Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Terence Davies - Realismo de la memoria

Terence Davies - Realismo de la memoria

Ratings: (0)|Views: 144 |Likes:
Published by Perestroiko
Un excelente artículo sobre la obra de Terence Davies tomado de la edición digital de la meritoria revista 'Shangri-La'. Alberto Haj-Saleh / Terence Davies : realismo de la memoria, http://www.shangrilaediciones.com/
Un excelente artículo sobre la obra de Terence Davies tomado de la edición digital de la meritoria revista 'Shangri-La'. Alberto Haj-Saleh / Terence Davies : realismo de la memoria, http://www.shangrilaediciones.com/

More info:

Published by: Perestroiko on Oct 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/19/2014

pdf

text

original

 
1.Benedetti, Mario. “Prólogo” (Madrid, noviembre de 1984) a
El desexilio y otras conjeturas
(Buenos Aires: Nueva Imagen,1986). En
Revista Eñe
, 15-1-2008http://weblogs.clarin.com/revistaenie-elmisteriodelaspalabras/archives/2008/01/desexilio.html
LO DEMÁS ES MEMORIAI
En 1982, el escritor Mario Benedettiutilizó por primera vez la palabra “desexi-lio” en su novela
Primavera con una es-quina rota
; con este concepto pretendíaponer nombre al duro proceso de regresoa la patria de aquellos que fueron empu- jados fuera de ella por razones poderosas,normalmente políticas. Añade el autoruruguayo que “pero la gran diferencia consiste en que mientras la decisión delexilio nos fue impuesta, la del desexilio en cambio es de nuestra exclusiva res-ponsabilidad” 
(1)
.En su novela de 1996
 Andamios
, Benedetti vuelve a traer el desexiliocomo palabra, concepto y tema principal del relato. La definición del desexi-lio que salpica toda la novela es una, sola y clara: el desexilio es la pérdidatotal de la propia patria, ya que el regreso del exiliado al lugar del que fue ex-pulsado implica el reconocimiento y aceptación de que el lugar al que sevuelve poco tiene que ver con el lugar del que se marcha. Dicho de otro modo,la patria -ciudad, país, pueblo, simplemente casa familiar- que se abandonapor la fuerza queda fijada y estática en la memoria del exiliado; pero al vol-ver descubre que mientras la memoria no se mueve ni un milímetro, para lapatria han pasado los cinco, diez o cincuenta años que se estuvo fuera. Con-clusión: el exiliado jamás puede volver y la patria pasa a residir en un puntointermedio entre la realidad y los recuerdos distorsionados.
SHANGRI-LA. Derivas y Ficciones Aparte Nº 11 - Enero - Abril 2010shangrilatextosaparte.blogspot.com - issn: 1988-2769
167
CARPETA EL LENGUAJE DE LA MEMORIA
XXVII. TERENCE DAVIES: REALISMO DE LA MEMORIA
Alberto Haj-Saleh
Children
 
II
Terence Davies se exilió de su Liverpool natal en 1973, y dije bien, se exi-lió, no simplemente se marchó para regresar de vez en cuando. Cada vueltade Davies a Liverpool es un ladrillo más al muro de sus recuerdos, de maneraque lo que queda es una ciudad detenida en su memoria y que no coincide conla postal del siglo XXI que tiene enfrente. En el año 2007 el productor Sol Pa-padopoulos llamó por teléfono a Davies y le propuso presentar un proyecto aDigital Departures, una iniciativa que iba a producir tres filmes sobre Liverpoolen ocasión de su capitalidad europea de la cultura. Las películas se rodaríancon un presupuesto de 250.000 libras cada una y en formato digital. TerenceDavies contestó con la única respuesta posible en aquel momento: No.
III
Existe una única Liverpool en las primeras tres de las primeras cinco pe-lículas de Davies (considerando
The Terence Davies Trilogy 
como lo que es,tres mediometrajes diferentes pero estrechamente ligados); es una Liverpoolque apenas sale de la década de los cincuenta, una Liverpool encapsulada entres o cuatro escenarios que se repiten de forma constante: la casa familiarde dos plantas con puerta hacia el callejón, las escuelas -el protector colegiode primaria, el siniestro y violento de secundaria-, el pub, los cines donde seproyectan películas de Hollywood, siempre llenas de canciones.En
Madonna and child 
(1980)y en parte de
Death and Transfiguration
(1983) los años cincuenta quedan atrás, pero entonces Liverpool desaparece.Los límites espaciales de ambas películas son los límites del cuerpo de Ro-bert, el sosias del director, y el exterior se evapora casi por completo. El con-fesionario de una iglesia, los baños de un club nocturno o la sala desnuda deun hospital geriátrico conforman un nuevo paisaje urbano que borra las hue-llas de la ciudad, que puede ser Liverpool como puede ser cualquier otra cosa.En cualquier caso, al margen del retrato de la ciudad, o de parte de ella,al colocar dentro de un mismo trayecto esas cinco películas –
Children
(1976)
 ,Madonna and child, Death and Transfiguration, Voces distantes
(Distant voi-ces, still lives, 1988)y
El largo día se acaba
(The long day closes, 1992) -, te-nemos que enfrentarnos a una realidad que por obvia y repetida en lafilmografía de Davies no es menos cierta: esta primera etapa desu carrera es una única película fragmentada en diferentes peda-zos que funciona como exorcismo, como ajuste de cuentas a ratosamargo y melancólico, a ratos airado y furioso, con una niñez y
SHANGRI-LA. Derivas y Ficciones Aparte Nº 11 - Enero - Abril 2010shangrilatextosaparte.blogspot.com - issn: 1988-2769
168
CARPETA EL LENGUAJE DE LA MEMORIA
 
una pre-adolescencia llena de confusión, deextremos sentimentales y de esquizofrenia dela propia identidad. ¿Y qué es un exorcismodel pasado sino un ejercicio doloroso de revi-sión de los propios recuerdos, una forma ra-yana en el masoquismo de enfrentarse alálbum de fotos familiar que no has queridoabrir en muchos años? ¿Qué hace Davies sinodescarnarse y afirmar con claridad meridiana “este fui yo, esta fue mi vida, esto me ha con-vertido en lo que soy”? ¿Una ficción? Desdeluego que no, o no del todo, o no solamente.
IV
Cierto es que la tentación de buscar alautor en sus protagonistas es fuerte y sesufre casi inconscientemente. Pensamos sinremedio “está hablando de sí mismo, eseniño es él”, pero no siempre se acierta. Eneste caso, en cambio, sí, porque el propioDavies nos da las pistas: rueda en su viejacasa de la infancia, o en una recreación de lamisma, recuerda las canciones que cantabansu madre, sus hermanas y los hombres deestas en el pub, rescata las películas preci-sas que vio en los viejos cines de Liverpool,señala de forma exquisita el momento pre-ciso en el que un niño no puede apartar losojos del torso de un hombre, sumergiéndoseen el pecado más absoluto pero sin poderesquivarlo. Cuando el niño Robert observafascinado en la piscina a uno de los mayoresduchándose y pasando su mano por dentrodel bañador en
Children
, cuando el niño Budobserva al obrero de la construcción frente asu ventana mientras trabaja en
El largo díase acaba
, cuando este obreromira al niño y le devuelve unasonrisa y un guiño de ojo, el niñoDavies se retuerce y trata de ex-
SHANGRI-LA. Derivas y Ficciones Aparte Nº 11 - Enero - Abril 2010shangrilatextosaparte.blogspot.com - issn: 1988-2769
169
CARPETA EL LENGUAJE DE LA MEMORIA
 El lardo día acabaVoces distantes Death and Transfiguration Madonna and child 

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->