Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
IZQUIERDA SOCIALISTA1

IZQUIERDA SOCIALISTA1

Ratings: (0)|Views: 7 |Likes:
Published by Esquerra Socialista

More info:

Published by: Esquerra Socialista on Oct 14, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/27/2012

pdf

text

original

 
IZQUIERDA SOCIALISTA, LA CORRIENTE DEL CAMIBIO EN ELPARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL.
Izquierda Socialista nació en el 28 congreso, y a estas alturas esnecesario recordar sobre que postulados se creó la única corrienteestatutariamente reconocida: la cuestión ideológica, la estrategia y elmodelo de partido. Si analizamos la coyuntura podremos comprobarque, salvando la distancia temporal, en sí mismas, las cuestiones queconsiderábamos inaceptables entonces, se han desarrollado y hanconvertido a nuestro Partido en una maquinaría con un únicoobjetivo: ganar elecciones sin tener claro para qué, sustentada en unliderazgo indiscutible de una persona y, evidentemente, la aceptación( interesada o por convicción) acrítica de las opiniones impuestas porun pequeño grupo de personas. Está claro que nuestro papel es, pordecirlo con claridad, irrelevante y políticamente marginal.La disciplina y la “lealtad” (entrecomillo lealtad por carecer, en miopinión, del significado real de la palabra, aproximándose quizá a laaceptación sumisa y sin más) a la dirección impuesta durante laépoca del compero Felipe González, se han convertido en undogma en el funcionamiento del partido, al igual que la autonomíarespecto a otras posiciones políticas de izquierdas, lo que nos haconducido a pactos y acuerdos con la burguesía nacionalistas que, enla actualidad, sustenta al Gobierno del compañero Zapatero. Ese es elmodelo de partido que hemos construido. Todo ello ha configuradouna organización de afiliados y no de militantes, “leales” a losdictados y criterios, acrítica ante la opinión ciudadana y vacía decualquier contenido ideológico.El abandono del marxismo, tendió el puente al “fin de la ideología” ydio entrada al discurso del “progresismo”. Hemos sido incapaces demantener nuestros hilos ideológicos siquiera con los referentessocialdemócratas, con una actitud clara de romper con cualquier “lastre” anticuado, en ese objetivo de situarnos en el centro político,único instrumento que hemos valorado como útil para conseguirvictorias electorales. Hemos dejado atrás los pactos entre la clasetrabajadora y esos profesionales liberales que han conformadohistóricamente la clase media que propició, en su momento, laconstrucción del estado del bienestar. La premisa asumida es, queuna vez construido una mínima estructura de servicios públicos, tocaabrazar la teoría liberal de, o poner freno a cualquier ampliación, osimplemente ir reduciendo en función de los intereses de los gruposeconómicos.Volviendo a Izquierda Socialista, resulta evidente que, salvo en ladécada de los ochenta donde las posiciones neutralistas nos situaron
 
enfrentados al aparato del partido, y contra la corrupción (quillegamos a ser el referente de la regeneración ética si tenemos encuenta nuestras posiciones de denuncia) nuestro papel se ha idodesdibujando situándonos en un papel prácticamente simbólico.Ornicamente hemos pasado del reconocimiento expreso ennuestros estatutos, dándonos entrada como sensibilidad organizadaen los congresos y conferencias, a suprimir cualquier referencia anuestra corriente y a cualquier cuota de representatividad interna. Noobstante se sigue haciendo referencia a I.S como excusa depluralidad en el seno del partido, y no como corriente que tenga unpeso específico. En mi opinión, simplemente somos consentidos dadanuestra escasa representatividad, dado nuestro escaso peligro realpara el rudo y monolítico aparato en cualquiera de sus niveles.Parte de culpa de esta situación la tenemos los militantes que hemostrabajado en el seno de I.S. Unos, por practicar esa “lealtad” interesada, utilizando como el argumento de pluralidad para justificarel ascenso a puestos de responsabilidad orgánica e institucional.Otros, simplemente por habernos perdido en debates teóricos máspróximos al romanticismo político que a la práctica ideológica.Es posible que el modelo de estado no esté claro para alguno de losafiliados socialistas pero no para los compañeros y compañeras quecompartimos la inquietud de reformar el partido en primera instancia.Un estado laico, federal y solidario es nuestra apuesta. No obstante,es necesaria la defensa de los instrumentos que el Estado tiene a sudisposición para desarrollar una política más cercana a esa ampliacapa social que son los trabajadores y trabajadoras mileuristas. Elobjetivo debe ser cumplir el apartado de DERECHOS que establecenuestra Constitución, pues en éste se definen los pilares del Estadodel Bienestar que queremos, no solo proteger en sus mínimos, sinodesarrollar hasta su máxima expresión.No obstante, centrarnos en una redefinición ideológica de la Corrientecreo que está de más, pues todos y todas estamos de acuerdo en elfondo de la cuestión, pues de lo contrario formaríamos parte de esaamplia masa de afiliados acríticos. Es por esto que lo prioritario esREDEFINIR EL PAPEL DE LA CORRIENTE DE OPINIÓN EN EL SENODEL PARTIDO.1.- El primer objetivo es redefinir nuestra propia organización. Esnecesario que nos dotemos de unas mínimas normas que definannuestros compromisos: elección de cargos de las coordinadoras en
 
todos sus niveles, rendición de cuentas, transparencia y participacióndemocrática, órganos de base, etc.2.- Dotarnos igualmente de un listado/censo de adscritos y adscritaspara poder desarrollar la información y participación.3.- Creación de responsabilidades internas en las coordinadoras entodos sus ámbitos ( federal, nacionalidades y regiones, provinciales,locales, etc)4.- Reivindicar el apoyo presupuestario para el desarrollo deprogramas de actuación propios, evidentemente coordinados con losórganos en cada nivel organizativo.Hay otros objetivos que debemos plantearnos, una vez que tengamosclara nuestra propia organización:-Recuperar la cuota de representación estatutaria.-Creación de medios de comunicación interna propiosPero, lo que está claro en mi opinión es que la prioridad, para poderser lo que decimos querer ser, es crecer, ampliar nuestrarepresentación orgánica para poder influir en la toma de decisiones.No hace mucho escribía en el blog un artículo titulado “el cambioempieza en las Agrupaciones”. Ahí es donde tenemos que dar laverdadera batalla, dando entrada a simpatizantes y amigos deizquierdas. La participación en los debates de ciudadanos yciudadanas de izquierdas que puedan comprobar directamente queen el partido hay otra sensibilidad, hay otra forma de enfrentar lascuestiones y las propuestas, otra ideología a la que actualmentehegemoniza la dirección del partido.Evidentemente partimos de una difícil situación pero no irreversible.Creo que es necesario un esfuerzo pedagógico dentro y fuera denuestro partido. Dentro para dejar clara nuestra posición y nuestrosplanteamientos, incluso llevando nuestra postura a las institucionessiempre que haya existido un debate y un acuerdo previo, comoinstrumento de negociación/influencia. Leales sí, pero sin renunciar anuestros principios, que “en principiono debean ser ajenos aningún militante socialista, se esté o no de acuerdo con ellos.Está claro que plantearla a la sociedad cuales son nuestras posicioneses un punto fundamental, pero no debemos ocultar a nadie quenuestro objetivo es lograr un giro en el partido. Para esto debemosrecuperar nuestra apuesta por la unidad de la izquierda plural, desde

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->