Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
12Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El CUERPO ASTRAL según Gurdjieff

El CUERPO ASTRAL según Gurdjieff

Ratings:
(0)
|Views: 582|Likes:
Published by Doc Zurita

More info:

Published by: Doc Zurita on Nov 06, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/05/2013

pdf

text

original

 
"EL CUERPO ASTRAL SEGUN GURDJIEFF".- Recopilé estos datos porque me parece información de utilidad. Fraternalmente: Manuel ZuritaDurante una conferencia alguien hizo una pregunta sobre la reencarnación; también preguntó si se podía creer en los casos de comunicación con los muertos.—Hay varias posibilidades, dijo G. Pero es necesario comprender que el ser de un hombre, tanto en la vida como después de la muerte -si es que existe después de su muerte- puede ser de calidad muy diferente. El «hombre máquina», para quien todo dependede influencias exteriores, a quien todo le sucede, que ahora es cierto hombre,y otro al momento siguiente, y más tarde un tercero, no tiene porvenir de ningunaclase; está enterrado y eso es todo. No es sino polvo y al polvo volverá. Estas palabras se aplican a él. Para que pueda haber una vida futura, del orden que sea, tiene que haber cierta cristalización, cierta fusión de cualidades interiores del hombre; tiene que haber cierta autonomía en relación a las influencias exteriores. Si hayen un hombre algo que puede resistir a las influencias exteriores, entonces esta misma cosa podrá resistir a la muerte del cuerpo físico. Pero yo les pregunto: ¿Qué eslo que podría resistir a la muerte del cuerpo físico en un hombre que se desmaya cuando se corta el dedo meñique? Si algo hay en un hombre, fuere lo que fuere, estopuede sobrevivir; pero si no hay nada, entonces nada puede sobrevivir.. Sin embargo, aún si este «algo» sobrevive, su porvenir puede ser diverso. En ciertos casos decristalización completa, se puede producir después de la muerte lo que la gente llama una «reencarnación», y en otros casos lo que llama una «existencia en el más allá». En acasos la vida continúa en el «cuerpo astral» o con la ayuda del «cuerpo astral». Ustedessaben lo que significa esta expresión. Pero los sistemas que ustedes conocen, y que hablan del cuerpo astral, sostienen que todos los hombres poseen uno. Esto estotalmente falso. Lo que puede ser llamado «cuerpo astral» se obtiene por fusión, estoes, por medio de una lucha y de un trabajo interior sumamente duro. El hombre no nace con un «cuerpo astral». Y sólo muy pocos hombres lo adquieren. Si se forma, puede continuar viviendo después de la muerte del cuerpo físico, y puede volver a naceren otro cuerpo físico.Esto es «reencarnación». Si no vuelve a nacer, entonces, en el curso del tiempo, tambiénmuere; no es inmortal, pero puede vivir por mucho tiempo después de la muerte delcuerpo físico."Fusión y unidad interior se obtienen por «fricción», por la lucha en el hombre entre el«sí» y el «no». Si un hombre vive sin conflicto interior, si todo sucede en él sin que éloponga, si va siempre con la corriente, por donde sopla el viento, entonces permanecerá tal cual es. Pero si comienza una lucha interior, y en especial si él siguedentro de esta lucha una línea determinada, entonces gradualmente ciertos rasgos permanentes comienzan a formarse en él; empieza la «cristalización». Pero si la cristalización es posible sobre una base justa, lo es también sobre una base equivocada. Porejemplo, el temor al pecado, o una fe fanática en una idea cualquiera, puede provocar una lucha terriblemente intensa entre el «si» y el «no», y un hombre puede cristalizar sobre tales bases. Pero la cristalización en este caso se realizará mal, será incompleta. En tal caso un hombre perderá toda posibilidad de desarrollo ulterior. Paraque la posibilidad de un desarrollo ulterior le sea ofrecida, él deberá ser previamente «refundido», y esto no puede lograrse sino a través de sufrimientos terribles."La cristalización es posible sobre cualquier base. Tomen por ejemplo un bandolerode buena cepa, un bandolero auténtico. Yo he conocido de esos en el Cáucaso. Un bandolero tal, fusil en mano, se tenderá al borde de un camino, detrás de una roca durante ocho horas sin hacer un movimiento. ¿Podrían ustedes hacer otro tanto? Dense cuenta que una lucha se libra en él a cada instante. Tiene calor, tiene sed, las moscas lo devoran; pero no se mueve. Otro ejemplo, un monje: teme al diablo; toda lanoche se golpea la cabeza contra el suelo y reza. Así se logra la cristalización. Por tales caminos las personas pueden engendrar en ellas mismas una fuerza interior enorme; pueden soportar torturas; pueden obtener todo lo que quieren. Esto significa que ahora hay en ellos algo sólido, algo permanente. Tales personas puedenllegar a ser inmortales. Pero ¿qué se ha ganado con esto? Un hombre de esta clase deviene una «cosa» inmortal — «una cosa», aunque una cierta cantidad de conciencia permanezca algunas veces en él. Sin embargo, hay que recordar que se trata aquí de casos excepcionales."
 
En las conversaciones que siguieron a la de esa noche, me impresionó un hecho: detodo lo que G. había dicho, nadie había comprendido la misma cosa; algunos sólo hablanprestado atención a las observaciones secundarias no esenciales, y no se acordaban de nada más. Los principios fundamentales expuestos por G. habían escapado a la mayoría. Muy pocos fueron los que hicieron preguntas sobre la esencia de lo que habíasido dicho. Una de estas preguntas me ha quedado en la memoria:—;Cómo puede uno provocar la lucha entre el «sí» y el »no»?—El sacrificio es necesario, dijo G. Si nada es sacrificado, nada puede ser obtenido. Y es indispensable sacrificar lo que es precioso en el momento mismo, sacrificar mucho y sacrificar por mucho tiempo. Sin embargo, no para siempre. Por lo general, esto es poco comprendido — y empero nada es mas importante. Los sacrificios son necesarios, pero una vez logrado el proceso de cristalización, los renunciamientos, las privaciones y los sacrificios ya no son necesarios. Un hombre puedeentonces tener todo lo que quiere. Ya no hay ley para él; él es para sí mismo su propia ley."Fuente: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pag.58 Capitulo II, Ed. Hachette, 1972.+++++++++++++++++++"Según una antigua enseñanza, de la que subsisten trazas en numerosos sistemas de ayer y de hoy, cuando un hombre alcanza el desarrollo más completo que en general lees posible, se compone de cuatro cuerpos. Estos cuatro cuerpos están constituidospor substancias que se hacen cada vez más y más finas, interpenetrándose y formando cuatro organismos que tienen entre sí una relación bien definida sin dejar de ser independientes, y que son capaces de actuar independientemente."Lo que permite la existencia de cuatro cuerpos es que el organismo humano, es decir el cuerpo físico, tiene una organización tan compleja que, bajo ciertas condiciones, se puede desarrollar en él un organismo nuevo e independiente que ofrezca ala actividad de la conciencia un instrumento mucho más adecuado y más sensible que el cuerpo físico. La conciencia que se manifiesta en este nuevo cuerpo es capaz degobernarlo, y tiene pleno poder y pleno control sobre el cuerpo físico. Bajo ciertas condiciones en este segundo cuerpo se puede formar un tercero que tiene tambiénsus características propias. La conciencia manifestada en este tercer cuerpo tiene pleno poder y pleno control sobre los dos primeros; y el tercer cuerpo puede adquirir conocimientos inaccesibles tanto al segundo como al primero.En el tercer cuerpo, bajo ciertas condiciones puede crecer un cuarto, que difiere tanto del tercero como éste del segundo, y el segundo del primero. La concienciaque se manifiesta en el cuarto cuerpo tiene completo control sobre su propio cuerpo y sobre los tres primeros.Fuente: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pags. 67 y 68.Capítulo II, Ed. Hachette, 1972.+++++++++++++++++—Según la terminología cristiana, el primero es el cuerpo físico, el cuerpo «carnal»; el sundo es el cuerpo «natural», el tercero es el cuerpo «espiritual», y el cuarto, según la terminología del Cristianismo esotérico, es el «cuerpo divino»."Según la terminología teosófica, el primero es el cuerpo físico, el segundo es el «cuerpoastral», el tercero es el «cuerpo mental» y el cuarto es el «cuerpo causal.» ( Es decir,el cuerpo que lleva dentro de sí las causas de sus acciones: es independiente de las causas exteriores: es el cuerpo de la voluntad.)Fuente: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pag. 68. Capítulo II, Ed. Hachette, 1972.++++++++++++++++++++"Se encuentran paralelos o comparaciones de este género en la mayoría de los sistemas que reconocen algo más en el hombre que el cuerpo físico. Pero casi todos estos sistemas, aun cuando repiten bajo una forma más o menos familiar las definiciones ylas divisiones de la antigua enseñanza, han olvidado u omitido su característica más i
 
mportante, a saber que el hombre no nace con los cuerpos sutiles, y que éstos requieren ser cultivados artificialmente, lo que es posible sólo bajo ciertas condiciones favorables exteriores e interiores."El «cuerpo astral» no es indispensable para el hombre. Es un gran lujo que no está alalcance de todos. El hombre puede muy bien vivir sin el cuerpo astral. Su cuerpo físico posee todas las funciones necesarias para la vida. Un hombre sin cuerpo astral puede aun producir la impresión de ser muy intelectual, hasta muy espiritual, y engañar así no solamente a los otros, sino a sí mismo."Esto, naturalmente, es aún mas cierto para el «cuerpo mental» y para el cuarto cuerpo. El hombre ordinario no posee estos cuerpos ni las funciones que les corresponden. Pero a menudo, él cree y llega a hacer creer a los demás, que los posee. Las razones de este error son en primer lugar el hecho de que el cuerpo físico trabaja con las mismas substancias con las que se constituyen los cuerpos superiores, peroestas substancias no se cristalizan en él, no le pertenecen; y en segundo lugar,el hecho de que todas las funciones del cuerpo físico son análogas a las de los cuerpos superiores, aunque naturalmente difieren mucho. Entre las funciones de un hombre que no posee sino su cuerpo físico, y las funciones de los cuatro cuerpos, ladiferencia principal es que en el primer caso, las funciones del cuerpo físico gobiernan todas las otras; en otros términos, todo está gobernado por el cuerpo, que es, a su vez, gobernado por las influencias exteriores. En el segundo caso, el mando o el control emana del cuerpo superior.Fuente: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pag. 69. Capítulo II, Ed. Hachette, 1972.+++++++++++++++++++++++++—¿Cómo puede uno saber si un hombre posee un cuerpo astral? pregunté.—Hay maneras muy precisas de reconocerlo. En algunos casos el cuerpo astral puedeser visto; puede ser separado y hasta fotografiado al lado del cuerpo físico. Peroes más fácil establecer la existencia del cuerpo astral considerando simplemente sus funciones. El cuerpo astral tiene funciones bien definidas que el cuerpo físicono puede tener. La presencia de estas funciones indica la presencia del cuerpo astral. La ausencia de estas funciones prueba la ausencia del cuerpo astral. Perotodavía es prematuro hablar sobre esto. Toda nuestra atención debe dirigirse al estudio del cuerpo físico. Es indispensable comprender la estructura de la máquina humana. ………Fuente: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pags. 84, 85.Capítulo III, Ed. Hachette, 1972.++++++++++++++++"¿Se acuerdan ustedes de lo que dije sobre el cuerpo astral? Resumámoslo brevemente.Los hombres que tienen un «cuerpo astral» pueden comunicarse entre sí, a distancia, sin recurrir a medios físicos. Pero para que tales comunicaciones lleguen a ser posibles, aquéllos deben establecer algún «lazo» entre sí.Fuente: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pags. 84, 85.Capítulo III, Ed. Hachette, 1972.++++++++++++++++++++El crecimiento interior, el crecimiento de los cuerpos interiores del hombre (elastral, el mental), es un proceso material completamente análogo al del crecimiento del cuerpo físico. Para crecer, un niño debe ser bien alimentado, su organismo debe gozar de condiciones saludables a fin de que, partiendo de este alimento, pueda preparar los materiales necesarios para el crecimiento de los tejidos. Lo mismo es necesario para el «cuerpo astral», el cual requiere para su crecimiento subst

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
nminusculas liked this
augustorm88 liked this
augustorm88 liked this
ajmarinelli liked this
jurjizada liked this
jurjizada liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->