabía originado la gran variedad de seres vivos, cómo se manteníaesta diversidad, y qué mecanismos podrían alterarla. La comprensiónde los procesos hereditarios y de los factores naturales o artificialesque pueden modificarlos ha sido el motor de mi vida académica. En elcamino he despejado muchas dudas, que me han permitido entender eintegrar conceptos genéticos y toxicológicos esenciales. Este libro es elresultado de tal aprendizaje.Tuve la suerte de contar con muy buenos maestros en mis años deestudiante en la Facultad de Ciencias de la
UNAM
. Dedico este libro a ladoctora Leonila Vázquez, con quien aprendí a comprender la diversidaddel mundo biológico, al doctor Raúl Ondarza, quien me enseñó losprincipios de la biología molecular, y en forma muy especial al doctorRodolfo Félix (
QEPD
), quien me introdujo en la investigación de la
 
genética y de la mutagénesis y quien fue mi tutor durante mis estudiosde posgrado. Al doctor Stanley Zimmering de la Universidad de Brown,Providence,
EUA,
por sus enseñanzas acerca de la genética de la
Drosophila
y por su rigor cienfico. A la
UNAM
, que me dio laoportunidad de formarme en sus aulas. A mi madre, por su enormeejemplo; por ser universitaria de vocación y de corazón.La tarea de difundir el conocimiento generado por la ciencia esciertamente difícil. Esta experiencia, sin duda, ha sido enriquecedora.Al redactar este libro siempre tuve presente tratar el tema conlenguaje sencillo y accesible, cuidando no caer en peligrosassimplificaciones. Agradezco a Antonio Lazcano la revisn de laredacción, sus comentarios y sugerencias y a Héctor Abundis por haberpreparado las figuras de este libro.Espero que este libro despierte en el lector su interés y curiosidad yque le permita entender los principios sicos de la geticatoxicológica.
México, D. F., julio de 1992
I. LAS TOXINAS AMBIENTALES
L
OS
seres vivos estamos expuestos a la acción de numerosos agentespotencialmente tóxicos, sean éstos físicos, químicos o biológicos, queprovocan efectos fisiológicos, bioquímicos, patológicos y, en algunoscasos, genéticos. La toxicología es la ciencia que estudia la interacciónentre las toxinas ambientales y los sistemas biológicos.La mayoría de las sustancias químicas presentes en el medio ambientetienen origen artificial; es decir, son sintetizadas por el hombre. Sinembargo, existen cientos de venenos naturales generados pormicroorganismos, hongos, plantas y animales, que son muy tóxicospara otros seres vivos.Algunas de estas sustancias naturales o toxinas se conocen desde laantigüedad. De hecho, el estudio de los venenos ha preocupado a lahumanidad desde tiempos remotos, tal como lo muestra uno de losantecedentes médicos más antiguos que se conocen, el llamado
PapiroEbers
(1500 a.C.). Los egipcios utilizaron toxinas de origen naturalpara matar a sus enemigos o suicidarse. Cleopatra, de acuerdo con latradición, se suicidó haciéndose morder por un áspid.Como lo registran los
Vedas
(900 a.C.) el arsénico y el opio fueronconocidos por los antiguos habitantes de la India. Los chinosemplearon flechas envenenadas con aconitina para acabar con susenemigos, mientras que los griegos, con una tradición que se remonta
 
a Hipócrates (400 a.C.) y se prolonga por 500 años, hasta Dioscórides,clasificaron los venenos de origen natural y desarrollaron numerososantídotos.Durante la Edad Media, el arte de envenenar con fines políticos seconvirtió en un culto, como lo muestra la historia de los Borgias (siglos
XV
y
XVI
); en Francia la reina Catalina de Médicis fue la precursora dealgunos principios empíricos de la toxicología, preparando venenos deorigen natural que probaba en enfermos y presos; anotabacuidadosamente los síntomas que producían y su eficacia.Paracelso (1493-1541) sentó los cimientos científicos de la ciencia delas drogas y los venenos, ya que realizó experimentos y señaló que laspropiedades terauticas y xicas de las sustancias químicas sedistinguen únicamente en función de la dosis. Ya para el siglo
XIX
seestablecen los sitios donde ejercen su acción algunas toxinas,iniciándose así el estudio de los mecanismos que siguen las sustanciasquímicas de origen natural.
FUENTES DE EXPOSICIÓN
 
DE LOS SERES VIVOS A LAS TOXINASAMBIENTALES
 La exposición a los agentes tóxicos puede presentarse en forma aguda,es decir, en un solo episodio generalmente accidental, cuando ingresanal organismo cantidades elevadas de alguna toxina. Puede darse enforma crónica, si existe exposición continua a dosis bajas, que suele iracompañada de su acumulación en el organismo, produciéndose larespuesta tóxica después de mucho tiempo.La ruta o forma de ingreso al organismo es también variada: puede serpor inhalación, por vía digestiva o por contacto a través de la piel. Laspoblaciones de organismos pueden estar expuestas a las toxinas demanera
1)
involuntaria, como ocurre en el ambiente abierto,
2)
voluntaria, cuando el individuo emplea drogas o agentes terapéuticos,y
3)
ocupacional, en el ambiente de trabajo.La concentración de las sustancias químicas en el cuerpo puedemedirse analizando la sangre, la orina y el pelo. Así, por ejemplo, esun hecho conocido que Napoleón fue deliberadamente envenenado conarsénico. Hasta hace algunos años se pensaba que la fuente había sidoel alimento, ya que su autopsia reveló grandes lesiones en el hígado yen el estómago. Sin embargo, el análisis de su pelo (entre 1964 y1982) mostsuficientes cantidades de arnico, que aunqueseguramente no provocaron su muerte, pudieron producir laenfermedad que lo mató. Durante el siglo
XIX
el arsénico se empleabaen la fabricación de muchas medicinas, en cosméticos y pigmentos.Las paredes de la casa que Napoleón habitó en Santa Elena estabanpintadas y cubiertas con papel tapiz verde esmeralda, el cual sefabricaba con arsenito de cobre. Sobre el papel tapiz húmedo, algunos

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->