Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Materiales para una política de la liberación - Enrique Dussel

Materiales para una política de la liberación - Enrique Dussel

Ratings: (0)|Views: 18|Likes:
Published by Edison Bolotin

More info:

Published by: Edison Bolotin on Aug 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/25/2012

pdf

text

original

 
Enrique Dussel
Materiales para una política de la liberación
(Capitulo 13)
13. Modernidad, imperios europeos, colonialismo y capitalismo(Para entender el proceso de la transmodernidad)
1
 
Ésta será una corta ponencia, donde se exponen tesis sostenidas en otrostrabajos a los que remitiré. Se trata sólo de las tesis fundamentales, de las cualesla primera es que los cuatro temas que incluimos en el título se originansimultáneamente, se coimplican, se determinan mutuamente.En efecto, estos cuatro temas, que deseo articular, tienen diversostratamientos, problemática propia, especialistas y bibliografía. Por supuesto, serefieren a realidades históricas que nadie puede negar su existencia y relevancia.Lo que intento, sin embargo, es
cruzar 
,
articular 
, las
cuatro
problemáticas en un
solo argumento
que cobre así mayor importancia a) en la crítica de la ideologíaeurocéntrica (fundamento invisible de las ciencias humanas todavía en laactualidad en Europa y Estados Unidos, y por desgracia en gran parte de laperiferia mundial), y b) en el discernimiento de las tesis fundamentales de unpensamiento postcolonial de liberación (la cuestión «transmoderna»), que se

1
 
Ponencia presentada en el Seminario «Colonialism and Its Legacies» (University of Chicago), 24 de abril de2004.
2
 
En un artículo titulado: «Iberoamérica en la historia universal», en Dussel, 1965, pp. 85-97, ya comencé asituar la temática.
3
 
Por mi parte dicté un curso universitario en el semestre de invierno de 1966 (en la Universidad del Nordeste,Resistencia, Argentina) sobre
 Hipótesis para el estudio de Latinoamérica en la Historia Universal 
, editado por primera vez en un CD que ha sido producido recientemente (
Obra filosófica de Enrique 
 
 Dussel, 1963- 2003 
) (consultar en <www.clacso.org>). Algo de ello se observa en Dussel, 1993.
 
compromete para que «Otro mundo sea posible» (el novel
 Altermundismo
, al quela
Filosofía de la Liberación
ayudó a formular).13.1. EL «MERCADO-MUNDO» ABANDONADO POR LA CHINADesde hace cuarenta años
2
me hice cargo en primer lugar de la pregunta:¿Qué lugar ocupa América Latina en la historia universal?, porque estábamos
fuera
de las interpretaciones estándar de la historia. Para ello era necesarioreconstruir desde el comienzo esa historia «fabricada» por los románticosalemanes, y que Hegel expresó en sus famosas
Lecciones sobre la filosofía de laHistoria Universal.
3
Mi primera intención fue relativizar la centralidad de Europa,situándola como
una
de las civilizaciones de la historia universal, y que ella, detodas maneras, las había puesto en contacto desde finales del siglo XV, dandoorigen en 1492 a la Cristiandad colonial latinoamericana, con una fisonomía únicaen dicha historia universal.Pero esta visión debió ser superada. En primer lugar, la crítica deleurocentrismo nos enfrentó a la mayoría de los intelectuales europeos ynorteamericanos, y en filosofía, que es lo que yo practicaba, se concretó al final delos sesenta en una
Filosofía de
 
la Liberación
, que fue poniendo ahora en cuestiónno sólo el eurocentrismo de tipo weberiano, que es el tradicional, sino igualmente,los eurocentrismos parciales que se ocultaban en el ataque a esta ideología. Elargumento puede sintetizarse aproximadamente de la siguiente manera.La posición tradicional «eurocéntrica» creyó que Europa tenía ciertaspotencialidades muy antiguas (Max Weber se remonta hasta el origen delcristianismo y aun hasta el pensamiento de los profetas de Israel), queatravesando la llamada «Edad Media», irrumpieron con fuerza creadora en laModernidad. En cierta manera Europa podía probar desde antiguo su«superioridad» cultural sobre las otras culturas (aun sobre la indostánica, la china
 
o islámica, y por ello había originado el capitalismo, cuestión histórica a la que M.Weber dedica extensas obras).Desde la «Teoría de la dependencia» latinoamericana (formuladaexplícitamente desde 1966 al menos, y como base epistémica de la indicada
Filosofía de la Liberación
4
), después generalizada por la teoría del
World-System
de I. Wallerstein, se entendió que la expansión de Europa a finales del siglo XVsignificaba el comienzo del proceso de la colonización, del Imperio español yportugués, se ponía en duda que fuera dicha colonización un factor esencial en elorigen del capitalismo (en su momento mercantil-dinerario, tesis afirmada por Pierre Chaunu), pero ciertamente no fue el comienzo de la Modernidad (al menosWallerstein la postergaba hasta la Ilustración del siglo XVIII).Por mi parte
5
, pretendí anticipar la Modernidad hasta fines del siglo XV,articulando y situando a los cuatro fenómenos indicados como originándosesimultáneamente: la Modernidad, los imperios europeos, el colonialismo y elsistema capitalista. La Modernidad (fenómeno cultural, histórico, filosófico, literarioy científico) comienza, según mi tesis, y se desarrolla, cuando Europa deja atrás elMediterráneo renacentista y se «abre» al Atlántico; entra al «ancho mundo» quesupera el enclaustramiento latino- germánico al que le había sometido el mundoislámico-otomano en la llamada «Edad Media» (desde el siglo VII).Todo parecía indicar que desde finales del siglo XV Europa, Lisboa y Sevillaprimero, después Ámsterdam y posteriormente otros puertos atlánticos, se habíanconstituido como el «centro» de la historia «mundial»,
mundial por primera vez enla historia
.

4
 
Véase Dussel, 1977; Alcoff, 2000; «Introduction» (pp. 1-26); y la «Introduction» de E. Mendieta en Dussel,2003, pp. 1-18. Bibliografía en Barber, 1998, pp. 161-167.
5
«Beyond Eurocentrism», en Dussel, 1998e, pp. 3-31. También véase mi artículo «World-Systemand Trans-Modernity», en Dussel, 2002, pp. 221-244.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->