Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Titeres

Titeres

Ratings: (0)|Views: 2,002|Likes:
Published by Pablo Zeta

More info:

Published by: Pablo Zeta on Oct 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/23/2013

pdf

text

original

 
Titeres
?Títeres y marionetas, muñecos y figuras utilizadas en funciones teatrales para representar aseres humanos, animales o personajes mitológicos; varían en tamaño y construcción y puedenmoverse a mano o mediante cualquier otro artificio. Al parecer los títeres han existido siempre yen casi todas las civilizaciones. Los menciona Jenofonte en su Symposium en el siglo V a.C., yexisten antiguas tradiciones de títeres en China, India, Java y otras partes de Asia. En todos loslugares ha precedido al teatro escrito y, desde luego, a la escritura de cualquier tipo.
Tipos
 ?El títere más simple es el guante o manopla, que se ajusta sobre la mano del titiritero y semanipula con los dedos. Los títeres de varas o palos pueden ser planos o tridimensionales y sonmanipulados por una o más personas, utilizando palos rígidos o varas desde debajo de lasuperficie del escenario. Normalmente, una sola vara soporta la cabeza y el cuello, y otras doscontrolan uno o los dos brazos, mientras que los pies cuelgan libres de control. Las marionetasson títeres accionados por medio de cuerdas o cables desde arriba, normalmente va una cuerdaa cada brazo y pierna, otra a la cabeza y otra a la cintura; se pueden añadir cuerdas adicionalespara lograr movimientos especiales. Las marionetas y los títeres de varas son articulados demodo que cada parte de su cuerpo pueda moverse de forma
independiente.
 ?Es normal que el teatro de títeres sea en miniatura para recordar los puestos de feria o unescenario de proscenio en miniatura. Las obras van desde aquellas simples escenas de dostíteres manipulados por un solo titiritero en un teatrillo portátil, hasta elaboradasrepresentaciones de teatro y ópera en un espacio teatral totalmente equipado con decorados ymobiliario proporcionados. Las representaciones elaboradas requieren muchas figuras,normalmente marionetas. La música es una parte integral de la producción de títeres. El diálogopuede estar a cargo de los que manipulan a las marionetas, o de un narrador que describe laacción y el lugar donde se desarrolla.
Historia
 ?La historia de los títeres es larga y compleja. Se sabe que existían títeres en el antiguo Egipto,en la Grecia clásica y en China. Los títeres de varas de Java y otras partes de Asia, por ejemplo,representan versiones de cuentos folclóricos, basados principalmente en la épica hindú, elRamayana y el Mahabharata, y aparecen como sombras sobre una sábana translúcida. Elsofisticado teatro de bunraku, o el joruri, de Japón utiliza títeres, o muñecas, de la mitad deltamaño de una persona, manipulados por cables y palancas por tres personas vestidas de negroque son visibles sobre el escenario. Los títeres representan obras heroicas tradicionales otragedias domésticas mientras un narrador, acompañado de una orquesta, canta la historia. Apartir del siglo XVI, los artistas de la commedia dell'arte hicieron de títeres de mano personajesnacionales, como los ingleses Punch y Judy, el Guignol francés, el alemán Kasperl y la rusaPetrushka. Estos títeres interpretan escenas tradicionales de comedia bufonesca, comedia depalos, luchas violentas y exageradas visiones de incidentes de la vida doméstica. Durante lossiglos XVIII y XIX, las representaciones de títeres eran algo habitual y muy populares. Lo mismosucedería en el siglo XX, en el que ciertos escritores notables como Federico García Lorca,escribieron obras de teatro para guiñol.?El teatro de títeres en el mundo contemporáneo se enfrenta a dos dificultades fundamentales:primero, que los teatros de folclore tradicional han desaparecido casi por completo, y segundo,que los títeres parecen ser considerados actualmente como un entretenimiento solamente paraniños. La respuesta ha sido la transferencia a un medio de mayor cobertura como la televisión,donde ha conseguido bastante éxito, como las creaciones del titiritero estadounidense JimHenson, Barrio Sésamo o Plaza Sésamo y Los Muppets; y los Spitting Image, un programa queutiliza títeres caricaturescos diseñados por Roger Law y Peter Fluck para representar escenas
 
satíricas. En el este de Europa, el interés en los títeres ha crecido desde la II Guerra Mundial yse mantiene gracias a las subvenciones estatales.
*-*
Títeres: origen, historia y misterio
  por ?Vamos a correr el telón y asomarnos por unos instantes al mundo de los títeres, a ese maravilloso ycomplicado mundo, tan antiguo como la misma humanidad. Los títeres vienen de muy lejos. Es perderse enel misterio pretender buscar su origen. Nacieron con la imaginación, y pertenecen a todos los tiempos y atodos los lugares de la tierra. Charles Nodier —quien fue un ferviente admirador de los títeres— se haocupado de ellos en varios artículos. Acerca de su origen escribió en la
 Revue de Paris
: "Al no poder fijarsela época precisa de su nacimiento, puede decirse que el títere más antiguo es la primera muñeca puesta enlas manos de un niño, y que el primer drama nace del monólogo, mejor dicho del diálogo que sostiene elniño y su muñeco. Yo quisiera —continúa—poder dar a los comediantes un origen más ilustre, pero está perfectamente demostrado que descienden en línea recta de los títeres y confesaremos que, varios entreellos, los que más admiramos en los grandes teatros, han conservado un aire de familia"En Egipto se han encontrado estatuas con resortes que usaban en las ceremonias religiosas y entre los juguetes destinados a los niños. En
Marionnettes et Guignols
, Ernest Maidron asegura que estos muñecoseran animados por movimientos de cabeza y de brazos. También se halló en Egipto, en la tumba de una bailarina de nombre Jelmis, al lado de la momia, un barco pequeño tripulado por varias figuras de marfil.Una de ellas, articulada, podía ponerse en movimiento mediante unos hilos. En el centro de este barco,había una casita con puertas de marfil, que al abrirse dejaba ver toda la escena de un teatro de títeres.Quizás esta bailarina ofrecía con sus muñecos representaciones por el estilo de las que años más tarde sedieron en Grecia y en Roma y, más adelante, aplaudieron las muchedumbres de París, Londres y Viena.Los chinos conocen a los títeres desde tiempos remotos. Hacen su aparición en los ritos religiosos y en lascalles, entre las gentes del pueblo. De China —según las crónicas—, los llevan los músicos andariegos alJapón, atravesando Corea. Allí llegaron a una perfección extraordinaria. Están modelados en madera ymueven las cejas, los ojos, la boca y articulan los dedos de las manos. Algunos son muy grandes y de unmecanismo tan complicado que para manejar una sola marioneta hacen falta tres titiriteros.En Grecia se han encontrado títeres. Dice Charles Magnin en su famosa
 Histoire des marionnettes
, que lostíteres eran recibidos en las moradas aristocráticas de Atenas; Xenofonte, en el relato del banquete deCallais, nos cuenta que entre las diversiones que el hotelero había preparado para sus invitados figuraba untitiritero de Siracusa. Photeinos, de oficio titiritero, tenía en Grecia un permiso especial para dar representaciones públicas en el Teatro de Baco. Aristóteles y Apuleyo hacen referencia a los títeres. Loatestigua Magnin, "el sabio historiador de las marionetas", como lo llamó Anatole France. Estos títeres eran bastante complicados. Así los describe Aristóteles: "El Soberano dueño del Universo no tiene necesidad denumerosos ministros, ni de resortes para dirigir todas las partes de su inmenso imperio. Le basta un acto desu voluntad: de la misma manera, esos que manejan los títeres no tienen más que tirar de un hilo, para poner en movimiento la cabeza o la mano de esos pequeños seres, después sus hombros, sus ojos, y algunasveces todas las partes de su persona, que obedecen pronto con gracia y medida".
Personajes de las farsas primitivas
Petronio, Horacio, Aulus Gelio mencionan en sus escritos espectáculos de títeres en Roma. Los personajesmás característicos de las farsas primitivas de títeres en Roma fueron tomados de la realidad, de tipos populares que más tarde influenciaron notablemente a la
commedia dell'arte
—que a su vez influye sobre elteatro de títeres— para dar nacimiento a Brighella, el Capitán, Colombina, Cassandro, Pantalón. "Lamia elvampiro africano y Manducus el otro antiguo —escribe Pierre Louis Ducharte en
 La comédie italienne
 — han nacido de marionetas y el último ha evolucionado en Capitán." Y más adelante agrega: "Al lado de la
commedia dell'arte
existió siempre el teatro de marionetas. El uno y el otro, sin duda, se ha hecho sininterrupción préstamos de escenarios y de máscaras."Hay quien afirma que en la India existían los títeres varios siglos antes de Cristo. En la literatura hindú, encuentos, leyendas y libros sagrados, hallamos referencias a estos remotos personajes movidos por la manodel hombre. En el Mahabarata —donde la historia está mezclada con la mitología— nos encontramos coneste pasaje: "Cuando el hijo del poderoso Arjun salió al frente de una expedición guerrera, su novia, la
 
 princesa Uttara, le pidió al despedirse que le trajera lindas y transparentes telas de colores para vestir a sustíteres." Y dice un viejo relato hindú: "Parvati, la mujer del Dios Shiva, hizo un hermoso títere que escondíaa los ojos de su esposo para que éste no lo viera y se enamorara. Llevó la muñeca a la montaña, y todos losdías iba a visitarla y a adorarla. Pero el Dios Shiva, una vez, la descubrió mientras buscaba una flor. Seenamoró del títere, le dio vida y huyeron juntos".Enrique Vesely, distinguido escritor checoslovaco que se ha dedicado al estudio de los títeres, en un libroeditado en Praga en 1910 — 
 Desde los primitivos títeres hasta los títeres checos
 —, escribe refiriéndose alorigen de las marionetas: "La cuna del teatro de muñecos fue la India y desde allí se divulgó por el mundo."Y más adelante traza un caprichoso itinerario: de la India, lugar preciso del nacimiento, pasaron a Persia, deallí a Arabia, y de Arabia los gitanos los llevaron a Europa atravesando Grecia e Italia. Dice también en ellibro mencionado que Vidushaka, el personaje más popular y más viejo del teatro de títeres hindú, es el bisabuelo de todos los fantoches. Y por ser Vidushaka un enano con joroba, con dientes largos asomándose por entre los labios gruesos, la cabeza pelada, el rostro deformado, todos sus descendientes directos oindirectos —Polichinela, Kasparek, Guignol, Punch— han heredado la joroba u otra deformidad deldesgraciado progenitor.
Los títeres hieráticos
¿Cómo puede precisarse un determinado lugar geográfico para ubicar el nacimiento y la infancia del títere?¿En qué lugar preciso puede fijarse el nacimiento del hombre? Y el títere —es mejor divagar sobre suorigen— nació cuando el hombre, el primer hombre, bajó la cabeza por primera vez, en el deslumbramientodel primer amanecer y vio a su sombra proyectarse en el suelo, cuando los ríos y las tierras no teníannombre todavía. Y el día que modeló el primer muñeco tuvo que pensar en su sombra. Lo hizo a susemejanza, y nació el títere, sin vida propia, como la sombra del hombre, que necesita de él para moverse yvivir.En los escritores antiguos hay referencias a los títeres hieráticos. Los citan Herodoto y Luciano. Esconocida la Venus de madera, atribuida a Dédalos, que se movía por medio de mercurio. También se movíay predecía el futuro la estatua de Júpiter Ammon. Ochenta sacerdotes, en las procesiones, la cargaban sobresus hombros y ella, con movimientos de cabeza, les indicaba el camino. Charles Magnin y Ernest Maidron,en los libros ya citados, nos dan detalles sobre estas curiosas imágenes y del conocimiento que se teníaentonces sobre las propiedades del imán sobre el hierro. Los títeres hieráticos —anota Vesely— tomaron parte original en los misterios religiosos, cuando el hombre no se animaba a representar a sus dioses.
De generación en generación
Las marionetas jamás llegarán a envejecer. No sienten el lento rodar de los siglos, Viven y sonríen por encima el tiempo. Hoy gozamos delante de un teatro de títeres igual, exactamente igual como gozaban losniños y los viejos, hace siglos, cuando rodeaban a los juglares y saltimbanquis, cuando éstos hacíanaparecer a los fantoches que llevaban ocultos debajo de sus capas.En Europa, los títeres fueron usados al principio por la Iglesia para hacer representaciones de pasajes bíblicos y leyendas de santos. Después comenzaron a popularizarse, y se llevaron a escena cuentos,historias de caballería y de bandoleros. Las obras eran de carácter cómico o dramático, tomadas sobrerelatos que se iban transmitiendo verbalmente, de generación en generación. Muy rara vez aparecían enescena más de dos personajes. El público solía intervenir casi siempre en las representaciones, y el titiriterose veía obligado a improvisar y a apartarse del argumento.En el siglo XVI, los músicos andariegos atraen la atención con una novedad en materia de títeres que losfranceses llaman
marionnettes à la planchette
. El músico, después de congregar al público, mueve alcompás de su instrumento dos figurillas sostenidas por un hilo que sujeta a su pierna. De esta manera lashace danzar, mientras suena alegremente la gaita, la pipa o el tambor. Shakespeare y Ben Jonson suelenrecordar con frecuencia a estos remotos personajes movidos por hilos. Milton se inspiró, para crear su
 Paraíso perdido
, mientras asistía a una función de marionetas que representaban la
 Historia de Adán y Eva
.Goethe fue también un enamorado de los títeres. El
 Fausto
le fue revelado por unos titiriteros de la feria deFrancfort. Y Lord Byron llegó a decir: el que no ama a los títeres no es digno de vivir.
Polleras, cortinas y batidores
El titiritero ambulante ruso del siglo XVII usaba una pollera muy ancha que le servía de escenario. Alcomenzar la representación levantaba la pollera y pasaba el ruedo por un arco, se calzaba un muñeco encada mano —eran siempre títeres de guante— y realizaba el espectáculo. Lógicamente, sólo podíanintervenir nada más que dos personajes en escena. Más tarde, suprimieron el uso de la pollera por trescortinas extendidas sobre bastidores, livianas para el transporte y que se armaban muy fácilmente.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->