Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Escrito Medida de Guarda Provicional

Escrito Medida de Guarda Provicional

Ratings: (0)|Views: 112 |Likes:
Published by Rafael Riera

More info:

Published by: Rafael Riera on Sep 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/08/2012

pdf

text

original

 
CIUDADANA: JUEZ DEL TRIBUNAL DE PROTECCION DEL NIÑO,NIÑA Y ADOLESCENTES DEL ESTADO LARASALA NRO: 02ASUNTO: KH07-X-2009-000011MATERIA: RESPONSABILIDAD DE CRIANZA
Yo, Rafael Ángel Riera Mendoza, mayor de edad, soltero, deeste domicilio y titular de la cedula de identidad Nº 7.431.981, en mi carácter de autos, en representación de mi menor hijo Rafael Andrés Riera Contreras,de mi mismo domicilio, ante usted ocurro muy respetuosamente para exponer:Solicito mediante la presente sea ratificada la medida de guarda provisional de mi menor hijo, decretada por ese digno tribunal en fecha29/01/09, así como también se acuerde la solicitud de ejecución forzosa de lamisma, por consiguiente, sea declarada
SIN LUGAR 
la oposición hecha por la parte demandada, tomando en cuenta las siguientes consideraciones:1.-Se desprende del simple análisis y lectura del asunto principal en sus casidoscientos folios, así como también del presente cuaderno de medidas en suscasi cincuenta folios, que no existe
NI UNA SOLA PRUEBA,
ni documentalni testimonial, que de fé del ejercicio de una maternidad responsable por partede la ciudadana Yamileth Contreras, por cuanto su defensa ha estado basadaúnica y exclusivamente en una serie de insultos y descalificaciones hacia mi persona, pretendiendo hacer creer a este tribunal que la forma arbitraria en quesustrajo a mi menor hijo de su hogar, cual si fuera un objeto de su propiedad,tengan que ver con una supuesta situación de “violencia psicológica” en sucontra. Es el caso Ciudadana Juez, y aun no siendo materia de este juicio, queme permito informarle que la denuncia interpuesta ante la fiscalía tercera delM.P., por la ciudadana Yamileth Contreras, forma parte de una maniobramalintencionada en mi contra, ya que se desprende de acta de audienciacelebrada en fecha 12/12/08, que riela en el asunto principal, pero quenuevamente anexo marcado 1, que dicho procedimiento fue hecho totalmentea mis espaldas, y que tuvo como único fin, lograr influenciar la opinión de laJuez que conoció de su solicitud de “separación de hogarintentada ante lasala 1 de ese tribunal (la cual es legalmente inadmisible, por cuanto lasolicitante no acredita la cualidad de conyugue) al presentarle unasinnecesarias medidas de protección y alejamiento, y digo innecesarias por cuanto ha sido mas bien mi interés tener el menor contacto posible con la sra.Contreras, limitando nuestra relación a lo estrictamente referente a la crianzade mi hijo, situación esta que la sra. Contreras también pretendió tergiversar,al identificarse en sus escritos como mi concubina, relación que esabsolutamente inexistente, por cuanto desde noviembre del año 1.999 fecha enla cual engendré con la sra. Contreras a mi menor hijo, la relación con lamisma, reitero, se ha limitado estrictamente a la crianza del mismo, por cuanto
 
me permito deducir, que su intención de querer evidenciar una relación deconcubinato, tuvieron que ver mas bien con fines ocultos, como su interés enque me desalojaran de un inmueble propiedad de mis hermanos y mío, en elcual se le permitió a la sra. Contreras ocupar un anexo, situación que sedesprende de su solicitud hecha ante la fiscalía Décima Quinta del M.P. defecha 03/11/08, la cual consta en el folio N° 07 del expediente fiscal 13-F15-2154-08 el cual anexo marcado 2; por otro lado, la sra. Contreras interponeotra solicitud, esta vez de “suspensión del régimen de visitas”, ante la mismasala 1 de este tribunal, en su intención de separarme de mi menor hijo eimpedirme el derecho de frecuentación con el mismo establecido en la ley,solicitud esta que tampoco ha sido considerada por razones obvias, y por elcontrario, esa misma sala 1 ha aperturado un procedimiento de
privación deguarda
en su contra.
Ciudadana Juez, el fracaso de la acciones intentadaspor parte de la sra. Contreras y sus apoderados judiciales por ante estetribunal, por ante la fiscalía Décimo Quinta del M.P., así como también,el haber atendido al criterio del Concejo de protección del niño y deladolescente del Estado Lara, según el cual, el único requisito que debíacumplir para efectuar su cambio de residencia, era buscarle un cupo encualquier escuela a mi menor hijo, criterio este que se encuentraplasmado en pronunciamiento de fecha 10/11/08 (el cual anexo marcado3), y además de ello, el saberse imposibilitada para demostrar en lapresente causa la más mínima capacidad para asumir la responsabilidadde crianza de mi menor hijo, fueron las verdaderas razones por las cualesla misma decide llevarse a mi hijo de la manera arbitraria como lo hizo,cuando en fecha 26/12/08, de buena fe se lo entregpara quecompartiera con ella los días correspondientes al receso navideño deacuerdo al régimen de convivencia familiar pactado de mutuo acuerdodesde el año 2.005.
2.-En cuanto a una declaración hecha por mi menor hijo ante el CMPNA del poblado de tucaní, y presentada por la parte demandada como probanza parasustentar su oposicn a la medida, me permito hacer las siguientesconsideraciones:
PRIMERO:
No contradigo dicho documento en cuanto a lamanifestación de mi menor hijo de su actual deseo de querer quedarse a vivir con su mamá en el poblado de tucaní, por cuanto me lo ha manifestado enconversaciones telefónicas que hemos sostenido recientemente; el asuntoverdaderamente importante a apreciar Ciudadana Juez, es como fue inducido a parcializarse, vaya usted a saber bajo que condiciones, por cuanto segúnentrevista que le hiciere la Abog. María JoFernández García, FiscalAuxiliar Décimo Quinta del M.P., en fecha 31/10/08, y que consta en el folio Nº 2 del mismo anexo marcado 2, mi hijo manifiesta:
“…..Que no está seguro, que no sabe con quien le gustaría estar,porque le gustaría estar con su mamá en Mérida y tambiénaquí con su papá…” 
Ciudadana Juez, no olvidemos que prácticamente se le esta pidiendo aun niño de apenas ocho años de edad, un pronunciamiento sobre lo que será su
 
vida futura, la cual no tendría ninguna perspectiva al lado de su mamá, ya quela misma lo arrastraría a su inestabilidad de vida.
SEGUNDO:
Se
 
medespierta cierta duda en cuanto a la veracidad de dicho documento, por lassiguientes presuntas manifestaciones de mi menor hijo: “… me siento muyfeliz de estar aquí porque ya puedo jugar con mis amiguitos y jugar fútbol quees lo que me gusta…” , “ ….. yo vivía en una casa grande con mi mamá y conmi papá, pero no me gusta estar ahí, mi papa pelea mucho, me regaña mucho,y a veces me pega con los zapatos o con la mano…” , al respecto debo decir,Ciudadana Juez, que mi hijo Rafael Andrés, practica a su libre elección nosolo fútbol, sino también béisbol, lo cual se encuentra evidenciado en lasfichas de inscripción en el club de fútbol del Colegio San Pedro y en LasPequeñas Ligas del Cardenales de Lara, la cual anexo marcados 4 y 5; por otrolado, se aprecia un intento descarado de hacerme ver también como un padremaltratador, cuando es mi propio hijo, el mejor testigo de que jamás herecurrido a ningún tipo de violencia para hacerle entender u obedecer algunainstrucción, por cuanto al mismo lo ha caracterizado siempre su obediencia,intachable conducta y buenos modales, manifiesta en su hogar, colegio,campos deportivos, etc.3.-En cuanto a la testigo promovida, y aún no siendo procedente la tacha delos mismos, es mi deber informar a este tribunal, que la sra. Leída Contrerasno posee la más mínima autoridad moral para entre otras cosas pronunciarsesobre lo que debería ser la correcta crianza de un hijo, por cuanto su únicohijo, actualmente en edad adolescente, ha sido retirado de varias institucioneseducativas por manifiesta mala conducta y bajo rendimiento escolar, nocursando estudios actualmente de ningún tipo, lo cual, considero suficientemotivo para desestimar su testimonio en el presente cuaderno y en el asunto principal.4.- En relación a la prueba documental promovida por la contraparte, referidaa un examen psicológico practicado a la Sra. Contreras, me permito hacer lassiguientes consideraciones;
PRIMERO:
se desprende del mismo lo prejuiciado de la opinión de quien lo suscribe, por cuanto se atribuye sinningún reparo la condición psicológica diagnosticada a la Sra. Contreras a su“ex pareja” ; ahora bien, si tal acusación está referida a mi, me permitoreiterar que no he mantenido ninguna relación de pareja con la Sra Contreras,salvo la relación ocasional sostenida en octubre del año 1.999 en la cual procreamos a mi hijo RAFAEL ANDRÉS. Ciudadana Juez, aquí no estamosante la separación de una pareja, la Sra. Contreras y yo jamás lo hemos sido, por lo cual, no debemos confundir el que se le halla permitido a la Sra.Contreras el ocupar temporalmente un anexo del inmueble donde yoigualmente habito, con la existencia de una relación de pareja o concubinato,como ella lo ha querido entrever.
SEGUNDO:
Habida cuenta del diagnostico psicológico hecho a la Sra. Contreras, valdría la pena preguntarse entre otrascosas lo siguiente: ¿Esta sometida la sra. Contreras actualmente a algunaterapia? ¿Qtratamiento le fue preescrito? ¿Está la Sra. Contreras encapacidad de tener a su cuido a un niño?......?
TERCERO:
Como a sido su proceder característico, la Sra. Contreras seguramente ocultó al psicólogodetalles importantes de su vida presente y pasada, como su creencia en el

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->