Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
cys_33_58-63_Neosporosis Bovina nuevos avances en el conocimiento de la transmisión y el control

cys_33_58-63_Neosporosis Bovina nuevos avances en el conocimiento de la transmisión y el control

Ratings: (0)|Views: 195 |Likes:
Published by Axoncomunicacion
Neosporosis Bovina: nuevos avances en el conocimiento de la transmisión y el control
Neosporosis Bovina: nuevos avances en el conocimiento de la transmisión y el control

More info:

Published by: Axoncomunicacion on Oct 20, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/26/2014

pdf

text

original

 
58
Bovino
García-Vázquez, F. A.; Matás, C.
58
 
Ortega Mora, L.M. ; Aguado Martínez, A.; Fernández García, A.; Álvarez García, G.
58
 
Ortega Mora, L.M. ; Aguado Martínez, A.; Fernández García, A.; Álvarez García, G.
Introducción
Neospora caninum
es un protozooformador de quistes tisulares pertene-ciente al Phylum Apicomplexa (Dubey
et al.
2002). El ciclo biológico de
N. caninum
es heteroxeno facultativo. Hasta la fecha,se han identificado dos especies de hos-pedadores definitivos -el perro y el coyote(McAllister
et al.
1998; Gondim
et al.
2004a)- que pueden eliminar ooquistescon sus heces. Los ooquistes esporulanen el ambiente y constituyen la faseinfectante para los hospedadores inter-mediarios entre los cuales se han descritodiversas especies de ungulados, incluidala bovina (Thilsted & Dubey, 1989). En elhospedador intermediario acontecen dosestadios diferentes del parásito: el taqui-zoíto, que se multiplica rápidamente endiversos órganos del hospedador durantela fase aguda de la infección; y el bradi-zoíto que se multiplica lentamente en elinterior de quistes titulares localizadosfundamentalmente en el sistema nerviosocentral y que se socia a la fase crónica dela infección.En la actualidad, la neosporosis estáconsiderada como una de las principalescausas de aborto y fallo reproductivo enel ganado ovino en todo el mundo (Dubey
et al.,
2005). En España, las altas tasasde prevalencia (Quintanilla-Gozalo
et al.,
1999) y, sobre todo, la alta prevalencia dela infección en fetos abortados (Pereira-Buen
et al.,
2003) pone de manifiestola gran repercusión económica de estaparasitosis en nuestro país.
Transmisión
Existen dos modos posibles de trans-misión de la infección por
N. caninum
enel ganado bovino. La transmisión hori-zontal vía oral por ingestión de ooquistesesporulados se ha evidenciado a travésde estudios seroepidemiológicos (Wouda
et al.,
1999; Dijkstra
et al.,
2001; Dijkstra
et al.,
2002; Schares
et al.,
2002) y hasido demostrada por medio de infeccio-nes experimentales en vacas (De-Marez
et al.,
1999; Trees
et al.,
2002; Gondim
et al.,
2004b). Sin embargo, es la trans-misión vertical por el paso de los taqui-zoítos desde las madres infectadas a losfetos vía transplacentaria la que tiene unamayor importancia epidemiológica debidoa su alta eficiencia con tasas de infec-
Neosporosis Bovina: nuevos avancesen el conocimiento de la transmisióny el control
L.M. Ortega Mora, A. Aguado Martínez, A. Fernández García, y G. Álvarez García
Grupo SALUVET.Dpto. de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid.XI CONGRESO ANEMBE DE MEDICINA BOVINA
 
59
nº 33
Neosporosis Bovina: nuevos avances en el conocimiento de la trasnmisión y el control
ción congénita que oscilan entre el 44%(Bergeron
et al.,
2000) y el 95% (Davison
et al.,
1999). Además, la transmisión verticalpuede darse en gestaciones sucesivas deun mismo animal (Barr
et al.,
1993) y, a suvez, un animal congénitamente infectadopodrá transmitir el parásito a su descen-dencia siendo ésta la principal causa delmantenimiento de la infección en el tiem-po en las explotaciones bovinas (Anderson
et al., 2000).
Las consecuencias de la transmisióntransplacentaria en las novillas o vacasgestantes son diferentes en función delmomento de la gestación en las queésta tiene lugar. Si la infección del fetose produce en el primer trimestre de lagestación, periodo en el que el feto aúnno es inmunocompetente, la consecuenciamás probable es la muerte fetal (Dubey
et al.,
1992; Barr
et al.,
1994; Williams
et al.,
2000; Macaldowie
et al.,
2004). En cambio,si la infección se produce en el segundotercio de la gestación, cuando el sistemainmune del feto aún no es maduro, lasconsecuencias pueden ser el aborto o elnacimiento de terneros congénitamenteinfectados (Quintanilla-Gozalo
et al.,
2000;Williams
et al.,
2000; Guy
et al.,
2001;Innes
et al.,
2001; M aley
et al.,
2003).Finalmente, cuando la transmisión se pro-duce en el último tercio de la gestación,generalmente, se produce el nacimientode terneros sanos pero congénitamenteinfectados (Quintanilla-Gozalo
et al.,
2000;Williams
et al.,
2000; Guy
et al.,
200 1;Innes
et al.,
2001).Se han descrito, experimentalmente,otros modos de transmisión de la infecciónen el ganado bovino cuya importancianatural es baja o, en todo caso, se desco-noce. En este sentido, se ha demostradola transmisión del parásito por mediode la ingestión de calostro o leche con-taminada con taquizoítos (Uggla
et al.,
1998; Davison
et al.,
2001) y la transmi-sión intrauterina en novillas inseminadascon semen contaminado con taquizoítos(Serrano
et al.,
2006).
Diagnóstico
En el diagnóstico de la neosporosis seplantean dos cuestiones principales: porun lado, el diagnóstico individual de lainfección tanto
in vivo
como en los fetosabortados lo cual requiere un conoci-miento adecuado de toda la batería deherramientas diagnósticas disponibles asícomo la elección de las más adecuadas encada caso y su correcta interpretación; porel otro, un abordaje global del diagnóstico(diagnóstico de rebaño) teniendo en cuen-ta las características epidemiológicas de lagranja; con el fin de conocer el grado dediseminación de la infección, la implica-ción de la misma en los abortos y, sobretodo, para la elección de las medidas decontrol más adecuadas.La recogida de datos clínicos y epi-demiológicos en las explotaciones debesiempre llevarse a cabo puesto que nosorienta ante una sospecha de infecciónpor
N. caninum
o ante la posible parti-cipación del mismo en los abortos. Sedeben recoger los datos sobre el historialreproductivo y abortivo en el último año y,en la medida de lo posible, datos sobre lascaracterísticas de los abortos (edad fetal,estado del mismo). Una información deespecial interés es conocer el patrón depresentación de los abortos (endémico oepidémico) (Anderson
et al.,
2000; Schares
et al.,
2002) que se dan en la explotaciónpuesto que, en el caso de que se confir-me el diagnóstico de neosporosis, puedeorientar sobre la forma de transmisiónpredominante en dicha explotación y, portanto, sobre la elección de las medidas decontrol adecuadas.Los datos clínicos y epidemiológicospueden sugerir la infección por
N. caninum.
o su participación en los abortos pero eldiagnóstico final debe siempre realizarsemediante el empleo de técnicas de diag-nóstico laboratorial. Actualmente, dispo-nemos de una amplia batería de técnicaslaboratoriales (revisado en Ortega-Mora
et al.,
2006). Destacan, por un lado, lastécnicas de diagnóstico serológico, siendola inmunofluorescencia (IFI) y el ensayoinmunoenzimático (ELISA) las más común-mente empleadas, y por otro, las técnicasde detección directa del parásito entre lasque se encuentran la PCR y la inmunohis-toquímica. Por último, el examen histoló-gico en búsqueda de lesiones compatiblescon la neosporosis continúa siendo unaherramienta imprescindible para el diag-nóstico del aborto asociado a
N. caninum.
• DIAGNÓSTICO INDIVIDUAL
Debe incluir tanto el diagnóstico
invivo
como el examen de los fetos abor-tados.
- Diagnóstico in vivo
El diagnóstico indirecto mediante ladetección de anticuerpos específicosfrente a
N. caninum
es la forma másadecuada y eficaz de detectar la
 
60
Bovino
García-Vázquez, F. A.; Matás, C.
60
 
Ortega Mora, L.M. ; Aguado Martínez, A.; Fernández García, A.; Álvarez García, G.
infección en el animal
in vivo,
siendola IFI y el ELISA las dos principalestécnicas empleadas. Se debe tener encuenta que los animales crónicamenteinfectados presentan fluctuaciones muyacentuadas en los niveles de anticuer-pos a lo largo del tiempo. Así, se sabeque poco antes y poco después deun aborto las vacas infectadas suelenpresentar niveles elevados de anticuer-pos (Quintanilla-Gozalo
et al.,
2000),mientras que, en otros momentos de lavida del animal, especialmente despuésde un aborto, los niveles de anticuerpospueden bajar considerablemente llegan-do incluso a ser indetectables; en estoscasos podría darse un resultado falsonegativo (Jenkins
et al., 2002).
Otra cuestión importante es la correctaclasificación de una muestra de suerocomo seropositiva o seronegativa. Eneste sentido, aunque un estudio recien-te interlaboratorial mostró un nivel deconcordancia elevado entre las técnicasserológicas más comúnmente emplea-das en Europa (von Blumroder
et al.,
2004), en ocasiones, se detectan dis-crepancias entre las principales técnicasde ELISA en la correcta clasificación desueros cercanos al punto de corte. Enestos casos se recomienda repetir elanálisis a las pocas semanas o emplearuna técnica serológica confirmatoriacomo el inmunoblot (Álvarez-García
et al.,
2003; Bartels
et al.,
2006). Diversosautores aconsejan el empleo de dife-rentes puntos de corte en función de laedad de los animales y el propósito delanálisis (Atkinson
et al.,
2000; Álvarez-García
et al., 2003).
Por último, cabe destacar la adaptaciónreciente de ELISAs indirectos para suempleo en muestras de leche individualobteniéndose, en general, concordan-cias muy buenas con los resultadosen muestras de suero (Bjorkman
et al.
1997, Schares
et al.
2004). Además, elempleo de muestras de leche presentauna serie de ventajas frente al empleode muestras de suero como son quela recogida de la muestra no resultainvasiva y minimiza el manejo de losanimales.
- Diagnóstico en el feto abortado
Para un diagnóstico adecuado de lainfección por
N. caninum
en el fetoabortado se recomienda el envío allaboratorio del feto entero con la pla-centa materna. Si esto no es posible,se deben enviar las muestras de cere-bro, corazón e hígado para el examenhistológico y la PCR, y muestras de losfluidos fetales torácico o abdominalpara la serología. La recogida y envíode las muestras se debe realizar lomás rápidamente posible después de laexpulsión del feto para evitar la autolisisde los tejidos.El diagnóstico debe comenzar con elexamen macroscópico del feto quepuede aportarnos información sobresu edad y permitir la identificaciónde lesiones macroscópicas que, aunquepoco frecuentes, pueden estar asocia-das a la infección por
N. caninum.
Entrelas lesiones observables destaca la pre-sencia de focos blanquecinos en mús-culo esquelético y corazón y focos depálidos a oscuros en el cerebro (Dubey& Lindsay, 1996; Anderson
et al., 2000).
El diagnóstico de la infección se debecompletar mediante el examen histo-lógico de cerebro, corazón e hígadoy la detección del parásito mediantePCR. En cuanto a la serología fetal unresultado positivo mediante IFI
,
ELISA oinmunoblot confirmaría la infección delfeto (Otter
et al.,
1997; Sondgen
et al.,
2001), sin embargo, no puede tomarsecomo técnica exclusiva para el diag-nóstico de la infección en el feto ya quediversos factores, tales como un falloen la inmunocompetencia del feto o laautolisis y consiguiente degradación delas inmunoglobulinas, pueden arrojarfalsos negativos (Wouda
et al.,
1997).Además, la serología fetal sólo es útil enfetos abortados a partir del quinto mesde gestación, fecha a partir de la cualson inmunocompetentes.
• DIAGNÓSTICO DE REBAÑO
Una vez demostrada la presencia de
N.caninum
en la explotación, es convenienterealizar un estudio seroepidemiológico paraconocer la implicación del parásito en losabortos (Thurmond and Hietala 1995; Sager
et al.,
200 1; Hall
et al.,
2005). Para ello, se debecalcular la razón de seropositividad en vacasabortadas y no abortadas. En las explotacio-nes en las que
N. caninum
es agente causalde los abortos, la razón de seropositividad enlas vacas abortadas será significativamentemayor que en las vacas no abortadas. Unavez confirmada la implicación de
N. caninum
en la producción de abortos y en vistas a laelección de las medidas de control más ade-cuadas, resulta importante conocer el patrónde abortos así como la forma de transmisión
Control
E
xplotación infectada
E
xplotación no infectada
Control de la transmisiónverticalControl de la transmisiónhorizontal
• Seguimiento estado serológico• Reposición con animales negativos• Control de la transmisión horizontal(perros)• Control de los perros en la explotación• Evitar contaminación de piensos,agua de bebida y pastos por ooquistesprocedentes de heces de perros• Retirada inmediata de placenta, restosde fuídos etales y etos abortados
1
er
OBJETIVO: Reducir el número de reporductoras positivas
• Tasa de abortos alta• Seroprevalencia baja
Eliminación de todoslos animales positivos
• Seroprevalencia alta
Eliminación gradual yselectiva de animalesseropositivos- Vacas con antecedentes de abortos- Vacas con terneros seropositivos- Transerencia de embriones en vacas seropositivas de alto valor genético
2º OBJETIVO: Evitar entrada de nuevos casos
CONTROL DE LA REPOSICIÓN:
I
nterna:
Terneros con serología precalostralnegativa de madres seronegativas
E
xterna:
Serología negativa
Figura 1. Medidas para el control de la neosporosis en las explotaciones bovinas.

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->