Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
APUS DE LOS CUATRO SUYUS

APUS DE LOS CUATRO SUYUS

Ratings:
(0)
|Views: 383|Likes:
APUS DE LOS CUATRO SUYUS
UN MODELO SOBRE LA COSMOVISION ANDINA
APUS DE LOS CUATRO SUYUS
UN MODELO SOBRE LA COSMOVISION ANDINA

More info:

Published by: GIANCARLO GALLEGOS PERALTA on Oct 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/11/2012

pdf

text

original

 
     
      
             
      
            

  

 
   
 
 
27
II. UN MODELO EXPLICATIVO SOBRE LA COSMOVISIÓN ANDINA
Para nosotros un modelo es una herramienta explicativa que expone lossupuestos, conceptos y proposiciones básicas empleados en el análisis de unarealidad dada, mostrando de manera abreviada las relaciones que supone unfenómeno observado en ella. Está claro que disponer de un modelo de partidapermite reducir los riesgos de elucubración improductiva que siempre amenazanal investigador social.Entender la forma en que el hombre andino prehispánico ha conceptualizado surelación con el cosmos, con la naturaleza y con los demás hombres, implica enparte identificar las representaciones básicas que sirvieron para medir el tiempoy organizar el espacio y, en parte también, reconstruir el sistema de clasificacióndesarrollado. Para facilitar tal tarea hemos considerado útil apelar al desarrollode un modelo de contrastación que haga comparables los casos seleccionados aefecto de estudiar la posición de los dioses montaña andinos en los esquemasbásicos de representación del mundo. Como estrategia metodológica, un modeloasí pensado puede dar cuenta de la historicidad, mediante una abreviación de laforma en que se entienden los individuos, y la forma en que éstos estructuran susrelaciones con la naturaleza y con la sociedad en función de una divinidad o con- junto de divinidades.A este propósito, tomamos como base las formulaciones elaboradas por A. M.Hocquenghem (1987) y J. Golte (2003; 2004), por considerarlas consistentes ypertinentes a la materia que se aborda en este estudio. Como podrá apreciarse,hemos procurado enriquecer la descripción del modelo de contrastación básicocon observaciones diversas que nos acercan a la cosmovisión andina y, portanto, al marco global en el que se inscribe la concepción de los andinos acercade las divinidades tutelares llamadas
apus 
.En realidad el planteamiento de Hocquenghem está presentado de manera bas-tante simple, a partir de principios de cuatripartición y tripartición que constituyenla base de un sistema de clasificación del tiempo, del espacio y de la sociedadresumido en un calendario ceremonial. Sostiene Hocquenghem que el calendarioestá fundado sobre el establecimiento de relaciones de homología entre las épo-cas del año, las regiones del espacio y los grupos de parentesco que se definenpor su ancestro común. Observa, en este sentido, que las ceremonias son cele-bradas cada año en el mismo tiempo, en el mismo lugar, con los mismos hom-bres y mujeres y están relacionadas con una tarea del calendario agrícola.La contribución de Golte recae en el análisis más fino de la homologación quetiene lugar entre los términos con que los andinos construyen el universo y aque-llos que aplican a la vida social. Su desarrollo se basa en tres fuentes, el análisisde la iconografía precolombina andina, el discurso sobre el origen de la naturale-za y de la sociedad en fuentes quechuas y aymaras del siglo XVI y XVII, y los rela-tos quechuas y aymaras que se ha recogido entre fines del siglo XX y la actuali-dad sobre estos mismos tópicos. Básicamente desarrolla un modelo, con el cuales posible explicar una serie de manifestaciones culturales, imágenes, discursosy actitudes a lo largo de los últimos milenios y apreciar posteriormente cómo se
 
 
28
han producido los cambios en las concreciones históricas del modelo abstracto.Aunque ninguna de estas dos propuestas tiene la intención de ingresar al debatesobre las formas lineales y circulares de entender el tiempo, de hecho difieren ensus alcances, por lo que -a nuestro juicio- se necesitan una a la otra. No cabeduda que hay una lógica sólida en la percepción circular del tiempo en el mundoandino, determinada por la recurrencia de los movimientos astrales, la eternasucesión de la vida y la muerte, la reiteración de la naturaleza en el curso del año,la alternancia del día y la noche, por ejemplo. Sin embargo, no parece que elpensamiento andino se haya limitado a la representación cíclica para aprenderlas dimensiones de la realidad. Como bien lo hace notar Golte, el discurso de lospueblos andinos sobre la manera en que se origina el presente es históricosecuencial, las divinidades cósmicas y los seres del inframundo, con capacidadde “animar” lo inerte, pueden permanecer atemporalmente petrificados en lasuperficie para actuar nuevamente en un presente gracias a su poder.La doble homologación, de la naturaleza sobre lo social y de lo social sobre lanaturaleza, motiva este marco explicativo que destaca la complementación articu-lada entre los desarrollos de Hocquenghem y Golte. Así como se hace evidenteque el discurso elaborado por los andinos homologa expresiones del ritmo cós-mico con la vida social, en una especie de regularidad universal; así también escierto que el cosmos es percibido como análogo al universo social, es decir po-blado por seres activos, con identidad de género y jerarquizados, los cuales estánvinculados por relaciones parentales e interactúan a la manera humana. El Sol o
Inti 
es masculino, su pareja femenina es la Luna o
Killa 
, ambos se ayuntaban enlos eclipses; la constelación de
Onqoy 
(Las Pléyades) fue considerada comomadre de todas las estrellas. Las estrellas formaban también parejas matrimonia-les. Estos seres astrales y divinos son considerados sociales, tienen deseos, porejemplo Venus aparece unas veces al anochecer y otras al amanecer porque elSol, como señor de todas las estrellas, deseaba que la más hermosa de ellasestuviese siempre cerca de él, unas veces delante y otras atrás; entran en conflic-to, como cuando la Luna enfrenta a una de las estrellas llamadas
Pata 
que era unmalhechor, y envía a dos estrellas para que lo lleven asido y lo entreguen a la vo-racidad de los buitres; estos seres, en fin, establecen alianzas con los humanos,otorgan dones, castigan, violan, combaten y experimentan necesidades diversas.Algo similar y aún más pronunciado ocurre con los seres de poder que habitan elinframundo que es parte de la naturaleza.
2.1 El ritmo cósmico o los ritmos de la naturaleza
Hay un ciclo anual que siendo totalmente social, está sujeto a los ritmos del uni-verso (Le Gof 1991: 184). El ritmo del año es sensible al ciclo de las estaciones,de la vegetación y de los aspectos climáticos. Las marcas del año son las gran-des fiestas (Ibid: 193), que articulan el tiempo de la naturaleza y el del trabajo, eltiempo de dios y el de los hombres.El pensamiento andino se insinúa geocéntrico, el Sol es el que viaja por el firma-mento: Anda/ 
purin 
, se mueve/ 
kuyurin 
, se asienta en determinados lugares/ 
ti- 

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
miuelavila022 liked this
Adam Choqe Arce liked this
Erick Puémape liked this
Nestansgo liked this
Juan Van Kessel liked this
Gabriel Salinas liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->