Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
17Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Obra del Espíritu Santo, Vol 1 Abraham Kuyper

La Obra del Espíritu Santo, Vol 1 Abraham Kuyper

Ratings: (0)|Views: 545|Likes:
Published by Abiatar

More info:

Published by: Abiatar on Sep 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/12/2013

pdf

text

original

 
Prefacio del Autor 
Los tratados dedicados especialmente a la Persona del Espíritu Santo son comparativamentepocos, y el tratamiento sistemático de Su
Obra
es incluso más escaso. En la dogmática,ciertamente, se introduce este asunto, se desarrolla y se explica, pero el tratamiento
especial 
es excepcional.Tanto se ha escrito sobre Cristo, y tan poco se ha escrito sobre el Espíritu Santo. El trabajo deJohn Owen en este asunto es el más conocido, y aún no ha sido superado. De hecho, JohnOwen escribió redactó tres obras acerca del Espíritu Santo, las cuales fueron publicadas en1674, 1682 y 1693. Owen era un prolífico escritor y teólogo por naturaleza. Nacido en 1616,murió a la buena edad de setenta y cinco años, en 1691. Desde 1642, el año en que su primer libro fue publicado, continuó escribiendo libros hasta su muerte. En 1826 Richard Baynes publicó nuevamente las obras de John Owen, D.D, editado por Thomas Russell, A.M., con notas biográficas de su vida y escritos (veintiún volúmenes). Estaedición aún se encuentra en el mercado, entregando un tesoro de sólida y exhaustiva teología.Además de las obras de Owen, menciono las siguientes:
David Rungius, “Proof of the Eternity and Eternal Godhead of the Holy Spirit,”Wittenberg, 1599.
Seb. Nieman, “On the Holy Spirit,” Jena, 1655.
Joannes Ernest Gerhard, “On the Person of the Holy Spirit,” Jena, 1660.
Theod. Hackspann, “Dissertation on the Holy Spirit,” Jena, 1655.
J. G. Dorsche, “On the Person of the Holy Spirit,” Köningsberg, 1690.
Fr. Deutsch, “On the Personality of the Holy Spirit,” Leipsic, 1711.
Gottfr. Olearius (John F. Burgius), “On the Adoration and Worship of the Holy Spirit,”Jena, 1727.
J. F. Buddeuss, “On the Godhead of the Holy Spirit,” Jena, 1727.
J. C. Pfeiffer, “On the Godhead of the Holy Spirit,” Jena, 1740.
G. F. Gude, “On the Martyrs as Witnesses for the Godhead or the Holy Spirit,” Leipsic,1741.
J. C. Danhauer, “On the Procession of the Holy Spirit from the Father and the Son,”Strasburg, 1663. J. Senstius, Rostock, 1718, y J. A. Butstett, Wolfenbüttel, 1749. JohnSchmid, John Meisner, P. Havercorn, G. Wegner, y C. M. Pfaff.La
Obra
del Espíritu Santo ha sido discutida en forma separada por los siguientes autores:Anton, “The Holy Spirit Indispensable.” Carsov, “On the Holy Spirit in Conviction.” Wensdorf,“On the Holy Spirit as a Teacher.” Boerner, “The Anointing of the Holy Spirit.” Neuman, “TheAnointing which Teaches All Things.” Fries, “The Office of the Holy Spirit in General.” Weiss,“The Holy Spirit Bringing into Remembrance.” Foertsch, “On the Holy Spirit’s Leading of theChildren of God.” Hoepfner, “On the Intercession of the Holy Spirit.” Beltheim, Arnold, Gunther,Wendler, and Dummerick, “On the Groaning of the Holy Spirit.” Meen, “On the Adoration of theHoly Spirit.” Henning y Crusius, “On the Earnest of the Holy Spirit.”Los teólogos daneses a continuación han escrito sobre el mismo tema:Gysbrecht Voetius en su “Select-Disput,” I, p. 466. Sam, Maresius, “Theological Treatise on thePersonality and Godhead of the Holy Spirit,” en su “Sylloge-Disput,” I, p. 364. Jac. Fruytier, “TheAncient Doctrine Concerning God the Holy Spirit, True, Proven, and Divine”; exposición de Johnxv. 26, 27. Camp, Vitringa, Jr., “Duæ Disputationes Academicæ de Notione Spiritus Sancti,” ensu Opuscula.
 
Los estudios del presente siglo sobre el mismo tema difícilmente pueden ser comparados a lasobras de John Owen. Mencionamos los siguientes:Herder, “Vom Paraclet.” Kachel, “Von der Lästerung wider den Heiligen Geist,” Nürnberg, 1875.E. Guers, “Le Saint-Esprit, Étude doctrinale et pratique sur Sa Personne et Son OEuvre,”Toulouse, 1865. A. J. Gordon, “Dispensation of the Spirit.”Esta pobre bibliografía deja en claro lo insuficiente del tratamiento sistemático en cuanto a lapersona del Espíritu Santo. Lo estudios sobre la Obra del Espíritu Santo son incluso másescasos. Es verdad que existen muchas disertaciones sobre las diferentes partes de su Obra,mas esta nunca se ha tratado en su unidad orgánica. Ni siquiera por Guers, el cual reconoceque su pequeño libro no tiene la intención de ser ubicado dentro de la dogmática.De hecho, Owen aún no ha sido superado y por lo tanto sigue siendo solicitado por los buenosteólogos, tanto laicos como clérigos. Aún así, la obra maestra de Owen no da a entender queun estudio aun más detallado de este asunto sea algo irrelevante. Aunque sea un campeóninvencible para los arminianos y semi-arminianos de fines del siglo diecisiete, su armadura esdemasiado liviana como para responder a los errores doctrinales del tiempo presente. Por estarazón, el autor ha tomado la tarea de entregar al público cristiano pensante una exposición dela segunda parte de este grandioso asunto, en una manera adaptada a las pretensiones de laépoca y a los errores de hoy. El autor no ha tratado la primera parte, la Persona del EspírituSanto, pues este no es un tema controversial. De hecho, la Divinidad del Espíritu Santo esconfesada o negada, pero los principios de los cuales confesión o negación son el resultadoobvio divergen de manera tal que es imposible sostener una discusión entre quien los confiesay quien los acepta. Si aquellos entraran en tal discusión, tendrían que bajar la guardia en elpunto de principios fundamentales y discutir cuál es la Fuente de la Verdad. Y cuando esto sehaya dejado claro, podrán discutir un asunto especial como el del Espíritu Santo. Pero antes deesto, una discusión entre ellos que niegue la Revelación sería casi sacrílega.Pero con la Obra del Espíritu Santo, esto es diferente. Porque aunque los que profesan ser cristianos reconocen su Obra, y todo lo que esta incluye, y todo lo de que de ella fluye, losdiferentes grupos en los cuales ellos se dividen lo representan en maneras divergentes.¡Cuántas diferencias hay en este punto entre calvinistas y éticos, reformados, kohlbruggianos yperfeccionistas! Las representaciones de los sobrenaturalistas prácticos, místicos yantinomianos difícilmente se pueden reconocer.Me pareció infactible y confuso atacar a estas desviadas opiniones en puntos secundarios.Estas diferencias jamás deben ser discutidas si no es sistemáticamente. Aquel que no hadelineado primeramente el dominio entero en el cual el Espíritu Santo obra, no puede medir ninguna parte de él exitosamente, ni para ganar a un hermano ni para la gloria de Dios.Así, dejando las polémicas casi enteramente fuera, he hecho el esfuerzo de representar laObra del Espíritu Santo en sus relaciones orgánicas, de modo que el lector quede habilitadopara estudiar el dominio entero. Y al estudiarlo, ¿quién no se sorprenderá de las dimensionescada vez más grandes de la Obra del Espíritu Santo en todas las cosas relativas a Dios y alhombre?A pesar de honrar al Padre y de creer en el Hijo, ¡cuán poco vivimos en el Espíritu Santo! Aveces incluso nos parece que el Espíritu Santo es añadido accidentalmente a la grandiosa obrade redención
sólo
para efectos de nuestra santificación.Por esta razón nuestros pensamientos se ocupan tan poco del Espíritu Santo; por esta razónse le honra tan poco en el ministerio de la Palabra; por esta razón el pueblo de Dios, postradoen súplica ante el Trono de Gracia, lo hace tan poco el objeto de su adoración. Sientesinvoluntariamente que de tu piedad, que ya es bastante pobre, el Espíritu Santo recibe unaporción demasiado escasa.Y ya que este es el resultado de una falta inexcusable de conocimiento y de apreciación de Sugloriosa Obra en toda la creación, un entusiasmo santo se apoderó de mí, en el poder de Dios,para proporcionar un poco de ayuda en este asunto a mis amigos campeones en la feentregada una vez por los padres.

Activity (17)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
mariocampoc liked this
minuher liked this
minuher liked this
Nancy Barrera liked this
Jackeline Torres liked this
gusherval liked this
Abiatar liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->