Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ANEXO VI Commodities de Doble Usol

ANEXO VI Commodities de Doble Usol

Ratings: (0)|Views: 1 |Likes:

More info:

Published by: Francisco Javier Barragán Burgui on Nov 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/04/2010

pdf

text

original

 
 ANEXO VI. Desarrollo y cambio estructural.
A. Desindustrialización.En el sendero del desarrollo económico, algunos autores han defendido (Solow,refiriéndose al crecimiento económico) que se podría concretar el desempeño de laeconomía en varias etapas. Lo que parece indudable es que, según el desarrollo seconsolida, el peso de la agricultura en el empleo nacional cae y tiende a repetirse entodos los casos un rápido incremento en la proporción del empleo industrial de laeconomía. A este proceso se le llama industrialización.Sin embargo, llega un momento en que la proporción en la economía de empleoindustrial se estabiliza, para luego comenzar a caer. El empleo en el sector secundario seva viendo sustituido por un incremento en el empleo en el sector servicios (terciario)dentro de la economía. Este proceso es bautizado como desindustrialización.Hay que tener en cuenta que estamos hablando en términos relativos; por lo que, si elempleo total crece lo suficientemente rápido, la proporción del empleo industrial puededecrecer rápidamente, incluso cuando el número absoluto de trabajadores en el sector seesté viendo incrementado. Esta parece haber sido la situación de España en los últimosaños (Rowthorn,2004).Otro elemento importante es el diferenciar el empleo de la producción; en muchaseconomías avanzadas, la productividad industrial se ve incrementada dramáticamente,,hasta el punto en que la producción no deja de crecer, aun cuando el empleo en el sector sea menor. En conclusión, la desindustrialización en el empleo no determina por símisma caídas en la producción.La mayoría de los estudiosos reconocen la inevitabilidad y los beneficios en potenciadel cambio estructural; pero también reconocen que alguna de las consecuencias de estecambio para el sector de la manufactura pueden ser tanto indeseables como evitables.Hay varias razones que pueden explicar la caída de la participación del empleoindustrial en las economías avanzadas:
o
La especialización: se van generando procesos de externalización dedeterminadas actividades; pasando a ser estas actividades clasificadascomo servicios. Por lo que una parte, aunque no sea relevante, de lacaída de empleo puede ser debida a este trasvase estadístico desde elsector industrial al servicios de las actividades externalizadas.
o
Consumo: la caída de las cifras de consumo de bienes industriales bien puede ser reflejo de una rápida caída de los precios relativos de estos bienes, provocada tanto por un incremento en las importaciones provenientes de países con bajos costes salariales, junto con grandesincrementos de la productividad doméstica.
o
Productividad: la tasa de crecimiento de la productividad se puedeexplicar como la diferencia entre la tasa de crecimiento del output y latasa de crecimiento del empleo. Para mantener similares tasas decrecimiento de dicho output durante los últimos años, el sector industrialha tenido una tasa de crecimiento del empleo negativa, mientras que enlos servicios positiva; lo que ha supuesto, según el enunciado previo dela productividad, un mayor incremento de la productividad en el sector industrial que en el servicios.
o
Comercio Internacional: Se ha tratado en otras partes de este trabajo lasimplicaciones del comercio exterior en la economía.
 
o
Inversión: la proporción de formación bruta de capital fijo en el gastototal tiene una gran influencia en el sector industrial; ya que generademanda de bienes manufacturados (maquinaria, material deconstrucción…), por lo que el incremento de la tasa de inversiónaumentará la proporción de bienes industriales en la demanda total y por tanto la proporción de la industria en la producción total y el empleo.B.Cuantificación.Existen diversos estudios cuantitativos (Rowthorn & Ramaswamy,1999; Rowthorn &Coutts, 2004) que por medio de regresiones y el uso de distintos indicadores han tratadode dilucidar qué factores están detrás del proceso actual de desindustrialización en laseconomías avanzadas. Sus resultados parecen consistentes al situar al comercio coneconomías de bajos costes salariales como un factor determinante.Aunque en la mayoría de los casos este factor ha tenido menor importancia que factoresinternos tales como el crecimiento de la productividad y los cambiantes patrones de lademanda.A.La Balanza Corriente.Ha habido también una serie de estudios que, para distintas realidades nacionales, hanestudiado el progresivo adelgazamiento de la Balanza Comercial y su significado. Asíhabía autores que lo veían como un síntoma de cercanas debacles económicas (AjitSingh, 1977); mientras que otros (Rowthorn & Wells, 1987) explicaban esta tendenciacomo un síntoma de cambios estructurales progresivos que variaban la morfología y lasrelaciones de la economía objeto de estudio con el resto del mundo. Esta segundainterpretación parece ser hoy la más aceptada. Hay distintos países con déficit comercialquasi crónico y nadie parece preocuparse demasiado, estando esto causado últimamente por la importancia de las exportaciones en servicios como regulador en algunaseconomías de la Balanza Corriente.Sin embargo, estos mismos autores (Rowthorn, 2004) se plantean si el procesodesindustrializador no habrá ido demasiado lejos; si una incapacidad en desarrollar omantener un sector industrial dinámico podría, eventualmente, tener consecuenciasserias para la Balanza de Pagos y la prosperidad general del país.Un área donde las predicciones son muy sensibles a la suma de indicadores agregados,donde pequeñas desigualdades pueden generar escenarios completamente distintos;resulta por lo menos de gran riesgo para el ejercicio de la predicción.
Conclusiones:
A.Sin tratar de ser catastrofistas, parece tener poco sentido el abandonar uno de los principales instrumentos de regulación de la Balanza Corriente (la BalanzaComercial) y por tanto de la Balanza de Pagos, centrando toda la capacidad de laeconomía de prevenir déficits exteriores no manejables en partidas tan a priorivolátiles como las correspondientes a las exportaciones de servicios o lastransferencias.Por tanto, defender la vigencia de la importancia de mantener una BalanzaComercial saneada (sector industrial dinámico que genere un ritmo suficiente deexportaciones), lo más próxima posible a una situación de superávit, como base para mantener una Balanza de Corriente que no suponga una rémora alcrecimiento y desarrollo económico del país resulta como mínimo una medida atener en cuenta por cualquier gobierno.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->