Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Desorganizacion Es

Desorganizacion Es

Ratings: (0)|Views: 14 |Likes:
Published by maxibongio

More info:

Published by: maxibongio on Oct 16, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/17/2012

pdf

text

original

 
DESORGANIZACIONES: PREPARADOS, LISTOS, ¿YA?
Por Mgr. Maxi BongiovanniEl mundo de las comunicaciones estalló en milpedazos. Ya no es lo que era. Las comunicacionespúblicas están en plena crisis. Cambio. Las relacionespúblicas -como ciencia y como disciplina (XIFRA, 2003)-no están exentas: ¿los profesionales y los estudiosos delas relaciones pública estamos preparados? ¿Conocemos ymanejamos las denominadas nuevas tecnologías de lainformación? ¿Estamos preparados para serevangelizadores sobre los nuevos problemas y desafíos delas comunicaciones?
Desorganizaciones
El sociólogo inglés Scott Lash (2005) habla de lasociedad de las desorganizaciones. En su libro
Crítica de la información 
, el autor Lash plantea que en este nuevoorden global
 
de la información se borraron todas lasfronteras temporales y espaciales y:
1.
 
“el principio de lo nacional es desplazado por el principio de lo global;2.
 
la lógica de la información desplaza la lógica de lo industrial;3.
 
la lógica de lo cultural desplaza la lógica de lo social” (LASH, 2005: 59)
Hasta aquí no estamos aportando nada nuevo. Él dice: “Sin embargo, Lash va máslejos. En este contexto de flujos informativos veloces, instantáneos podemos afirmar quenace la sociedad de la información desinformación:
“la contradicción radica en que así como la sociedad de la información conducea un «espabilamiento» creciente, al mismo tiempo acarrea cierta«estudidización» inevitable.” (LASH, 2005: 15).
El último concepto que nos resulta de sumo interés para las relaciones públicasmodernas es la idea de las desorganizaciones: “son criaturas profundamente culturales.
Son 
formas elementrales de vida religiosa” (LASH, 2005: 81). Estamos en plenarevolución. Solo sabemos que una nueva forma de hacer relaciones públicas y de formarrelacionistas públicos está naciendo.En este contexto las desorganizaciones son fundacionales. Dice Lash: “lasdesorganizaciones son rizomas que se extienden a través de las fronteras” (LASH, 2005:80).La clave de las desorganizaciones está en su nacimiento, en su emergencia. Entrevarios argumentos e ideas Lash menciona que la la declinación del capitalismo organizadoy la exaltación del capitalismo individualista, “pero también entraña un ascenso de ciertasformas de sociación que no son organizacionales y, en rigor, a menudo tampoco soninstitucionales” (LASH, 2005: 80).Las desorganizaciones nada tienen que ver con las organizaciones tal cual lasconocemos hasta ahora. Las desorganizaciones no es la ausencia de las organizaciones.
 
Todo lo contrario, son organizaciones amorfas, sin orden, sin estructura. En lasdesorganizaciones no existe ni el adentro ni el afuera. No hay espacio. Son globales, perono territoriales. Poseen formas elementales, pero sin jerarquías ni estructuras. Sonhorizontales y temporales: nacen y mueren rápidamente. Son como árboles sin raíces. Y,muchas veces árboles sin raíces y sin hojas. Las desorganizaciones no son normativas. Seorganizan en torno a valores. Son cambiantes, dinámicas. Las desorganizaciones sonformas “preinstitucionales”, dice Lash. Ahora: ¿podemos desde estructurasinstitucionalizadas como las relaciones públicas hacer frente a estructuras“preinstitucionales”? Vale decir, nuestra tarea de todos los días, puede hacer frente asituaciones que no están en los manuales. Podemos dar respuesta desde la creatividad.¿Nuestras organizaciones verticalistas, estructuradas y formales pueden enfrentarse aestructuras como las desorganizaciones?
Ejemplos, relaciones públicas y desafíos
Como venimos viendo hasta aquí, la idea de las desorganizaciones es bastantesimple y compleja. Parece paradójica al principio. Parece contradictoria. Sin embargo, parael autor las desorganizaciones están allí todos los días. Veamos algunos ejemplos: “Lasculturas juveniles, digamos las subculturas del
pop 
británico o la cultura brasileña de laropa típica de la patineta y el
surf.
Los
nuevos 
movimientos sociales. Las bandas juvenilesde los guetos (...) las neofamilias de nuestra intimidad transformadora (...) las sociacioneslaborales flexiblemente reticuladas de los nuevos sectores” (LASH, 2005: 81). Estosejemplos no son
exactamente 
desorganizaciones. Son un principio activo de lasdesorganizaciones. Lash afirma: “las desorganizaciones bien pueden ser consecuenciasimprevistas de los recursos de poder (...) son criaturas profundamente
culturales 
” (LASH,2005, 81). Hemos llegado al corazón del problema. Hemos arribado al momento en quelas desorganizaciones se juntan a la actividad de las relaciones públicas. El mejor ejemploque podemos dar, en este contexto, son las redes sociales, su paradigma es Facebook:130 millones
de habitantes 
de un sitio que no tiene tiempo, lugar
,
sin principio ni final. Sinorden, pero no sin caos.Sigamos en la búsqueda de ejemplos. El día 26 de agosto el Consejo Profesional deRelaciones Públicas de la República Argentina celebró el Primer Congreso Internacional deRelaciones Públicas. Fue un éxito. En las 10 horas de duración las palabras máspronunciadas por los expositores fueron: web 2.0, internet, red social,
Facebook 
,
blogs 
,nuevas tecnologías. No es para menos. El escenario de las comunicaciones cambió.
“Cuando internet se instaló como un medio de interconexión gracias alcorreo electrónico, impuso cambios significativos en la comunicacióninterpersonal. Primero en la vida laboral y luego en la vida social” (IGARZA,2008: 35)
La función de las relaciones públicas, también. La pregunta es: ¿los relacionistas públicoscambiaron? ¿Los comunicadores institucionales cambiaron? ¿Estamos preparados para eldesafío? ¿Las herramientas que tenemos funcionan con las nuevas materias primas?¿Podemos desde una organización formal, Moderna, clásica, tradicional hacer frente a lasdesorganizaciones? ¿El escenario es tan abrumador como parece?Veamos algunas ideas para ir resolviendo las dudas. La mejor forma de prepararnoses entrenar todos los días un poco. Esto será como el primer día del gimnasio: las primeras24 horas son dolorosas, luego todo pasa. Nos acostumbramos. La primera medida quedebemos tomar es darnos el tiempo necesario para leer
blogs 
, navegar internet y conocer

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->