Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Historia de la Cruz de San Samián

Historia de la Cruz de San Samián

Ratings: (0)|Views: 54|Likes:
Published by juan capistrano
Una experiencia que marcó a Francisco para toda su vida

Un día de otoño de 1205, mientras oraba, el Señor le prometió a Francisco que pronto daría respuesta a sus preguntas. A los pocos días, paseando por los alrededores de Asís, pasó junto a la antigua iglesia de San Damián y, conmovido por su estado de inminente ruína, entró a rezar, arrodillándose con reverencia y respeto ante la imagen de Cristo crucificado que presidía sobre el altar. Y, estando allí, le invadió, más que otras veces, un gran consuelo espiritual. Con los ojos arrasados en lágrimas, pudo ver como el Señor le hablaba desde la cruz y le decía: "Francisco, ¿no ves que mi casa se derrumba? Anda, pues, y repárala"
Una experiencia que marcó a Francisco para toda su vida

Un día de otoño de 1205, mientras oraba, el Señor le prometió a Francisco que pronto daría respuesta a sus preguntas. A los pocos días, paseando por los alrededores de Asís, pasó junto a la antigua iglesia de San Damián y, conmovido por su estado de inminente ruína, entró a rezar, arrodillándose con reverencia y respeto ante la imagen de Cristo crucificado que presidía sobre el altar. Y, estando allí, le invadió, más que otras veces, un gran consuelo espiritual. Con los ojos arrasados en lágrimas, pudo ver como el Señor le hablaba desde la cruz y le decía: "Francisco, ¿no ves que mi casa se derrumba? Anda, pues, y repárala"

More info:

Published by: juan capistrano on Oct 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/13/2010

pdf

text

original

 
1 - El crucifijo que habló a san Francisco (Asís, Italia)
El crucifijo que habló a san Francisco (Asís, Italia)
Historia de san Francisco y descripción del crucifijo
 
Su Santidad el Papa Juan Pablo II oró ante la Cruz de San Damián y ante la tumba de santa Clara (Asís, 1993)
Una experiencia que marcó a Francisco para toda su vida
Un día de otoño de 1205, mientras oraba, el Señor le prometió aFrancisco que pronto daría respuesta a sus preguntas. A los pocosdías, paseando por los alrededores de Asís, pasó junto a la antiguaiglesia de San Damián y, conmovido por su estado de inminenteruína, entró a rezar, arrodillándose con reverencia y respeto ante laimagen de Cristo crucificado que presidía sobre el altar. Y, estandoallí, le invadió, más que otras veces, un gran consuelo espiritual. Conlos ojos arrasados en lágrimas, pudo ver como el Señor le hablaba desde la cruz y ledecía: "Francisco, ¿no ves que mi casa se derrumba? Anda, pues, y repárala".Tembloroso y sorprendido, él contestó: "De muy buena gana lo haré, Señor". Luego seensimismó y quedó como arrebatado, en medio de la iglesia vacía. Fue tal el gozo y tantala claridad que recibió con aquellas palabras, que le pareció que era el mismo Cristocrucificado quien le había hablado.Todos los biógrafos coinciden en calificar de éxtasis o visión la experiencia de SanDamián. Santa Clara escribe que fue una "visita del Señor", que lo llenó de consuelo y ledió el impulso decisivo para abandonar definitivamente el mundo. A esta visión parecereferirse San Buenaventura, cuando refiere que el santo, tras el encuentro con el leproso,estando en oración en un lugar solitario, tras muchos gemidos e insistentes e inefablessúplicas, mereció ser escuchado y se le manifestó el Señor en la cruz. Y se conmoviótanto al verlo, y de tal modo le quedó grabada en el corazón la pasión de Cristo, que,desde entonces, a duras penas podía contener las lágrimas y los gemidos al recordarla,según confió él mismo, antes de morir. Y entendió que eran para él aquellas palabras delEvangelio: "Si quieres venir en pos de mí, niégate a ti mismo, toma tu cruz y sígueme"(Mt 16, 24).Tomás de Celano y los Tres Compañeros sitúan esta experiencia en San Damián. Segúnellos, cuando el Señor le habló desde el crucifijo, Francisco experimentó un cambiointerior que ni él mismo acertaba a describir. El corazón se le quedó tan llagado yderretido de amor por el recuerdo de la pasión, que desde entonces llevó grabadas en suinterior las llagas de Cristo, mucho antes de que se le manifestaran en la carne. Por eso,añade San Buenaventura, "ponía sumo cuidado en mortificar la carne, para que la cruzde Cristo que llevaba impresa dentro de su corazón rodease también su cuerpo por fuera. Todo eso lo practicaba ya cuando aún no se había apartado del mundo, ni en elvestir ni en la manera de vivir". Se refiere a un cilicio, a un tejido muy basto, hecho degruesos nudos, que empezó a llevar ceñido a la cintura, debajo de la ropa. Desde
El crucifijo que habló a sanFrancisco (Asís, Italia)
 
2 - El crucifijo que habló a san Francisco (Asís, Italia)
entonces será tal su austeridad, y tantas las mortificaciones a lo largo de su vida, que,sano o enfermo, apenas condescendió en darse gusto, hasta el extremo de reconocer,poco antes de morir, que había tratado con poco miramiento al "hermano cuerpo".
Descripción del crucifijo de San Damián
El crucifijo que habló a Francisco es hoy uno de los más conocidos y reproducidos delmundo. Se trata de un icono románico-bizantino del s. XII, de autor umbro desconocido yclara influencia sirio-oriental. Es de madera de nogal recubierta con una basta tela, sobrela que pintaron con colores vivos las figuras de Cristo y otros personajes de la Pasión.Sin el pedestal, mide 2’10 metros de alto por 1’30 de ancho.En 1257, cuando las clarisas abandonaron San Damián, se lo llevaron consigo al nuevomonasterio de Santa Clara construido para ellas en Asís , donde lo conservaron durante
 
3 - El crucifijo que habló a san Francisco (Asís, Italia)
siglos en la sacristía. En 1958, 20 años después de ser restaurado por Rosario Aliano,fue expuesto al público en la capilla de San Jorge. Después del terremoto de septiembrede 1997 el icono ha sido sometido a una nueva restauración, y allí sigue expuesto a ladevoción de todos, libre ya del vidrio y del marco que antes lo contenía.He aquí algunas claves para comprender el significado de este icono bizantino del sigloXII:El Cristo de San Damián está vivo y sin corona de espinas, pues es el Cristo resucitado yglorioso que ha vencido a la muerte.El paño de lino orlado de oro recuerda las vestiduras de los sacerdotes del AntiguoTestamento (Ex 28, 42).Su postura expresa un gesto de acogida y parece abrazar a todo el universo.Sus ojos no miran al espectador, sino que se dirigen al Padre, invitándonos también anosotros a hacer lo mismo mediante la conversión.Los 33 personajes que lo rodean representan la comunión de los santos de todos lostiempos.Jesús, con los pies sobre fondo negro, parece que asciende del abismo.La sangre de Cristo chorrea sobre los personajes que lo rodean, para indicar que hansido lavados y salvados por su Pasión.La sangre de los pies cae sobre seis personajes apenas reconocibles, que podrían ser:San Juan Bautista, San Miguel, San Pablo y San Pedro, San Damián y San Rufino,patrón de Asís.En cada extremo de los brazos transversales de la cruz hay tres ángeles que muestran aCristo: son los mensajeros de la Buena Noticia.Los personajes bajo los brazos de Jesús están todos en la luz, son hijos de la luz.Tienen todos la misma estatura, pues son "hombres perfectos", que han alcanzado"plenamente la talla de Cristo" (Ef 4, 13).Si se mira bien, sus rostros son como el de Cristo, pues en ellos ha sido restaurada la"imagen y semejanza de Dios" original.Juan y María están en el puesto de honor, a la derecha de Cristo. El discípulo muestra yrecoge la sangre del costado de Cristo. María manifesta dolor, pero también serenidad yadmiración por la resurrección y por el nuevo hijo que su Hijo le acaba de encomendar.El manto blanco de la Virgen simboliza pureza, y las piedras preciosas que lo adornanson los dones del Espíritu Santo. El vestido rojo oscuro representa el amor. La túnica

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->