Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
19Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Plenario "Kosuta"

El Plenario "Kosuta"

Ratings: (0)|Views: 6,360|Likes:
Published by ABovino

More info:

Categories:Business/Law
Published by: ABovino on Sep 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/14/2013

pdf

text

original

 
 1
C
APÍTULO
XIIEl plenario “Kosuta”
“La jurisdicción es lo opuesto a la arbitrariedad. La autoridad en el sentido hobbesiano puedehacer la ley, pero la jurisdicción exige, en cierto modo, la verdad. Lo cual puede querer decir dos cosas: que el criterio de decisión encarne una verdad jurídica o de justicia representadapor unos valores supuestamente objetivos, o que, al menos, existan unos criterios establecidoscon anterioridad que, cualquiera sea su contenido, puedan ser aplicados al caso concreto. Estoes lo mínimo que caracteriza a la jurisdicción para seguir mereciendo tal denominación”.Modesto S
AAVEDRA
L
ÓPEZ
,
Jurisdicción
.
XII. 1. Convocatoria en dos actos
 
La historia del plenario "Kosuta"
1
constituye una expresión paradigmática de la ideología que informa lasdecisiones de la Cámara Nacional de Casación Penal. La Sala III de la CNCP, bajo el pretexto de tomar una delas pocas decisiones favorables a la aplicación del instituto de la suspensión del procedimiento penal a pruebaregulado en los arts. 76
bis
y ss. del Código Penal, desencadenó un proceso que, con algunos contratiempos,culminó "exitosamente", con el dictado de la sentencia plenaria que comentamos.Independientemente de la cuestionable validez constitucional de la doctrina que sostiene el carácter obligatorio delos fallos plenarios
2
, se debe admitir que éste debería fundarse, esencialmente, en la idoneidad, integridad moraly formación jurídica de los miembros que integran el tribunal, y, además, en las
razones
que brindan sustento alas conclusiones jurídicas del caso. Sin embargo, en el sistema de justicia penal nacional, el único fundamento delvalor vinculante del fallo plenario es una norma de rango legal
3
.En este capítulo nos limitaremos a analizar, exclusivamente, dos cuestiones. En primer término, nos ocuparemosde la autoconvocatoria que la Sala III cursara a las demás salas de la Cámara, con el objeto de dictar un falloplenario. En este punto, será necesario considerar un caso anterior a "Kosuta" que resultará de suma utilidadpara comprender mejor su proceso de gestación
4
.
1
CNCP, Acuerdo Nº 1/99 en Plenario Nº 5, Autoconvocatoria en causa Nº 1.403, de la Sala III, “Kosuta, Teresa Ramona s/rec. decasación”, del 17/8/99.
2
Cf., entre otros, M
AIER
,
Derecho procesal penal 
, t. I, ps. 132 y ss., y ps. 746 y ss.; S
OLER
,
Derecho penal argentino
, 5ª ed., t. 1, ps. 159y ss; A
RCE
y D
ÍAZ
C
ANTÓN
,
Obligatoriedad de los fallos plenarios. Su inconstitucionalidad 
, ps. 189 y ss. Tal como señala M
AIER
, “... hansido más las opiniones contrarias...” a la validez constitucional de las sentencias plenarias con efectos obligatorios (t. I, p. 134). Ver,también, el minucioso estudio del tema desarrollado en el voto de Mario M
AGARIÑOS
, en la Causa Nº 784, Caso “Menghini, ArielArmando”, resuelta el 24/2/00 por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 23 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A su voto se sumó el deMiguel
DEL
C
ASTILLO
, con lo cual el tribunal alcanzó la mayoría necesaria para decretar la inconstitucionalidad del art. 10, inc. c, párr. II,de la ley 24.050 (publicado en “La Ley”, t. 2000-B, ps. 575 y ss.).
3
Como veremos más adelante, la facultad que el legislador concedió a la Cámara de Casación en el art. 10 de la ley 24.050 resultacontraria a diversos principios de jerarquía constitucional.
4
Para informarse sobre las diversas cuestiones de fondo resueltas en el plenario “Kosuta”, cf. B
ERTELOTTI
y R
IZZI
,
Plenario de la Cámarade Casación Penal acerca de la suspensión del juicio a prueba
; B
RUZZONE
,
Probation: El plenario “Kosuta” de la Cámara Nacional deCasación Penal o el triunfo de la tesis restrictiva (de la libertad)
; del mismo autor,
Ecos del plenario “Kosuta”. La inconstitucionalidad dela obligatoriedad jurídica de la jurisprudencia plenaria: un problema de independencia interna del poder judicial.
 
 
 2
En segundo lugar, nos dedicaremos al análisis de los argumentos desarrollados en el voto de la mayoría parasustentar la tesis restrictiva adoptada respecto de la pena máxima de los delitos a los cuales se puede aplicar elinstituto de la suspensión del procedimiento penal a prueba.Nuestro desarrollo, como veremos, señalará la invalidez del fallo dictado por la Cámara Nacional de CasaciónPenal en pleno en el caso "Kosuta". Como también veremos, la invalidez del fallo analizado no sólo deriva de lainconstitucionalidad de la jurisprudencia obligatoria sino, además, del incumplimiento de los requisitos legalesestablecidos en el art. 10 de la ley 24.050.
XII. 2. El caso “Vázquez”... o sobre la desesperación por legislar 
I. En el caso “Vázquez”
5
, C
ASANOVAS
votó en primer término y, al resolver el alcance de la restricción referida alos delitos que tienen prevista la pena de inhabilitación (art. 76
bis
, párr. VIII, CP), optó por la tesis favorable a laaplicación del instituto a un mayor número de casos. Sostuvo, en consecuencia, que la restricción no se debíaaplicar automáticamente a los delitos que, en abstracto, preveían pena de inhabilitación. Además, y
antes
desaber si un segundo voto confirmaría su tesis, C
ASANOVAS
adelantó su opinión en el sentido de que, de triunfar lapostura por él defendida, tal circunstancia
forzaría
“a la convocatoria plenaria".El segundo voto, redactado por T
RAGANT
, nada dijo sobre la autoconvocatoria, pero adhirió a la tesis sustantiva deC
ASANOVAS
, estableciendo así, por mayoría, que la restricción sólo operaba cuando se trataba de delitos queprevieran pena de inhabilitación que, además, fuera de posible aplicación en el caso concreto. El tercer voto, endisidencia, se apartó de la solución de la mayoría pero, al mismo tiempo, llevó a R
IGGI
a afirmar: "... coincido conla procedencia de la convocatoria para el dictado de una sentencia plenaria (ley 24.050, art. 10, inciso b)".Finalmente, los integrantes de la Sala III resolvieron:
"Que en punto al tema de la convocatoria a plenario en los términos del artículo 10, inciso b) de la ley 24.050,esto es, la improcedencia o no del instituto de la
 probation
de mediar pena de inhabilitación especial, en formaprincipal, conjunta o alternativa, a juicio de esta Sala resulta conveniente que la misma fuera abarcativa deotros puntos también controvertidos... sin que esta enumeración sea excluyente de otros que puedan proponer los restantes miembros de esta Cámara".
En este sentido, se torna evidente que el voto de R
IGGI
fue el único consistente con la decisión que propuso. Alestar en desacuerdo con la interpretación defendida por sus dos compañeros de sala, respecto al tema de lainhabilitación, su actitud fue consecuente, pues era la única manera de que su tesis —disidente en el marco de laSala III— resultara aplicable a los casos futuros. La opinión de C
ASANOVAS
, por el contrario, fue claramenteinconsistente, pues implicó, en sí misma, la imposibilidad legal de continuar aplicando el criterio que él considerócorrecto. R
IGGI
, partidario de la tesis minoritaria en el ámbito de la Sala III, coincidió con C
ASANOVAS
en la"necesidad" de convocar la reunión del tribunal en pleno. Su decisión fue consistente con el criterio interpretativo
 
 3
que defendió, pues, al quedar en minoría en su propia sala, sólo podría imponerlo a sus compañeros de tribunalrecurriendo a la suma de las voluntades de los miembros de las demás salas, esto es, en una decisión plenaria.II. En esta resolución, la Sala III, para cumplir con su finalidad de restringir al máximo el instituto de la suspensióndel procedimiento penal a prueba, ignoró por completo el derecho vigente. Ello resulta inequívoco si tenemos encuenta algunas cuestiones que enumeraremos a continuación.a) A pesar de lo que afirmó C
ASANOVAS
, es absolutamente falso que la mera discrepancia entre la jurisprudenciade las distintas salas de la CNCP determine, de manera
obligatoria
, el deber legal de convocar a una reuniónplenaria. Nada hay en la norma del art. 10, inc. b, de la ley 24.050, que autorice tal interpretación
6
. Si así fuera,probablemente
todos
los integrantes de la CNCP habrían incurrido en responsabilidad penal —por el hechotipificado como prevaricato, art. 269, CP—, ante cada precedente de cada una de las salas que se hubieraapartado de la doctrina de cualquiera de las restantes. Y sobran ejemplos de ello
7
.b) Si el fundamento de la autoconvocatoria, según los propios términos de C
ASANOVAS
, consistía en la divergencia jurisprudencial, ¿cómo se justificó que la Sala III —que el propio C
ASANOVAS
integra— propusiera un temario
abierto
que excedía ampliamente las cuestiones discutidas en el caso concreto, y respecto de las cuales la jurisprudencia de
todas
las salas de la CNCP era
unánime
al momento de la autoconvocatoria? En este sentido,se ha señalado:
“El interrogante de si es posible aplicar la suspensión del juicio a prueba a delitos cuya escala penal, en abstracto, supere lostres años de pena privativa de libertad pero admita, por su mínimo y las circunstancias particulares del caso, que dearribarse a una condena ésta puede ser dejada en suspenso, recibió de parte de la CNCP una respuesta unánimementenegativa”
8
.
Se debe tener en cuenta, además y especialmente, que, al fundar la convocatoria a plenario en el inc. b del art.10 de la ley 24.050, la Sala III sólo podía someter a discusión ante el tribunal en pleno una cuestión discutida enese proceso
 
concreto que,
además
, se opusiera a los criterios jurisprudenciales establecidos con anterioridad.c) Según la decisión de C
ASANOVAS
,
 
T
RAGANT
y R
IGGI
, en la causa "Vázquez" se discutía, exclusivamente, siresultaba procedente la suspensión del procedimiento cuando se atribuía al imputado algún tipo penal quecomprendiera pena de inhabilitación especial —principal, conjunta o alternativa—. Sin embargo, los tresintegrantes de la Sala III agregaron que "resulta[ba] conveniente que la misma [la convocatoria] fuera abarcativade otros puntos también controvertidos... sin que esta enumeración sea excluyente".
5
CNCP, Sala III, Causa nº 1.509, "Vázquez, Emilio s/rec. de casación", del 15/05/98.
6
El art. 10, inc. b, de la ley 24.050, dispone: "La Cámara Nacional de Casación Penal se reunirá en Tribunal pleno... b) Para unificar la jurisprudencia de sus Salas o evitar sentencias contradictorias".
7
Cf., entre otros, L
ANGER
,
La requisa personal en la jurisprudencia de la Cámara Nacional de Casación Penal 
.
8
Í
SOLA
,
¿Qué es la suspensión del juicio a prueba para la Cámara Nacional de Casación Penal?
, ps. 580 y siguiente.

Activity (19)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Veronica Merlo liked this
DEIVI24 liked this
Sofía Cuervo liked this
Sofía Cuervo liked this
Mauro Lopardo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->