Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EL BAÑISTA, EL MARQUES Y LOS PAJAROS_Por Miriam Cairo

EL BAÑISTA, EL MARQUES Y LOS PAJAROS_Por Miriam Cairo

Ratings: (0)|Views: 77|Likes:
Published by ADN CreadoreS
El bañista va rodeando el terraplén. Lentamente, no levanta su mano sino su imitación. Cada noche los pájaros hacen signos de recíprocas inclinaciones y se incorporan cuando el bañista duerme en brazos de su castora. El Marqués de Sade ha vuelto a entrar en el volcán de donde había salido para comprar cigarrillos y echar un vistazo en los burdeles. Los pensamientos conspiran, curan y matan. El bañista, el marqués y los pájaros, por Miriam Cairo.
El bañista va rodeando el terraplén. Lentamente, no levanta su mano sino su imitación. Cada noche los pájaros hacen signos de recíprocas inclinaciones y se incorporan cuando el bañista duerme en brazos de su castora. El Marqués de Sade ha vuelto a entrar en el volcán de donde había salido para comprar cigarrillos y echar un vistazo en los burdeles. Los pensamientos conspiran, curan y matan. El bañista, el marqués y los pájaros, por Miriam Cairo.

More info:

Published by: ADN CreadoreS on Sep 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/02/2013

pdf

text

original

ELBAÑISTA,
ELMARQUES
YLOSPAJAROS
MIRIAMCAIRO
©ART+DGBy
AndrésGus
tavoF
ernández20
09/adncre
adores@
gmail.com
E

l

r

a
p
t
o
d
e
G
a
n
í
m
e
d
e
s
©
B
y
J
o
r

g e

V
i

l
l
a

l
b
a
DECONSTRUCCIONES
creadoresadn.blogspot.com
1
O
ELBAÑISTA,
ELMARQUESYLOSPAJAROS
POR©MIRIAMCAIRO
creadoresadn.blogspot.com
2
DECONSTRUCCIONES

Tra vez el enero morboso. Con las noticias en el bolso, el bañista se va de la ciudad. El bañista va rodando por el terraplén. La nube de polvo que no es, harina. Otra vez la perspectiva alcantarillada, las flores sedientas, los monstruos floridos. Lentamente, el bañista, con la mano no levanta un brillo sino su imitación. El diario en el bolso es transparente y deja ver el maleficio. Si las noticias no llegan es porque el pasaporte está vencido. El bañista desinformado está a merced del verano, clavando cada mañana la punta de la sombrilla en un caribe turistico a toda espuma. Su sombra cruza otra ciudad.

PDFArtículodisponibleenPDF
adncreadores@gmail.com
@
Clave
E Mail:cairo367
-
@hotmail.com

Despues de haber rodado toda la vida, nosotros los pájaros, cada noche no somos más que una rama florecida a ras del suelo. Nos desprendemos más vivos que centellas de la muñeca de Dios y nos salvamos del enero morboso. Somos los suspiros de la estatua de cristal que se incorpora cuando el bañista duerme en brazos de su castora. Cada noche, nosotros, los pájaros, hacemos signos de recíprocas inclinaciones. Hay unos celos más conmovedores que otros. Un ala abierta no altera el destino estival del enero morboso. Los pájaros no tenemos tiempo de respirar. Nos asfixiamos en el fondo de nuestros ojos donde la expresion del bañista es la muerte de los fulgores.

No se ve en el cielo mas que una estrella. El Marqués de Sade ha vuelto a entrar en el volcán de donde había salido para comprar cigarrillos y echar un vistazo en los burdeles. Mal atado sale del mundo interior con hermosos flecos en las manos, pisando estrellas del mundo exterior y dando órdenes misteriosas a las acróbatas bañistas. El sexo del Marqués es tan hermoso como la muerte del bañista. Con la lámpara ciclón alumbra todas las estrellas del infierno. Descubre el lecho de sábanas color de flores llamadas bola de nieve. Tiene escondido un libro con estas palabras estampadas:

En la oscura
señalizacion terrestre un bañista duerme en brazos del horror.

Mujeres desnudas en lo profundo de las flores comen los frutos de la noche. Con todas sus calderas doloridas, humo de jacintos, remotos tigres emergen de rutas subterráneas semejantes a corchos de perfumistas. Con la sombrilla al hombro el bañista clava la punta en la arena a fuerza de no poder cometer un crimen mejor. Tapona el frasco de los sueños como una vírgen. El bañista elige el caribe para desgarrar la sombra espesa del vivir. Preso de sus inmensas raices, ronca toda la noche. La sombrilla clavada en garganta no lo deja respirar.

«Los crimenes del amor».

El mundo exterior, hecho de puntos, enerva la hoja resbaladiza de los duraznos. La pulpa arde, constelada de blancura súbita, donde no se sabe si es el amor o el odio lo que reluce. En cada punto hay un comisario dispuesto a impedir que el Marqués de Sade escriba

El mundo interior se despliega por el fondo, nacido de una partícula desconocida y escaldada, que solo de noche fulge y emprende. Como el tigre, el jabalí, o el silencio, el cazador nunca sera confundido con la selva. El mundo interior nunca será confundido. El Marqués y el bañista tampoco.

Justine.
Nazca
Tapone
Alumbre
Rueden
creadoresadn.blogspot.com
3
ELBANISTA,ELMARQUESYLOSPAJAROS

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
Lissa Cardoza liked this
Gabrelius liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->