Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
5Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Infanticidio

Infanticidio

Ratings: (0)|Views: 2,999|Likes:
Published by migeye

More info:

Published by: migeye on Sep 10, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

01/30/2013

pdf

text

original

 
CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN
1
SESIONES ORDINARIAS2010
ORDEN DEL DÍA Nº 871
Sala de las comisiones, 15 de julio de 2010.
Claudia M. Rucci. – Liliana Parada. – SilviaStorni. – Oscar E. Albrieu. – María V. Linares. – María J. Acosta. – H. Aguirrede Soria. – Horario A. Alcuaz. – Elsa M. Alvarez. – Raúl E. Barrandeguy. – Miguel A. Barrios. – Elisa B. Carca. – RemoG. Carlotto. – Diana Conti. – Juliana Di Tullio. – Basualdo L. Fernández. Ricardo Gil Lavedra. – Claudia F. Gil Lozano. – Olga E. Guzmán. – Carlos M.Kunkel. – Paula C. Merchan. – Mirta A. Pastoriza. – Marcela V. Rodríguez. – María L. Storani.
En disidencia total:
 Ivana Bianchi.
En disidencia parcial:
Cristian Oliva.
FUNDAMENTOS DE LA DISIDENCIATOTAL DE LA SEÑORA DIPUTADAIVANA BIANCHISeñor presidente:Me dirijo a usted en mi carácter de integrante de lacomisión que preside a
n de oponer mi disidencia totalrespecto de los expedientes 67-D.-2010, 1.328-D.-2010y 3.537-D.-2010, que pretenden incorporar la
gura delinfantidicio a nuestro régimen penal, por las razonesque se exponen a continuación.DISIDENCIA TOTALA priori, quiero dejar constancia de mi expresorechazo al dictamen de las comisiones de LegislaciónPenal y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia que
COMISIONES DE LEGISLACIÓN PENALY DE FAMILIA, MUJER, NIÑEZY ADOLESCENCIAImpreso el día 6 de agosto de 2010
Término del artículo 113: 18 de agosto de 2010SUMARIO:
 
Código
Penal. Modi
cación del artículo81 del mismo, incorporando la
gura del infanti-cidio.1.
Conti
. (67-D.-2010.)2.
Gil Lozano, Storni, Rodríguez (M. V.)
,
Al-cuaz
y
Carca
.
 
(1.328-D.-2010.)3.
Martínez (E. F.), Mazzarella
y
Asef 
.
 
(3.537-D.-2010.)I.
Dictamen de mayoría
.II.
Dictamen de minoría
.III.
Dictamen de minoría
.I
Dictamen de mayoría
 Honorable Cámara:
Las comisiones de Legislación Penal y de Familia,Mujer, Niñez y Adolescencia han considerado los pro-yectos de ley de la señora diputada Conti, Gil Lozanoy otros señores legisladores y el proyecto de ley delseñor diputado Martínez y otros señores legisladorespor los que se modi
ca el Código Penal, incorporandola
gura del infanticidio; y, por las razones expuestas enel informe que se acompaña y las que dará e l miembroinformante, aconsejan la sanción del siguiente
PROYECTO DE LEY
 El Senado y la Cámara de Diputados,...
Artículo 1º – Incorpórase como inciso 2º del artículo81 del Código Penal el siguiente texto:Inciso 2: Se impondrá prisión de seis meses atres años a la madre que matare a su hijo durante oluego del nacimiento mientras se encontrare bajola in
uencia del estado puerperal.Art. 2º – Comuníquese al Poder Ejecutivo.
 
2
O.D. Nº 871
CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN
En segundo lugar, y en concordancia con lo mani-festado precedentemente, otra cuestión preocupante delpresente proyecto es que la falta de precisión temporalabrirá puertas de interpretaciones ideológicas y reli-giosas diferentes con respecto a la vigencia temporaldel estado puerperal.Quiero recalcar que la norma penal debe ser estricta,precisa y rigurosa en la determinación de un plazo, talcomo lo exige el principio de legalidad, situación queno ocurre en este caso.Con respecto al estado puerperal, nuestra legislaciónno lo tiene previsto ya que para establecer si una perso-na es culpable o no de un delito de estas características,se tiene en cuenta la imputabilidad, o sea, si es capaz decomprender la criminalidad de sus actos y dirigir susacciones.Si una mujer en estado puerperal, justi
caríala muerte del recién nacido, por qué razón no habríaque justi
car a una mujer que en este estado mata, porejemplo, a su propio padre o hermano.Me voy a detener en el tema del estado puerperal queni la jurisprudencia tiene bien de
nido, y diferenciarlaclaramente de la psicosis puerperal.La previsión de la
gura penal del infanticidio seextiende desde el comienzo del parto hasta la desapa-rición de la in
uencia del estado puerperal de la madre,situación ésta que será determinada con la ayuda de losperitajes médicos y psiquiátricos correspondientes. Poreso se debería considerar el estado puerperal como unacircunstancia a ser ponderada por el juzgador en cadacaso, a la luz de los peritajes médicos y psiquiátricosde regla, cuando se evalúe la aplicación de esta
guraprivilegiada.El término de psicosis puerperal fue introducido porprimera vez en Fürstner, Alemania, en 1875, a travésde investigadores en neuropsiquiatría. En esas épocasconstituía el 14 % de los ingresos femeninos en clínicaspsiquiátricas. En la actualidad la cifra oscila entre el2 y el 3 %.No hay dudas de que el parto puede generar situa-ciones vivenciales anómalas, sobre todo cuando en lavivencia del parto se impone el temor sobre el deseode maternidad.A diferencia de otros momentos de la vida genitalfemenina que están ocupados en todo caso por alte-raciones psíquicas leves, como ligeras depresiones ypsicosíndromes endocrinos, el puerperio puede acom-pañarse con cuadros psicóticos.No obstante, la psicosis puerperal dentro de la cate-goría del DSM-IV (diagnóstico multiaxial y categorial),es un trastorno psicótico no especi
cado. Se observa enmujeres que acaban de tener un hijo y es un síndromecaracterizado por depresión, ideas delirantes y pensa-mientos de dañarse a sí misma y al niño o niña en elperíodo puerperal.pretenden incorporar la
gura del infanticidio a nuestrorégimen penal, por las consideraciones objetivas, fácti-cas y morales que expresaré a continuación:A
n de comprender la presente iniciativa legislati-va, debemos tener en claro qué es el infanticidio y susantecedentes.Etimológicamente la palabra infanticidio provienede los vocablos latinos “infans” y “cedere” que signi-
can matar a un niño.Para algunos juristas, el infanticidio es la muerte delniño naciente o recién nacido, efectuada por la madre ociertos parientes, con el objeto de ocultar la deshonrade la primera.En primer lugar, es importante poner de mani
estoque el delito de infanticidio fue uno de los tipos penalesque más obstáculos morales puso a los tribunales en elmomento de sentenciar.Se trataba de un homicidio atenuado donde la madredaba muerte a su hijo recién nacido durante la etapa quese llamó, en términos jurídicos, “puerperio”.Esta atenuación se justi
có en su momento sos-teniendo que la madre, generalmente soltera y sinapoyo de ningún tipo, necesitaba resguardar al menossu honor.La
gura del infanticidio ha sido derogada y ha vuel-to a aparecer en nuestro Código Penal varias veces: laderogó la ley 17.567, regresó con la ley 20.509, volvióa desaparecer con la ley 21.338 y reapareció a partir de1984 con las reformas del texto ordenado del Código(decreto 3.992/84).Finalmente, la ley 24.410 derogó otra vez el inciso2 del artículo 81 del Código Penal.La propia legislación argentina vigente hasta 1995,de los partícipes del delito, se fundamentó en la exis-tencia del móvil del honor social.La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sidoclara cuando, interpretando la disposición penal vigen-te, ha dicho que el honor debe estar siempre presente,de lo contrario es parricidio.En tal sentido, la jurisprudencia se ha pronunciadodiciendo que la madre que mata al hijo a poco de nacer,si no lo hace para ocultar su deshonra, comete delitode homicidio cali
cado en los términos del artículo 80,inciso 1, del Código Penal.Pero en la actualidad, ya no existe en la prácticadicha condena social hacia la mujer por tener hijos ex-tramatrimoniales; por lo tanto, desapareció el elementoque caracterizó al infanticidio.Cabe destacar que en la amplia mayoría de losordenamientos de América, tales como en los códigospenales de Venezuela, Ecuador, Uruguay, Chile, CostaRica, Brasil, Bolivia, Colombia y Cuba, se encuentraprevista dicha
gura penal y se estableció la acotacióndel período puerperal a plazos de 72 horas o 3 días,elemento ausente en el dictamen mayoritario.
 
CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN
O.D. Nº 871
3la relación familiar, marital, social o el no deseo de eseembarazo, genera esta grave situación que llega en algu-nos casos a terminar con su vida y/o la de su hijo o hija.Por ello volvemos a insistir que el estado de gravideztodo, embarazo, parto y puerperio, no es un estadopatológico, salvo que se presenten estas situacionesgraves que conducen a la mujer a cuadros psiquiátri-cos, que lleven a cometer delito como el infanticidio,o decidir abandonar al hijo.Observando la falta de peritajes médico-psiquiátricosadecuados dentro de nuestro sistema judicial, sumadoal agravante que implica la situación actual de nuestrosistema carcelario, no existen posibilidades reales debrindar a las mujeres que cometieron delito de infanti-cidio una recuperación y rehabilitación adecuada, parala posterior reinserción familiar y social.Sabiendo que los bienes jurídicos que colisionanson de indubitable entidad (la vida por nacer y lanacida del hijo o la hija, frente a la integridad física ypsíquica de la madre, a raíz del parto), la aplicación dela
gura atenuada del infanticidio debería exigir unaseveridad extrema en la determinación de la existenciadel período puerperal en primer lugar, y luego de lasposibles alteraciones psíquicas o físicas que se pudieranproducir en el organismo de la madre homicida duranteese período. Con
gurar un estado puerperal patológico,requerirá en todos los casos la colaboración de expertosmédicos y psiquiatras.Otra situación a tomar en cuenta es el hecho de quela mujer que comete infanticidio tenga otros hijos.Debe contemplarse la situación de los hermanos frenteal homicidio de uno de ellos dentro del seno familiar,quienes quedan absolutamente indefensos porque esesa misma madre la que tendrá que seguir criándolosy cuidándolos. Evidentemente, este tipo de infanticidioconstituye una cuestión traumática que difícilmentepueda ser soportada por el resto de los hermanos. Existeun vínculo biológico fraternal, cuya protección debe serprivilegiada por el derecho.Si la deshonra no se tiene en cuenta en esta nuevaincorporación, ¿cuál sería la diferencia?Por tal razón, resulta irrisorio, carente de todo sus-tento fáctico y no se conoce antecedente en la legisla-ción comparada, que habiendo suprimido el infanticidioconforme a las características expresadas inicialmente,sea receptado nuevamente en nuestro Código Penal ycon menores requisitos.Lamentablemente, una vez más en esta HonorableCámara estamos debatiendo la posibilidad de sancio-nar una ley para colocar “un parche” o “enmienda” ala falta de políticas de Estado, ine
cacia, inacción eindiferencia a la realidad social de la maternidad enla Argentina, y que, principalmente, es en contra de lavida humana.Conforme al desacuerdo ya expresado por mi partea la presente ley, creo que la misma supone un serioretroceso en la protección del derecho a la vida de losLos límites del puerperio tienen, en psiquiatría, unaamplitud algo mayor de lo implicado en el conceptobiológico y ginecológico del puerperio; éste compren-dería el plazo de seis meses a partir del parto, segúnlos investigadores. Algunas estadísticas nos permitenvisualizar que:–La incidencia es de 1-2 casos por cada 1.000 na-cimientos.–El 50 o el 60 % de mujeres afectadas acaban detener su primer hijo.–Si la madre es primeriza y presenta una historia fa-miliar anterior de trastorno bipolar el riesgo de padecerpsicosis posparto aumenta.–El 50 % de los casos implican partos asociados concomplicaciones perinatales no psiquiátricas.–El 50 % de las mujeres afectadas tienen anteceden-tes familiares de trastornos afectivos.–La presencia de un trastorno bipolar en la pacientey episodios psicóticos posparto anteriores aumentanel riesgo de padecer psicosis posparto hasta en un50 %.–Aunque es un trastorno eminentemente femenino,en ocasiones puede afectar también al padre, que sesiente desplazado y compite con su hijo por el amor yatención de la madre.Algunos investigadores sostienen que el motivo porel cual se produce este trastorno es puramente psicoso-cial, debido a la preponderancia de madres primíparasy a la asociación entre las psicosis posparto y factoresestresantes recientes.Los estudios psicodinámicos de las enfermedadesmentales tras el parto también han sugerido la presenciade sentimientos de con
icto en la madre en relación asu experiencia con la maternidad. El DSM-IV Diagnos-tico multiaxial y categorial (es el manual internacional),no contiene criterios diagnósticos especí 
cos paraeste trastorno. El diagnóstico puede hacerse cuandola psicosis ocurre en estrecha relación temporal con elnacimiento del niño. Los síntomas característicos sonideas delirantes, dé
cit cognoscitivos, alteracionesmotoras, alteraciones del estado de ánimo y, de formaocasional, alucinaciones. Las que tienen fundamentoemocional ó psicógeno son las más graves y requierencontrol y atención psiquiátrica urgente, ya que puedenllegar al suicidio o al asesinato del hijo o la hija.También puede darse el abandono. A principios delos años 80 se llevaron a cabo estudios que situaronla psicosis posparto en el marco de alteraciones afec-tivas.Teniendo en cuenta todo lo expuesto, sería con-veniente establecer que las psicosis puerperales sepresentan en aquellos casos donde existen trastornospsiquiátricos de base, o adquiridas durante el embarazotanto por afecciones de la madre como del hijo o hija,que provocan trastornos emocionales importantes uotras patologías como, por ejemplo, las infecciosas,siendo éstas la consecuencia; y en las situaciones donde

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->