Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las Fronteras de los Colegios Jesuítas en América Latina

Las Fronteras de los Colegios Jesuítas en América Latina

Ratings: (0)|Views: 1,463|Likes:
Published by pcardenasg
Las Fronteras de los Colegios Jesuitas en América Latina
Autor: Pablo Rafael Cárdenas Garaycochea
Artículo que analiza los principales desafios a los que se enfrentan los colegios de la Compañía de Jesús en América Latina en el Siglo XXI
Artículo publicado en: Revista Mensajero Familia Nro 1424, 1425 y 1426 Año 2010, Bogotá D.C. Revista publicada por ACODESI (Asociación de Colegios Jesuítas de Colombia).
El autor es Magister en Educación por la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, y ha sido colaborador apostólico desde el año 1999 en colegios de la Compañía de Jesús en Lima y Bogotá

Las Fronteras de los Colegios Jesuitas en América Latina
Autor: Pablo Rafael Cárdenas Garaycochea
Artículo que analiza los principales desafios a los que se enfrentan los colegios de la Compañía de Jesús en América Latina en el Siglo XXI
Artículo publicado en: Revista Mensajero Familia Nro 1424, 1425 y 1426 Año 2010, Bogotá D.C. Revista publicada por ACODESI (Asociación de Colegios Jesuítas de Colombia).
El autor es Magister en Educación por la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, y ha sido colaborador apostólico desde el año 1999 en colegios de la Compañía de Jesús en Lima y Bogotá

More info:

Published by: pcardenasg on Sep 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

12/15/2012

pdf

 
Las Fronteras de los Colegios Jesuitas en América Latina
1
.
Pablo Cárdenas Garaycochea
2
 
“Donde quiera que en la Iglesia, incluso en los campos más difíciles y de primera línea, en los cruces de las ideologías, en las trincheras sociales,ha habido o hay confrontación entre las exigencias urgentes del hombrey el permanente mensaje del Evangelio, allí han estado y están los jesuitas” 
(Pablo VI, CG32, 3 de diciembre de 1974)
.
 
Ignacio de Loyola fue un visionario que supo responder a un determinado contexto de grandescambios y grandes transformaciones. La compañía de Jesús surge como una respuesta diferenteen esos tiempos de nuevas certezas y cambios de paradigma. La manera de proceder de los jesuitas ha sido siempre el situarse en las fronteras de la Iglesia. Ha sido esa la recomendación queel mismo Benedicto XVI hizo a su última Congregación General, instancia máxima de gobierno:
“La Iglesia les necesita, cuenta con ustedes y en ustedes sigue confiando, particularmente para alcanzar aquellos lugares físicos y espirituales a los que otros no llegan o encuentrandifícil hacerlo” (Benedicto XVI, Audiencia Congregados, 21 de febrero de 2008, N
o
2).
Desde esa invitación, si los colegios de la Compañía de Jesús están en sintonía con esa manera deproceder, entonces la pregunta que se formula a continuación será ¿Cuáles son las fronteras haciadonde deben caminar los colegios jesuitas? Iniciar esta reflexión lleva, en primer lugar, a situarsenuevamente en las raíces y preguntarse por el origen de los colegios jesuitas, la finalidad queIgnacio vio en los mismos; en segundo lugar preguntarse por el sentido de lo que se debeentender como frontera, y, desde ahí, repreguntarse por su nuevo rol evangelizador.
¿Cómo surgen los colegios?
“Un colegio había sido fundado en Gandía,España, para la educación de los que se disponían aentrar en la Compañía de Jesús; en 1546 comenzaron a admitirse otros jóvenes de la ciudad, antela insistente petición de sus padres. El primer “colegio de la Compañía”, en el sentido de unainstitución primariamente destinada a seglares, fue fundado en Messina, Italia, solamente dosaños después” 
.
3
 
1
Artículo publicado en: Revista Mensajero Familia Nro 1424, 1425 y 1426 Año 2010, Bogotá D.C. Revista publicada porACODESI (Asociación de Colegios Jesuítas de Colombia)
 
2
El autor es Magister en Educación por la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, y ha sido colaborador apostólicodesde el año 1999 en colegios de la Compañía de Jesús en Lima y Bogotá. (pablo.cardenasg@gmail.com)
3
Características de la Educación de la Compañía de Jesús, n. 185.
 
 
Ignacio nunca pensó en una vasta organización de colegios en sí misma. Estos surgen de maneracircunstancial desde una serie de necesidades concretas, a pesar de que estas instituciones nuncaestuvieron dentro de su visión original, consciente de que podían frenar la dinámica demovimiento que necesitaban los primeros compañeros:
“Ignacio quería que los jesuitas semantuvieran libres para poder desplazarse de un lugar a otro donde la necesidad fuera mayor; y estaba convencido de que las instituciones les fijarían en un lugar e impedirían su movilidad”.
4
 A pesar de ello, Ignacio y los primeros compañeros logran vislumbrarlos como una herramientapara la finalidad que ellos andaban buscando:
“Pero los compañeros tenían sólo un propósito: “servir y amar a su Divina Majestad en todas lascosas”; estaban dispuestos a adoptar cualquier medio que pudiera mejor ayudar a cumplir esteamor y servicio de Dios, en el servicio a los demás”.
5
 
Quinientos años después probablemente las razones primarias que llevaron a Ignacio a fundar losprimeros colegios distan mucho de lo que ahora son esta enorme red educativa, de sus fines y delos distintos desafíos a los que se van enfrentando. Sin embargo, siguen constituyendo una granoportunidad de construcción de espacios del servicio de la fe y la promoción de la justicia:
“La espiritualidad ignaciana tiene como característica importante la adaptación a los tiempos y alos lugares, de acuerdo a lo que una mirada atenta de la historia y abierta al Espíritu nos varevelando como puntos privilegiados y candentes, donde se juega la afirmación de Dios y de ladignidad humana”.
6
 
¿Qué es aquello que está detrás de un colegio jesuita que no debe olvidarse?
Los Ejercicios Espirituales marcan una corriente de espiritualidad en la Iglesia, un estilo de vivir elEvangelio en el mundo, una apasionada forma de seguir a Cristo; estos mismos EjerciciosEspirituales son el elemento que se encuentra detrás de la propuesta educativa al estilo de laCompañía de Jesús. Se trata de una espiritualidad hecha pedagogía, y toma los nombres dePedagogía Ignaciana y Paradigma Pedagógico Ignaciano, elementos que deben dinamizar y
4
Características de la Educación de la Compañía de Jesús, n. 184.
5
Características de la Educación de la Compañía de Jesús, n. 184.
6
Desafío de América Latina y Propuesta Educativa AUSJAL, 1995, n.109
 
estructurar el funcionamiento de todo colegio jesuita, que en palabras del P. Kolvenbach SJ debende llevar a nuestros estudiantes a construir lo que él llama humanismo cristiano:
“Desde sus orígenes en el siglo XVI nuestra educación se ha dirigido al desarrollo y trasmisión de unauténtico humanismo cristiano. Este humanismo tiene dos raíces: la experiencia espiritual específica de Ignacio de Loyola, y los desafíos culturales, sociales, religioso del Renacimiento y laReforma de Europa.[…] Es un humanismo, una sensibilidad humana que debe lograrse de nuevodentro de las demandas de nuestro tiempo y como resultado de una educación cuyo ideal estáinfluido por los grandes mandamientos: amar a Dios y al prójimo”.
 
Desde esa línea, la pregunta más importante que me he formulado en este tiempo es: ¿Cuál es laimpronta de un colegio jesuita, aquello que lo define como tal? ¿Qué es aquello que lo hacediferente de otras propuestas educativas católicas? La respuesta viene de la mano de los párrafosanteriores: La espiritualidad transmitida por y recibida en los Ejercicios Espirituales. Estoconstituye una afirmación categórica que se aterriza de manera concreta en un elemento que esfundamental: la “cura personalis”, la atención de la persona.La riqueza de esta perspectiva evangélica está en la invitación a descubrir a Dios a la manera deJesús en todas las cosas para, con plena libertad, convertirse en sus manos, en un proceso dediscernimiento, medio por el cual se irá respondiendo a las invitaciones de Él desde lo más vital yprofundo de la vida. La libertad y el discernimiento son esenciales en la propuesta ignaciana. Perotodo ello desde el acompañamiento al ejercitante, que es libre, y que le ayuda a buscar yencontrar los distintos senderos y posibilidades, elegirlos e ir caminando. El acompañamiento (delestudiante) es esa impronta particular que debe de tener todo colegio de la Compañía. Es eseacompañamiento personal el instrumento que permitirá que los diferentes miembros de estasinstituciones puedan entender y permearse de esa manera de proceder: Descubrir un Dios quehabla de manera personal, que ama y perdona incondicionalmente y que se hace realidad aquí yahora en cada instante en las aulas de clase, en las relaciones laborales, en la transformación deconflictos; de cara a contribuir, con excelencia, en la construcción de un mundo más humano ymás fraterno, en donde la dignidad del ser humano juegue un rol esencial.
7
Peter-Hans Kolvenbach SJ, La pedagogía ignaciana hoy Discurso a los participantes del grupo de trabajo sobre «LAPEDAGOGÍA IGNACIANA: UN PLANTEAMIENTO PRÁCTICO» Villa Cavalletti, 29 abril 1993
 

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
ralapubs liked this
Hernando Gálvez liked this
RobertoDol liked this
Volder Gan liked this
jlbacigalupo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->