Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
2Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Varios - El Poder de La Palabra

Varios - El Poder de La Palabra

Ratings: (0)|Views: 16,732|Likes:
Published by davjal

More info:

Published by: davjal on Nov 07, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/01/2013

pdf

text

original

 
Chinua Achebe (Nigeria, 1930)
 El ocaso de un guerrero Ibo (fragmento) " Entonces Okonkwo animó a los niños a sentarse con él en su choza y les contó historias de la tierra, historiasmasculinas de violencia y sangre. Mwaye sabía que lo correcto era ser varonil y violento, pero en cierto modo preferíalas historias que le contaba su madre y que sin duda continuaría contándoles a los niños más pequeños historias de latortuga y sus mañas y del pájaro enekenti-oka.(...)Luego de haber hablado con sencillez, Okoye expresó la media docena de frases siguientes en proverbios. Entre los Iboel arte de la conversación es tenido en mucha estima y los proverbios son el aceite de palma con el cual se aliñan laspalabras. "Biografía
Oscar Acosta (Honduras, 1933)
 El nombre de mi patria " Mi patria es altísima.No puedo escribir una letra sin oírel viento que viene de su nombre.Su forma irregular la hace más bellaporque dan deseos de formarla, de hacerlacomo a un niño a quien se enseña a hablar,a decir palabras tiernas y verdaderas,a quien se le muestran los peligros del mundo.Mi patria es altísima.Por eso digo que su nombre se descomponeen millones de cosas para recordármela.Lo he oído sonar en los caracoles incesantes.Venía en los caballos y en los fuegosque mis ojos han visto y admirado.Lo traían las muchachas hermosas en la vozy en una guitarra.Mi patria es altísima.No puedo imaginármela bajo el maro escondiéndose bajo su propia sombra.Por eso digo que más allá del hombre,del amor que nos dan en cucharadas,de la presencia viva del cadáver,está ardiendo el nombre de la patria. "Biografía
Jorge Enrique Adoum (Ecuador, 1926)
 Tras la pólvora, Manuela (fragmento) " Duermes dorada y desguarnecida, sitiode mi próxima batalla. Igual duerme
 
el continente: el amor en reposo, lomoanimal en la espuma.(Si esa noche -melosahamaca la noche de Jamaica- la cuchillada a ciegasme hubiera hallado de perfil el corazón, no te habríaencontrado, y solo habría sido decepcionantecadáver incompleto, mitad de asesinado).Pero esta noche, tú bocabajo -yegua al galopearrancándole al sometimiento los frenos en pedazos-me abandonas tu dura rosa hendida, no haypeligro, y mi destino en ti tiene lugar.Tú bocarriba -nave que arremetesu proa contra el viento injusto-me confías tu tajamar de pelo, y no hago la paz:yo sé que ambos, continente y muchacha, no estánen retirada: acumulan revueltas bajo el sueño,sedes sin prisa por saciarse, sangres maniatadas,y estallarán pidiendo más combate al desayuno.(...)Afuera sigue la ciudad y yo renuncioa su fulgor debajo de tu lengua. Parezcotriunfador y rehén tu campamento: allíse me adhiere tu venda de muslo fiely urgente, y me muerde tu llama:ocupación de un adiós en vacaciones.La historia se quedó en el traje, tiradapor la noche en una silla, pero desnudossólo quiero ese nombre que te oigo con la boca,sólo la intermitente estatua a dos ombligosy ese mapa de venas donde no me extravío.Contemos en la mañana las condecoracionesque nos dejó la noche con sus mordeduras,cúbrelas con el despojo usual de mi camisa,vísteme de solitario, de viudo, de soltero,y devuélveme a los demás (anoche me olvidéde su abstinencia al entrar en tus anillos),y niéguenme tus abras, échemetu forma, rehágase con una sola espalda.Y que pueda yo salir -lunes de cada día- a completarla libertad entre los dos, cópula apenas comenzada. "Biografía
James Agee (EEUU, 1919-1955)
 Elogiemos ahora a hombres famosos (fragmento) " En una novela, una casa o una personalidad deben su significado, su existencia, exclusivamente al escritor. Aquí, unacasa o una persona solo tiene su significado mas limitado a través de mi: su verdadero significado es mucho mas vasto.Es porque existe, vive realmente, como usted y yo, y como no puede existir ningún personaje de la imaginación. Sugran peso, misterio y dignidad residen en este hecho. En cuanto a mí, solo puedo contar en ella lo que vi, con laexactitud de que soy capaz en mis términos: y esto a su vez tiene su categoría principal, no en cualquier capacidadmía, sino en el hecho de que yo también existo, no como obra de ficción, sino como un ser humano. Debido a su pesoinconmensurable en la existencia real, y debido al mío, cada palabra que digo de ella tiene inevitablemente unaespecie de inmediatez, una especie de significado, en absoluto necesariamente 'superior' al de la imaginación, sino de
 
una clase tan diferente, que una obra de la imaginación (por muy intensamente que la extraiga de la Vida) solo puedecomo máximo imitar débilmente una mínima parte de ella. "Biografía
Delmira Agustini (Uruguay, 1886-1914)
 Visión, de Los cálices vacíos " ¿Acaso fue en un marco de ilusión,en el profundo espejo del deseo,o fue divina y simplemente en vidaque yo te vi velar mi sueño la otra noche?En mi alcoba agrandada de soledad y miedo,taciturno a mi lado aparecistecomo un hongo gigante, muerto y vivo,brotado en los rincones de la nochehúmedos de silencio,y engrasados de sombra y soledad.Te inclinabas a mí supremamente,como a la copa de cristal de un lagosobre el mantel de fuego del desierto;te inclinabas a mí, como un enfermode la vida a los opios infaliblesy a las vendas de piedra de la Muerte;te inclinabas a mí como el creyentea la oblea de cielo de la hostia…gota de nieve con sabor de estrellasque alimenta los lirios de la Carne,chispa de Dios que estrella los espíritus.Te inclinabas a mí como el gran saucede la Melancolíaa las hondas lagunas del silencio;te inclinabas a míde mármol del Orgullo,minada por un monstruo de tristeza,a la hermana solemne de su sombra…te inclinabas a mí como si fuerami cuerpo la inicial de tu destinoen la página oscura de mi lecho;te inclinabas a mí como al milagrode una ventana abierta al más allá¡Y te inclinabas más que todo eso!Y era mi mirada una culebraapuntada entre zarzas de pestañas,al cisne reverente de tu cuerpo.Y era mi deseo una culebraglisando entre los riscos de la sombra¡a la estatua de lirios de tu cuerpo!Tú te inclinabas más y más…y tanto,

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->