Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
29Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Raza y nación en Luis López de Mesa

Raza y nación en Luis López de Mesa

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 3,514 |Likes:
Published by alanvive
Sumario: 1. ¿Algunos signos de degeneración colectiva en Colombia? 2. Luis López de Mesa y la racialización del pueblo. 3. Los efectos del trópico y la civilización de vertiente. 4. La multiplicidad de las razas y sus características. Reflexiones finales.
Sumario: 1. ¿Algunos signos de degeneración colectiva en Colombia? 2. Luis López de Mesa y la racialización del pueblo. 3. Los efectos del trópico y la civilización de vertiente. 4. La multiplicidad de las razas y sus características. Reflexiones finales.

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: alanvive on Jul 12, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/15/2013

pdf

text

original

 
209
Estudios Políticos No. 26. Medellín, enero-junio 2005
 
Estudios Políticos No. 26. Medellín, enero-junio 2005
209-232
Raza y nación en el pensamientode Luis López de Mesa: Colombia, 1920-1940
*
 Álvaro Andrés Villegas Vélez
A
pesar del auge de las teorías sobre la globalización y la aparente ubicuidadde los flujos de dinero, de personas, de imágenes, de tecnologías y de ideologías, lapregunta por los procesos de formación del Estado y de construcción de la naciónsigue siendo central en las discusiones académicas y políticas contemporáneas. Comolo señaló tempranamente Renan, dicha pregunta no puede ser resuelta sino a travésde la investigación histórica.
1
Más exactamente, a través de un tipo de investigaciónhistórica que muestre la relativa novedad de algo que a primera vista parece eterno,como son los Estados nacionales.Este proceso de desnaturalización conlleva ineludiblemente a resaltar el sustratocultural de esta construcción, puesto que no todas las naciones se han formado de lamisma manera ni con los mismos elementos, e incluso pareciera que lo único quetuvieran en común fuera justamente su estatus de Estados nacionales, como lo hamanifestado Colom.
2
*Este ensayo hace parte de la investigación “Cuando el pueblo se vuelve raza. Racialismo,élite, territorio y nación (Colombia, 1904-1940)”, que adelanta el autor para optar al títulode magíster en historia, en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín.1Ernest Renan.
¿Qué es una nación?
Madrid, Alianza Editorial, 1987.2Francisco Colom González.
El fuste torcido de la hispanidad. Ensayos sobre la imaginación potica iberoamericana.
Medellín, Concejo Municipal de Medellín y Universidad PontificiaBolivariana, 2003.
 
210
Raza y nación en el pensamiento de Luis López de Mesa... / Álvaro Andrés Villegas Vélez
En América Latina, a pesar de la temprana constitución de estos, nos hemoscuestionado en repetidas ocasiones sobre su carácter, y parece que no hemos logradoconsolidar una comunidad caracterizada por un comperismo profundo y horizon-tal que articule la población y el Estado.
3
Esta dificultad ha sido una constante en la mayoría de relatos que intentan narrary caracterizar a las repúblicas latinoamericanas, las cuales han sido descritas comoinacabadas y carentes de identidad, modernidad y capacidad de progreso, en com-paración con los proyectos nacionales europeos y norteamericanos. El estudiosofrancés Daniel Pécaut ha señalado al respecto que:
La búsqueda de un orden político es, desde la Independencia, una obsesiónincesante de las distintas élites latinoamericanas. Vuelve al orden del día cuandoquiera que surge la duda sobre las posibilidades de alcanzar un desarrollo“verdadero” o una modernidad “verdadera”. Más allá del problema de la organi-zación política, ese afán deja traslucir siempre una incertidumbre s profunda entorno a la identidad de los pueblos y a la formación del Estado nación, como si unoy otra quedaran en suspenso.
4
Esta incertidumbre se hace aún más perturbadora en coyunturas históricas queincitan a re-imaginar la nación, a definir quiénes hacen parte de ella y quiénes no;quiénes definen su carácter y son capaces de impulsar su progreso.
5
1.¿Algunos signos de degeneración colectiva en Colombia?
En Colombia, estas preguntas han sido resueltas frecuentemente apelando a lascaracterísticas raciales de la población. En las primeras décadas del siglo XX, la ópticadel racialismo
6
toma auge en la élite colombiana en el marco de una reflexión sobrelo nacional, profundamente influida por la Guerra de los Mil as y la pérdida de
3Benedict Anderson.
Comunidades imaginadas.
México, Fondo de Cultura Económica,1993.4Daniel Pécaut.
Orden y violencia: Colombia 1930-1953.
Vol. 1. Bogotá, CEREC y SigloXXI, 1987, p. 7. Véase también: María Teresa Uribe de Hincapié. “Órdenes complejos yciudadanías mestizas: una mirada al caso colombiano”.
Estudios Políticos
, 12, Medellín,Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia, enero-junio, 1998.5Thomas C. Holt. “Foreword. The first new nations”. En: Nancy Appelbaum, Anne Macphersony Karin Alejandra Rosemblatt.
 Race and nation in modern Latin America.
Chapell Hill yLondres, The University of North Carolina Press, 2003, p. X.6El racialismo es una ideología europea que vive su etapa dorada desde mediados del sigloXVIII hasta mediados del siglo XX. El racialismo ideal presenta cinco características: ladivisión del mundo en razas, la equivalencia de raza y cultura, la determinación del
 
211
Estudios Políticos No. 26. Medellín, enero-junio 2005
Panamá, lo cual sumado a la aceleración de la modernización y la consolidación deEstados Unidos (una excolonia del continente americano, al igual que Colombia),como punto de comparación, provocó un movimiento de re-imaginación de la nación,apoyado en buena medida en la apropiación de las prácticas y los saberes conside-rados modernos, en especial los ligados a la biología y la medicina.
7
A pesar de las ambigüedades que lo moderno suscitaba, dicha noción simbolizóuna nueva era, una ruptura con ese país viejo y tradicional que se había desangradorepetidamente durante el siglo XIX y que había permanecido inmóvil ante sudesmembración. Se trataba entonces de proyectarse ante el futuro, mediante el apoyode saberes y prácticas legitimadas por la ciencia. Sin embargo, la pregunta por lacapacidad de progreso de la población colombiana rondaba permanentemente, ydaba lugar a un doble movimiento: el salto a la modernidad representado por laurbanización, la industrialización y el cese de las guerras civiles; y la preocupación porla defectuosa constitución psíquica, moral y física de los colombianos como causa delos males sociales, intelectuales, económicos y políticos de la república.Dentro de este marco intelectual, la conformación de una nación moderna ycivilizada, con una población considerada bárbara, infantil y enferma, era una tareapoco menos que imposible. Es en este contexto donde surge la polémica sobre ladegeneración de la(s) raza(s) en Colombia.
8
comportamiento individual por la pertenencia racial, la utilización de una escala jerárquicaúnica para valorar las diferentes razas y la necesidad de actuar políticamente a partir delsaber adquirido sobre éstas. Al respecto véase: Tzvetan Todorov.
 Nosotros y los otros. Reflexión sobre la diversidad humana.
México, Siglo XXI, 2000, pp. 115-119.7Estas ciencias aportaron un lenguaje para pensar la nación en términos raciales, pero nomarcaron su origen puesto que numerosos intelectuales del siglo XIX, como Pedro FermínVargas, Salvador Camacho Roldán, José María Samper, Sergio Arboleda, entre otroshabían hecho planteamientos en este sentido, sin recurrir a la autoridad científica. Véase:Jaime Urueña. “La idea de heterogeneidad racial en el pensamiento político colombiano:una mirada histórica”.
 Análisis Político
,
 
22, Bogotá, Instituto de Estudios Políticos yRelaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Colombia, 1994; Raúl DaríoLopera Álvarez.
 Acercamiento al determinismo biológico de las razas en el pensamiento potico colombiano. Una mirada desde la historia de la biología
. Monografía para optar altulo de historiador. Medellín, Universidad Nacional de Colombia, 2002.8Como definición operativa entendemos por raza una noción descriptiva que se refiere acómo se clasifican o se autoclasifican algunos agentes sociales colectivos o individuales.La raza es, pues, con más o menos matices, un modo en el cual los miembros de unasociedad perciben las diferencias entre los grupos y construyen, por ende, fronteras entreestos basándose principalmente en lo fenopico, pero utilizando, no en pocas ocasiones,distinciones de clase, género, geografía, etc.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->