Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
13Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Control de la natalidad y planificación familiar. monografía final

Control de la natalidad y planificación familiar. monografía final

Ratings: (0)|Views: 1,737 |Likes:
Published by nicotoma

More info:

Published by: nicotoma on Nov 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/14/2013

pdf

text

original

 
1
CONTROL DE LA NATALIDADyPLANIFICACIÓN FAMILIAR
.
FATELAFRANCISCO JAVIER RIVERA MARDONES
IGLESIA ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA
 – 
CORDILLERA
Santiago, Chile, Junio 2010
 
2
ÍNDICE
ÍNDICE …………………………………………………………………………….………..2
 INTRODUCCIÓNTestimonio personal en relación al control de la natalidad .
………………
.
……… 3
 I.- EL CONTROL DE NATALIDAD EN LA HISTORIASíntesis de algunos antecedentes y ejemplos
……………..……………..….
.
..
…..
6II.- ANTECEDENTES TEOLÓGICOS SOBRE EL ORIGEN DE LA VIDAAntiguo Testamento .
.…………….………………..………….…..……………..….
8
 Nuevo Testamento ……………………………………………
.
…………………
..10III.- LA REVOLUCIÓN DE LA PILDORA
Hace Cincuenta años ………..………………
.
………………….…..….…….….
11Dilema ético: ¿es o no la píldora del día después abortiva?........
………
..
…..…...1
7CONCLUSIÓNAplicación a
la realidad contingente ………………
..
……….………..………
.
…….
24REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA
……………………………………….………
.
………
26
 
3
INTRODUCCIÓN
Mi primera experiencia con los métodos anticonceptivos fue al poco tiempo de casados. Eluso de preservativos me parecía tan artificial para la expresión de amor conyugalespecialmente a los comienzos del matrimonio cuando se tienen las mejores intenciones yexpectativas al respecto y más aún a los veinte años de edad. Por otra parte hace ya más decuatro décadas el uso de las pastillas, si bien había sido adoptado por muchas parejas, sinembargo no se tenía claro las implicancias posteriores y era evidente los efectossecundarios que estas producían, además a mi señora le daban náuseas y estaba reticente autilizarlas. ¿Cómo la ciencia, imprecaba yo con profunda rebeldía y cuestionamiento
alegando contra el “sistema”, no es capaz de inventar un sistema que no sea obstaculizador 
a la expresión sexual natural y que pueda resolver sanamente este tema y por otra es tanexperta en inventar sofisticadas armas de destrucción masiva y armamentismo? Algo nocuadraba, era evidente un profundo desajuste y sinrazón en este asunto. Al mismo tiempo elsentido común nos indicaba que era necesario tener algún tipo de control del embarazo puesnos parecía descomunal dejarlo al
let it be
de la naturaleza.Sin encontrar respuesta a estas inquietudes finalmente salimos adelante de cualquiermanera en nuestra vida conyugal antes de Cristo y no recuerdo si nuestro primer hijo fueconcebido por resignación, por anhelo o por que las circunstancias así lo permitieron. Hoypuedo decir que Dios nos regaló ese retoño como elocuente manifestación de Su amor hacianosotros a pesar de nuestra rebeldía y nulo diálogo con el Creador en esos años.Tengo también muy presente una sorpresiva conversación con mi padre una tarde despuésde almuerzo cuando le acompañaba caminando por el centro hacia el Ministerio de Obras

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->