Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Boletin APAR No 1

Boletin APAR No 1

Ratings: (0)|Views: 154 |Likes:
Published by Gori Tumi
Boletín APAR /APAR Newspaper Vol 1, No. 1. Agosto 2009
Boletín APAR /APAR Newspaper Vol 1, No. 1. Agosto 2009

More info:

Published by: Gori Tumi on Sep 07, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/17/2014

pdf

text

original

 
B
OLETÍN
APAR 
Editorial
El primer número del
Boletín APAR
sale a la luz a propósito de la realización del Tercer Ciclo de Conferencias deArte Rupestre que nuestra institución organiza en coordinación con el Instituto Nacional de Cultura, INC - Tacna.Los ciclos de conferencias son una iniciativa de APAR para expandir el conocimiento del arte rupestre, quilcas, enel país, lo cual está en función de nuestros principales objetivos que son la defensa, estudio y difusión de estepreciado patrimonio cultural peruano.La Asociación Peruana de Arte Rupestre (APAR) va a cumplir dos años de fundación en diciembre del 2009 y hadesarrollado un número importante de actividades vinculadas al arte rupestre, entre las que se cuentan salidas alcampo, publicaciones digitales y la introducción de parámetros de comportamiento ético - científico frente a estaevidencia arqueológica; como son la creación de un Código deÉticapara visitas a sitios arqueológicos con arterupestre, la traducción y publicación digital del Código deÉticade la Federación Internacional de Organizaciones deArte Rupestre (IFRAO) y la presentación técnica de la Escala Estandar de IFRAO, la cual permite el registro y recupe-ración científica del color en las imagenes del arte rupestre.APAR es una institución eminentemente académica sin fines de lucro y legalmente constituida. La mayoría de susmiembros son jóvenes estudiantes y profesionales de diversas ramas del conocimiento, interesados en el arte antiguoperuano; en este sentido APAR tiene un espíritu ecuménico y desarrolla sus objetivos en colaboración con otrasinstituciones o personas interesadas en este preciado material cultural. Para ello APAR se rige por las leyes vigentes depatrimonio cultural peruano, respetando todas las recomendaciones técnicas legales referentes a la protección deestas reliquias nacionales.APAR trabaja en coordinación constante con otras instituciones dedicadas a la cultura y el patrimonio rupestre, seannacionales o internacionales y con destacados científicos. Esta relación le permite a nuestra institución mantener unperfil eminentemente técnico, desde una perspectiva nacional, con definida orientación arqueológica. El arte rupes-tre peruano, las quilcas del Perú, son un preciado artefacto arqueológico, un testimonio valioso del pasado nacional,que merece el más serio y profesional de los tratamientos.El
Boletín APAR
tiene como objetivo la publicación de artículos, noticias, reseñas e información sobre arte rupestre,cuyo estudio en el Perú se encuentra en auge.Éstees únicamente parte del proyecto editorial de APAR que incluye larevista de investigaciones y la publicación de estudios mayores. Nos hemos propuesto que este boletín sea publicadocada tres meses. En este primer número presentamos un artículo reflexivo sobre una quilca conocida como «elTurulaco», los balances y comentarios de los dos primeros ciclos de conferencias de APAR, realizados en la UniversidadNacional Mayor de San Marcos (2008) y en el Museo Andrés del Castillo (2009) respectivamente, además del Código deÉticay la Escala de APAR.Ya que el tercer ciclo de conferencias dio pie a la edición de nuestro primer Boletín, también estamos publicando losresúmenes de las ponencias presentadas a este evento. APAR felicita a todos los participantes y asistentes a estasconferencias y extiende sus saludos y gratitud a todos sus asociados, miembros de su lista de distribución de correo,académicos, científicos y arqueologos peruanos, a IFRAO, a la Asociación Guías Sin Fronteras (GSF); y en especial alInstituto Nacional de Cultura, Dirección Regional de Cultura Tacna, por su apoyo incondicional a este evento.APAR dedica este primer Boletín al glorioso y heroico pueblo de Tacna, pasado y presente.
Gori Tumi Echevarría López
Presidente del Consejo Directivo - APA
B
OLETÍN
O
FICIAL
 
DE
 
LA
A
SOCIACIÓN
P
ERUANA
 
DE
A
RTE
R
UPESTRE
(APAR)
M
IEMBRO
 
DE
 
LA
F
EDERACIÓN
I
NTERNACIONAL
 
DE
O
RGANIZACIONES
 
DE
A
RTE
R
UPESTRE
(IFRAO)
HTTP
://
SITES
.
GOOGLE
.
COM
/
SITE
/
APARPERU
/
Volumen 1, Número 1Agosto 20091/1
Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú No - 2009-10570ISSN - 2076-2658
 
BOLETÍN APAR 
 Agosto 2009
El Dr. Hernán Amat, Director de la Escuela deArqueología de la Universidad Nacional Mayor de SanMarcos, parafraseando a Octavio Paz apuntó hace poco:«El arte sobrevive a las sociedades que lo crearon… es lacresta visible de ese iceberg que es cada civilizacióndesaparecida» (Amat 2009). Esta sentencia es notablepor que expresa el valor representativo del arte en lahumanidad entera. Todas las culturas del mundo hantenido un arte figurado, más aún las más complejas,desde China hasta Grecia, desde Mesopotamia hasta elMéxico Azteca. El arte nativo es la expresión más purade la inteligencia humana, aquella que se plasma entodos los soportes posibles, desde la piedra más dura,hasta la piel más suave; el arte nos identifica, nos hacereconocibles.El arte peruano es formidable, brillante ycontinuo, se extiende por todo el país, desde laamazonía, hasta la puna, y de la puna hasta el litoralmarino, se halla en los valles y las quebradas, en laspampas y los desiertos, se halla expuesto hacia el espacioexterior o inmerso en cuevas o huaironas, estáomnipresente en todos los lugares por donde alguna vezestuvo el hombre siendo parte de su expresión vívida;por eso el arte peruano es también de todos los tiempos,porque desde que el hombre hizo su aparición en elterritorio peruano empezó a desarrollar sus ideas y aplasmarlas en forma artística, de allí las pinturas deToquepala en Tacna, de Lauricocha en Huanuco, deHuayllay en Cerro de Pasco; o los petroglifos de laGalgada en Ancash, de El Alto de Las Guitarras en LaLibertad, de Checta en Lima, o de Miculla o Turulaca enTacna. Este arte en roca, quilcas, empieza antes de los10.000 años a.E.C. y se hace ininterrumpidamente hastala llegada de los españoles (1532 E.C.).Esta continuidad milenaria del arte peruano, enroca o en otros soportes, ha sido tan extraordinaria quetodas las culturas del Perú han sido clasificadas ynominadas en base a su arte representativo desde Chavínhasta Inca, pasando por Paracas, Moche, Nazca,Tiwanaku, Lima o Chimú, y es evidente que sin un artetan desarrollado y expresivo como el que tenía el hombreperuano no hubiésemos podido reconocer muchos deestos pueblos antiguos. La riqueza cultural y la variaciónen su identidad significativa, nombre e historia estánplasmados en su arte, en los textiles, cerámicas y rocasque le han sobrevivido.Es evidente que el arte nativo, especialmente elarte rupestre, representaba nuestras tradiciones,contaba nuestras historias; nos mostraba a nosotrosmismos individualmente o en grupo y graficaba lashazañas de nuestros grandes líderes guerreros o la denuestros dioses. El arte nos indicaba los caminos, lospeligros, los límites regionales, nos comunicaba lo quehabía que saber del mundo. El hombre antiguo del Perú,de todos los tiempos, transitaba entre expresionesartísticas su vida entera, desde las cuevas pintadas hastalos edificios decorados más finos como los de la Galgadao Caral, Chavín o Moche, Chanchan o el Qoricancha; yfuera de las ciudades, transitaba libre entre las rocasmarcadas con más expresiones de arte nacional nativo.
El «Turulaco», Símbolo de Identidad
GORI TUMI ECHEVARRÍA LÓPEZ & JESÚS GORDILLO BEGAZO
A partir de 1532 la invasión española cambio larealidad andina, el europeo que sólo buscaba oro,riquezas y reconocimiento, no estaba interesado enconocer y entender nuestras formas de expresión enningún sentido, ni nuestra lengua, ni nuestrascostumbres, menos nuestro arte. Todos los artistasnacionales (quilcamayocs) y todos aquellos que pudieranrepresentar o contar las historias pasadas o presentes,fueron perseguidos, acusados de idólatras y eliminadossistemáticamente; y esto se hizo para abolirnos comocultura, para convertirnos en esclavos, en siervos; y sehizo sistemáticamente por los casi 300 años que duró laconquista y colonia, y muchas veces se ha seguidohaciendo durante la república.Institucionalmente no obstante la coloniaespañola llevó a cabo las más graves acciones contra lacultura peruana y contra su arte nativo.A mediados del siglo XVI, en plena conquista,apareció la inquisición en el Perú, que aunque no teníajurisdicción directa con el «indio» modificó, con susacciones represivas y torturas escalofriantes, la sicologíadel hombre andino cuya naciente religiosidad colonialcatólica constituyó desde el inicio, tal como dice Docafe(1973), una «reacción defensiva de la vida». Laimposición aterrorizante de la religiosidad europea enlos andes reflejó el carácter de las institucionescoloniales que fueron eminentemente opresivas, y cuyoobjetivo era expoliar el país y trasplantar la visión delmundo de los europeos en nuestras tierras, sin importarlenuestra historia, nuestras tradiciones o nuestra vida…menos nuestro arte.Posteriormente, a fines del siglo XVI e inicios delsiglo XVII surge la extirpación de idolatrías, una especiede inquisición para los «indios» programada para aniquilarel comportamiento cultural, artístico y religioso de laspoblaciones nativas del Perú. Porras Barrenecheadescribe bien este «movimiento»:
«Al tiempo que se extinguen los cronistas, (…)aparece la hueste destructora de los extirpadoresde idolatrías. Son todos frailes o clérigos, párrocosde indios o visitadores, que cumplen la consignaeclesiástica de los concilios de destruir todas lassupervivencias de hechicerías, supersticiones ygentilidades». (Porras 1963:53).
Los extirpadores de idolatrías, como todas lasinstituciones coloniales, jamás reconocieron el valor delarte y las tradiciones nativas a la que acusaban deidolátricas y paganas, y en esta relación el mismo hombreandino fue menospreciado y tratado inhumanamente.Para los españoles el hombre andino era un ser inferiorsin inteligencia ni valores, y todo lo que él producía nopodía ser más que vil, o insignificante; y estepensamiento era aún más fuerte en los clérigos osacerdotes, cuyo ciego fervor católico los llevó a cometerhorrendos delitos contra las poblaciones nativas y adestruir sus más notables y avanzadas expresionesculturales, como sus conocimientos artísticos,astronómicos, o matemáticos, a los que considerabanidolátricos porque no eran como los de ellos mismos, olos de Europa. Sin embargo, la extirpación de idolatríasno fue suficiente como Porras también nota:
2
 
«… El lema de Arriaga ‘todo lo que se pueda quemarse quema y lo demás se hace pedazos’, no exterminó,con la destrucción de los objetos, la raíz de lacreencia indígena que atrajo al mismo misionerocatólico con su poesía ingenua y primitiva o su rudabarbarie ancestral. Los extirpadores de idolatrías nolograron triunfar definitivamente de los ritosnaturalistas de los indios». (Porras 1963:56).
Como vemos, la conquista y la colonia entera fueuna historia de opresión contra el hombre andino y sucultura. Sólo cuarenta años antes de la entrada delGeneral San Martin al Perú, el cacique de Tungasuca,Surimana y Pampamarca, cuyo nombre sagrado es ThupaAmaro, lideró la más importante revolución social en laAmérica colonial en nombre de la libertad, la justicia,la hermandad de razas y la tolerancia religiosa; noobstante fue capturado y condenado a muerte infame.El proceso a Thupa Amaro, cuya sentencia es «eldocumento más horroroso que registran los anales de lamaldad humana a través de todos los tiempos» (Roel1988), se hizo cumplir con la misión de exterminar,extirpar, abolir, suprimir ocultar y matar, las más altasexpresiones culturales del hombre peruano, entre ellaslas artísticas, las que Thupa Amaro representaba en sutiempo.Uno de los bandos coloniales más nefastos que elgobierno colonial español produjo después de asesinatodel Inca en la plaza del Cusco lee (extracto):
«Por causa del rebelde mándese que los naturales sedeshagan o entreguen a sus corregidores cuantasvestiduras tuvieren, como igualmente las pinturas oretratos de sus Incas, los cuales se borraránindefectiblemente como que no merecen la dignidadde estar pintados en tales sitios».«Por causa del rebelde, mándese a los naturales quesigan los trajes que les señalan las leyes; se vistande nuestras costumbres españolas y hablen la lenguacastellana, bajo las penas más rigurosas y justascontra los desobedientes». (Publicado por Sinamos,década de 1970)
La represión que siguió al movimiento nacionalistafue extremadamente brutal y se explica en parte debidoa la caracter de la revolución de Thupa Amaro, la quefue en esencia una revolución cultural; ésta significó larevalorización nacional de nuestras costumbresancestrales, de nuestra identidad más prístina, y cuyaconsecuencia obvia sería la libertad del campesino y laredención del hombre andino, hombre que moríaesclavizado en las minas, en los obrajes o era el siervomás miserable de una hacienda colonial. Ni el gobiernoespañol, ni la iglesia podían tolerar semejante acto. Elbando contra el hombre andino, por causa de ThupaAmaro es tan vil, que nos prohíbe vestirnos con nuestrasropas, usar mascaipacha, hacer teatro y representacionespúblicas, usar pututos, firmar como Incas e incluso hablarnuestra propia lengua.El historiador Virgilio Roel anota:
«…la forma en que se mató a Tupac Amaru no es solola expresión de la bestialidad a que el hombre puedellegar, cuando se le pone en el camino del odio y laopresión, sino que nos relieva la determinación delestamento dominante de destruir al estamento ocomunidad india, cuyo símbolo era singularmente elinka – mártir». (Roel 1971: 22).
Pero ni estas acciones fueron suficientes, la supervivenciadel arte y costumbres ancestrales en el Perú, a pesar deestos increíbles ejemplos de opresión que nuestrosancestros han vivido, es una muestra de la extraordinariafortaleza cultural de la nación Peruana, la cual nunca seha dejado doblegar y ha mantenido siempre una actitudfrontal de auto reconocimiento y defensa cultural quela historia ha testimoniado, por eso el rotundo fracasode la inquisición, de la extirpación de idolatrías, y detodas las sentencias opresoras contra las innumerablessublevaciones, luchas emancipadoras y rebelionesnativas, como la de Thupa Amaro.La solidez cultural de nuestra nación es la razónpor la cual el arte nativo se ha mantenido hasta hoy, ydesde el más antiguo hasta el más reciente, es un vínculodirecto con nuestra identidad, con nuestra historia.Nosotros nos reflejamos en el arte de nuestros ancestrospor que nos recuerda que somos herederos de unatradición milenaria y que somos hijos de los hombresque la hicieron; el arte, en piedra o en otros soportes,nos recuerda que hemos logrado permanecer ante el pasodel tiempo y las inclemencias sociales, que hemoscruzado la nefasta etapa colonial y que a pesar de esoaún podemos vernos reflejados en nuestra herencia, ennuestras quilcas.Cuando usamos la imagen de un petroglifo comoel del sitio arqueológico de Turulaca, que representa aun hombre con un tocado en la cabeza (Gordillo 2009)(Figura 1), lo hacemos simbólicamente porque estaimagen constituye un extraordinario ejemplo de autocontemplación, un reflejo figurado del hombre antiguode Tacna. El que los tacneños de hoy puedan verseasimismos en esta imagen representa el triunfo de laidentidad, del aprecio por las tradiciones ancestrales,del amor a la patria. En este sentido el autoreconocimiento sociocultural usando las imágenes delpasado constituye una reafirmación de la identidad socialcolectiva, la cual necesita vincularse con su propiahistoria para poder ser valorada, y nadie puede estarcontra eso.Precisamente la comuna de Ilabaya, decidió uti-lizar el ícono del «turulaco», como símbolo representa-tivo y de cohesión social de la población distrital; cuyaimagen se ha extendido a casi todas las obras que lareferida municipalidad ha ejecutado. «El Turulaco», esquizás la imagen central y más representativa del sitioarqueológico de Turulaca ubicado en el centro pobladode Mirave, hacia las estribaciones cordilleranas de losvalles occidentales, en la cabecera del valle de Cinto. Elsitio fue registrado el año 2005 en un trabajo conjuntoentre el INC Tacna y la Municipalidad Distrital de Ilabaya.La caracterización de los petroglifos de Turulaca radicaen el uso de enormes bloques de origen volcánico, sobrelos cuales se han grabado imágenes antropomorfas,zoomorfas y geométricas que en algunos casos cubrenpaneles de hasta 5 y 7 metros de extensión.La imagen de esta quilca, llamada popularmente«Turulaco», usada como símbolo del 3er Ciclo deConferencias sobre Arte Rupestre, es una reivindicaciónal pasado nacional, al arte Peruano. La imagen del«Turulaco» no es un reflejo vano de alguna figuradesagregada, es el reflejo subconsciente de la propiaimagen colectiva, del alter ego social, del yo positivo.Solo una nación de la profundidad temporal de laPeruana, con su riqueza cultural, puede darse el lujo de
BOLETÍN APAR 
 Agosto 2009
3

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Kimi Lalu liked this
Adrianomen27 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->