Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Adorno Frente a Benjamin

Adorno Frente a Benjamin

Ratings: (0)|Views: 396 |Likes:
Published by Cuitlahuac Void
Breve recuento de la disputa entre las tesis de Walter Benjamin en "La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica" frente a las críticas de Theodor Adorno en el capítulo "La industria cultural" de la Dialéctica de la ilustración, con motivo de la tensión entre la politización de la estética y la estetización de la política.
Breve recuento de la disputa entre las tesis de Walter Benjamin en "La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica" frente a las críticas de Theodor Adorno en el capítulo "La industria cultural" de la Dialéctica de la ilustración, con motivo de la tensión entre la politización de la estética y la estetización de la política.

More info:

Categories:Types, Speeches
Published by: Cuitlahuac Void on Oct 07, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/11/2014

pdf

text

original

 
Cuitláhuac Moreno Romero
 He exagerado lo sombrío,ateniéndome a la máxima de que hoysólo la exageración es medio de la verdad.
 Theodor W. Adorno Adorno frente a Benjamin: Una discusión en torno a la politización y la experiencia del arte en el horizonte de una cultura industrializada.
No han sido pocas las discusiones suscitadas por el enfrentamiento de posturas entreBenjamin y Adorno; las controversias han atravesado con fuerza la segunda mitad delsiglo XX, creciendo en matices que mantienen vigentes las disputas filosóficas abiertaspor estos dos pensadores hasta estos albores del siglo XXI. De todos los debatesgerminados en la tensión Benjamín-Adorno quizá los más polémicos sean los de ordenestético y político. Así pues, es en este punto de enlace donde la discusión mantenida poreste par de filósofos judeo-alemanes parece ser más rica en tonalidades. La problemáticacomún es innegable, por ello no es extraño que la mayoría de los enfrentamientos entreestos autores y la polarización de sus posturas ocurran dentro del marco de una discusiónespecífica, aquella que ocurrió en torno a la
 politización del arte
y de la
estetización de la política
.
 
El punto de partida de ambos es un diagnóstico de la cultura occidental en la modernidadtardía, aquella que ya ha visto el levantamiento de los totalitarismos producidos por unarazón que no es otra cosa sino perversión, esto es: conocimiento sistematizado aplicadocon obvios motivos de dominio y violencia cultural. Sin embargo, el diagnóstico de cada
 
uno decanta en diferentes posturas frente a lo que puede ocurrir a partir de la toma deconciencia de la realidad cultural. Las diferencias pueden enfocarse desde variasperspectivas: destacando las epistémicas, económicas, políticas, y estéticas.La lectura de Adorno de la cultura occidental parte de una visión marxista, un marxismopoco ortodoxo, que sin embargo, como todo buen marxismo no deja de atacar a unaeconomía global establecida bajo los términos de un capitalismo totalitarista que loalcanza y lo somete todo. Tanto para Adorno como para Benjamin el capitalismo bárbaroes ese
nuevo orden mundial
que se levanta con engañoso esplendor en los inicios de lasociedad de consumo masivo –a principios del siglo XX pero con antecedentessignificativos en los cercanos siglos pasados. Es el momento de la cultura de masaspropia del capitalismo tecnologizado y tecnolatrizado. Incluso en muchos de los ámbitosmás “elevados” e “incorruptibles” de la cultura misma: el arte y la política. Ahí tambiénlas cosas ocurren por mandato del omnipresente sistema capitalista.
 
Desde este enfoquela perspectiva de Adorno parece poco optimista respecto a lo que ocurre en el mundo, yen tal caso su postura sería sumamente comprensible. Tanto él como la mayoría de losexiliados juedeo-alemanes se enfrentan a un momento histórico que no ofrece sinosituaciones desfavorables y desesperanzadoras.Quizá desde esta primera aproximación puede hacerse evidente que el optimismo deBenjamin, manifiesto en
 La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica
 incomoda a quien tiene pocas esperanzas en una revolución socio-política: Adorno.A grandes rasgos podemos decir que Adorno centra sus críticas a algunas tesis de
 Laobra de arte en la época de su reproductibilidad técnica
en el capítulo cuarto de la
 Dialéctica de la Ilustración
: “La industria cultural”. No está de más enfatizar que lascríticas de Adorno son posibles gracias a un enorme conjunto de presupuestoscompartidos con el autor de
 El artista como productor 
. Coincidencias que no son
 
gratuitas, ni mucho menos fruto del azar, sino que se derivan de la peculiaridad de larelación entre Benjamin y Adorno.En este texto Adorno toma distancia del pensamiento del que en otro momento fuera unode sus maestros y también una fuente de admiración. De lo anterior no se sigue queAdorno sea un discípulo fiel de Benjamin, sino sólo que una gran parte de supensamiento se vio influenciado por la figura de Benjamin
1
, justo por ello puede tenerlugar la discusión en la cual la problemática central es abierta en gran medida por losdescubrimientos de Benjamín.Esos que surgen en su diagnóstico cultural, lectura filosófica de una sociedadtransformada en sus cimientos y dependencias gracias al desarrollo de la técnicaindustrializada, posibilitada a su vez por los objetivos progresistas de la concepciónfilosófica hegemónica de la historia que se entiende a sí misma como cumbre y proyectoredentor de una época regida por la razón como Ilustración, sin darse cuenta que estamisma razón ilustrada lleva en sus orígenes su propia destrucción y los gérmenes de labarbarie que detonarán con todo su horror en la Modernidad.
2
 A pesar de esto, o justo por ello, Benjamin se afianza en un marxismo crítico que quierepensar que la masificación de la técnica, y con ella de la obra de arte post-aurática, puedepermitir la revolución del proletariado. Parte de esta tesis conforma el legado deBenjamin en Adorno: la idea que confiere a la técnica de producción y reproducción de lafotografía y el cine nuevas potencialidades epistémicas, esto es, nuevas experienciasestéticas entendiendo
estética
como
aestesis,
o sea, como teoría de la sensibilidad.
1
Enzo Traverso señala en
Cosmópolis: Figuras del exilio judeo-alemán
que es demasiado aventuradoafirmar que Adorno sea un discípulo de Benjamin, no obstante, la influencia de éste último en la vida y elpensamiento de Adorno fue significativa y cobró mayor importancia con el paso del tiempo. Sin embargo,Traverso también apunta que es difícil ubicar una correspondencia en dirección opuesta, no sólo Benjaminno reconoce alguna influencia de Adorno, sino que es casi nula la relevancia del pensamiento de Adornopara Benjamin, quien lo ve sobretodo como un puente o interlocutor entre él y la beca de la que dependeeconómicamente: el Instituto de Investigaciones Sociales dirigido por Horkheimer.
2
 
Cf 
.
 Dialéctica de la Ilustración.
Los primeros tres capítulos se justifican en una exposición de cómo larazón occidental en tanto Ilustración apunta desde sus inicios al irracionalismo de los totalitarismos y a labarbarie.

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Fernando Hdz liked this
cegonzalezelorza liked this
elcuchillero liked this
elcuchillero liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->