Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El silencio en la oración-Kallistos Ware

El silencio en la oración-Kallistos Ware

Ratings: (0)|Views: 81 |Likes:
Published by enripacheco

More info:

Published by: enripacheco on Oct 28, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/17/2011

pdf

text

original

 
1
 
El silencio en la or El silencio en la or El silencio en la or El silencio en la or El silencio en la or aciónaciónaciónaciónaciónEl significado de laEl significado de laEl significado de laEl significado de laEl significado de laHesiquíaHesiquíaHesiquíaHesiquíaHesiquía
  c  u  a   d  e  r  n  o   2  c  u  a   d  e  r  n  o   2  c  u  a   d  e  r  n  o   2  c  u  a   d  e  r  n  o   2  c  u  a   d  e  r  n  o   2
Kallistos Ware,Obispo de Diokleia
36 
 
2
© FRAMONPAZ, 2007 
35
cípulo de Antonio (siglo IV): «Porque habíanpracticado primero la profunda
hesiquía
, po-seían el poder de Dios inhabitando en ellos; ydespués Dios les envió en medio de los hom-bres.» E incluso si muchos solitarios no están,de hecho, enviados al mundo como apóstoleso
startsi 
, sino que continúan la práctica del si-lencio interior toda su vida, totalmente desco-nocidos por los demás, eso no significa quesu contemplación escondida sea inútil o suvida desperdiciada. Sirven a la sociedad nocon trabajos activos sino con la oración, no por lo que hacen sino por lo que son, no exterior-mente sino existencialmente. Pueden decir conlas palabras de San Macario de Alejandría:«Estoy vigilando los muros.»
Monasterio de San Juan, Patmos
 
3
La verdad divina no está en hablar sino en el silencio, en permanecer dentro del corazón por el largo sufrimiento.El Libro de los Pobres en el Espíritu ...Jesucristo, la Palabra que salió del silencio.-San Ignacio de Antioquía
Una de las historias de los
 Apotegmas delos Padres del Desierto
describe una visita deTeófilo, Arzobispo de Alejandría, a los monjesde Scetis. Deseosos de impresionar a su au-gusto invitado, los hermanos reunidos rogaronal Abba Pambo: «Dile algo al Arzobispo quepudiera ser edificante.» Y el anciano contestó,«Si no le edifica mi silencio, no será edificadopor mis palabras.» Esto es una historia queindica la gran importancia que da la tradicióndel Desierto a la
hesiquía
, la cualidad de laquietud o el silencio. «Dios ha elegido la
hesiquía
por encima de las demás virtudes»,se afirma en otra parte de los
 Apotegmas delos Padres del Desierto.
Y San Nilo de Ancyrainsiste: «Es imposible que un agua embarra-da se vuelva clara si se la agita constantemen-te; y es imposible llegar a ser monje sin
hesiquía.
34
Póntico dice: «Un monje es alguien que estáseparado de todos y unido a todos.» Elhesicasta hace un acto de separación -exter-namente al retirarse en la soledad; interiormen-te, al «descartar los pensamientos»- sin em-bargo el efecto de esta huida es acercarle alos hombres más íntimamente que antes, ha-cerle más profundamente sensible a las nece-sidades de los demás, más fuertemente cons-ciente de sus posibilidades escondidas. Estose ve de forma más notable en el caso de losgrandes
startsi 
. Hombres tales como San An-tonio de Egipto o San Serafín de Sarov vivie-ron durante décadas enteras en silencio total yaislamiento físico. Sin embargo, el efecto últi-mo de este aislamiento fue conferirles claridadde visión y una compasión excepcional. Preci-samente porque habían aprendido a vivir so-los, podían identificarse instintivamente con losdemás. Era capaces de discernir inmediata-mente las características profundas de cadapersona; quizás les dijesen sólo dos o tres fra-ses, pero esas pocas palabras eran en esecaso particular exactamente lo que esa perso-na necesitaba que se le dijera.San Isaac el Sirio dice que es mejor ad-quirir la pureza del corazón que convertir na-ciones paganas enteras. No desprecia el tra-bajo de los apóstoles; quiere decir simplemen-te que a menos que uno haya adquirido algunamedida de silencio interior, es improbable queconsiga convertir a alguien. Este punto lo clari-fica menos paradójicamente Ammonas, el dis-

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->