Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
71Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ALCOHOLISMO

ALCOHOLISMO

Ratings:

4.73

(11)
|Views: 18,615 |Likes:
Published by Wilder PACHECO
Lic. WILDER PACHECO
Lic. WILDER PACHECO

More info:

Published by: Wilder PACHECO on Jul 22, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/21/2013

pdf

text

original

 
Alcoholismo es grave en el Perú
POR LO MENOS 1 MILLÓN 400 MIL LO SUFREN • Segúndirector de hospital Hermilio Valdizán, Francisco Bravo,constituye “un grave problema de salud pública”.• Alcohol es consumido incluso por adolescentes por su fácil acceso y poderosa publicidad.
Aproximadamente 1 millón 400 mil personas sufren dealcoholismo en el Perú, lo que representa un grave problemade salud pública, advirtió el director general del hospitalHermilio Valdizán, Francisco Bravo Alva.El especialista indicó que el asunto es preocupante porqueeste cuadro patológico es causante de accidentes de tránsito,homicidios, suicidios y otras conductas de riesgo que ponen enpeligro a la sociedad.Bravo Alva explicó que el alcohol es un depresor del sistemanervioso y sus efectos comprenden desde la pérdida deinhibiciones y sentimientos de relajación, hasta cambios decomportamiento que se manifiestan a través de la agresión y laconducta violenta.“Desde mi punto de vista el alcohol es responsable de másconductas violentas que ninguna otra droga. Las tasas dehomicidios han aumentado en los últimos años como resultadodel alcohol y las drogas”, indicó.
Hombres bebedores
Haciendo una comparación de grupo poblacional más expuesto a este problema, el especialista indicó que por cada cuatro hombres que sufren de alcoholismo en el Perú, existe una mujer en la misma situación.“El problema ha crecido porque nuestra sociedad es permisiva con el consumo del alcohol, ya que los eventoscircundantes de nuestra vida cotidiana desde que nacemos hasta que morimos están casi siempre relacionadoscon el alcohol”, precisó el director del hospital Hermilio Valdizán.Al respecto, precisó que en nuestro país el alcohol es la droga más empleada por los adolescentes, por su fácilacceso y poderosa publicidad. Por ello, exhortó a los padres de familia a permanecer alertas con el uso y abusodel alcohol por parte de sus hijos.Bravo Alva dio a conocer que el principal problema es que las personas alcohólicas no tienen conciencia de laenfermedad y, a pesar de sus problemas, “no buscan ayuda especializada”.“Para lograr el éxito de un tratamiento debe haber decisión de ingresar a una terapia y mantenerse dentro delprograma”, dijo.
Prevención para adolescentes
1.
De acuerdo al director del hospital Hermilio Valdizán se puede detectar si un adolescente tiene problemascon algunas sustancias prohibidas solo poniendo atención a su comportamiento.
2.
”Los padres deben estar atentos a respuestas poco convincentes de sus hijos respecto a dónde ha estado,ver si faltan sustancias del botiquín o alguna bebida del bar, o si ha habido un cambio drástico de suscostumbres, entre otros detalles”, planteó el especialista.
3.
La depresión, la agresión y las conductas violentas son muchas veces síntomas del uso de sustanciastóxicas que pueden ser alcohol o drogas, por lo que se debe dar apoyo a jóvenes que presentan estos cuadros.
El alcoholismo provoca accidentes detránsito, homicidios y lesiones y nos haceuna sociedad más insegura. Por ello es ungrave problema de salud pública.
 El datoTERAPIA. Todos los especialistascoinciden en que el alcohólico necesitael apoyo familiar en las terapias derecuperación. 
 
El problema del alcohol
por Cheryl Harris Sharman
La dependencia del alcohol ocasiona grandes pérdidas a las personas y a susfamilias. Pero un número cada vez mayor de expertos dice que el consumo excesivototal de bebidas alcohólicas es una amenaza aun mayor para la salud pública.
Foto por Carlos Gaggero
Efraín ya estaba borracho cuando se fue de la boda a las 2 de la madrugada. Fue "una buena boda", lo que enCosta Rica significa que sólo se sirvió alcohol fuerte. El muchacho de 21 años y algunos amigos se fueron a unbar cercano para tomarse el último trago de la noche, el sarpe. A las 5 de la mañana, uno de sus amigos pidióun taxi para que lo llevara a la casa. Allí, temblando y envuelto en toallas, se sentó en la alfombra cerca del bañoy vomitó.No fue sino hasta las 6 de la tarde cuando su padre lo encontró y lo llevó de inmediato al hospital. La pesadillapor fin terminó cuando un médico de la sala de urgencias le inyectó un medicamento para la intoxicación conalcohol.Otro joven costarricense, Tadeo, fue a la playa a divertirse y a beber mucho junto con tres amigos. Después detomar ocho cervezas cada uno, volvieron a sus casas por una carretera oscura. Un camión se les adelantó atoda velocidad y sus luces traseras les impidieron ver la curva que seguía. El auto de Tadeo se salió de lacarretera y se estrelló contra un árbol. Tadeo, que quedó inconsciente y atrapado entre los restos del auto, sefracturó el cráneo y tres costillas, y estuvo en coma durante una semana.En Costa Rica, al igual que en la mayoría de los países latinoamericanos, las bebidas alcohólicas casi siempreestán presentes en las reuniones sociales. Se ofrecen en bodas y funerales, nacimientos y bautizos, paraalegrar la celebración o para calmar las penas. Y en muchos hogares hay bares bien surtidos para animar lasreuniones improvisadas.El regreso a casa —especialmente durante los seis meses que dura la temporada de lluvias— es una mezcla dealcohol y de carreteras resbaladizas, cuyos resultados son potencialmente catastróficos. Las estadísticasreflejan el resultado: en 1987, un 13% de las consultas en las salas de urgencia, y en 2003, un 33% de lasmuertes por accidentes de tránsito estuvieron relacionadas con el alcohol. Sin embargo, sólo uno de cada 20costarricenses es dependiente del alcohol."El mayor error que se comete es pensar que el problema del alcohol es la dependencia del alcohol oalcoholismo –afirma Maristela Monteiro, asesora regional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)
 
en materia de alcohol y abuso de sustancias tóxicas–. En relación con la sociedad, la mayor parte de losproblemas de salud pública proviene de las intoxicaciones graves".Las investigaciones médicas han demostrado que el abuso prolongado del alcohol causa enfermedades delhígado como la cirrosis y la hepatitis, además de pérdida de la memoria, úlceras, anemia, coagulacióndefectuosa, deterioro de la función sexual, malnutrición, depresión, cáncer y hasta daño cerebral. Pero desde laperspectiva de la salud pública, el mayor impacto proviene del consumo ocasional de alto riesgo de quienessuelen beber poco o moderadamente.
Foto por Carlos Gaggero
Monteiro señala que "los homicidios, los accidentes de tránsito, los suicidios, las conductas violentas, laviolencia doméstica, el abuso o el maltrato de niños y la negligencia ocurren en ocasiones en que se ha bebidomucho, pero la mayoría de esas personas no son alcohólicas".Estudios realizados en Estados Unidos demuestran que el alcohol interviene en el 25% de las muertes depersonas del grupo etario de 15 a 29 años. Su costo directo agrega 19.000 millones de dólares anuales alsistema de salud de Estados Unidos, mientras que para la economía en general, el costo es de 18.000 millonesde dólares. Como factor de riesgo para la carga mundial de enfermedades, el alcohol compite con el tabaco. Anivel mundial está clasificado en quinto lugar entre los riesgos para la salud (después del tabaco) y salvo enCanadá y Estados Unidos, es el número uno en todos los demás países.Los expertos destacan que el alcohol causa un número desproporcionado de víctimas entre los pobres. La gentepobre gasta una mayor proporción de su salario en alcohol, y cuando sufre las consecuencias de los excesos enla bebida tiene menos acceso a los servicios de salud, puede perder su trabajo y causa más trastornos a sufamilia.Por todas estas razones, muchos expertos en salud pública consideran que en cada uno de los países de lasAméricas las políticas relacionadas con el alcohol deben ser de alta prioridad.Costa Rica es uno de los muchos países que han establecido programas para reducir las pérdidas por causa delalcohol. Entre estas medidas están los impuestos, las licencias para la venta de bebidas, las restricciones a lapublicidad, leyes sobre la edad mínima para beber, y control de los horarios y de la ubicación de los locales queexpenden alcohol.Además, las leyes costarricenses prohiben el consumo de alcohol en la mayoría de los edificios públicos, en loseventos deportivos, en los lugares de trabajo, los parques, las calles, el transporte público y a una distanciamenor de 100 metros de alguna iglesia. "Es importante utilizar distintas medidas para lograr resultados", opinaJulio Bejarano, jefe de investigaciones del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) en SanJosé.Programas como los de Costa Rica son el resultado de 30 años de intentos para que se considere alalcoholismo como un problema de salud pública y no como una enfermedad individual. El cambio se inició en1975, con la publicación de Alcohol Control Policies in Public Health Perspective, realizado por la FundaciónFinlandesa de Estudios sobre el Alcohol. Desde entonces, han surgido nuevas definiciones sobre el uso y abusodel alcohol, y clasificaciones para los niveles de consumo según el riesgo que representan para la salud.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->