Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Dios del misterio y la oración (Kallistos Ware)

El Dios del misterio y la oración (Kallistos Ware)

Ratings: (0)|Views: 125|Likes:
Published by enripacheco

More info:

Published by: enripacheco on Oct 28, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/24/2013

pdf

text

original

 
El Dios del misterio y la oración.Kallistos WareContenido:Introduccion.Un Dios Incomprensible.Alteridad y proximidad del Eterno. Un Dios que es misterio. La feen el Dios personal. Tres puntos de referencia. Manifestaciones.Un Dios Que es Trinidad.Un poco de amor puro. Tres personas en una sola esencia.Características personales. Las dos manos de Dios. Orar a la Trinidad. Vivir la Trinidad.Un Dios Que es Creador.Mirad los cielos. El puente de diamante. El hombre, cuerpo y alma.Microcosmos y mediador. Imagen y semejanza. Sacerdote y rey. Elreino interior. El mal, el sufrimiento y la caída del hombre.Consecuencias de la caída. Nadie cae solo. ¿Un Dios que sufre?Un Dios Que se hizo Hombre.Nuestro compañero de camino. Señor Jesús, ten piedad. Doblepero único. La salvación como compartir. ¿Por qué un nacimientovirginal? Obediente hasta la muerte La muerte, esta victoria. Cristoha resucitado.Un Dios Revelado por el Espíritu.¿Puños cerrados o manos abiertas? El viento y el fuego. El Espírituy el Hijo. El don de Pentecostés. Padres en el Espíritu y locos(necios) en Cristo. Conviértete en lo que eres.Un Dios Accesible en la Oración.Las tres etapas de la vida. Tres presupuestos. El reino de loscielos exige esfuerzo. Cambiar de espíritu. Al Creador a través de lacreación. Palabras en silencio. La unión con Dios. Tinieblas y luz.Un Dios Eterno.Se aproxima el final. La primavera futura. Antiguo en el infinito. 
1
 
Introduccion."Yo soy el camino, la verdad y la vida" (Jn 14:6)."La Iglesia no nos da un sistema; nos proporciona una llave. Nonos da el plano de la ciudad de Dios; nos facilita los medios parapenetrar en ella. Podremos perdernos por falta de un plano, pero, almenos, lo que veamos lo veremos sin intermediarios. Directamente.Realmente. Quien estudia rigurosamente el plano corre el peligrode quedarse en el exterior, sin encontrar realmente nada" (Padre Jorge Florovski).San Serapión el Sindonita, célebre Padre del desierto de Egipto delsiglo IV, se dirigió en peregrinación a Roma. Había oído hablar deuna reclusa que vivía en una pequeña habitación de la que no salía jamás. Él, que erraba siempre por montes y por valles, se mostrabareticente con respecto a ese género de vida. Decidió ir aentrevistarse con ella y la preguntó: "¿Qué haces ahí sentada?" Ellale respondió: "No estoy sentada; estoy en camino."No estoy sentada; estoy en camino, palabras que todo cristianopoda hacer suyas. Ser cristiano es, precisamente, estar encamino. Los Padres Griegos nos recuerdan que somos como losisraelitas en el desierto del Sinaí. Vivimos en tiendas y no en casas,pues espiritualmente estamos siempre en camino. ¡Fuera el reloj!¡Fuera el calendario! Un viaje fuera del tiempo... Un viaje en laeternidad.Uno de los términos más antiguos de que nos hemos servido paradesignar el cristianismo es el de "Camino." "Por aquel tiempo," nosdicen los Hechos de los Apóstoles, "se produjo un tumulto bastantegrave a propósito del Camino" (Hch 19:23). lix, gobernadorromano de Cesárea, estaba "muy informado sobre lo que concierneal Camino" (Hch 24:22). El Camino es un término que hace relaciónal carácter práctico de la fe cristiana; el cristianismo es totalmentedistinto de una teoría sobre el universo y completamente distintode una enseñanza escrita. Es el camino que seguimos, el "camino"en toda la plenitud del término: el Camino de la Vida.La única forma de descubrir la verdadera naturaleza delcristianismo es comprometernos con este camino, decidir seguiresta ruta que conduce a la Vida. Entonces empezaremos a ver pornosotros mismos, puesto que mientras nos mantengamos aparte,no podremos comprender del todo; necesitamos directrices antesde ponernos en ruta, saber qué señales indicadoras deberemosseguir; necesitamos también compañeros de viaje. Esprácticamente imposible emprender un viaje semejante sin la
2
 
ayuda de los otros, aunque no nos den más que una idea muy vagade lo que es el camino, porque nada puede sustituir a laexperiencia personal y directa. Cada uno debemos comprobar loque hemos aprendido y revivir la Tradición que hemos recibido. "ElCredo, dea el metropolitano Filarete de Moscú, solamente tepertenece si lo has vivido." Nadie puede hacer un viaje semejantearrellanado en su sillón. Nadie puede ser un cristiano de segundamano. Dios tiene hijos, no nietos.Como cristiano de la Iglesia Ortodoxa, deseo subrayar estanecesidad de experiencia viva. Para muchos occidentales del sigloXX, la Iglesia Ortodoxa tiene un carácter antiguo y conservador. Elmensaje de los ortodoxos a sus hermanos occidentales parece ser:"Somos vuestro pasado." Para los ortodoxos, sin embargo, elrespeto a la Tradición no significa en primer lugar y ante todo, laaceptación de fórmulas o de costumbres anticuadas heredadas delas generaciones anteriores. La fidelidad a la Tradicn es estaexperiencia siempre nueva, personal, directa, del Espíritu Santo enel presente. Aquí. Ahora.Debemos subrayar algo que tiene gran interés para el ortodoxo: elvalor de los gestos simbólicos, como encender un cirio, o el papelde los iconos que transforman la pequeña iglesia en un rincón "decielo en la tierra," lugar preeminente del martirio en la experienciaortodoxa, ya sea bajo los turcos desde 1453 o bajo los regímenescomunistas desde 1917. La Ortodoxia parece hoy un "viejo árbol."Olvidemos su edad... ¿No sentimos vibrar esta "perpetuaresurrección"? Después de todo, ¿no es esto lo que cuenta? No esun simple vestigio, porque Cristo no dijo: "Yo soy la costumbre" sino"Yo soy la Vida."Esta obra se propone revelar las fuentes de esta "perpetuaresurrección." Quiere poner de manifiesto algunas de estas señalesindicadoras o algunos de estos mojones que jalonan el caminoespiritual. No ha sido concebido para relatar la historia pasada o lacondición contemporánea del mundo ortodoxo: el lector deseoso dedocumentarse a este respecto puede ver mi obra precedente TheOrthodox Church, Penguin Books. En la medida de lo posible, heevitado repetir aquí lo que en ella había escrito.El objeto de este libro es ofrecer una idea de las enseñanzasfundamentales de la Iglesia Ortodoxa, presentando la fe como unmodo de vida y de oración. Este libro bien podría haberse titulado:Lo que hace vivir a los cristianos ortodoxos. En otros tiempos,cuando todo era más formal, habría revestido, sin duda, la forma deun catecismo para adultos, con preguntas y respuestas. No he
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->