Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Querella Di Monte

Querella Di Monte

Ratings: (0)|Views: 520 |Likes:
Published by ABovino

More info:

Published by: ABovino on Sep 19, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/31/2013

pdf

text

original

 
 
I
NTERPONEN QUERELLA
 
Ya distinguimos, por la desembocadura de la calle mayor, entre el gentío, el estandarte de laInquisición que abre procesión. Detrás vienen, en el orden establecido, frailes, inquisidores,penados, reos y acompañantes. En algunos lugares, miembros del respetable públicomuestran su celo en la defensa de la fe adelantándose para dar repelones o quemar lasbarbas de los condenados. Esta entrañable y espontánea ceremonia se denomina “afeitar alos cristianos nuevos”.Juan E
SLAVA
,
Verdugos y torturadores
.
Señor Juez:César Bartolomé Alberto C
IGLIUTTI
, en mi calidad de presidente y representante legal de laAsociación Civil C
OMUNIDAD
H
OMOSEXUAL
A
RGENTINA
(CHA), con domicilio real en Thomas L
IBERTI
 1080, de esta Ciudad, Registro I.G.J. N° 164; César Bartolomé Alberto C
IGLIUTTI
, en mi calidad depersona católica directamente ofendida, con domicilio real en Thomas L
IBERTI
1080, de esta Ciudad,DNI 13.531.090; Edgardo Marcelo
 
S
UNTHEIM
, en mi calidad de persona católica directamenteofendida, con domicilio real en Thomas L
IBERTI
1080, de esta Ciudad, DNI 20.119.948; Pedro AníbalP
ARADISO
S
OTILE
, en mi calidad de persona católica directamente ofendida, con domicilio real enRiobamba 489, de esta Ciudad, DNI 23.166.230; constituyendo domicilio procesal en Libertad 1213,Piso 3º, de esta Ciudad, con el patrocinio letrado de Alberto B
OVINO
y Pablo
 
S
LOMINSQUI
, nospresentamos y solicitamos:
I.
 
O
BJETO
 
De acuerdo con el derecho que nos confiere el artículo 82 del Código Procesal Penal de la Nación —en adelante, CPP, o CPP Nación—, solicitamos ser tenidos como partes querellantes por considerarnos particularmente ofendidos por los dichos vertidos por el señor Rubén D
I
M
ONTE
. Dadoque sus dichos fueron publicados en el diario “C
LARÍN
”, de esta ciudad, son competentes lostribunales penales porteños.
II.
 
L
OS HECHOS
 
Según surge de la prueba documental que se adjunta, el señor Rubén D
I
M
ONTE
, con domicilio enCalle 22, Nº 745, Código Postal B6600HDU, Ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires, tel:(02324) 43-2412/43-2479, fax: (02324) 43-2104. Dirección electrónica:arzomerce@yahoo.com
1
, deprofesión religioso, afirmó en el ejercicio de sus funciones, el 7 de agosto de 2003, durante unaceremonia dedicada al culto religioso celebrada en la ciudad de Luján, Provincia de Buenos Aires, deacuerdo con la versión publicada en el diario “C
LARÍN
” del día siguiente:
1
Esta dirección ha sido copiada de la siguiente página de Internet:http://www.aica.org/aica/igl_arg/obispos/ob_biografias/Di_Monte.htm
 
 
2
Dijo el arzobispo: “San Pablo estaba leyendo los diarios de nuestro tiempo” y continuó: (loshomosexuales) “son
detractores enemigos de Dios
, insolentes, arrogantes, vanidosos, hábilespara el mal, rebeldes con sus padres, insensatos, desleales, insensibles, despiadados
y a pesar de que conocen el decreto de Dios
que declara
dignos de muerte
a los que hagan estas cosas,no solo las practican, sino también que aprueban a los que las hacen” (diario C
LARÍN
, 8 de agostode 2003, destacado agregado).
El artículo 3 de la Ley 23.592, establece:
Serán reprimidos con prisión de un mes a tres años los que participaren en una organización o
realizaren propaganda basados en
ideas o
teorías de superioridad
de una raza o
de un grupode personas de determinada religión
, origen étnico o color,
que tengan por objeto la justificación o promoción de la discriminación
racial o
religiosa en cualquier forma
. En igualpena incurrirán quienes por cualquier medio alentaren o iniciaren a la persecución o el odio contrauna persona o grupos de personas a causa de su raza, religión, nacionalidad o ideas políticas(destacado agregado).
Está claro que según sus propios dichos, el señor D
I
M
ONTE
se reconoce como
parte de unacomunidad religiosa
cuyos integrantes —según su patólogica percepción del cristianismo—considera
superiores
respecto a las personas homosexuales. Ello surge claramente de susafirmaciones acerca de que las personas de orientación homosexual “son
detractores
 
enemigos deDios
, insolentes, arrogantes, vanidosos, hábiles para el mal…”.En este sentido, si bien la ley que invocamos como fundamento de la ilicitud penal del discurso delsacerdote no contempla la orientación sexual como variable a ser tenida en cuenta para considerar punible un hecho de discriminación, es el propio señor D
I
M
ONTE
quien, al hacer referencia a loshomosexuales,
los definió expresa y especialmente por sus convicciones religiosas
. En efecto,el imputado no cuestionó en ningún momento las prácticas sexuales de las personas homosexuales,sino la oposición de dichas personas a una ley —que desconocemos tanto su existencia como sueventual validez y carácter positivo— que él considera divina, esto es, el hecho de que estaspersonas son “
detractores enemigos de Dios
2
.Es indispensable señalar que la discriminación por razones religiosas reguladas en la ley 23.592
norequiere que la persona discriminada pertenezca a una religión determinada
. Así, por ejemplo,si un grupo de personas es atacada físicamente por su condición de
ateos
o
agnósticos
, a pesar deque no confesen una religión determinada, no se puede negar que han sido víctimas de un hechodelictivo
en razón de sus creencias religiosas
, aunque, paradójicamente, haya sido por carecer deellas.Lo que importa, para construir el dolo de la figura del artículo 3 de la ley 23.592, es que el sujetoactivo
 justifique
o
promocione
la discriminación en cualquier forma respecto de un grupo depersonas por el simple hecho de que dichas personas compartan determinadas ideas en materiareligiosa.Es por este motivo que el artículo 3
debe ser aplicado en este caso concreto
, cuya gravedad esdifícil de medir, especialmente si tenemos en cuenta que proviene de una persona que se dice
2
Cf. nota publicada en la páginawww.poloneutro.com.ar , cuya impresión simple se agrega a este escrito.
 
 
3
portador del mensaje de C
RISTO
, y que pretende utilizar maliciosamente ese mensaje para justificar yproponer un
genocidio
por un supuesto mandato divino que sólo a él le fuera notificado.Ello pues
el colectivo
de personas homosexuales no
ha sido definido por el imputado
por suorientación sexual, sino
por sus convicciones religiosas
. Así, las frases más importantes de sudiscurso impregnado de odio son:a)
 
Los homosexuales
—todos ellos, el sacerdote no menciona excepción alguna— son
detractores de Dios
.b)
 
Según
decreto de Dios
, los homosexuales son
dignos de muerte
—una vez más, todosellos—.Por si quedaran dudas, es precisamente la supuesta oposición de las personas homosexuales a lasenseñanzas de Dios lo que, para el imputado,
define a estas personas
, pues este buen señor —dealgún modo hay que llamarlo— no solo critica a quienes practican esa forma de vida sino,
además yespecialmente
, a quienes los “aprueban”. Es éste, entonces, el núcleo de la ofensa dirigida aquienes “practican” o “aprueban” a quienes vulneran mandatos divinos que solo existen en laimaginación patológica del sacerdote, es decir,
a quienes se oponen a las conviccionesreligiosas
cargadas de odio, intolerancia, prejuicio e ignorancia
del señor D
I
M
ONTE
.
III.
 
L
EGITIMACIÓN ACTIVA DE LA
CHA
Los hechos se adecuan al tipo penal previsto por el artículo 3 de la ley 23.592. La norma protege unbien jurídico abstracto, que no recae sobre persona concreta alguna, sino que implica un conceptoabstracto cuya protección se encuentra a cargo del Estado de manera irrenunciable.El perjudicado por un acto de difusión o propaganda de discriminación no es, en principio, unindividuo particular o una comunidad, sino
la sociedad toda
, puesto que el precepto tiende acuestionar la vigencia de la pluralidad propia de un Estado de derecho.Así, en este caso, en el cual el bien jurídico colectivo cubierto es la igualdad entre los ciudadanos —en el marco de un estado plural, profundamente liberal como el que nuestra Constitución delineó—,el bien jurídico está en cabeza de toda la sociedad más, en cada acto de discriminación de lanaturaleza del que nos ocupa, existe en concreto, una víctima en especial identificable, en este casola comunidad homosexual.Y si bien la afectación al bien jurídico producida mediante una realización típica perjudica, como sedijera, a toda la sociedad, en tanto titular de la expectativa de respeto a la pluralidad, genera —y dehecho ha generado— un particular sentimiento de violencia en aquella comunidad sobre la cualespecíficamente cae el agravio, y, por ende, una particular reducción en su expectativa de pluralidadque devalúa la convivencia democrática.Este tipo penal en particular combina en sí un valor de convivencia social, pero también la razonableexpectativa de respeto que tiene cada grupo o comunidad. Es en esta medida en la que se tornacomprensible la aceptación de que en este delito, y por 
esa doble significación
, sea admisibletener como particular querellante a un representante paradigmático y representante a nivel mundialde la comunidad agredida como, a no dudarlo, lo es la C
OMUNIDAD
H
OMOSEXUAL
A
RGENTINA
.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->