Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
19Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Suspensión del juicio y reparación del daño

Suspensión del juicio y reparación del daño

Ratings: (0)|Views: 8,990|Likes:
Published by ABovino

More info:

Categories:Business/Law
Published by: ABovino on Oct 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

07/30/2013

pdf

text

original

 
1
C
APÍTULO
VI
*
 L
A OFERTA DE REPARACIÓN
 
VI. 1. El sentido de la reparación a favor de la víctima
I. El art. 76
bis
, párrafo III, CP, regula la exigencia impuesta al imputado referida a la reparación del daño causadopor el hecho que se le atribuye. Allí se establece:
“Al presentar la solicitud, el imputado deberá ofrecer hacerse cargo de la reparación del daño en la medida de loposible, sin que ello implique confesión ni
reconocimiento de la responsabilidad civil 
correspondiente. El juezdecidirá sobre la razonabilidad del ofrecimiento en resolución fundada. La parte damnificada podrá aceptar o no lareparación ofrecida, y en este último caso, si la realización del juicio se suspendiere, tendrá habilitada la accióncivil correspondiente” (destacado agregado).
La norma contiene, como requisito de admisibilidad de la solicitud para que se suspenda el procedimiento penal,la obligación del imputado de realizar un ofrecimiento a la persona damnificada en el cual acepta hacerse cargode reparar el daño causado, en la medida de sus posibilidades. Al elevar el ofrecimiento de reparación a lacategoría de requisito de admisibilidad de la suspensión del procedimiento, el legislador ha atribuido a lareparación del daño sufrido por la víctima un valor de especial relevancia. Por este motivo, se afirma que estemecanismo:
“Respeta razonablemente el interés de la víctima a que el sistema penal dé una respuesta al padecimiento queella sufrió. Esto se consigue con la exigencia que se pone en cabeza del imputado de ofrecer una indemnización ala víctima en la medida que le sea posible...”
1
.“En cuanto a la reparación del daño, la reforma parece inspirarse en el principio especialmente traído a reflexiónpor los críticos criminológicos conocido como la expropiación del conflicto”
2
.
II. Se ha señalado que los mecanismos tradicionales de participación de la víctima en el procedimiento penalconsolidado en el siglo XIX no han resultado suficientes para satisfacer sus intereses
3
. Por otra parte, la crisis delegitimación que padece actualmente la justicia penal y, más especialmente, la pena estatal
4
, ha contribuido agenerar la necesidad de nuevas transformaciones para solucionar estos problemas. Ante esta situación, se hapropuesto lo que se ha dado en llamar “la estrategia de la ‘re-apropiación’ de los conflictos, que justamentepropugna la sustitución de la intervención penal por alternativas de derecho restitutivo y de mediaciones entrepartes que intenten alguna forma de compensación, pero también de reconciliación”
5
.Como consecuencia de esta situación, el derecho penal ha sufrido transformaciones que representan el ingresode los intereses de la víctima a través de diversos mecanismos jurídicos. Entre estos mecanismos, fundados encriterios opuestos a los que informan el derecho penal del Estado moderno, se encuentra la reparación del dañoocasionado por la comisión del hecho punible
6
.
*
Primera parte del Capítulo VI del libro
La suspensión del procedimiento penal a prueba en el Código Penal argentino
, Ed. Del Puerto,Buenos Aires, 1999.
1
T
AMINI
y L
ÓPEZ
L
ECUBE
,
La “probation” y la suspensión del juicio a prueba
, p. 858.
2
D
EVOTO
,
La “probation” (A propósito de su incorporación al Código Penal argentino)
, p. 800.
3
Nos referimos a figuras tales como la del actor civil, el querellante en los delitos de acción pública y privada, los delitos dependientesde instancia privada (cf. B
OVINO
,
La participación de la víctima en el procedimiento penal 
, ps. 206 y s.).
4
Cf. B
ELOFF
,
Teorías de la pena: la justificación imposible
; R
ODRÍGUEZ
D
ELGADO
,
La reparación como sanción jurídico-penal 
, ps. 19 ysiguientes.
5
D
EVOTO
,
Expropiación del conflicto, reparación del daño causado y probation
, p. 434.
6
Cf. B
OVINO
,
La participación de la víctima en el procedimiento penal 
.
 
2
Se ha señalado que el reconocimiento del derecho de reparación a favor de la víctima tiende a ubicar estederecho
 por encima
del poder represivo del Estado. La tendencia a garantizar la reparación del daño, se agrega,morigera los efectos de la expropiación del conflicto propio del derecho penal del Estado moderno
7
.III. La necesidad de que la víctima obtenga la reparación por el daño sufrido tiene diversos fundamentos. Enprimer lugar, se señala que con frecuencia el interés real de la víctima no consiste en la imposición de una penasino, en cambio, en "una reparación por las lesiones o los daños causados por el delito"
8
. En el marco delderecho internacional, la
Declaración sobre principios fundamentales de justicia para las víctimas de delitos y abuso de poder 
reconoce, entre otros, el derecho a la pronta reparación del daño. Se afirma que el derechointernacional supone “la protección privilegiada de la víctima”, exige una “estrategia de
 privatización de conflictos
 como modelo político criminal para la descriminalización de ciertos delitos” e implica la necesidad de otorgar a lavíctima “mayor intervención en el tratamiento de los conflictos tendentes a acortar las diferencias con el infractor,reducir el costo social de la pena, asegurar la posibilidad de indemnización, etc.”
9
.Respecto de esta cuestión, afirma M
AIER
: "No puede parecer irracional la propuesta de privilegiar, como reacciónfrente al delito, la restitución al
statu quo ante
. En verdad, ésta es, teóricamente, la respuesta ideal... Lareparación, en sentido amplio, es así, una meta racional propuesta como tarea del Derecho penal, incluso para elactual, bajo dos condiciones: que ello no perjudique, sino que coopere, con los fines propuestos para la penaestatal; que ella no provoque una nueva expropiación de los derechos de la víctima para resolver el conflicto"
10
.IV. La ventaja de los mecanismos reparatorios como la suspensión del procedimiento penal
11
del Código Penalconsiste en que se pretende "procurar a la víctima una satisfacción lo más rápida y efectiva posible de susreclamos de reparación. Frente a esto, las consideraciones acerca del fin de la pena, en su sentido tradicional,deben ceder el paso"
12
.La característica más importante de estos mecanismos es que ellos son utilizados para mejorar la situación de lavíctima y, al mismo tiempo, beneficiar al imputado. En este sentido, la reparación como respuesta alternativarepresenta el quiebre de uno de los elementos más característicos del derecho penal estatal: la reacción punitivacomo única y exclusiva solución
13
.Esta circunstancia demuestra dos cuestiones. En primer lugar, que la atención de los intereses de la víctima norequiere —esto es, no exige— la formulación de una política criminal contra el autor, según lo proponen ciertossectores de la victimología
14
o ciertos movimientos sociales, como sucede con algunos sectores del movimientofeminista respecto de los delitos sexuales
15
. En segundo término, manifiesta el conflicto entre los intereses
7
Cf. D
EVOTO
,
Expropiación del conflicto, reparación del daño causado y probation
, p. 434.
8
E
SER
,
 Acerca del renacimiento de la víctima en el procedimiento penal 
, p. 28.
9
V
ILLAVICENCIO
T
ERREROS
,
Derecho penal de los derechos humanos
, p. 134.
10
Maier,
La víctima y el sistema penal 
, ps. 207 y siguiente.
11
La reparación ha sido regulada, además, de manera aún más beneficiosa para el imputado. Así, por ej., como causa de extinción de laacción penal (CPP Costa Rica, art. 30, inc. j); en el mismo sentido como una de las maneras de alcanzar la conciliación (CPP CostaRica, art. 36); como requisito para la aplicación del principio de oportunidad (CPP Guatemala, art. 25). Sobre estos institutos y otrosefectos menos importantes de la reparación, cf. B
OVINO
,
La participación de la víctima en el procedimiento penal 
, ps. 208 y siguientes.
12
E
SER
,
 Acerca del renacimiento de la víctima en el procedimiento penal 
, p. 34.
13
Cf. H
ULSMAN
y B
ERNAT DE
C
ELIS
,
Sistema penal y seguridad ciudadana: Hacia una alternativa
, p. 73.
14
L
ARRAURI
cita como ejemplo de esta tendencia a quienes constituyeron la victimología originaria (cf.
Victimología
, p. 284). Sinembargo, estas tendencias son mantenidas en la actualidad, por ejemplo, en los EE.UU. de América. En los EE.UU., la propuesta inicialde los partidarios liberales de los derechos de la víctima fue transformada por los conservadores para provocar reformas represivas yperjudiciales para el imputado. Se ha sostenido que el resultado de este proceso ha dejado algunas preguntas sin respuesta, entreotras: "si las reformas tienen alguna relación con las víctimas, o si esas reformas son deseables" (H
ENDERSON
,
The Wrongs of Victim'sRights
, p. 953).
15
Un ejemplo de postura feminista de fuerte contenido punitivo en S
MAUS
,
 Abolicionismo: el punto de vista feminista
. Una crítica a estaposición en B
OVINO
,
Delitos sexuales y feminismo legal: [algunas] mujeres al borde de un ataque de nervios
. Sobre las complejidades yparadojas derivadas de la confianza del feminismo en el derecho penal, cf. B
ERGALLI
y B
ODELÓN
,
La cuestión de las mujeres y el 
 
3
estatales en la persecución penal y los intereses de la víctima. El derecho penal con su única respuesta, la pena,ignora los intereses concretos de las personas que han sido victimizadas. Experiencias empíricas, por otro lado,han contribuido a destruir el mito de la "víctima vengativa"
16
.En síntesis, las soluciones que atienden a los intereses sustantivos de la víctima desde una perspectivareparatoria resultan contrarias al interés estatal en la aplicación de la respuesta punitiva tradicional.
VI. 2. La reparación como tercera vía del derecho penal
I. Sin embargo, debemos advertir que existen dos modalidades para incorporar la reparación al procedimientopenal. La reparación que tiende a satisfacer los intereses concretos de la víctima —como la propuesta, por ej.,por D
EVOTO
— sacrificando los intereses del Estado en el control penal.También se propone actualmente la incorporación de la reparación del daño como instrumento de realización deuna tercera vía del derecho penal, junto con la pena y las medidas de seguridad. Esta posición reconoce a lareparación como una tercera posibilidad del derecho penal para alcanzar los fines asignados a la penatradicional
17
.R
OXIN
explica sintéticamente: "resulta que la reparación, en el sentido indicado, puede ser efectiva desde lospuntos de vista preventivo general y especial. Su consideración en el sistema de sanciones no significa, desde elpunto de partida aquí defendido, reprivatización alguna del derecho penal... ni tampoco la introducción de unnuevo fin de la pena. La restitución es, en lugar de ello, una prestación autónoma que puede alcanzar los finestradicionales de la pena y que, en la medida en que lo consiga en concreto, debería sustituir la pena o ser computada para atenuarla"
18
. Así como las medidas de seguridad se imponen cuando la pena no se puede justificar debido al principio de culpabilidad, la reparación obtiene legitimación político-criminal en el principio desubsidiariedad y en la necesidad de sustituir o atenuar la pena sin resignar la realización de los fines de la penapara atender las necesidades de la víctima
19
.Para dotar de autonomía sancionatoria a la reparación correspondería, se sostiene, "la creación, también, de unprocedimiento penal de restitución independiente, como lo ha propuesto S
CHÖCH
"
20
.Si bien Roxin propone utilizar la reparación, en algunos casos, del mismo modo que algunos de los institutos yaanalizados —v. gr., como causa de extinción de la acción o como exigencia de la suspensión del procedimiento—, el carácter sancionatorio que le atribuye, como instrumento idóneo para cumplir los fines de la pena tradicional,diferencia su postura de las anteriores.Los fines de la sanción penal tradicional —preventivo-generales o especiales— están orientados a la protecciónde los bienes jurídicos de todos —o gran parte— de los miembros de la comunidad, y no a la protección de losintereses de la persona concreta que ha resultado víctima de un hecho punible. Por este motivo, la consideraciónde la reparación como tercera vía del derecho penal puede producir consecuencias negativas, a pesar de quealgunos autores no reconocen diferencias significativas entre ambos conceptos de reparación.
derecho penal simbólico
; C
UGAT
,
La ambivalencia de la protección de la libertad sexual. Jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre el delito de violación
; H
ERCOVICH
,
El enigma sexual de la violación
; L
ARRAURI
,
Control formal:... y el derecho penal de las mujeres
;S
ÁNCHEZ
R
OMERO
,
La mujer en el proceso penal 
.
16
En un servicio de atención a las víctimas de París se determinó que las personas que asistían no hacían diferencias entre asuntosciviles y penales, esto es, que el público no se reconocía en las distinciones puramente jurídicas. También se determinó que acudíanespontáneamente personas que, aunque se consideraban víctimas, no tenían la voluntad de perseguir penalmente (cf. H
ULSMAN
yB
ERNAT DE
C
ELIS
,
Sistema penal y seguridad ciudadana: Hacia una alternativa
, ps. 107 y s.).
17
Cf. R
OXIN
,
La reparación en el sistema de los fines de la pena
, p. 145.
18
R
OXIN
,
La reparación en el sistema de los fines de la pena
, p. 154.
19
R
OXIN
,
La reparación en el sistema de los fines de la pena
, p. 155.
20
R
OXIN
,
La reparación en el sistema de los fines de la pena
, p. 155.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->