Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LACAN_-_Escritos_2-_Cinco-_informe_...Lagache_Psicoanalisis_-PDF

LACAN_-_Escritos_2-_Cinco-_informe_...Lagache_Psicoanalisis_-PDF

Ratings: (0)|Views: 46 |Likes:
Published by hamletquiron

More info:

Published by: hamletquiron on Oct 31, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/27/2012

pdf

text

original

 
Jacques Lacan / Los Escritos de Jacques Lacan / Escritos 2 / Cinco /Observación sobre el informe de Daniel Lagache: "Psicoanálisis y estructura dela personalidad"
Observación sobre el informe de Daniel Lagache:"Psicoanálisis y estructura de la personalidad"
Este texto está redactado sobre una grabación de una intervención a la que una salida en falso del aparato privó de su exordio. Tal es el accidente del que tomamos ocasión para retocar nuestro discurso de una manera que modifica sensiblemente su improvisac 
 
ión, Aun así es preciso indicar su intención, que es estrechar en su articulación de entonces una posición que sigue siéndonos esencial.Esto nos llevó a suprimir más bien y precisamente lo que en el fuego de una actualización se adelanta a lo que sólo será desarrollado más tarde. Así desatendiendo nuestro gusto de autor,no hemos conservado el apólogo del tarro de mostaza cuyo recuerdo sin 
 
embargo no es anecdótico puesto que más tarde le dimos su pleno desarrollo(1).
Con la salvedad de que le aseguramos aquí su acta de nacimiento, con su motivo en loságapes que nos lo proporcionaron por lo menos aparentemente, pero dejemos para nuestroauditorio el volver a encontrar el tarro de mostaza en filigrana en figuras más accesibles allector como menos sometidas a los significantes de la presencia.
Por lo demás un texto que no ha sido comunicado previamente bajo ninguna forma documental no es atestiguable sino desde el momento de su redacción definitiva, o sea aquí pascuas de 1960.
Jacques Lacan / Los Escritos de Jacques Lacan / Escritos 2 / Cinco /Observación sobre el informe de Daniel Lagache: "Psicoanálisis y estructura de
 
la personalidad" / I. La estructura del sujeto
I. La estructura del sujeto
EL término estructura que va a dar al informe de Daniel Lagache(2) su palabra clave esenunciado efectivamente al principio de muchas tendencias contemporáneas de lainvestigación sobre el hombre, si es este el sentido amplio que Lagache da, nos parece, altérmino antropología. La referencia a la sociología nos hubiera parecido mejor actualmentepara situar en ella el estructuralismo.Pues es objeto de un debate lo bastante vivaz como para que Claude Levi-Strauss no escape alos ataques que los estructuralistas se dirigen mutuamente, toda vez que la noción deestructura que tiene uno a tal otro no le parece ser sino aberración.Como por nuestra parte hacemos del término estructura un empleo que creemos poderautorizar en el de Claude Lévi-Strauss, es para nosotros una razón personal, ésta es la ocasiónde decirlo, no considerar ese empleo como generalmente confusionista. Estamos por ello tantomás interesados en someterlo a la prueba del desarrollo que Daniel Lagache ordena dentro deél.La categoría de conjunto, para introducirla, encuentra nuestro acuerdo, por cuanto evita lasimplicaciones de la totalidad o las depura. Pero esto no es para decir que sus elementos nosean aislables, ni sumables: por lo menos, si buscamos en la noción de conjunto algunagarantía del rigor que tiene en la teoría matemática. "Que sus partes estén a su vezestructuradas" querrá decir entonces que ellas mismas son susceptibles de simbolizar todaslas relaciones definibles para el conjunto, las cuales van mucho más allá de su distinción y desu reunión, no obstante inaugurales. Los elementos se definen allí efectivamente por laposibilidad de ser planteados en función de subconjuntos como recubriendo una relacióncualquiera definida para el conjunto, posibilidad que tiene por rasgo esencial el no estarlimitada por ninguna jerarquía
natural.
Por eso el término: parte, nos parece deber apartarse en el principio, con mayor razón tododato de campo que incluya incógnitas tan temibles como un organismo, puesto que ya alorganizar lo que le rodea (con la famosa "situación" que nos cuelga de la nariz), un tal campoaporta a toda consideración de estructura esta limitación mínima que Daniel Lagachecircunscribe de inmediato con toda pertinencia: la de ser geométrica(3).Ahora bien, la estructura no es la forma, hemos insistido en eso en otro lugar(4), yprecisamente la cuestión es avezar el pensamiento en una topología, que sólo la estructuranecesita.Pretendemos que la estética trascendental tiene que rehacerse para el tiempo en que lalingüística ha introducido en la ciencia su estatuto innegable: con la estructura definida por laarticulación significante como tal.
 
Entonces, cuando Daniel Lagache parte de una elección que nos propone entre una estructuraen cierto modo aparente (que implicaría la crítica de lo que el carácter descriptivo implica denatural) y una estructura de la que puede decir que esté a distancia de la experiencia (puestoque se trata del "modelo teórico" que él reconoce en la metapsicología analítica), estaantinomia descuida un modo de la estructura que no por ser tercero podría ser excluido, asaber, los efectos que la combinatoria pura y simple del significante determine en la realidaddonde se produce. Pues el estructuralismo ¿es o no es lo que nos permite plantear nuestraexperiencia como el campo donde "ello" habla? Si es así, "la distancia a la experiencia" de laestructura se desvanece, puesto que ésta opera en ella no como modelo teórico, sino como lamáquina original que pone en ella en escena al sujeto.Lo que Daniel Lagache pone en la cuenta del punto de vista económico-dinámico, o sea segúnél el material y su interpretación, es allí precisamente donde vemos esbozarse la incidencia dela estructura en nuestra experiencia, y es aIlí donde una investigación estructuralista debeperseguir sus efectos, toda vez que su alcance económico-dinámico se ilustra con unacomparación que equivale a su razón: a saber lo que una turbina, o sea una máquinadispuesta según una cadena de ecuaciones, aporta a una cascada natural para la realizaciónde la energía.¿Cómo asombrarse entonces de que el criterio genético haya dado por saldo un fracaso en lapuesta a prueba de las tópicas freudianas, en la medida misma en que sus sistemas sonestructurales?En cuanto al criterio de adaptación, tal vez haya que rechazar su empleo hasta nueva orden, lanueva orden que le haya aportado el psicoanálisis mismo: salvo que se tome el callejón sinsalida llamado del, problema posrevolucionario.En efecto, los sistemas en los cuales Daniel Lagache sabrá poner tan delicadamente en valorsus relaciones de interdependencia (propondríamos: paranomias), en cada una de las dostópicas de Freud, distinguiéndolos en sus funciones, no son por ello la estructura en sentidoestricto: como se ve en la especie de quiasmo que él no explica, según el cual es de laidentidad de los pensamientos de la que el proceso primario (en cuanto que procede en elinconsciente) recibe su regla, y en la identidad de las percepciones donde el procesosecundario (en cuanto que ordena el primero para con la realidad) encuentra su criterio-mientras que la percepción es más primaria en la estructura en el sentido en que la entiendeLagache, y mas cercana al principio del placer con el que se asegura el reino de lo primario,que todo lo que por ser pensado parece repercutido de una conciencia esclarecida.Por eso no es vano recordar que Freud negó, en principio, a todo sistema de ninguna de sustópicas la
menor realidad 
 
como aparato diferenciado en el organismo. Pues se olvida, aldeducir este corolario, que nos rehusa a la vez el derecho a forzar ninguno de esos sistemas aentrar en la realidad fantasmada de una "totalidad" cualquiera del organismo. En pocaspalabras, la estructura de que hablamos no tiene nada que ver con la idea de la "estructura delorganismo", tal como la sostienen los hechos más fundados de la
Gestalt.
No es que laestructura en sentido propio no aproveche las hiancias de la
Gestalt 
 
 
orgánica parasometérsela. Pero a partir de sus conjunciones que mostrarían ser de fisión o de fisuras, se

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->