Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Boletín Especial, MAS - J23, octubre-noviembre 2010

Boletín Especial, MAS - J23, octubre-noviembre 2010

Ratings: (0)|Views: 55|Likes:
Para salvar la Universidad que queremos, ¡Movilización y Reforma!

Ataque sin precedentes a la Comunidad Universitaria
Para salvar la Universidad que queremos, ¡Movilización y Reforma!

Ataque sin precedentes a la Comunidad Universitaria

More info:

Published by: Nicole Marie Díaz González on Oct 27, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/27/2010

pdf

text

original

 
Para salvar la Universidad que queremos,
¡Movilización y Reforma!
J
23 DE SEPTIEMBRE
JUVENTUD
32
 
OCT - NOV 2010WWW.MASENLUCHA.ORG
P
ara enfrentar la crisis pre-
supuestaria que aige a la
Universidad de Puerto Rico(UPR), la Junta de Síndicos aprobó
en junio la Certicación Núm. 146(2009-2010), en la cual se impone
una cuota que para el Año Acadé-
mico 2010-2011 será de $800 paga
-
dera en el segundo semestre, y parael Año Académico 2011-2012 y añossubsiguientes será de $400 semes
-
trales.Esta cuota, que implica el doble de
lo que costaba estudiar, representa
una amenaza real al acceso de mu
-chas personas a la educación uni-
versitaria. La Administación alegaque los y las estudiantes podrán uti
-
lizar el sobrante de la beca Pell parapagarla. Esto signica que los reci
-
pientes de esta ayuda económica yano podrán utilizarla para asumir otrosgastos relacionados a sus estudios,como libros, materiales, hospeda
-
 je, alimentos, transportación, entreotros. Además, aquellos que reci
-
ben exención también tendrán quepagar puesto que esa remuneración
por poner sus talentos al servicio de
la Universidad se limita al costo delos créditos matriculados. Por otrolado, los estudiantes subgraduadosy graduados que no reciben ayudasse verán gravemente afectados yaque tendrán que asumir tanto la ma
-
trícula como la cuota. Ni hablar delos que, aún trabajando, ya confron
-
taban problemas para llegar al ndel mes, los mismos que al igual quemuchos otros no tendrán otra opciónque dejar de estudiar.Y, ¿cómo lograr que una decisióncomo ésta se anule? En primer lugar,es necesario cuestionar los argumen
-
tos de la administración que nos llevanal inmovilismo y al conformismo. Ladesacreditación, la privatización y el
cierre arbitrario de la UPR son preocu-
paciones legítimas. Sin embargo, laimposición de una cuota que limitaaún más el acceso a la Universidadsólo recrudece los problemas que laestán destruyendo y entonces, ¿quénos quedará para defender?En segundo lugar, debemos articularpropuestas alternas. Siendo la crisisproducto de las políticas de la legis
-
latura y el ejecutivo debemos, porun lado, exigir la derogación, paracomenzar, de la Ley Núm. 7 (causadirecta de la más reciente reducciónen el presupuesto), y por otro, la im
-
posición de mayores contribucionesa las grandes corporaciones queobtienen billones de dólares en ga
-
nancias. Por ejemplo, con sólo unadécima parte de un impuesto de 1%a estas ganancias se recaudaría su
-
ciente dinero para evitar la cuota.Además, en el sistema universitario
se deben cobrar las deudas que sos-
tienen diferentes empresas para conla UPR y emplear los recursos uni
-versitarios para ofrecer servicios que
generan un escape de dinero, porejemplo, el sistema de computación.En tercer lugar, debemos respon
-
der a los ataques y difundir nuestraspropuestas de forma militante. Elpasado proceso huelgario demostróque la organización y la movilizaciónmasiva pueden desembocar en unavictoria contundente. Es imprescin
-
dible retomar las actividades comopiquetes, marchas, pintatas, tomasy paros, y hacernos escuchar. Ade
-
más de realizar foros y charlas fuera
de la Universidad para que el pueblo
conozca lo que sucede en ella y sehaga partícipe de nuestros reclamos.Sin embargo, aumentar los recau
-
dos, disminuir los gastos innecesa
-rios e incluso triunfar sobre la cuota
como resultado de la movilizaciónno evita que la Universidad sigaestando a merced de los caprichos
destructivos del partido en el poder
y de los grandes intereses que ésterepresenta. Por ello, es urgente unaReforma que reestructure la admi
-
nistración universitaria, de forma talque se instaure un sistema demo
-
crático y autónomo, (y no burocrá
-
tico, como la Junta de Síndicos yPresidencia), que no represente másgastos y amenazas a la AutonomíaUniversitaria.La resignación no debe ser una alter
-
nativa. La negación, tampoco. Nece
-
sitamos actuar. Un grupo minoritariode personas que reconoce la ame
-
naza de un movimiento estudiantilcombativo se ha propuesto comoproyecto el nal de la Universidad.
Ante esto, la defensa de la Univer-
sidad debe ser el proyecto de la ma
-
yoría que ve en la educación pública,accesible y de excelencia el instru
-
mento para la reconstrucción de lasociedad. En ese sentido, debemosinsistir en la participación y organiza
-ción conjunta de todos los sectores
de la comunidad universitaria (estu
-
diantes, docentes y no-docentes), aligual que en la militancia de los 11recintos universitarios.
¡POR LA UNIVERSIDAD DEL PUEBLO!

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->