Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
16Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Poblacion civil F Alonso Pérez-Población civil

Poblacion civil F Alonso Pérez-Población civil

Ratings: (0)|Views: 2,286 |Likes:
Published by Yuri Franco

More info:

Published by: Yuri Franco on Jul 05, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

 
 
LA PROTECCIÓN DE LA POBLACIÓN CIVIL
Francisco Alonso PérezSUMARIO1. ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y NORMATIVA VIGENTE.- 2. CONCEPTO DEPERSONAS CIVILES Y DE POBLACIÓN CIVIL.- 3. LOS SISTEMAS DE PREVENCIÓN:DISMINUCIÓN DEL NÚMERO DE VÍCTIMAS.- 3.1. Sistemas preventivos de carácter jurídico.-3.1.1. Zonas o localidades sanitarias y de seguridad.- 3.1.2. Zonas neutralizadas.- 3.1.3.Localidades no defendidas.- 3.1.4. Zonas desmilitarizadas.- 3.1.5. Otros supuestos.- 3.2.Sistemas preventivos de carácter táctico.- 3.2.1. Obligación de distinguir entre población civil ycombatientes y bienes de carácter civil y objetivos militares.- 3.2.2. Normas sobre el ataque.-3.2.3. Prohibiciones especiales.- 4. LOS SISTEMAS DE CORRECCIÓN: DISMINUCIÓN DELOS DAÑOS CAUSADOS.- 4.1. Medidas de protección jurídica.- 4.2. Acciones de proteccióndirecta.- 4.2.1. Protección de heridos, enfermos y náufragos.- 4.2.2. Extranjeros en territorio deladversario.- 4.2.3. Población civil en territorio ocupado.- 4.2.4. Supuestos especiales.- 4.3.Acciones de apoyo a la población civil.- 4.3.1. Servicios de protección civil.- 4.3.2. Miembros delas Fuerzas Armadas y unidades militares asignados a organismos de protección civil.- 4.3.3.Acciones de socorro.- 5. La protección de la población civil en los conflictos armados medianteel respeto del Derecho Internacional Humanitario.
1. ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y NORMATIVA VIGENTEEl creciente aumento de las víctimas de la guerra entre la población civil,consecuencia fundamentalmente de la aparición de armas de alta tecnología, ha llegado acausar una gran preocupación en la Comunidad Internacional. Y ello es así porque en laactualidad podemos afirmar rotundamente, sin riesgo a equivocarnos, que la gran víctimade las guerras modernas es la población civil.Baste para ello recordar algunas estadísticas suficientemente esclarecedoras. Así,durante la Primera Guerra Mundial se produce un 6% de víctimas entre la población civil,porcentaje que se eleva a un 50% en la Segunda Guerra Mundial y que alcanza un 75%durante la Guerra del Vietnan. En cuando a los conflictos armados que se desarrollan enla actualidad, se viene afirmando que un 90% de las víctimas pertenecen a la poblacióncivil.Como ha puesto de manifiesto el Presidente del CICR en la XXVI ConferenciaInternacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, celebrada en Ginebra los días 3 a7 de diciembre de 1995, los asesinatos, la tortura, los tratos degradantes, la detenciónarbitraria, a menudo en condiciones de extrema indigencia, ha sido la suerte que hancorrido innumerables víctimas. La toma de rehenes -violación de una norma fundamentaldel derecho humanitario- ha adquirido proporciones alarmantes. Actualmente, lascalamidades que se abaten sobre la población civil afectan y comprometen gravemente ala unidad de la familia, siendo cada vez más frecuente la separación de los familiares,aumentando la angustia por los allegados de quienes no se tiene noticia. Las mujeressuelen ser las primeras víctimas de tales situaciones, como consecuencia de los
 
 2
incontables casos de violaciones con motivo de los conflictos armados. Los niñosquedan, con frecuencia, marcados para toda su vida, tras haber visto asesinar a suspadres y destruir su vivienda. Los niños también son reclutados, incitándolos a participaren la violencia; muchos sólo conocen la ley del fusil y su manejo y algunos a los quinceaños son ex combatientes; el reclutamiento de esos niños soldados es un flagelo que lahumanidad no ha sabido erradicar y que, muy por el contrario, se desarrolla más y más.Los grandes éxodos de la historia se repiten una vez más: según varias fuentes, secalcula en más de 23 millones el número de refugiados, y en más de 29 millones el de laspersonas desplazadas.Los medios y los métodos de combate siguen teniendo consecuencias cada vezmás dramáticas. Cada año, más de 20.000 personas son muertas o mutiladas por laexplosión de minas antipersonal. Según la ONU, hay actualmente, repartidas en 64países, más de 100 millones de minas.En el Informe presentado por el CICR en la mencionada Conferencia se pone demanifiesto la aparición nuevamente del crimen de genocidio, habiendo pasado lapurificación étnica a ser un fenómeno cotidiano. Con objeto de desarraigar a la población,este fenómeno incluye una larga lista de exacciones: desde el hostigamiento o laintimidación de las minorías hasta la masacre sistemática, el asesinato, la deportación, elinternamiento masivo, la toma de rehenes, la violación y la tortura.Siguiendo a SÁNCHEZ DEL RIO, desde una perspectiva histórica hemos de decirque durante siglos las guerras se desarrollaban entre los ejércitos y la población civil nosufría sus consecuencias más que de forma indirecta (padeciendo hambre, pestes,evacuaciones, etc.), pero difícilmente se producían víctimas entre los civiles. De ahí queno existieran normas de protección, excepto las costumbres derivadas de la ocupación deterritorios extranjeros.El Reglamento de las Leyes y Usos de la Guerra Terrestre, Anexo a los Conveniosde La Haya de 1899 y 1907, contenía un Capítulo sobre el régimen de la ocupación, perolimitado casi exclusivamente a las medidas necesarias para el mantenimiento de ordenpúblico y para garantizar los derechos de la familia y del individuo en cuanto a su vida,integridad física y propiedad, así como la prohibición de las penas colectivas.La Primera Guerra Mundial puso ya de manifiesto la insuficiencia de estanormativa, porque desde el comienzo de las hostilidades infinidad de civiles fueroninternados, quedando en situación similar a los prisioneros de guerra, pero sin protección,ya que no tenían la consideración de combatientes.Durante la Segunda Guerra Mundial el problema se agrava, a consecuencia de quese produjeron dos fenómenos con los que la normativa internacional no contaba:a) En primer término, la gran movilidad de que disfrutaban los ciudadanos de casitodos los países, unido al hecho de que el conflicto se iniciara sin una previa declaraciónde guerra, hizo que sorprendiera a muchas personas lejos de su patria e incluso enterritorio enemigo.
 
 3
b) En segundo lugar, durante el desarrollo del conflicto se produjeron graves actoscontra la población civil: desde su simple control hasta las deportaciones en masa,atentados, bombardeos por represalias y, en último caso, el genocidio, como todosconocemos.No obstante, hemos de destacar que el Comité Internacional de la Cruz Rojaconsiguió, como solución improvisada, que a los civiles internados se les aplicasen lasnormas del Convenio de 1929 sobre prisioneros de guerra, que estaba entonces vigente.La situación expuesta anteriormente dio lugar a que en 1949, al proponerse larevisión de los Convenios de Ginebra de 1929, se plantease la necesidad de regulartambién expresamente la protección de la población civil, naciendo así el IV Convenio deGinebra, relativo a la protección de las personas civiles en tiempos de guerra, de 12 deagosto de 1949.Pero incluso después de aceptados los Convenios de 1949, ratificados por la casitotalidad de los Estados hoy existentes, se observaron sus limitaciones: habían sidoelaborados a la vista de las experiencias de la Segunda Guerra Mundial y resultaban yasobrepasados por los nuevos estilos de conflicto armado y la aparición de armas de altatecnología.Un paso importante en la protección de la población civil fue la aprobación en 1968por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la Resolución 2444, en la que,después de afirmar el principio de limitación de medios, recoge la prohibición de lanzarataques contra la población civil en cuanto tal, resaltando que es preciso distinguir en todotiempo entre las personas que toman parte en las hostilidades y los miembros de lapoblación civil, a fin de que éstos sean respetados en la medida de lo posible (principio dedistinción).Posteriormente y en cumplimiento de diversas resoluciones de las ConferenciasInternacionales de la Cruz Roja, el Comité Internacional comenzó a preparar una revisiónde los Convenios de Ginebra de 1949, tendente sobre todo a actualizar el concepto decombatiente, a proteger mejor a la población civil y a extender la protección a losestablecimientos y transportes sanitarios civiles.Se llega así a la celebración de una Conferencia Diplomática convocada por elGobierno suizo y celebrada a lo largo de cuatro sesiones en los años 1974 a 1977,aprobándose los dos Protocolos Adicionales a los Convenios de Ginebra de 1949,aplicables el primero a los conflictos armados internacionales y el segundo a los que notienen carácter internacional, es decir, a los conflictos internos.Contamos, pues, en este momento con tres Instrumentos internacionales tendentesa la protección de la población civil en tiempo de conflicto armado:a) El IV Convenio de Ginebra de 12 de agosto de 1949, sobre la protección de laspersonas civiles en tiempo de guerra.b) El Protocolo Adicional I a los Convenios de Ginebra, de 12 de junio de 1977,

Activity (16)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Sasha Jimenez liked this
Sasha Jimenez liked this
Wil will liked this
Pao Villarreal liked this
Csc Bellomonteii liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->