Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
7Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
SER NIño

SER NIño

Ratings: (0)|Views: 3,905|Likes:
Published by selecian1521

More info:

Published by: selecian1521 on Sep 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial No-derivs

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See More
See less

05/28/2013

pdf

 
SER NIÑO
Francisco de Sales
“Os aseguro que, si no cambiáis y os hacéis como niños,no entraréis en el reino de los cielos”.(Mateo, 18-3 – Sagrada Biblia, de Serafín de Ausejo) “Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea”.(Paulo Coelho) “Debemos escuchar al niño que fuimos un día y que existe dentro de nosotros. Ese niño entiende de instantes mágicos”.(Paulo Coelho) “Al hombre le interesa lo real, como tal, aunque no sea deseable.Al niño le importa lo deseable, como tal, aunque no sea real”.(Armando Montiel) “El que escribe en el alma de un niño escribe para siempre”.(Anónimo) “El hombre es un niño que ha dedicado toda la vida a limitarse,a verse limitado y a aceptarse limitado”.(Henri Michaux) “En el fondo de todo adulto yace un niño eterno, en continua formación,nunca terminado, que solicita cuidado, atención y educación constantes.Ésta es la parte de la personalidad humana que aspira a desarrollarse y a alcanzar la plenitud.”.(Jung) “Piensa en algo que te haga evocar la infancia: tomar un helado, jugar en la  plaza, fantasear con la forma de las nubes. Comienza a incorporar estas actividades en tu vida actual, cada vez más. Tu objetivo es hallar dentro de ti ese sitio en el que todavía eres un niño despreocupado”.(Deepak Chopra) 
 
SER NIÑO
Francisco de Sales
Tómate un descanso y dedícale el tiempo que seanecesario a responder a estar pregunta, antes de seguirleyendo: ¿qué echas en falta de tu infancia?Tic… tac… tic… tac…¿Has respondido ya?Si no es así, vuelve atrás: no te hagas trampas.Si eres como el 99% de las personas, habrás respondido
 jugar,
en primer lugar, y
reír más 
, en segundo.¿A que has sentido una especie de tristeza al dartecuenta de esto?Es lógico.Poco a poco fuimos desaprendiendo a ser niño, luegohicimos un trueque mal planteado y cambiamos ser adultopor ser niño sin quedarnos con lo bueno de entonces;quizás el algún momento alguien nos traicionó y nos dijoque ambas cosas eran incompatibles, o una trágicaresponsabilidad irritante nos dijo que había que dejarsede juegos y de irresponsabilidades, que había que sentarcabeza, que ya pasó el tiempo de los juegos… ¡cómo nosengañan o cómo nos engañamos!Cuando nos ponemos nostálgicos nos da por añorar lainfancia y las cosas de entonces. Los que ya no tenemosmadre, añoramos aquella época en que sí la teníamos;añoramos a los amigos de la infancia, los juegos, lascarcajadas, la ingenuidad, los días que eran más largos, lacalle, la escuela… pero recordamos con nostalgia, sobretodo, la sensación de estar en el mundo de otro modo: deestar en un mundo de juegos y risas, de no serconscientes de la vida –en el sentido actual, el de la granresponsabilidad- y de creer en que sería infinita.
 
SER NIÑO
Francisco de Sales
Nos hemos hecho adultos y hemos perdido la inocencia. Yesto debiera ser motivo de una pena desconsolada, de unllanto muy intenso, de dejarse sentir lo que realmentenos duele… luego, cuando uno se halla recuperado, trasenjugarse el llanto, debiera ser momento de una toma dedecisiones para tratar de recuperarla, para seguir siendoasí, a veces, niño tierno, íntegro y feliz, niño eterno.
VISTO DE OTRO MODOTodos llevamos dentro, más o menos escondido o negado,un niño juguetón, libre, alegre, simpático, un pocotravieso… es aquel que correteaba feliz por nuestrainfancia, y que se quedó con nosotros, pero oculto,renegado, olvidado…Por eso de que nos hemos hecho equivocadamente“mayores”, y nos hemos creído que ambos somosincompatibles, y por eso de que la sociedad no admite unniño en un adulto, y que la seriedad y las responsabilidadesnos han acaparado, está relegado al silencio y el olvido.Volver a descubrir a tan querido pequeño personajillo, ysacarle a la luz muy a menudo, es una tarea noble a la quedeberíamos dedicar una importante parte de nuestrotiempo y nuestro presente.La alegría pura raramente viene del adulto; la alegríaespontánea, explosiva, sincera, y la carcajada sin censura,la broma noble, la sonrisa verdadera, el juego, el brillobrillante de los ojos… todos son síntomas de un niño.El contacto habitual con ese niño es imprescindible, porquesólo él nos puede procurar algunos de los ingredientes delos que se carecen en la gravedad árida de esta edad.Muchas veces, nos tomamos demasiado en serio a la viday a nosotros mismos.La vida es reír, ser felices, gozar… ¿qué otro sentido puedetener que sea más noble y más agradable?

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Marcela Oromi liked this
Marcela Oromi liked this
Marcela Oromi liked this
Amilcar Dixon liked this
javier_coré_1 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->